Infinitas luchas

Una fauna impresionante llenará la Switch de peleas apoteósicas

Una fauna impresionante llenará la Switch de peleas apoteósicas

Para ir cerrando el año como se merece, nada mejor que un buen totum revolutum típicamente nintendiano. Porque en «Super Smash. Bros Ultimate», la franquicia más peleona de la casa da el gran salto a la Switch con todas las armas y combos habidos y por haber. Todo ello, con un despliegue sin precedentes que incluye 74 luchadores de sagas como “Super Mario”, “Pokémon”, “Zelda”, “Metroid”, “Yoshi”, “F-Zero”, “Game & Watch”, “Pikmin”, “Xenoblade”, “Street Fighter”, “Splatoon” o “Castlevania” y un centenar de escenarios, que como es tradicional recorrerán los highlights y las arenas más competitivas y alucinantes imaginables (encima, con la posibilidad de que se intercambien pleno combate o que lancen metamorfosis sorprendentes). Por si fuera poco, también tendremos 800 melodías para amenizar las ensaladas de tortas, así que la diversión y la variedad están más que aseguradas.  Pero, además de todas estas cifras mareantes, no hay que olvidarse de la chicha del juego propiamente dicha, cuyo tronco central es el Modo Aventura, que narra las transformaciones que sufren los diferentes personajes hasta convertirse en espíritus (uno de los factores clave del juego) que deberán encontrar sus cuerpos a base de combates furibundos. Por supuesto, también podemos simplificar las cosas y lanzarnos al combate por la vía rápida, eligiendo el escenario, los luchadores y las normas que queramos para una refriega hasta para ocho jugadores. Mucho más divertido es la Tropa Smash, con la que formaremos equipos de tres o de cinco, o incluso el Torneo, con hasta 32 luchadores dándose cera hasta que solo quede un vencedor. Para no quedar en paños menores, es conveniente darse un garbeo por otro modo imprescindible, el Entrenamiento, que nos enseñará las tácticas y los trucos que más se adapten a nuestros personajes. Y, como broches de oro, un multijugador excelso hasta para cuatro jugadores, cantidad de objetos y herramientas para potenciar nuestro ataque y numerosos Desafíos con los que mejoraremos nuestros reflejos y obtendremos recompensas y movimientos especiales, y el modo Asalto, con los enemigos atacando en oleadas ciertamente mareantes.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

¿Qué hay de nuevo, Nintendo?

La unión hace la fuerza (bruta), y con la ayuda del Comecocos, más aún

La unión hace la fuerza (bruta), y con la ayuda del Comecocos, más aún

El otro día el cuartel general de Nintendo en la madrileña calle de Santa Engracia (enfrente de los cines Conde Duque, tan señoriales y marmóreos ellos) nos abrió sus puertas unas horas para mostrarnos sus flamentes novedades recién traídas del E3. Juegos tan esperados como «Hyrule Warriors», «Bayonetta 2», «Captain Toad: Treasure Tacker», «Yoshi’s Woody World», «Mario Party 10», «Mario VS Donkey Kong», «Kirby and the Rainbow Curse», «Sonic Boom», «Project Guard», «Project Giant Robot», «Mario Maker» o «Monster Hunter 4» (con sus diversos grados de desarrollo y niquelado) fueron desfilando ante nuestros ojos alegremente. De todos conocíamos suficientemente su background y sus líneas maestras, pero catarlos de primera mano siempre es otra historia, aunque algunos nos dejaron la miel en los labios. Como ya sabemos de sobra, en Nintendo el más tonto hace relojes, y conocen perfectamente los tiempos y las temperaturas de este negocio. Mientras a algunos les entra el «tabardillo», ellos siguen apostando serenamente por la Wii U, alimentándola poco a poco con vitaminas y nutrientes (de hecho, ya se le ha subido a las barbas a la Xbox One), igual que a la 3DS ante el avance de la PS Vita.

Las figuritas Amiibo, con sabor a déjà vu y sonido a caja registradora

Las figuritas Amiibo, con sabor a déjà vu y sonido a caja registradora

Al titán japonés se le pueden achacar muchas cosas, acusar de «carca» (recuérdese su velada  y «casual» homofobia en «Tomodachi Life») y demás, pero una cosa está clara: conocen perfectamente a su público potencial y explotan sus armas y figuras de la casa para contentarlo y no saturarlo. Esta virtud queda clara y meridiana en «Super Smash Bros.», una de las estrellas del open day, y que saldrá a la venta en ambas consolas de Nintendo en octubre. Tan brillante y fulgurante como cabía esperar, la saga peleona y coctelera incorpora un invitado de excepción esta vez: nada menos que Pac-Man (cosas de la alianza con Bandai), más personajes sorpresa como la monitora de «Wii Fit», que tendrá cara de palo pero no veas cómo reparte. Precisamente este juego será uno de los primeros en beneficiarse de los muñequitos Amiibo, «invento» a la manera de «Skylanders» o «Disney Infinity» que ayudará a engrosar las arcas de la empresa y saciar a los coleccionistas. La verdad es que son una monada. Y, para cerrar la jornada, un poco de algarabía multijugadora y «paintballera» con «Splatoon», otro de esos títulos que resume la filosofía nintendiana: diversión sana para todos, cuantos más (pasen por caja), mejor. «Qué listo es», como el anuncio.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=8L54s2m1dPs[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).