Más clásico que nunca

Acción, combates y amistad verdadera confluyen fantásticamente en esta "niña bonita"

Acción, combates y amistad verdadera confluyen fantásticamente en esta «niña bonita»

Es, posiblemente, el último gran juego de 2016 y uno de los más esperados (y filtrados) de los últimos meses. Hablamos, cómo no, de «Final Fantasy XV», nueva maravilla de Square Enix que nos insta a vivir una aventura épica al tiempo que libramos batallas épicas cargadas de acción a medida que avanzas en tu viaje. Eres Noctis, el príncipe de Lucis, y tu misión es recuperar tu patria de las garras del ejército imperial. En compañía de tus mejores amigos tomarás el volante para vivir una experiencia única viajando por el impresionante mundo de Eos, donde te toparás con bestias de proporciones impensables y enemigos implacables. Ahí aprenderás a dominar tanto armas como magia, así como el poder de tus antepasados para proyectarte por el aire sin esfuerzo en combates frenéticos. El príncipe Noctis está viajando en coche con sus mejores amigos, de camino a su boda con Luna, cuando escucha en las noticias que su país ha sido invadido con el pretexto de un armisticio y que él mismo, su amada y su padre, el monarca Regis, han fallecido a manos del enemigo.

Las criaturas a las que nos enfrentaremos serán más legendarias y peligrosas que nunca, como está mandado

Las criaturas a las que nos enfrentaremos serán más legendarias y peligrosas que nunca, como está mandado

A fin de reunir las fuerzas necesarias para descubrir la verdad y recuperar su patria, Noctis y sus leales compañeros. deberán enfrentarse a una serie de retos en un espectacular mundo abierto plagado de criaturas de proporciones impensables, diversas culturas, enemigos traicioneros y otras increíbles maravillas. Aparte de la calidad gráfica a prueba de bombas, nos encontraremos con unas batallas impresionantes donde podremos personalizar nuestro arsenal de armas y aprovechar las capacidades de apoyo únicas de cada personaje en un sistema de batalla en tiempo real sencillo pero con profundidad. Proyéctate en el campo de batalla, ejecuta golpes estratégicos y movimientos especiales y lanza hechizos cada vez más potentes, todo ello mientras tu grupo va ganando experiencia.

Imagen de previsualización de YouTube

Además, también podremos disfrutar de los amplísimos escenarios disponibles, desde la capital hasta las carreteras más remotas con nuestros mejores amigos, o avanzar a pie para descubrir un vasto paisaje en el que encontrarás vida salvaje, cuevas peligrosas y ciudades llenas de aventuras. Una de las características principales del juego es el valor de la amistad entre sus protagonistas, ya que el vínculo con nuestros amigos se vuelve cada vez más fuerte por el camino. Para recuperar tu país se necesita fuerza y valor, pero sobre todo compañerismo. Ejecuta ataques conjuntos en la batalla y disfruta trabajando en equipo con Noctis y compañía. En suma, una experiencia enorme, y no digamos si nos hacemos con las ediciones especiales y deluxe de un juego llamado a la grandeza.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Acontecimientos planetarios y galácticos

El asombro gráfico y la belleza cósmica de los mundos disponibles son dos de los muchos aciertos de "No Man's Sky"

El asombro gráfico y la belleza cósmica de los mundos disponibles son dos de los muchos aciertos de «No Man’s Sky»

Bueno, pues al final parece que el verano está siendo más animado de lo que cabía esperar. Y no solo por las hordas herbívoras a la caza de Pikachu y Bulbasaur (por fin, después de 20 años, la peña ha aprendido el nombre de un segundo pokémon) sino, sobre todo, por el lanzamiento de uno de esos juegos que ennoblecen esta a menudo atrofiada y atocinada industria: «No Man’s Sky». Seguramente, si el viejo y buen Carl Sagan siguiera entre nosotros, estaría enganchado a esta maravilla expansiva salida de las mentes privilegiadas de los británicos de Hello Games. No es para menos, ya que la amplitud de miras y la ambición de estos chicos ha hecho posible esta maravilla espacial, donde podremos visitar la friolera de 18.446.744.073.709.551.616 de planetas que pueden ser generados por el juego. 18 quintillones y medio, como quien dice. Una cifra más astronómica que el salario de algunos futboleros con el pelo hecho un cristo, en fin. Ya solo por eso merecería la pena la experiencia de tirar los dados en la ruleta cósmica y disponerse a pasarse media vida recorriendo mundo oníricos, extraños, fascinantes, peligrosos o sencillamente, similares al nuestro para ver si se repite la misma historia.

Aparte del componente explorador, el combate a cara de perro también está muy presente en el juego

Aparte del componente explorador, el combate a cara de perro también está muy presente en el juego

Pero es que «No Man’s Sky» es más, mucho más. También son combates espaciales a gran escala luchando contra enemigos inesperados y creando alianzas interestelares como quien no quiere la cosa. También es comercio con otros seres o entidades en misiones diplomáticas, donde podremos aprender su lengua nativa, sus costumbres o sus creencia. Y también es individuo y persona, gracias a las enormes (todo aquí es enorme, desde luego) capacidades de customizar nuestras naves, trajes y armas para crear nuestro propio estilo de juego. Pero, sobre todo, el juego es sabiduría y curiosidad compartidas, conceptos fantásticos que nos permiten beneficiarnos de la información de otros navegantes espaciales para poder elegir el archipiélago de planetas que más nos gusten. Toda esta mina de diamante se halla más que pulida gracias a tres años de trabajo para crear un generador gráfico de flora, fauna y “vida” prácticamente infinito. Los resultados, bellos y abrumadores, a pesar de que en territorio PC hubo algunos problemillas sin demasiada importancia.

La interacción y la diplomacia galáctica con seres de otras civilizaciones es la guinda a uno de los pasteles más ambiciosos y fabulosos de los últimos tiempos

La interacción y la diplomacia galáctica con seres de otras civilizaciones es la guinda a uno de los pasteles más ambiciosos y fabulosos de los últimos tiempos

Porque, ¿qué es una pecata minuta tal comparada con la megalomanía positiva y la majestuosidad que exhibe uno de esos juegos infinitos de los que solíamos oír hablar, con reverencia mística, en nuestros años mozos del Spectrum y el Commodore? Pues eso y mucho más es «No Man’s Sky», una epopeya (sí, la palabreja es recurrente) que alude a nuestra inteligencia y que nos obliga a mirar por encima de nuestras narices, a señalar la Luna mientras algunos siguen mirando el dedo. No es de extrañar que, aparte de su éxito en la versión PS4, en PC haya firmado un estreno con medio millón de copias vendidas tan sólo en Steam, por lo que habría que sumar las ventas en otras plataformas como GOG, desplazando a «XCOM 2» como el videojuego con el mejor lanzamiento de todo el año en Steam al reunir a 212.620 jugadores disfrutando de su experiencia de exploración espacial de forma simultánea en el momento en que se dio el pistoletazo de salida, lo cual ha sorprendido a Sean Murray, director creativo de Hello Games, quien ha señalado que tales cifras son «demenciales». Demencial es tu criatura, amigo. Por cierto, ojo a las actualizaciones que ya empiezan a caer como fruta madura. Ancho es el universo, sí señor. Y nosotros, insignificantes.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Resumiendo

La futurista PlayStation VR, de la que solo sabemos con certeza una cosa: que el Rubius la probará antes que tú (y que yo)

La futurista PlayStation VR, de la que solo sabemos con certeza una cosa: que el Rubius la probará antes que tú (y que yo)

Alargamos el pescuezo del blog en la última semana de año para el consabido y recurrente epílogo con lo que ha dado de sí 2015. Grosso modo, tampoco vamos a ponernos pesados. Empezamos, cómo no, en nuestro mundillo jugón y arrancamos, cómo no, con el mejor juego del año, que para Megaconsolas ha sido “Metal Gear Solid V”. Nada que objetar, desde luego: la aventura crepuscular de uno de los protohéroes de este negociado merece todos los honores del mundo, y la despedida por la puerta grande y en caballo blanco de Hideo Kojima, el padre de la criatura, también. Además, ha sido uno de los juegos más largamente esperados del año, e incluso del año pasado, igual que “Halo 5: Guardians”, otro de los grandes de un podio que, posiblemente, podría ocupar “Witcher 3” en otro de los peldaños de honor. Y, con opciones a diploma olímpico, habría que incluir perlas como “Fallout 4”, “NBA 2K16“, “Assassin‘s Creed: Syndicate“, “Star Wars Battlefront”, “Super Mario Maker”, “Bloodborne” y alguna que otra joyita indie como “Ori and the Blind Forest”. Eso, sin contar el anuncio de PlayStation VR, la maravilla del futuro, aunque sea explotando algo tan viejuno como la realidad virtual. Pero no todo han sido buenas noticias en 2015. También hemos tenido que lamentar la prematura muerta de uno de los genios de Nintendo, Satoru Iwata, comprobar cómo la caverna relacionaba la PS4 y juegos como «Call of Duty Black Ops III» con el yihadismo y los atentados de París, y ser testigos de un E3 que pasó con más pena que gloria, o sin chicha ni limoná. Y esto nos lleva al capítulo de decepciones, parcela personal e intransferible. Porque, lo que es un juegazo innovador e irresistible para algunos, para otros es un truño inapelable (“Splatoon”). Y lo que para unos es la apoteosis final de una saga mítica, para otros es un pastiche desangelado (“Batman: Akham Knight”). Cuestión de gustos, ya se sabe. Lo que es innegable es que 2015 ha sido un año grande, quizá no memorable pero, entre pitos y flautas, ha tenido su chispa.

PD. Y, ya que estamos con resúmenes, allá van las diez películas que más me han interesado, gustado o hasta apasionado del año (por orden alfabético).

«Aguas tranquilas»

«Birdman»

«Del revés»

«El año más violento»

«El apóstata»

«El club»

«El mundo sigue»

«Macbeth»

«Truman»

«Whiplash»

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este "Black Ops III" brutal y directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este «Black Ops III» brutal

Lo ha vuelto a hacer. Por si alguien lo dudaba, «Call of Duty: Black Ops III» ha saltado la banca una vez más, convirtiéndose en el mayor lanzamiento de un producto de entretenimiento del año: en sus tres primeros días en el mercado, ha superado los 550 millones de dólares en ventas en todo el mundo, según han anunciado con clarines y trompetas fuentes de Activision colocándose como mejor estreno de entretenimiento de 2015, incluyendo la recaudación en cines, música y libros. Ni los dinos de «Jurassic World» ni los «Vengadores» ni gaitas, vamos. Por si fuera poco, el nivel de juego por usuario también ha marcado un nuevo récord en la franquicia, y los fans han jugado online durante más de 75 millones de horas durante sus tres primeros días. ¿Y a qué se debe esta barbaridad? A que, seguramente, estamos ante el «Call of Duty» más «Call of Duty» de todos. Sí, el «Advance Warfare» del año pasado molaba bastante, con Kevin Spacey en plan «old sport»-«varón dandy» y esa trama africana tipo 007 2.0, pero es que este año han tirado la casa por la ventana. Por algo «Black Ops» es la subsaga más cañera y venerada por los fans de la saga, y Treyarch lo sabe: 300 curritos dejándose las cejas durante tres años han dado como resultado esta bomba de relojería (ya, en estos días la comparación no es muy adecuada), donde no se anda por las ramas y nos presenta un futuro biotecnológico con una nueva raza de soldados Black Ops, la repanocha.

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Con unos gráficos descomunales, y la acción marca de fábrica, el modo campaña deja sin aliento al más pintado, encima con la capacidad de jugar cooperativamente con hasta cuatro jugadores online. Todo esto usando la misma red de infraestructuras ya probadas en las batallas y los sistemas sociales que se emplean en sus modos Multijugador y Zombies. Cinemática a tope, guiños al ilustre legado de la saga, sandbox estratégico y personalización sin fin son tres de las características que elevan este juego al nivel de épico. Por si fuera poco, también contaremos con un nuevo sistema de movimiento encadenado basado en la potencia, que permite movernos de forma fluida por todo el escenario con elegancia, mediante saltos propulsados, deslizamientos y desplegando tus habilidades con múltiples combinaciones, todo esto mientras se mantiene el total control sobre el arma en todo momento. También los mapas se han creado desde cero y adaptado a este sistema, para que los movimientos tradicionales, tácticas avanzadas y maniobras sean más suaves que nunca. Un sistema de personajes Especialistas para clasificar y dominar las capacidades curtidas en la batalla de cada personaje, y el modo Zombies más inmersivo y ambicioso hasta la fecha, con un sistema de progresión completo basado en XP para los jugadores. Lo dicho: un juegazo que no se anda por las ramas ni con chiquitas. Se acabó la tontería.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Extraterrestres

El superlativo Pau, estrella junto a su hermano Marc de este gran "NBA 2K16"

El superlativo Pau, estrella junto a su hermano Marc de este gran «NBA 2K16»

Pues sí, auténticos alienígenas invaden «NBA 2K16» desde su mismísima portada, como ya vimos hace unas semanas: nada menos que el mejor pívot del mundo y el mejor jugador del Eurobasket. No podría tener esta edición mejores embajadores que los hermanos Gasol, que abren las puertas a un espectáculo memorable. Y mira que tiene mérito porque NBA 2K15 despachó casi siete millones de unidades y recolectó unos 70 premios) dejando el listón por las nubes, pero Visual Concepts no se ha amilanado y ha dado una vuelta al ADN de la franquicia, dejando que sea el usuario el que lleve la pizarra y disponga más que nunca de las riendas de su equipo preferido. Lo que no quiere decir que se haya dejado de lado otra de las características básicas de la saga: su excelencia gráfica. De hecho, contaremos con nuevas animaciones gracias al Signature Moves, realista extremo en cuanto a representación física de las características de los cracks y una ambientación fuera de órbita (atentos a la fiebre alta en las gradas), para que sintamos en nuestras carnes toda la emoción del mayor espectáculo deportivo del mundo. Por cierto, ojo también al aspecto sonoro, con la mayor banda sonora de la historia de la franquicia, incluyendo más de medio centenar de temas, desde los 70 hasta hoy, en tres listas creadas por los cracks DJ Premier, DJ Khaled y DJ Mustard, más una gramola seleccionada por los fans.

Toda la intensidad y la emoción del mejor baloncesto del planeta se dan cita en la edición más completa de la franquicia de 2K

Toda la intensidad y la emoción del mejor baloncesto del planeta se dan cita en la edición más completa de la franquicia de 2K

Pero donde se nota el afán de superación del título es en su cartera de novedades, que arranca desde los mismísimos menús y modos de juego (con Ligas de Verano y diez equipos universitarios como UCLA, Villanova, Georgetown, Kansas o Michigan en el MyPlayer). Así, a las modalidades y torneos habituales tendremos la posibilidad de disfrutar de una docena de equipos clásicos para combinar con las plantillas más actuales y actualizadas: poder ver a Carter y McGrady con los Raptors del 99, a Garnett, Allen, Pierce y Rondo con el último anillo de los Celtics o a esos Portland Jail Blazers del 2000 batiéndose el cobre con las figuras actuales será una feliz realidad. Ojo también a otro modo de juego fetén, MyTeam o MiEquipo, con nuevas cartas dinámicas variando de las estadísticas del jugador a lo largo de la temporada. Desafíos como Dominación o tajada multijugadora como Camino a los Playoffs también amplían sus recompensas y recorrido en esta memorable entrega que incluye una edición especial Michael Jordan a la mayor gloria del mejor jugador de la historia, y un buen puñado de los nuestros (incluyendo al Valencia Basket) en el celebrado modo Euroliga.

Sobre la cancha, el showtime está asegurado gracias a un dinamismo y una espectacularidad gráfica de muchos quilates

Sobre la cancha, el showtime está asegurado gracias a un dinamismo y una espectacularidad gráfica de muchos quilates

Y otro highlight: el bueno de Spike Lee tendrá un motivo de alegría después del annus horribilis de sus Knicks: 2K ha vuelto a confiar en él (recordemos algunos spots y colaboraciones en ediciones pasadas) para hacerse cargo del modo MiCarrera, que bajo su responsabilidad adquirirá nuevos aires y nuevo título (Livinda dream). Así, el cineasta incorporará su estilo inconfundible para narrar las vicisitudes de un aspirante a estrella, en un argumento que incluye personajes femeninos y cameos de cracks como Stephen Curry, a la sazón estrella del modo 2K Pro-Am, una especie de fantasy league que nos permite personalizar y llevar nuestra pasión por el baloncesto a niveles nunca imaginados. Si a eso le añadimos un modo manager (MyGM) totalmente potenciado y con múltiples variables de compra y hasta apuestas, un canal para fans imprescindible (NBA 2KTV), y una companion app para interactuar a tope, muy poco le falta a esta maravilla para consagrarse como el mejor juego de baloncesto de todos los tiempos. O mejor deportivo a secas, aunque eso se lo dejamos al respetable. A gozar, jugones.

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Ese señor de negro

El Hombre Murciélago vuela alto en el quinto y espectacular episodio de la saga "Arkham"

El Hombre Murciélago vuela alto en el quinto y espectacular episodio de la saga «Arkham»

A pesar de los calores y sofocos, este verano se llevará indiscutiblemente el negro. El de «Batman Arkham Kight», claro. Uno de los mejores títulos de lo que llevamos de año y la consagración definitiva de una saga memorable y que nos ha devuelto la esperanza y la ilusión en el género superheroico. Empezando por la historia, con tintes mitológicos y que nos traslada a una Gotham City respirando aire fresco un año después de la muerte del Joker. Pero la calma no tarda mucho en ser rota por culpa de otros villanos de la casa, sobre todo Pingüino, Dos Caras, y Harley Quinn, que unen sus fuerzas malignas con el fin de acabar con Batman, eligiendo para ello la noche de Halloween y la garra del Espantapájaros, que pondrá en jaque a la población con la cepa de una toxina letal y un puñado de bombas distribuidas en los rincones. Así, con los seis millones de habitantes haciendo mutis por el foto, la batalla apocalíptica se plantea entre el eje del mal y Batman acompañado por el comisario Gordon y sus chicos. El show está servido. Y vaya show, desde luego. Toda la riqueza y poderío de la nueva generación de consolas se conjuga para cuajar una aventura memorable, con un poderío gráfico siempre soñado por los fans, para los cuales está pensado y servido en bandeja de plata: no hay más que ver las apariciones, aclamadas como si fueran estrellas invitadas apareciendo en el salón de una sitcom, que salpican la historia: los villanos arriba mencionados más Enigma, Poison Ivy y el peligroso mercenario Caballero de Arkham. Por suerte, entre la nómina de “buenos” tendremos un equipo igualmente reforzado y compuesto por cracks como Robin, Catwoman, Nightwing, Azrael y la sugerente Oráculo. Además, con la posibilidad de intercambiar el control de todos ellos y Batman a lo largo del juego.

El Batmóvil, pieza fundamental de esta aventura majestuosa

El Batmóvil, pieza fundamental de esta aventura majestuosa

¿Y qué sería de Batman sin su Batmóvil? Una pregunta tonta que aquí se resuelve del mejor modo: convirtiendo al vehículo por excelencia del universo comiquero en unutilitario de lujo conducible, antibalas, steampunk y pieza clave en el desarrollo de la acción, ya que puede ser invocado en cualquier momento de la misma por su dueño. Aparte de sus habilidades de manejo y de ataque (esos lanzamisiles pepineros), el Batmóvil contará con dos modos especiales, Persecución y Batalla, que nos permitirán conducirlo con control remoto y hasta resolver puzles. Otra de las claves indiscutibles del juego es, cómo no, la propia ciudad de Gotham, en cuyo diseño y callejero han echado literalmente el resto los desarrolladores. El resultado deja boquiabierto: un entorno urbano enorme y majestuoso, cinco veces más grande que en Arkham Origins y con las calles más anchas para que pueda circular el Batmóvil cual carroza en desfile. Lugares tan míticos como Chinatown, el Reloj de Gotham o una espectacular Batcueva harán las delicias de los aficionados y hasta de los aparejadores. Una ambientación prodigiosa y extensa, modos de juego inmaculados, una armería de aúpa y una música gloriosa redondean un juego imprescindible, aunque los tanques sean una pesadez, ejem.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Pesadilla etiqueta negra

El terror sin paliativos sienta cátedra en este pasaporte a la locura

El terror sin paliativos sienta cátedra en este pasaporte a la locura

Pase lo que pase y caiga quien caiga, el terror es uno de los pilares del universo videojugón de ayer, hoy y siempre. En todas sus variedades, desde survival angustioso a aventura vampírica, gincana gótica o, sencillamente, horror puro y duro. Y de eso saben lo suyo los chicos de From Software, que gracias a la saga «Dark Souls» pusieron una pica en el territorio del escalofrío y el respingo con fundamento y arte. Y ahora acaban de revalidar su título con «Bloodborne», uno de esos juegos pesadillescos, lovecraftianos y clásicos que los aficionados al género siempre recibimos con los brazos abiertos. Empezando, cómo no, por el argumento, que nos propone un viaje sin retorno donde nos enfrentaremos a nuestros miedos más profundos mientras buscamos respuestas a los enigmas y misterios desperdigados por la antigua ciudad de Yharman, una especie de lugar de peregrinación y curación estilo Lourdes pero que ahora se ha vuelto condenada y maldita por una extraña enfermedad que se ha expandido a través de la población y la fauna de la región, convirtiendo a sus habitantes en horribles seres del fondo del averno.

Las secuencias de acción y lucha rayan a gran nivel y a la altura de las circunstancias

La atmósfera gótica y endemoniada es uno de los grandes aciertos del juego

El primer logro de «Bloodborne» es su atmósfera llena de mutación, muerte y locura al acecho en cada rincón y esquina de este oscuro, decadente y terrorífico mundo pintado como mandan los cánones de la novela gótica decimonónica. Todo un prodigio en cuanto a diseño de escenarios, arquitectura carcomida y brumas innombrables rizando el ambiente y nuestra espina dorsal a cada paso que damos. Bellos y detallas entornos góticos, luz atmosférica y avanzadas mecánicas online se dan la mano para aprovechar la potencia de la PlayStation 4, e incluso las criaturas demoníacas a las que nos enfrentaremos estarán dotadas de una elegancia y una belleza (valga la osadía) como no veíamos en mucho tiempo. También las animaciones y cinemáticas echan el resto a la hora de presentarnos un diseño y un realismo horripilante que pone los vellos como escarpias al más veterano del género. Una cacería que remite a numerosas y prestigiosas influencias del género y que es todo un placer ir descubriendo poco a poco.

Las secuencias de combate y lucha también rayan a gran nivel, redondeando un juego fantástico y fantasmagórico

Las secuencias de combate y lucha también rayan a gran nivel, redondeando un juego fantástico y fantasmagórico

Pero, ante todo, «Bloodborne» es un RPG de acción estratégica ciento por cien donde tendremos que calibrar muy bien los pasos que damos a lo largo de infinidad de mazmorras para explorar y donde nos abriremos camino gracias a cálices sagrados que serán la llave para acceder a unas catacumbas plagadas de trampas, bestias y también recompensas que exploraremos en solitario o con un grupo de valientes aventureros. Por suerte, también iremos armado con un arsenal único que incluye pistolas y sierras afiladas, así como espadas y armas de fuego que tendremos que dominar con presteza y agilidad si no queremos que los jefes finales nos hagan picadillo (literalmente hablando). El estilo de combate es sencillamente alucinante, sobre todo contrastándolo con la atmósfera clásica que nos rodea, con combos y contras devastadoras, ataques implacables y hasta la posibilidad de personalizar objetos secundarios como guijarros o cócteles molotov. En definitiva, un juego impactante, con un nivel gráfico y de sonido de matrícula de honor y que le da otra vuelta de tuerca al horror consolero next-gen, convirtiéndose en un título imprescindible en la consola de Sony.

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El fantasma del mejor juego del año pasado

Cualquiera le discute a Trevor su segunda medalla de oro

Cualquiera le discute a Trevor su segunda medalla de oro

Tal y como ha pintado 2014, y sin haber consultado ninguna de los millones de listas que los listos de turno se sacan de la chistera estos días, podríamos afirmar que el mejor juego del año es el mejor juego del año pasado. Sí, la cosa tiene truco, burdo pero truco. Quizá el problema sea que falta un candidato con auténtico peso («Destiny», demasiado estrella fugaz; «CoD Advanced Warfare» demasiado fugaz a secas..), pero si cometemos la pequeña boutade de elegir a «Grand Theft Auto V» (versiones Xbox One y PS4, naturalmente) es para poner sobre el tapete la, posiblemente, tendencia del año: la obsesión -también monetaria- por lavar la cara y las tripas de grandes figuras de 2013 (o incluso temporadas pasadas) para amoldarlas a las exigencias next-gen. Y no solo gráficas, sino también de jugabilidad, fluidez y, sobre todo, tajada online. Y esto es lo que les ha ocurrido a nuestro viejo trío calavera de Los Santos: Mike, Franklin y el loco Trevor reviven sus peripecias de forma más extrema, más exhaustiva, más HD.

Su revolucionaria perspectiva en primera persona demuestra que esta versión no es solo una operación de chapa y pintura

Su revolucionaria perspectiva en primera persona demuestra que esta versión no es solo una operación de chapa y pintura

Volver la burra al trigo y cantar de nuevo los prodigios de este último episodio de la saga puede sonar repetitivo: desde este blog, y desde la revista Megaconsolas, lo hemos exprimido, analizado y alabado hasta la extenuación. Pero no podemos por menos lanzar los dados y apuntar su detallismo majestuoso cual cuadro de Antonio López (en un certámen de pintura rápida, valga la quimera), su cambio de eje en primera persona, su gramola fortificada y oceánica, su amplitud del campo de batalla, su nuevas actividades y diabluras desperdigadas por San Andreas, su constante evolución y ramificación online… Sí, tal vez pidamos más misiones, más novedades, más cortos en los cines y menos cochecillos Smart pululando por doquier. Pero un juego capaz de evocar a Burroughs, Walter White y el arranque de «Historia de dos ciudades» solo puede estar destinado a una cosa: a la grandeza, sea el año que sea y en la plataforma que le dé la gana.

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Más Los Santos que nunca

"Grand Theft Auto V", explosivo y llameante en su salto next-gen

«Grand Theft Auto V», explosivo y llameante en su salto next-gen

«Grand Theft Auto V», el mejor juego de 2013 vuelve a rugir en 2014. Por obra y gracia del reciclaje “next-gen”, nos reencontramos con el trío calavera por excelencia de la temporada pasada: Trevor, Franklin y Michael volverán a vivir una pesadilla cruzada antes de Navidad (o la cuesta de enero en versión PC) en busca de su atraco perfecto y de la redención de sus miserables vidas. Y es que, igual que otras franquicias como “The last of us” o “Sleeping Dogs”, “Grand Theft Auto” no ha resistido la tentación de darse un bañito HD y limpiar un poco las malas calles de Los Santos para celebrar el estreno de la saga más pendenciera y genial en Xbox One y PS4. Pero, como se puede intuir fácilmente, Rockstar es mucho Rockstar y no se conforma con despachar a sus fieles un “simple” lavado de cara aunque, por descontado, el subidón gráfico es brutal, con escenarios rediseñados, efectos climáticos y acuáticos más logrados (esa lluvia casi bíblica y a lo “Taxi Driver” sobre el asfalto), personajes y animales mejor animados, más movimiento en locales, cines y clubes (ese Unicornio de Vainilla tan movidito) y, en fin, una remasterización completa de su andamiaje.

Michael, Trevor y Franklin volverán a vivir animadas aventuras en territorio "next-gen"

Michael, Trevor y Franklin volverán a vivir animadas aventuras en territorio «next-gen»

Como siempre, tratándose de la madre de todos los sandbox, el mayor atractivo de esta nueva versión reside en darse un garbeo por Los Santos y alrededores y disfrutar de la florida fauna a nuestro alcance. Por eso, tendremos una ciudad más vivita y coleante que nunca, con el tráfico más insoportable y más variedad de friquis por las calles. Pero ojo porque el mundo rural también se amplía, con vida salvaje extra, nuevo sistema de vegetación y sorpresas a porrillo, como aliens, monos, casinos, zombis, cinefilia. Aparte, y sobre todo, los fans podremos gozar con novedades y detalles tales como unas estaciones de radio actualizadas (con un centenar de nuevos temas y remezclas de “pinchadiscos”) para redondear aún más la gran banda sonora, nuevas misiones (principales y secundarias) y personajes más o menos episódicos, más armas, vehículos y actividades adicionales, compatibilidad con PSMove, posibilidad de jugar en primera persona reinventando los cimientos de la franquicia y, sobre todo, un modo online ampliado, denso y fluido a la vez y en continua evolución y desfase.

El parque automovilístico también se ha renovado a fondo, desde cochazos tremendos a Smarts coches de choque

El parque automovilístico también se ha renovado a fondo, desde cochazos tremendos a Smarts coches de choque

Una vez superado el impacto inicial, nos volvemos a encontrar con el entrañable trío de pícaros Michael, Franklin y el inenarrable Trevor, también con looks mejorados pero con sus mismas miserias, ambiciones y familias mugrientas. El argumento, trifurcado y con sed de dinero y gloria, sigue fielmente la biblia del juego original, con variaciones sutiles y algunas misiones secundarias (esos extraños y locos aún más desquiciados y colgados), pero es en los matices donde se nota el gran trabajo de Sam Houser y sus chicos: nuevas armas disponibles, más variedad de actividades (desde yoga a paracaidismo, pasando por triatlón, golf o tenis), de tatuajes, de peinados, de coches (desde Smarts a Dukes, sin olvidar otros vehículos como hidroaviones Dodo o un dirigible fantástico), de emisoras de radio (hasta 17, con 150 temas adicionales)… Y ojo con hacerse una tortilla de peyote en algún picnic campestre o revivirás las fábulas de Esopo como nunca habías imaginado. En fin, una auténtica barbaridad al alcance de nuestro mando, que reacciona con más fluidez y cariño que nunca ante un juego que ya es mucho más que un juego. Tal vez, un grito de guerra como la frase de Charles DOrléans: el mundo está harto de mí y yo estoy harto de él. Vuelve el rey del mambo, señoritas.

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

No temáis la grandeza

Durántula, a punto de ser leyenda

Durántula, a punto de ser leyenda

Ya lo dijo un tal Bill Russell: “En este deporte tenemos a veinte mil espectadores, diez jugadores, tres árbitros, dos canastas y un balón. Y lo que ocurra con ese balón es lo único que importa”. Claro que, el mismo y genuino “señor de los anillos”, eterno número 6 de los Celtics, aparte de tal máxima, también solía vomitar antes de cada partido para liberar tensiones por la vía rápida y digestiva. Y es que el baloncesto es así, una ciencia gloriosamente inexacta repleta de mística, mitología y un poco de escatología. Algo complicado de explicar pero muy fácil de sentir y adorar. Y eso es precisamente lo que lleva haciendo Visual Concepts con su saga baskebolera desde finales de siglo pasado, aunque el acelerón llegó en 2005, cuando 2K se hizo cargo de una saga que, con Sega como general manager (y con Iverson como jugador franquicia, qué tiempos) empezó a catar playoffs holgadamente. Pero el auténtico punto de inflexión llegó en 2010, cuando Dios (bueno, Michael Jordan) se hizo carne y habitó en un episodio histórico, pegando un salto cualitativo de gigante y reforzando la faceta vintage que tan gozosamente ha sido celebrada por los auténticos aficionados a la NBA.

Imagen de previsualización de YouTube

Y en esto que nos plantamos hoy en día, con un «NBA 2K15» que confirma que el mayor espectáculo del mundo continúa, con musculatura hercúlea y cerebro de playmaker. Porque, después de un asalto de tanteo con las consolas next-gen la temporada pasada, aquí la inmersión es total gracias al motor gráfico EcoMotion, que trabaja a mayor rendimiento que los Pistons de los 90. Una arquitectura visual sencillamente impresionante que impregna todos los aspectos del juego, dotándolo de dos de las características esenciales que distinguen a la mayor liga del mundo: la rapidez y la fluidez. Nada de correcalles, embarullamientos y “síndrome Benny Hill” que asomaban en algunas entregas anteriores. Si a esto le añadimos unos modos de juego muy bien cocinados –Mi Carrera, también conocido como «Mi Careto», Mi Parque (de recreo), Mi Equipo (fantástico «fantasy team», valgan las redundancias, que mira hacia atrás con reverencia) y ese Mi GM para ser ejecutivo del año controlando hasta el más mínimo detalle-, la apuesta renovada por el mundo FIBA con hasta 25 equipos de la Euroliga, una defensa con los machos muy bien atados, una banda sonora de terciopelo y acero (made in Pharrell Williams, el negrito de oro) y, sobre todo, una filosofía showtime sublimada e idealizada hasta el límite, tenemos, directamente, uno de los juegazos del año. Muy, pero que muy grande. Big Bill estaría orgulloso.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).