Zombies de arte y ensayo

Randall, el protagonista de "Deadlight. Director's cut", solo ante el peligro

Randall, el protagonista de «Deadlight. Director’s Cut», solo ante el peligro

¿Qué, hacen unos zombies fresquitos para animar el verano? La verdad es que aún no sabemos por qué no se anima alguna empresa heladera en sacar el «polo de zombi»  o algo así, porque canícula y no muertos hacen bastante buena pareja (recordemos la saga «Dead Island» o la memorable promo playera del inicio de «Fear the walking dead» el año pasado por estas fechas). Sea como fuere, en verano o en el crudo invierno, cualquier estación es buena para disfrutar de «Deadlight: Director’s Cut», perla terrorífica salida de la mente calenturienta de Tequila Works y Abstraction Games que ya se encuentra disponible para PS4, Xbox One y PC. Y la cosa promete lo suyo, ya que estamos en pleno 1986, año Chernóbil, en un mundo apocalíptico donde encarnamos a Randall Wayne, un superviviente que intenta contactar con sus seres queridos en mitad de un infierno de tres pares. Así que nos espera un buen cóctel con los elementos clásicos del tema: exploración en mitad de parajes desolados, combates a mordiscos o zarpazos con seres luciferinos (conocidos aquí como «sombras»), puzles y plataformas ingeniosos y ese toque de humanidad desesperada de obras como «La carretera», de McCarthy.

El depurado arte y diseño es uno de los elementos más alabados de este juego

El depurado arte y diseño gráfico es uno de los elementos más alabados de este juego

Hay que recordar que «Deadlight» vio la luz hace cuatro años en XBLA y en Steam, cosechando grandes alabanzas y laureles gracias, sobre todo, a su inspirado look 2D, que dio lugar a un diseño impactante y saturado que hacía aún más pavorosa la experiencia de nuestro héroe. Ahora, la mejora es evidente gracias a su subidón 1080p, que abrillanta animaciones y contenidos en el modo Supervivencia, la perla de la corona de esta edición. Como siempre, el instinto de conservación y la maña a la hora de fabricar nuestro arsenal serán dos de las claves del juego, así como el sigilo entre las ruinas de una Seattle devastada e infectada de monstruos, que nos llegarán a oleadas. Para detenerlos vale todo: ametralladoras, cócteles molotov, rifles de francotirador, explosivos o hasta palos y ganchos construidos artesanalmente. Aparte de la acción, también hay sitio para los gourmets jugones, gracias al libro de arte que podemos consultar en mitad de la aventura, y a los sucesivos diarios del bueno de Randall. Y, si queremos acción de la buena, ojo al modo Pesadilla, que hace honor a su nombre. En definitiva, una maravilla a un precio reducido y que garantiza escalofríos casi de arte y ensayo. Dos pulgares arriba.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Miénteme, dime que estás vivo

A machetazo limpio y sin contemplaciones: así son las vacaciones ideales en la Isla de la Muerte

A machetazo limpio y sin contemplaciones: así son las vacaciones ideales en la Isla de la Muerte

Los muertos que vos matáis siguen teniendo muy buena salud. Y tanto. Sirva un ejemplo reciente: en la nueva teleserie «iZombie», ingeniosa vuelta de tuerca al género desde una perspectiva forense-detectivesca, uno de los protas estaba matando la tarde matando bichos en la consola. ¿Y con qué juego? Con «Dead Island», claro. Y es que la saga de Deep Silver se ha convertido por derecho propio en un referente indiscutible del terror putrefacto jugón. Por eso, la recopilación «Dead Island Definitive Collection» viene que ni pintada para recordar sus prodigios y revivir sensaciones fuertes. Esto es, un pack de campanillas que incluye «Dead Island Definitive Edition», «Dead Island: Riptide Definitive Edition» y «Dead Island Retro Revenge» (ojo que los dos primeros también se podrán adquirir por separada como contenido digital descargable) que, a un precio de campanillas, nos hará revivir los escalofríos y respingos de la isla más pesadillesca habida y por haber.

Una vez más disfrutaremos de modelitos playeros de lo más inquietantes

Una vez más disfrutaremos de modelitos playeros de lo más inquietantes

Los desarrolladores han puesto toda la carne (chamuscada) en el asador dotando a los juegos de unas texturas rehechas en mayor resolución y con un nivel de calidad mejorado de forma generalizada, sobre todo el sistema de iluminación, que ofrece una apariencia más realista del soleado y bello entorno tropical, o innovadoras técnicas de sombreado basadas en la física gracias a la última versión del Motor Gráfico Chrome, que añaden una apariencia de mayor calidad de los modelados y objetos del juego, que reaccionan de una forma más realista a las diversas condiciones de iluminación. Esto, unido a la feliz eliminación del efecto «dientes de sierra» gracias al anti-aliasing hacen que la aventura gane en quilates de realismo y pavor cinemático.

Los bicharracos a abatir serán más escalofriantes que nunca gracias al acelerón gráfico de los clásicos de la saga

Los bicharracos a abatir serán más escalofriantes que nunca gracias al acelerón gráfico de los clásicos de la saga

Pero donde la cosa da el do de pecho es el combate puro y duro, merced al espléndido modo cooperativo para cuatro jugadores online, juego en remoto a través de la opción PS Vita Remote-Play y Share-Play (ambos para PS4) y la golosina favorita para PC, que nos permite abrirnos paso a puñetazo limpio con unos power-up dementes y con mucha mala baba. También se ha cuidado el aspecto clásico y retro en los combates cuerpo a cuerpo, con súper ataques y combos brutales, y se han incluido clasificaciones, logros y abundante profundidad de juego. En fin, una gozada completa que todo amante del género no debería perderse bajo ningún concepto. ¡Viva la operación bikini zombi!

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Más leña al zombie

La nueva tajada sobrenatural de "Black Ops III", a punto de caramelo

La nueva tajada sobrenatural de «Black Ops III», a punto de caramelo

Recomendar cualquier cosa relacionada con «Call of Duty» es apostar sobre seguro, lo sabemos. Pero esta vez la cosa está plenamente justificada, ya que a finales de semana llega el último DLC de «Black Ops III»: nada menos que el Pack «Eclipse: Zetsubou No Shima» para PS4. O, lo que es lo mismo, un nuevo arreón para completar la tajada más sobre natural y terrorífica de uno de los mejores episodios de la saga de Activision. Veamos su sinopsis: tras los acontecimientos sucedidos en Der Eisendrache, los héroes de Origins se encuentran perdidos en una remota isla del Pacífico, hogar de un secreto laboratorio de investigación biológica, que experimenta con el Elemento 115. Los jugadores deberán enfrentarse a nuevos y terroríficos enemigos, trampas devastadoras y a los ya clásicos Zombies, para continuar la narrativa de Origins. Esto es, un zafarrancho de no-muertos, tiros y adrenalina que no se la salta un gitano (ni siquiera los millonetis horteras del programucho ese de «Gipsy Kings»). Además, el Pack de mapas Eclipse incluye cuatro nuevos niveles multijugador – Verge, Rift, Spire y Knockout – así como el nuevo capítulo de la aventura Zombies Black Ops III de Treyarch, Zetsubou No Shima. Ahí va el tráiler, para que empecemos bien la semanita:

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Pura dinamita

Uno de los vistosos escenarios donde los zombies de "COD" campan a sus anchas pidiendo guerra

Uno de los vistosos escenarios donde los zombies de «COD» campan a sus anchas pidiendo guerra

Esta semana viene cargada de dinamita. Y no para los pollos, precisamente. Como mucho, para los mamuts, como propone una de las novedades que este viernes saltarán a la palestra, «Far Cry Primal», un zafarrancho survival que nos planta nada menos que en la Edad de Piedra y nos deja a nuestro albur, rodeado de tigres dientes de sable, bestias del sur salvaje y tribus con menos talante negociador que los mendas estos que no paran de reunirse con el Borbón con ese tapiz tan viejuno de fondo. En el inminente número de «Megaconsolas» hablaremos largo y tendido de esta buena pieza, así que atentos. Pero ojo porque aún hay más porque, si hablamos de elementos explosivos, cómo no mencionar «Call of Duty: Black Ops III» y su nuevo contenido zombi «Der Eisendrache», canela podrida fina en el que los personajes originales Richthofen, Nikolai, Takeo y Dempsey se embarcan en una misión suicida en un centro de investigación enemigo, construido sobre un emplazamiento arcaico en el que predomina el terror. Depósitos masivos del Elemento 115 han sido descubiertos recientemente en este lugar, ofreciendo una nueva jugabilidad, criaturas terroríficas más zombies clásicos, una variedad de giros argumentales y sorpresas por descubrir a cada paso. Una maravilla este DLC Pack «Awakening», que incluye cuatro nuevos mapas multijugador – Skyjacked, Rise, Splash y Gauntlet – junto a Der Eisendrache, la nueva aventura Zombies de Treyarch que comienza donde The Giant terminó. Allá va el tráiler y a prepararse para el tomate se ha dicho:

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este "Black Ops III" brutal y directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este «Black Ops III» brutal

Lo ha vuelto a hacer. Por si alguien lo dudaba, «Call of Duty: Black Ops III» ha saltado la banca una vez más, convirtiéndose en el mayor lanzamiento de un producto de entretenimiento del año: en sus tres primeros días en el mercado, ha superado los 550 millones de dólares en ventas en todo el mundo, según han anunciado con clarines y trompetas fuentes de Activision colocándose como mejor estreno de entretenimiento de 2015, incluyendo la recaudación en cines, música y libros. Ni los dinos de «Jurassic World» ni los «Vengadores» ni gaitas, vamos. Por si fuera poco, el nivel de juego por usuario también ha marcado un nuevo récord en la franquicia, y los fans han jugado online durante más de 75 millones de horas durante sus tres primeros días. ¿Y a qué se debe esta barbaridad? A que, seguramente, estamos ante el «Call of Duty» más «Call of Duty» de todos. Sí, el «Advance Warfare» del año pasado molaba bastante, con Kevin Spacey en plan «old sport»-«varón dandy» y esa trama africana tipo 007 2.0, pero es que este año han tirado la casa por la ventana. Por algo «Black Ops» es la subsaga más cañera y venerada por los fans de la saga, y Treyarch lo sabe: 300 curritos dejándose las cejas durante tres años han dado como resultado esta bomba de relojería (ya, en estos días la comparación no es muy adecuada), donde no se anda por las ramas y nos presenta un futuro biotecnológico con una nueva raza de soldados Black Ops, la repanocha.

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Con unos gráficos descomunales, y la acción marca de fábrica, el modo campaña deja sin aliento al más pintado, encima con la capacidad de jugar cooperativamente con hasta cuatro jugadores online. Todo esto usando la misma red de infraestructuras ya probadas en las batallas y los sistemas sociales que se emplean en sus modos Multijugador y Zombies. Cinemática a tope, guiños al ilustre legado de la saga, sandbox estratégico y personalización sin fin son tres de las características que elevan este juego al nivel de épico. Por si fuera poco, también contaremos con un nuevo sistema de movimiento encadenado basado en la potencia, que permite movernos de forma fluida por todo el escenario con elegancia, mediante saltos propulsados, deslizamientos y desplegando tus habilidades con múltiples combinaciones, todo esto mientras se mantiene el total control sobre el arma en todo momento. También los mapas se han creado desde cero y adaptado a este sistema, para que los movimientos tradicionales, tácticas avanzadas y maniobras sean más suaves que nunca. Un sistema de personajes Especialistas para clasificar y dominar las capacidades curtidas en la batalla de cada personaje, y el modo Zombies más inmersivo y ambicioso hasta la fecha, con un sistema de progresión completo basado en XP para los jugadores. Lo dicho: un juegazo que no se anda por las ramas ni con chiquitas. Se acabó la tontería.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Estrellas y estrellados

Julianne Moore, atacadita por culpa de Cronenberg

Julianne Moore, atacadita por culpa de Cronenberg

Variadas propuestas hoy en la cartelera de estreno. Con agradables sorpresas como «Map the stars», el regreso buen redil del viejo zorro David Cronenberg tras la churrera «Cosmopolis» explorando el lado oscuro de Hollywood y sus celebridades gracias a otro papelón más de Julianne Moore, que está de dulce. El hombre se está reciclando a conciencia desde sus alegres tiempos de la Nueva Carne. Lástima que no podamos decir lo mismo de otro clásico, Paul Haggis, que con «En tercera persona» no levanta el vuelo ni para llamar a un taxi. Para una vez que Liam Neeson no va de matador por la vida… Otra buena propuesta cinéfila es «Refugiado», una impactante road-movie con una madre coraje donde las haya, sin olvidar «Selma», biopic majo de Martin Luther King y aledaños que fue prácticamente ninguneado en los Oscar (el año de la negritud fue el pasado, lo sentimos).

Y la astracanada made in Spain del mes es, como habremos podido comprobar hasta la saciedad en las cadenas de Atresmedia, «Perdiendo el norte», donde se echan unas risas muy pardas a costa de los pardillos que tienen que emigrar tragándose la bilis, el orgullo y las licenciaturas. Muy bonito, sí señor. Por cierto, para los amantes al cine de género, ojo a dos propuestas fetenes: el estreno de cuatro pelis del Festival de Sitges gentileza de la distribuidora A Contracorriente («Sin ley», «The target», «Oculus» y, ojo, «Castores zombies») y una nueva edición de la Muestra SyFy de cine fantástico, que llenará el madrileño cine Callao de autómatas, platillos volantes, seres inquietantes y otras hierbas nutritivas. Después del paseo primaveral, al cine.

Una de castores zombies para animar el cotarro, claro que sí

Una de castores zombies para animar el cotarro, claro que sí

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Todos muertos

Un nuevo zafarrancho zombi invade la isla más paradisíaca del mundillo

Un nuevo zafarrancho zombi invade la isla más paradisíaca del mundillo

Queda claro una vez más: los muertos vivientes que vos matáis gozan de buena salud. Y es que, entre tanto zombie que nos rodea, desde fiambres ilustres resucitados una y otra vez a cadáveres políticos y televisivos que no paran de dar la murga y deambular, aunque mantengan la cabellera engominada, el género terrorífico especializado en tan ilustre tema sigue dando mucha guerra. Y de la buena, como demuestra «Escape Dead Island», inquietante y desenfrenado eslabón perdido entre el primer episodio de la saga (lanzado hace tres años y que revitalizó cosa fina el tumulto zombie) y la anunciada secuela. Así, nos toparemos con un spin-off repleto de misterio y supervivencia que cuenta cómo Cliff Calo se hace a la mar para documentar los inexplicables acontecimientos que, según los rumores, han ocurrido en Banoi. Al llegar a la isla de Narapela, perteneciente al archipiélago de Banoi, descubre que las cosas no son lo que parecen. Atormentado por pesadillescos déjà vú, Cliff tendrá que encontrarles sentido a lo largo de todo el juego – una y otra vez, que le llevarán a desentrañar los orígenes del brote zombie.

Las armas de fabricación casera y el peculiar look son dos de los aspectos clave del juego

Las armas de fabricación casera y el peculiar look son dos de los aspectos clave del juego

Con el encanto «old school» de la generación anterior, el juego combina secuencias cinemáticas con viñetas comiqueras, e incluye todas las características clave de un juego de «Dead Island», como los viscerales combates cuerpo a cuerpo en un entorno paradisíaco y, además, añade un nuevo aspecto al universo zombie. Los estilos visuales inconfundibles de la saga (esa mezcla entre gore y «El lago azul») acompañan al jugador en su lucha contra la locura a medida que desvela los secretos del universo «Dead Island», y nos obligan a agudizar el ingenio a la hora de buscar y fabricar nuestras propias armas (y aprovechar los arsenales diseminados por la isla) para aniquilarlos de singulares formas. Aparte de las hordas de no muertos, también tendremos que hacer buenas migas con otros personajes de la batalla, como Devan, Linda, Xian Mei, Faith o Aaron, que nos ayudarán en nuestra aventura. Exploración, sigilo, combate y leña de la buena se confabulan para un título que es mucho más que un aperitivo a la espera de «Dead Island 2». Que aproveche el festín y ojo con los brazos y piernas sueltos.

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

De miedo

El terror en estado puro de "The Evil Within" encabeza el hit-parade de Halloween

El terror en estado puro de «The Evil Within» encabeza el hit-parade de Halloween

Aunque, personalmente, las modas y soniquetes importados borregamente de USA me repatean y desmotivan (¿no estábamos empeñados en expotar la «marca España»? Bueno, mejor no salir de Málaga y caer en Malagón), ya estamos en el dichoso Halloween. Y, aunque las únicas calabazas que nos suenen son las (escasísimas, ejem) que recibimos en nuestros tiempos mozos, al menos la excusa es perfecta para repasar algunas de las novedades más terroríficas de nuestros dos negociados: videojuegos y cine. Empezamos por el primero, para encontrarnos perlas del calibre de «The Evil Within», una impactante vuelta a los orígenes del survival horror de la mano de uno de sus maestros, Shinji Mikami: tormentos, matanzas, respingos, asesinatos… no falta de nada en un cóctel muy bien mezclado y mejor agitado. Toda una reconciliación con el género, igual que otra joya recientemente comentada en el blog: «Alien Isolation». Dos patas para un banco que también incluye todo tipo de variantes, desde el sexy-vamp de «Bayonetta 2» hasta el escalofrío tolkiano de «La Tierra Media: Sombras de Mordor» (ambos, también crujientes y recientes). Aunque una buena jornada pavorosa no tendría que marginar otras esquinas del terror como el regomeyo apocalíptico de «The Last of Us» (versión PS4, claro) o «The Walking Dead Season 2», el cachondeo de «Plantas versus zombis» o la desazón del inminente «Escape Dead Island» . Y, de propina, las novedades con cuentagotas de «Resident Evil Revelations 2», que también pondrá la piel de gallina a más de uno dentro de unos meses.

"REC 4" también se apunta a la fiesta desde la pantalla grande y a remojo

«REC 4» también se apunta a la fiesta desde la pantalla grande y a remojo

Y, para completar el menú sangriento, nada mejor que comentar algunos estrenos de cine que ponen los pelos como escarpias. Sobre todo, «REC 4», nueva entrega de la saga blockbuster por excelencia del fantaterror español en la que Jaume Balagueró toma las riendas de nuevo, cambiando el escenario original, y el de la fallida y verbenera tercera entrega, por un barco de lo más fantasmal. Hombre, la verdad es que aquel original «13 rúe del Percebe» infectado y con la Niña Medeiros como jefe final aún nos provoca pesadillas, pero esta función no está mal del todo, aunque nos sepamos de sobra la letra y la música. Además, también regresa Manuela Velasco, otro aliciente majo. Para los más pequeños, que en el fondo son los que más gozan de esta pantomima del «truco o trato», llegan «Las aventuras del pequeño fantasma» y, sobre todo, «Los Boxtrolls», una de animación vagamente timburtoniana con goterones extra victorianos y que a ratos hace gracia y a otros ni pizca. Aunque, la verdad, lo más terrorífico de la cartelera de estrenos de hoy (aparte del miedo que da ver encasilladísimo al pobre Liam Neeson en la también inquietante «Caminando entre tumbas») es el álbum de fotos -sobre todo el capítulo africano- de Salgado (no el ex-defensa del Madrid precisamente) en «La sal de la Tierra», elegante documental de Wim Wenders que demuestra que el hombre sigue siendo el peor lobo (y hiena, y buitre) para el hombre. A su lado, «Retratos salvajes» parece «Bambi». Y sobre Draculín sietemachos, mejor no insistir. Buenos sustos, y ojo con los disgustos, que ya tenemos bastante con lo que tenemos.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Verde que te quiero verde

La Xbox One ha arrancado motores con una "forza" brutal

La Xbox One ha arrancado motores con una «forza» brutal

Un millón en un día. Ni más ni menos. Así se resume la potencia de saque de Xbox One, que ha despachado tan redonda y redondeada cifra de consolas en sus primeras 24 de vida. Así que nobleza obliga a comentar más pormenorizadamente, y entre hoy y mañana, los principales culpables de tal éxito: los juegos estrella de su lanzamiento. Empezando por uno de los más esperados: «Forza Motorsport 5», el no va más del género de conducción, un nuevo episodio en el que Turn 10 echa toda la carne en el asador para lograr un realismo visual sin precedentes en la experiencia de conducir, gracias a un nuevo motor gráfico permite recrear miles de materiales y texturas con un nivel de precisión imposible hasta la fecha: desde el reflejo de la luz sobre una capa de pintura perfectamente aplicada a la textura del cuero cosido a mano y del metal pulido, pasando por las huellas en los neumáticos desgastados y en el asfalto erosionado. Una auténtica barbaridad.

Los modelos clásicos son una de las señas de clase y elegancia del juego

Los modelos clásicos son una de las señas de clase y elegancia del juego

Aparte de un virtuosismo gráfico apabullante, lo que llama la atención de este “Forza” es su afán renovador y reformista. Por ejemplo, ha eliminado el clásico modo carrera, que nos permitía desbloquear circuitos, vehículos y desafíos, en beneficio de un acceso más selecto según las capacidades y posibilidades de cada usuario, ya que es casi imposible lograr todos los modelos disponibles en el garaje (para hacerse una idea, nada mejor que chequear el modo AutoVista, que va más allá de los 26 modelos de rigor). Hablando de modelos, La oferta automovilista del “Forza 5” es como para desencajarte la mandíbula: Audi, Ferrari, Porsche o Mercedes no han querido perderse la fiesta, y se unen al garaje aportando sus cochazos en su más alta gama. Además de clásicos modernos como el Ford Focus ST o el Chrysler 300 SRT8, también tendremos auténticas joyas como el AMC Javelin-AMX del 71, el Alfa Romeo Giulia Sprint GTA Stradale del 65 o hasta el Mercedes 300SL Gullwing Coupe. Y mil y un joyas más, incluyendo históricos monoplazas de Grandes Premios, que se irán incorporando para disfrute del personal. Y es que que una de las claves maestras de esta edición, entroncada con la característica principal de la consola, es la accesibilidad: todos los usuarios van a poder disfrutar de los 60 frames por segundo más elegantes, estables y majestuosos que se recuerdan en un juego de conducción.

Imagen de previsualización de YouTube

Ello nos conduce, nunca mejor dicho, a un modo multijugador rápido y equilibrado: gracias al innovador Matchmaking inteligente y a los servidores dedicados de Xbox Live, disfruta de épicas partidas multijugador perfectamente adaptadas a tu nivel y estilo. Todo un espectáculo poder disputar carreras vibrantes en Laguna Seca, con unos competidores más fieros que nunca gracias a la IA del juego, seis veces, seis, más potente gracias a las posibilidades tecnológicas de la Xbox One y del sistema de matchmaking llamado Smart Match, que tiene en cuenta el nivel de los corredores y su grado de picardía y veteranía. Aparte, detalles como la meteorología, la iluminación, la música, los escenarios, los circuitos perfectamente detallados, y todo lo que se nos ocurra, tienen un despliegue magistral y prácticamente inmaculado. Incluso los neumáticos Calspan en vez de Pirelli le dan un plus de “aviación” a la velocidad crucero global. En fin, que si no estamos ante el simulador de carreras definitivo, que venga Schumacher y Fangio y lo vean.

¿Una sesión de "Harlem shake"? Mejor el "Dead rising 3" a pleno rendimiento

¿Una sesión de «Harlem shake»? Mejor el «Dead rising 3» a pleno rendimiento

Y, en la otra esquina tenemos zombis, zombis y más zombis. Porque «Dead rising 3» es, además de una diversión casi hipnótica, un idóneo manual de instrucciones iniciales sobre cómo se las puede gastar Xbox One en el futuro en cuanto a capacidad, amplitud de horizontes y gestión de masas (en este caso, podridas pero contentas, como decía la canción). Aparte de la masacre máxima planteada por la saga, y que puede recordar a otra saga destrozona pero estilosa como es “Dynasty Warriors”, “Dead rising” se beneficiaba, desde sus inicios allá por 2006, de un sentido del humor a veces corrosivo y unas referencias a la cultura pop propias de un Duke Nukem en sus mejores años. Constantes vitales (valga la paradoja) que han conservado y aumentado en este tercer capítulo, que se localiza justo una década después de los fatales acontecimientos acaecidos en Fortune City, cuna de la escabechina de “Dead rising 2”. Así, tendremos un nuevo prota, un mecánico (del swing) Nick Ramos, que tendrá que afilar su caja de herramientas a la hora de sobrevivir al caos que se apodera de Los Perdidos, California. Su principal cometido, además de escapar de los mordiscos y zarpazos de las criaturas feroces, será escapar, junto con otros supervivientes, de la ciudad antes de que el ejército la convierta en cenizas.

Algunas de las "joyitas" con las que podremos arrasar muertos vivientes

Algunas de las «joyitas» con las que podremos arrasar muertos vivientes

Para salir vivos de esta locura, es preciso recurrir a las armas disponibles, que serán muchas y variadas: pistolas, cuchillos, grandas, lanzacohetes… Pero, en realidad, lo mejor es explorar a fondo el editor de armas, una de las señas de identidad de la saga: aquí casi cualquier cosa se puede usar para combatir a los zombis: despojos de viviendas, tuberías, sanitarios, palos, tablones… Y no digamos los talleres que hay en la ciudad, numerosos y todo un edén para un manitas como nuestro prota. Aunque también basa su atractivo en las funciones online (con el compinche Dick en el modo cooperativo, y hasta 24 supervivientes en el multijugador), “Dead rising 3” tiene más alma de sandbox lobo solitario que nunca, con un argumento testimonial eclipsado por su poderoso instinto de salir por patas y liquidar zombis a troche y moche. Tendremos cerca de 25.000 para elegir, así que échale pan y merienda a la cosa. Aquí no habrá límite de tiempo, además, pudiendo guardar la partida sobre el terreno y no solo en el “excusado”, como antes (a no ser que juguemos al “nightmare mode”, con opcienes más limitadas).

Imagen de previsualización de YouTube

La exploración de Los Perdidos y sus cuatro grandes barrios, gracias a los cañeros -y por supuesto letales- vehículos disponibles es capital en un juego repleto de sorpresas y de los golpes surrealistas típicos de la casa (disfraces, guiños, referencias jugosas…). Algunos zombis son de traca, aunque los no infectados también tienen lo suyo, inspirados en los siete pecados capitales y todo. Mucha diversión (20 horas de juego), escenarios brillantes y, sobre todo, gráficos y jugabilidad que anticipan lo que puede llegar a ser la Xbox One. Por cierto, para que no se diga, el juego también utiliza algunas de las funciones estrella de la consola. Por ejemplo, el Xbox SmartGlass, ideal para localizar objetos y puntos referenciales de las diversas misiones, así como mandar un SOS militar en caso de apuro extremo. Por su parte, Kinect es ideal para llamar la atención y distraer a los zombis “a viva voz”, aparte de navegar por los menús con buena brújula. ¿Quién teme al muerto viviente feroz?

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

¿Dónde vas, Lovecraft?

 

Los pardillos, a punto de picar el anzuelo más magistral de sus vidas

Los pardillos, a punto de picar el anzuelo más magistral de sus vidas

Más vale tarde que nunca, ya se sabe. Que se lo digan al extraño caso de «La cabaña en el bosque», una de esas películas que parecían condenadas al limbo pirata de internet tras fracasar su salto directo al DVD a finales del año pasado, justo después de dejar al Festival de Sitges con la boca abierta de par en par. Pero a veces los milagros existen y, después de cambiar de distribuidora, por fin llega hoy a nuestras pantallas este ingenio perverso, orwelliano y borgiano que bebe de tantas fuentes que requiere más de un visionado para su completo disfrute (ayer la vi de nuevo en el plus y saltaron reminiscencias a «Los juegos del hambre» o «Monstruos S.A.», sin olvidar «Hostel» o «El show de Truman»). La trama es inmejorable: una especie de CIA controla y administra el terror en todo el mundo (también Madrid, aunque algo delirantemente) en una suerte de sacrificio para los dioses primigenios (puro Lovecraft, para cerrar el círculo sobrenatural) que está a punto de cobrarse las vidas de cinco pardillos domingueros encerrados en la cabaña de marras.

¿Quién dijo que no daba miedo?

¿Quién dijo que no daba miedo?

El desarrollo de esta idea es sencillamente brillante, aunque se nota que los autores prefieren el escenario B (perfecta parodia burocrática y jaranera con un magistral Richard Jenkins al frente) antes que el A, dominado por el ataque de unos zombis paletos algo descuidados. Pero todo cambia cuando ambos escenarios confluyen y corre como la pólvora una matanza «metaterrorífica» de diez pares de narices, con monstruos desencadenados de todo jaez (cenobitas, dragones, bichas, fantasmas, licántropos, mutantes… y hasta un unicornio con alma de vitorino) protagonizando uno de los momentos más intensos y en estado de gracia de la historia reciente del género. Y, de postre, la aparición de uno de los iconos del cotarro, Sigourney Weaver, para darle sentido a todo el guiso y poner el broche de oro a una de las mejores películas del año… aunque en realidad fuese de 2012 (de hecho, así lo constaté en su día). Absolutamente imprecindible. Chapó.

Imagen de previsualización de YouTube
Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.
fatalitywFATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).