Mucha guasa

Joaquin Phoenix, como una regadera en «Joker»

Llega el flamante León de Oro veneciano y que, además, ha suscitado un encendido debate sobre los límites de la violencia (y su incitación) en el cine: «Joker», filme que muestra por primera vez los orígenes del icónico archienemigo por excelencia de Bruce Wayne/Batman. La historia sigue de cerca la vida de Arthur Fleck, un hombre con problemas psiquiátricos que vivirá una serie de acontecimientos que le harán convertirse en uno de los grandes villanos de DC Comics. El Príncipe Payaso del Crimen se cruzará en el camino de Thomas Wayne (Brett Cullen) y se acercará a su hijo, el futuro Caballero Oscuro en su versión joven (Dante Pereira-Olson). La cinta está dirigida por Todd Phillips (R3sacón, Salidos de cuentas), que co-escribe el guión del filme junto a Scott Silver (La hora decisiva). Joaquin Phoenix (En realidad, nunca estuviste aquí) lidera el elenco principal y empieza a acumular papeletas para el Oscar, y completan el reparto los actores Robert De Niro (The Irishman), Zazie Beetz (Deadpool 2), Brett Cullen (Narcos), Shea Whigham (First Man (El primer hombre)), Douglas Hodge (Gorrión rojo), Glenn Fleshler (Barry) y Frances Conroy (Castle Rock). Aparte, también se estrena «El Crack cero», precuela de la saga sobre el detective Areta dirigida por José Luis Garci, y que cuenta con Carlos Santos en el papel que inmortalizara el gran Alfredo Landa hace treinta y muchos años. Un poco de mundo viejuno y noir para animar a la concurrencia. Ah, y no se nos olvide la Madrid Games Week, que estará dando guerra hasta el domingo en el Ifema con las presentaciones de los juegos más esperados, rincón retro, eSports a cascoporro y mucho show, como cada año. Lo que viene a ser un finde completito.

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

La coctelera (superheroica) agitando

Si todas las "injusticias" fuesen así...

Si todas las «injusticias» fuesen así…

Las cosas, como son: en realidad, tipos sencillos y noblotes como nosotros no necesitamos demasiadas florituras para ser felices. ¿Que tenemos en la bandeja de entrada a unos superhéroes prácticamente mitológicos repartiéndose estopa de la buena hasta en las pestañas? Pues adelante con los faroles. Además, qué demonios, en un buen saloon como éste las peleas y trifulcas entre forajidos de leyenda siempre son bienvenidas, y si es con rotura de mobiliario y de osamentas, mucho mejor. Por eso, un juego como «Injustice: Gods among us» nos tiene ganados de antemano. Y si encima resulta que es un juegazo como la copa de un pino (que lo es), pues para qué te quiero contar. Y no solo nosotros pensamos así: de hecho, este «angelito» acaba de desbancar a «Bioshock Infinite» de lo más alto en las listas de ventas británicas, así que algo tendrá, ¿no?

¿Algo? Ja. Va sobradito más bien. Principalmente, y perdón por invocar la vena nostálgica de nuevo, un genuino espíritu arcade, con ese 2D brillantemente extendido sobre el lienzo, esa menestra de golpes y supergolpes (incluso megagolpes) tan noventera y, en fin, ese desfile de cracks de DC Comics que Ed Boon y Netherrealm han tenido a bien aglutinar en un solo juego. Sí, sabemos que ya ha habido alguna que otra intentona (sin ir más lejos, «Mortal Kombat vs DC Universe», otra joyita del mismo gurú), pero aquí las tintas y las barras de energía se han cargado a tope para disfrute del personal con ganas de gresca. El arranque es sencillamente genial: Joker ha camelado a su estilo a Superman para mandar al otro barrio a su querida Lois (y al hijo que esperaba), por lo que la furia del Hombre de Acero prende como la yesca a lo largo de unos escenarios fantásticos y con todo lujo de detalles comiqueros.

Más estrellas que en el cielo

Más estrellas que en el cielo

A partir de ahí es un no parar de enfrentamientos al más alto nivel: Lex Luthor, Batman, Flash, Linterna Verde, Wonder Woman, Aquaman (sí, el de «El séquito»), Catwoman… Todos ellos, con la adrenalina a tope y con muchas cuentas pendientes. Con una notable fluidez y múltiples highlights para fans y neófitos, el juego proporciona un tonelaje tal de momentos memorables que a más de uno se le caerán los lagrimones de la emoción. Cierto que los capítulos principales se pasan en un suspiro, pero la batería de minijuegos, extras, desafíos, modos multis y demás zarandajas garantiza horas de emoción a flor de puño (qué raro queda eso, ¿no?). Y esos gráficos aerografiados y aerodinámicos, y ese mimo por cada personaje y su intríngulis (y ataques especiales, claro), son de sombrerazo. En fin, una joyita old school para enmarcar y sacar brillo de vez en cuando. Larga vida a los machacadedos con fundamento.

Por cierto, esto del cóctel de fenómenos veteranos nos recuerda, más que a «Los vengadores» o «La liga de la justicia», a una peli de reciente estreno como «Tipos legales», con un trío de irreductibles como Al Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin rejuveneciendo a base de nuevos quilombos y nueva química de color azul, ejem. Hombre, el filme tampoco vale mucho, y a veces es algo grotesco, pero la silueta de estanquero de Walken y la esnifada de pastillas contra las cataratas que se mete «Patxi» merece la pena. En el fondo huele a «estreno VHS», por lo que puede seguir el guateque revival…

Los viejos forajidos nunca se cansan

Los viejos forajidos nunca se cansan

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).