Terrores enjutos

Un personaje altamente siniestro es el protagonista de esta peli de terror para pasar la tarde

Un personaje altamente siniestro es el protagonista de esta peli de terror para pasar la tarde

Ya huele a Halloween en el ambiente, así que para ir preparándose (y porque la cartelera está canina), recomendamos una de terror: “Slender Man”, una de miedo basada en una leyenda terrorífica de lo más perturbadora. Porque, según se cuenta desde tiempos inmemoriales, Slender Man es una aterradora figura, muy alta, delgada, con pinta de recaudador de Hacienda, con brazos anormalmente largos, que no tiene rostro y persigue y secuestra a jóvenes para obligarles a cometer terribles actos. Su fama le atribuye el ser responsable de la desaparición de innumerables niños y adolescentes. En un pequeño pueblo de Estados Unidos, un grupo de jóvenes experimentarán extraños sucesos que pondrán sus vidas en peligro. Y es que, la amenaza del peligroso villano acecha en las sombras. Dirigida por Sylvian White (Major Crimes, Hawai 5.0), este thriller sobrenatural de ambiente siniestro está escrito por David Birke (Elle, 13 Sins) a partir del personaje creado por Victor Surge, el primer usuario de Something Awful en contribuir con dos imágenes en blanco y negro del personaje que más adelante se convertiría en Slender Man. El reparto está encabezado Joey King (Un golpe con estilo), Julia Goldani-Telles (The Affair), Jaz Sinclair (Ciudades de papel), Annalise Basso (Ouija: El origen del mal), Kevin Chapman (Vigilados: Person of Interest) y el español Javier Botet (RECInsidious: La última llave), todo un clásico en estas lides. Algún buen susto o respingo sí que garantiza

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Terrores vallecanos

Verónica, justo después de pasar por la consulta del dentista de su barrio

Verónica, justo después de pasar por la consulta del dentista de su barrio

Parece que el cine español se anima, y no solo por “Tadeo Jones 2”, gran esperanza taquillera de un año de lo más tibio (ay, “Abracadabra”…) sino por “Verónica”, la  nueva apuesta patria por darle caché y espectadores a un género como el terrorífico. Y, mira por dónde, el responsable no es otro que Paco Plaza, uno de los poquísimos cineastas que logró ambos objetivos, sobre todo por la primera entrega de “Rec” -las otras, mejor no menearlas… y el remake yanqui, ni digamos-. En esta ocasión, también apuesta por los horrores caseros con una historia ambientada en los años 90, en pleno Madrid (Vallecas, concretamente), cuando una adolescente que acaba de realizar la Ouija con sus amigas tiene que hacer frente a las consecuencias de lo que ha desencadenado, pues ha comenzado a ser perseguida por presencias sobrenaturales que la amenazan con dañar a los miembros de su familia. Aunque la cosa parece alguna milonga de “Cuarto milenio” (fijo que Íker ya ha tratado el tema en su circo), la cosa sube enteros gracias al buen oficio, la puesta en escena y ese horror cotidiano que tan bien maneja Plaza, y que también bebe de los misteriosos archivos policiales que nunca han sido resueltos y cuyo guion ha escrito el siempre eficaz y todoterreno Fernando Navarro. Eso, aparte de describir con mucho salero cheli la época de marras, con suburbio venido a más a base de yonqui metadono, vasos de Duralex y cancionero de Héroes del Silencio (muy buena elección, porque ya se sabe que Bunbury canta como si asustase a los niños). Pero la palma se la lleva el casting, con veteranas como Ana Torrent y Leticia Dolera y, sobre todo, el debut de la zangolotina Sandra Escacena, que no gana para sustos y alaridos. Como diría algún vallekano de pro, lo que viene siendo un canguelo guapo pa visurearlo en pantalla tocha antes de ponerse gocho a guopers.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter y Facebook).

Aquellos respingos universitarios

El nuevo Hombre del Saco (o Bye Bye Man), listo para sembrar el pánico

El nuevo Hombre del Saco (o Bye Bye Man), listo para sembrar el pánico

Nada mejor que una buena peli de terror sin complejos para ir preparando el cuerpo para el fin de semana. En este caso, uno de esos “placeres culpables y secretos” que tanto nos gustan: adolescentes pasándolas canutas y cayendo como moscas. Esa es la premisa de “Nunca digas su nombre”, cinta distribuida por Diamond Films que se estrena mañana y que narra los sudores fríos de tres estudiantes universitarios que se trasladan a vivir a una vieja casa del campus, donde sin querer desatan una entidad sobrenatural conocida como Bye Bye Man, que va tras ellos cuando descubren su nombre. Los amigos intentan salvar a los demás mientras tratan mantener en secreto la identidad del peligroso ser, aunque ya sabemos que los malos rollos, los respingos y las sombras tenebrosas estarán a la orden del día.

Una buena ración de sustos teen para pasar la tarde

Una buena ración de sustos teen para pasar la tarde

Stacy Title, uno de los especialistas en el género de los últimos años (gracias a “El diablo viste de negro” y “Hood of Horror”, y eso que empezó con una comedia fresca como “La última cena” hace más de 20 años) dirige este thriller de terror escrito por Jonathan Penner (“El llanero solitario”) y basado en una historia corta de Robert Damon Schneck. Entre su reparto encontramos nombres emergentes de Hollywood como Doug Jones (“La cumbre escarlata”), Douglas Smith (“Terminator Génesis”), Cressida Bonas (“Tulip Fever”) o Erica Tremblay (“La boda perfecta”), junto a una veterana como Carrie-Anne Moss (“Matrix”), o la legendaria Faye Dunaway, la que la lió con el sobre de los Oscar y luego le dejó el marrón a su viejo compañero Warren Beatty. El filme, del que “The New York Times” ha que “tiene un gancho más inteligente del que parece”, es una propuesta de lo más sugerente y agradecida para todo amante del género de terror.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Florecilla del mal

¿La mejor película de lo que llevamos de año? Pues ahí andará...

¿La mejor película de lo que llevamos de año? Pues ahí andará…

En el memorable tríptico “Three… Extremes” (2004), Park Chan-wook veía cómo su colega Fruit Chan se llevaba la medallita al episodio más retorcido, ojiplático y desasosegador con “Dumplings” (que tal vez hizo que nuestro actual ministro del interior no comiese tortellinis en una temporadita). Quizá para desquitarse, el gran cineasta coreano riza el rizo con “Stoker”, su salto sin red a Hollywood que, definitivamente, luce bastante más y mejor que el de otros colegas orientales (Chen Kaige con “Suavemente me mata”, por ejemplo). Y eso que el arranque, plagado de preciosismo, simbolismo y algo de oportunismo (los guiños a Lewis Carroll -llaves, jardines secretos, zapatos de distintos tamaños, regalos envenenados- aprovechando que tenemos a la Alicia de Tim Burton) puede poner algo en guardia a los cinescépticos más marisabidillos (el que esté libre de pecado, tire la primera piedra), pero pronto el ahuecado peinado colmenero de la historia se va asentado sobre un argumento que, como dice hoy cierto criticazo de cierto periodicucho, se parece un huevo a “La sombra de una duda”, de Hitchcock.

Pero aquí no hay macguffin o “travelling compensado” de por medio: como mucho, sensación de tener una sofisticadísima bomba de relojería debajo del culo y, como agravante, después de habernos endiñado una fabada para merendar. El director de “Oldboy” y, sobre todo, “Lady Vengeance” nos va enroscando tobillo arriba una fábula malsana bajo la vieja premisa del desconocido misterioso que encandila a viudas y huerfanitas. Pero, por supuesto, aplicando una vuelta de tuerca (o una docena) en la que cada encuadre y detalle (el cinturón, el piano a cuatro manos, la viruta ensangrentada del lápiz mientras se le saca punta) se magnifica más que los sentimientos en “Gran Hermano”.

Kidman-Wasikowska, fenomenal "australian connection"

Kidman-Wasikowska, fenomenal “australian connection”

Es una tentación poderosa ir desgranando, a golpe de spoiler, algunos (des)velos y quebrantos de “Stoker”, pero, como somos buenos chicos, dejamos que ese placer lo experimente el espectador. Seguro que nos lo agradece. Solo apuntar el estado de gracia del trío protagonista (esa Nicole Kidman felizmente “rehumanizada” y “des-recauchutada” después de su etapa “Soy un cyborg”, parafraseando al propio Chan-wook) y de algunos secundarios como Jacki Weaver o Dermot Mulroney (¿o era Dylan McDermott?… de hecho, podríamos estar ante una temporada fantasma, bisagra entre la primera y la segunda, de “American Horror Story”, con un toque de “Retorno a Brideshead”). Y es que, como dijo Oscar Wilde, “es imposible volver buenas a las personas por decreto parlamentario”. Aunque, ¿qué no dijo Oscar Wilde?

PD. Esta vez hurgar algún fleco de conexión videojugona es complicado. Solo, aprovechando los guiños arriba mentados, apuntar otra obra bastante maestra del regomeyo y mal rollo: “American McGee’s Alice” y su no menos estupenda secuela “Alice: Madness Returns”. Ya se sabe, mejor no fiarse de los tipos con sonrisilla de gato de Cheshire.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).