Niños de la guerra

 

My Memory of Us

Acaba de aterrizar en la eShop de Nintendo Switch -además de en PS4 y Xbox One- de esos juegos originales, por no decir especiales. Se trata de «My memory of us», un título de trazo sencillo pero impactante, ideal para narrar la historia de supervivencia en plena Segunda Guerra Mundial, inspirada en hechos reales, que narra: se trata de la amistad entre un niño y una niña, contada en formato de aventura de puzles en dos dimensiones. Al igual que ‘This War of Mine’, aunque desarrollado en esta ocasión por Juggler Games (también polacos), ‘My Memory of Us’ pone el foco en los más débiles, los civiles que sufren la crudeza de las guerras. En este caso, la acción tiene lugar en “la ciudad”, un lugar inspirado en la Varsovia anterior a la Segunda Guerra Mundial, en el que estalla el conflicto y donde los niños, ante la amenaza de la separación, deben encontrar una manera de mantenerse juntos y sobrevivir. El rey del mal saquea la ciudad y sus hordas de robots están por todas partes. Segregan a los ciudadanos, los expulsan de sus hogares y los trasladan a un lugar aislado del resto de la ciudad. Como en todas las guerras, la tragedia afecta a todo el mundo, incluyendo a los más pequeños… Así, viviremos al filo de las trincheras, los escombros y la miseria, intentando sobrevivir a esta época de terror inmisericorde. El mal en estado puro acecha en cada esquina y el poder de la amistad no bastará para que sobrevivan. Pero si combinan sus habilidades y cooperan, tal vez lo consigan. En definitiva, un juego de sencillo manejo e impactantes escenas (potenciadas por la excelente voz del narrador, Patrick Stewart) donde la dificultad y el reto es otro: conseguir encontrar algo de humanidad entre el horror. Eso sí, abstenerse depresivos en las tardes lluviosas de domingo.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Guerra total medieval

Samuráis, vikingos, guerreros templarios y otros machotes, en plan gresca totum revolutum

Samuráis, vikingos, guerreros templarios y otros machotes, en plan gresca totum revolutum

He aquí uno de esos juegos que nunca fallan a la hora de pulsar la tecla adecuada en el corazoncito y la coraza del buen jugón: «For Honor», una epopeya guerrera como mandan los cánones en la que Ubisoft pone toda la carne en el asador. Así, el juego nos traslada a un mundo prácticamente apocalíptico y medieval (o mediebruto) donde sólo existe una ley válida: ser depredadores o ser presas. Más o menos como ahora pero sin tarjetas black de por medio. Así, mil años después de un cataclismo que destruyó todo; los caballeros, vikingos y samuráis han logrado recuperarse. Ahora que cada uno cuenta con el poder de enfrentarse a las otras facciones y la legión del poderoso Apollyon siembra el terror, da comienzo una salvaje guerra abierta. Guerra sin cuartel con un nivelazo gráfico de muchos quilates, resumiendo. Eso y mucho más, ya que tendremos que pelear por el honor en enormes campos de batalla rodeado de tus leales tropas en un nuevo juego de acción en tercera persona repleto de combate cuerpo a cuerpo y tensos duelos. Aprovecharemos al máximo el preciso pero accesible sistema de control “El arte de la batalla”, diseñado para controlar cada movimiento de nuestros héroes, cada uno con sus habilidades y armas propias, al tiempo que podremos poner a prueba nuestras capacidades ofensivas y defensivas en el modo campaña o en el innovador multijugador, una de las perlas de la velada.

Las posibilidades de personalización y edición de nuestros héroes son gozosamente amplias

Las posibilidades de personalización y edición de nuestros héroes son gozosamente amplias

Por tanto, tenemos un abanico de batallas únicas y épicas que nos permitirán desafiar la historia al enfrentar caballeros, vikingos y samuráis. Claro que sí, ¿para qué quedarse con uno?. Escogeremos a nuestro guerrero entre una gran variedad de héroes de los tres grupos, personalizaremos su aspecto y aprovecharemos al máximo su equipamiento y estilo de combate único para llevar a nuestra facción a la victoria. ¿Cómo? Siguiendo las visicitudes de un modo historia que nos presenta un relato sobre una enorme guerra por la supervivencia intensificada por la presencia de la sanguinaria Apollyon y su legión de Blackstone, obstinados en acabar con los auto-proclamados líderes de los caballeros, vikingos y samuráis. Pero seguramente donde mejor luzca «For Honor», aparte de su modo campaña en solitario, sea en los modos cooperativo local y online para dos jugadores o a los modos multijugador competitivos en los que la coordinación y comunicación con nuestro banda de guerreros serán indispensables. Todo ello, con unos escenarios brutales y bellos a la vez, y con un motor gráfico a la altura de las circunstancias. En fin, una guerra sin cuartel para los más duros y encallecidos del lugar. Una gozada de juego, sí señor.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=L4SYLz2qmwY[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Furia medieval

La epopeya del primer Shogun, lista para dar guerra

La epopeya del primer Shogun, lista para dar guerra

Ya lo dijo el venerable Sun Tzu (aunque la cita bien podría haber salido de las catacumbas de la calle Génova): «El supremo Arte de la Guerra es someter al enemigo sin derramar una gota de sangre». Una máxima que, entre otros muchos, es llevada a rajatabla desde hace tiempo por Tecmo, creador de juegos tan peleones y reverenciosos a la vez como «Nobunaga’s Ambition: Sphere of Influence», último eslabón de una saga que acaba de soplar sus primeras 30 velitas (mira, como «Super Mario Bros»). Y, para celebrar la efemérides, nada mejor que un título a la altura de las claves maestras de la franquicia, ambientado bajo el telón de fondo de una nación fragmentada en el Japón medieval donde Daimyo lucha por su ideal de formar un país unido en mitad de guerras intestinas, y de convertirse en el primer Shogun. Basado en hechos históricos reales (concretamente, en la luchadora figura de Nobunaga Oda, una de las leyendas más infames de la era Sengoku), el título se centra en la creación de una experiencia de juego dramática, dinámica y realista, requiriendo un alto nivel de concentración y habilidad, puesto que tendremos que dominar tres vertientes clave para convertirnos en un dirigente íntegro: Creación, Diplomacia y Guerra.

Las batallas sobre el terreno y la estrategia bélica y diplomática son dos de las claves del juego

Las batallas sobre el terreno y la estrategia bélica y diplomática son dos de las claves del juego

Con estas tres líneas maestras iremos perfilando nuestra aventura y legado, bien escogiendo una personalidad histórica, bien creando un personaje editado a nuestro capricho en un amplio abanico de opciones y elecciones. Una vez elegido nuestro héroe, tendremos que combinar diversas facetas para hacer evolucionar el clan: desde mejorar la economía, el comercio y la construcción de nuestras tierras hasta cultivar las relaciones diplomáticas con los vecinos, creando alianzas o hasta utilizando espías. Pero, desde luego, el «tomate» principal está en la vertiente guerrera, con unos combates épicos donde podremos desplegar nuestra vena estratégica sobre el terreno (con las Batallas multifaceta) o utilizando la información disponible sobre las particularidades de la geografía o la climatología para ensayar un cuerpo a cuerpo fulminante. Numerosas tácticas y «traits» (rasgos especiales) nos esperan según vayamos aumentando nuestros galones y accediendo a las capas más altas del ejército. Todo, con una riqueza gráfica y un gusto por el detalle de muchos quilates. En fin, a afilar la katana y a lucir nuestras mejores galas en el frente de batalla.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=VBpLoWaOHr4[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Una de 14 duplicada

La plantilla al completo de "Heavensword", a punto de tomar la PS4

La plantilla al completo de «Heavensword», a punto de tomar la PS4

Llega julio y, con él, la desbandada general jugona. Pero nada de amurriarse porque, por suerte, siempre nos quedará Square Enix. O, lo que es lo mismo, «Final Fantasy», la franquicia de nunca acabar, la saga eterna. Como venimos comprobando en los últimos meses, e incluso años, de existencia de este blog, la gran familia sigue pariendo miembros sin cesar: «Type-0», las ediciones de «X/X2», pildoritas ante los estrenos más esperados de «FF XV» y el remake del episodio VII… Y, ahora, otra tajada de lo más gozosa de cara a refrescar un verano tórrido y árido: «Final Fantasy XIV Online», una edición completísima de sus nuevos lanzamientos alrededor del episodio XIV: «A Realm Reborn» y «Heavensward» en forma de la primera expansión del MMORPG que cuenta con más de cuatro millones de usuarios en sus filas. Esto es, una experiencia total donde podremos explorar el mágico territorio de Eorzea a bordo de nuestros chocobos (nada que ver con cereales para el desayuno) y vivir múltiples aventuras y batallas de todos los colores y texturas.

Los combates y los ataques son sencillamente espectaculares (y de los bicharracos enemigos mejor no hablar)

Los combates y los ataques son sencillamente espectaculares (y de los bicharracos enemigos mejor no hablar)

Así, nos situaremos en el corazón de la Guerra Dragonsong, un sangriento y milenario conflicto entre los caballeros de Ishgard y los dragones de Dravania. Los aventureros valerosos verán incrementado el nivel de 50 a 60 en todas las disciplinas, encontrando una nueva raza jugable, mazmorras, asaltos, batallas primal y la incorporación de monturas voladoras y dragones que darán una dimensión extra y espectacular a nuestros desafíos. Y no son pocos precisamente, ya que los Warriors of Light deberán descifrar el conflicto que la Dravanian Horde ha impuesto sobre Ishgard, despejando así las sombras y las tinieblas sobre la ciudad estado. Gracias a una dupla temática atinadamente diferenciada (la aventura épica y guerrera para «Heavensward» y el RPG más forjador y heroico para «A Realm Reborn»), el disco nos muestra lo mejor de la tradición finalfantástica: retos bigger than life, argumento epopéyico y algo hiperbólico, alianzas, batallas y mucha magia para rebozar una historia en letras de molde.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=4phUCJlomPo[/youtube]

Toda una gozada para el fan, que podrá encontrarse con personajes tan carismáticos como Ysayle, Aymeric, el Conde Edmont de Foremps, Estinien o el Arzobispo Thordan VII, nuevas áreas de juego en Ishgard, Dravania y Abalathia, una nueva raza jugable (los Au Ra, a la que pertenecen los clanes Raen y Xaela), nuevas clases (Dark Knight, Machinist y Astrologian), una nueva ciudad estado para explorar (The Holy See of Ishgard), nuevos Primals, Bismark y Ravana y hombres bestia como los Vanu Ranu y los Gnath, nuevo asalto (Alexander) y una construcción y personalización de barcos voladores en los Workshops de las Free Companies. Eso, más la majestuosidad visual y sonora habitual en la franquicia, naturalmente. En definitiva, un dúo imprescindible para las largas noches estivales que se avecinan. A disfrutar y a pasmarse ante tanta belleza robada.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Aquí, Atila

Todos los guerreros jugones sonríen igual

Todos los guerreros jugones sonríen igual

Ahora que quieren incorporar un juego de mesa como el ajedrez (sí, nada de deporte, lo sentimos) en los planes de estudios de nuestros tiernos infantes -será para que no se aburran cuando emigren a Rusia para ser camareros de alguna vodka-taberna-, ¿no sería igual de lógico y conveniente hacerlo con algunos videojuegos? Por ejemplo, «Total War: Attila», un título para PC recién salido del horno y que, directamente, podría convalidar algún temario guerrero de Historia Antigua. Al habitual virtuosismo gráfico, estatégico y de combate por turnos y a tiempo real de la franquicia hay que añadir algo mucho más sutil y poderoso: la figura del rey de los hunos en pleno esplendor, con fuego en la mirada y capitaneando a los suyos para alcanzar la gloria en la noche de los tiempos. Una épica embarrada que se resume en algunas frases que enmarcan esta aventura:

«Mi arco y mi espada envolvieron vuestro sol en una oscuridad eterna. Prendí fuego a vuestros pueblos y me calenté las manos. Decían que era un salvaje, que ansiaba sangre. Hombres de la palabra… daban nombre a aquellos que llenarían las páginas de la historia con el olvido de los hombres. Miré y vi un caballo amarillo. Y quién lo montaba tenía por nombre Muerte. Y el Hades le seguía… No temo a ser juzgado. Abrid vuestros libros, hombres cultos, y escribid con sangre que soy Atila, el azote de Dios. ¿Con qué nombre te conocerán a ti?».

Pelos como escarpias, ¿eh? Pues allá va el tráiler, para que se animen las tropas:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=jg482fZJjSc[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

iOS y Android, a la mesa

"Final Fantasy VI", uno de los mejores productos para móviles del año

«Final Fantasy VI», uno de los mejores productos para móviles del año

No hace falta más que darse un garbeo en el metro para comprobar que los juegos en plataformas móviles siguen en pleno auge y expansión. Lógico: el subidón tecnológico es imparable, y el nivel de enganche provocado por algunos superventas hace que más de uno se haya pasado de parada y llegado tarde al trabajo (bueno, a sellar el paro). Por eso, repasemos algunos de los cracks del año para iOS y Android, juegos que no agigantan sus dimensiones reducidas hasta convertirse en auténticos estándares en su género. Por ejemplo, “Baldur’s gate II”, una gozada de RPG de una franquicia sobradamente conocida y que llega a territorio iPad fotocopiada y ampliada desde su versión PC. Mazmorras para todos. O, dando un paso hacia el género terrorífico, tenemos “Slender Rising 2”, un escalofrío continuado y plagado de almas en pena aunque con un toque humorístico, y la segunda temporada de “The walking dead“.

"Slender Rising 2", cuando el terror puro se sirve en frasco pequeño

«Slender Rising 2», cuando el terror puro se sirve en frasco pequeño

Otra saga de campanillas en “Broken Sword”, que aterriza con “La maldición de las serpientes” con un ramillete de puzles, misterios sin resolver y un estupendo doblaje al castellano. Con sello de autor tenemos “Bloodstroke“, thriller hemoglobínico con la rúbrica de John Woo ambientado en un Hong Kong al filo de la navaja, o la katana. Ojo que mancha. Por supuesto, la vieja escuela no puede quedarse sin uno de sus alumnos veteranos: los matamarcianos bizarros de “R-Type II”, que con cuarto de siglo a sus espaldas aún demuestran su poderío. Aunque, para pedigrí clásico, el de “Final Fantasy VI“, aunque cueste casi 15 euros del ala. Pero muy bien invertidos, eso sí.

Sonic y sus amigos no podían faltar en cualquier circuito iOS y Android que se precie

Sonic y sus amigos no podían faltar en cualquier circuito iOS y Android que se precie

En el repaso no pueden faltar títulos de carreras (“Ridge Racer Slipstream“), acrobacias plataformeras (“Joe Danger infinity”), cóctel de cracks (“Sonic & All-star racing transformed”), volante futurista (“Flashout 2”), aventuras gráficas como “999”, hazañas bélicas como “Frontline Commando 2”, hits como “Bug heroes 2”, o endiabladamente minimalistas y hasta rompecocos como “Rocket Robo”, “Wave Wave“, “Tengami” o “Threes!”. Y hasta el “Surgeon simulator” para darle al bisturí con mucho arte. En fin, que incluso la entrañable peli de «Pancho, el perro millonario» también tiene desde ya su jueguecito estilo «Nintendogs» antes de su estreno el 6 de junio. Que no pare la fiebre móvil, aunque con moderación, siempre con moderación.

Pancho, más majo que las pesetas, solicitando ayuda y cariño desinteresados (aunque esté podrido de dinero, el muy perro)

Pancho, más majo que las pesetas, solicitando ayuda y cariño desinteresados (aunque esté podrido de dinero, el muy perro)

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

San George y la caza de la virgen

Que sí, Matt, que con unas copichuelas y unos tanquecitos nos quedará una peli fetén

Que sí, Matt, que con unas copichuelas y unos tanquecitos nos quedará una peli fetén

A George Clooney, como a Cristiano Ronaldo, le tenían ganas. Normal. No se puede ser tan rico, tan guapo, tan talentoso, tan mujeriego, tan envidiado y, encima, lucir todo el pack en una alfombra roja con las plumas desplegadísimas. Que no somos de piedra, oiga. Y son muchos años de dejarnos con la boca abierta tanto como director como actor (de remate, desde el espacio exterior incluso, como en «Gravity»). Por eso, en cada festival de cine al que acude se le espera con un pelotón de fusilamiento por si las moscas trastabillea un pelín. Hasta ahora no había habido mucha suerte (excepto con «Ella es el partido», peli reivindicable, por otra parte). Pero en Berlín, además en Berlín, aterrizó «Monuments men» y ya no podían aguantar más: abran fuego a discreción y bocajarro.

Pues parece que la cosa era más complicada de  lo que parecía, mechachis

Pues parece que la cosa era más complicada de lo que parecía, mechachis

La verdad es que la carnicería está justificada, aunque solo a medias. Primero, porque todos somos humanos y tenemos tardes malas. Segundo, porque «Monuments men» tampoco es horrible, aunque parezca el episodio piloto de una serie de ardor guerrero masculino que termina por cancelarse a la media docena de capítulos (como «Mob city», ese irregular «LA Noire» made in Frank Darabont). Y tercero, porque Clooney, el casi infalible Clooney, no acierta con la nota correcta de su fábula basada en hechos reales (el grupo de élite encargado de rescatar las obras de arte confiscadas por los nazis antes de que éstos las redujeran a cenizas al acabar la Segunda Guerra Mundial: el tristemente célebre y bradburiano «Decreto Nerón»). Ni siquiera a San George le basta con chasquear los dedos, reunir a unos amigos y esperar a que la magia fluya solita por la gran pantalla. Hace falta algo más: un guión bien armado, unos personajes bien dibujados y no meras caricaturas (tremenda la espía de chichinabo y encaje a la que da vida Cate Blanchett, ni en la última de Indiana Jones estaba tan mal), alguna escena memorable y con gancho…

Me zampo amerrricanos tierrrnos con patatas y queso seco, ja

Me zampo amerrricanos tierrnos con patatas y queso seco, ja

Porque el tema hubiese dado mucho más de sí: ucronía política (¿qué habría pasado si Hitler hubiese sido un buen y cotizado pintor en su juventud?), hazaña bélica tipo «Doce del patíbulo», comedia looney estilo «El pelotón chiflado» (Bill Murray salva los muebles de vez en cuando en sus «parlamentos» con los alemanes, pero no es suficiente), vendetta nazi (el careo entre el prota y el malo malísimo tampoco lo es), melodrama con el sabor de los años cuarenta estilo Michael Curtiz, aventura de campo a la caza y captura de tesoros estilo Indy Jones (las primeras, claro)… Las posibilidades eran amplias, pero Clooney no tenía el día, qué vamos a hacer. Y, encima, saca a pasear la banderita americana para chulearse ante los rusos en una secuencia que parece pensada para fardar ante Obama en el pase privado en la Casa Blanca. Y ese final viejuno que recuerda al de «El llanero solitario»… Una decepción. Y es que a veces, hasta a tipos como él se les atraganta algún sapo, aunque en la gran pantalla sí que cazara a la «virgen» de turno. Que tampoco hay que pasarse.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Ez8kvzWxQHQ[/youtube]

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Fantasmas de lo nuevo

Los "ghosts", al rescate de un planeta hecho añicos

Los «ghosts», al rescate de un planeta hecho añicos

En medio de la vorágine en la que el sector videojugón está inmersa durante las últimas semanas (y lo que queda hasta final de año), no podemos pasar por alto un auténtico «highlight» -valga la redundancia- de cada mes de noviembre: un nuevo episodio de la saga más esperada, más cañera y, a veces, más polémica. Hablamos, cómo no, de «Call of Duty: Ghosts», oro puro para más de 40 millones de fans que, temporada tras temporada, esperan su dosis de ardor guerrero como agua de mayo. Y, como en los mejores casos, no ha dejado indiferente a nadie. Empezando por su argumento, donde nos pondremos del lado del «eslabón más débil» en mitad de una masacre planetaria que nos sitúa una década después de un acontecimiento devastador, que provocó que el equilibrio de poder mundial y las fronteras nacionales han cambiado de manera permanente. Y ahí entran en escena los «ghosts», un grupo de élite liderado por el soldado Logan que tendrá que luchar contra un enemigo tecnológicamente superior.

Aparte de la Guerra entre Clanes, también tendremos la "guerra de los canes"...

Aparte de la Guerra entre Clanes, también tendremos la «guerra de los canes»…

Ya en los primeros compases del juego queda claro que la cosa ha cambiado: más que irse por las ramas terroristas, o incluso las nubes, damos un salto directamente al espacio, protagonizando una misión antigravitatoria (un hallazgo ir cogiendo armamento flotando dentro de nuestra nave) enfundados en traje de astronauta y con la Tierra de fondo, en unas imágenes cuya espectacularidad y belleza remiten directamente a «Gravity». ¿Quién fue primero, Cuarón o Activision? Dejémoslo en un empate técnico. Ya con los pies en el suelo, la pura esencia shooter «CoD» se derrama en todo su esplendor cuando tenemos que inspeccionar el (destrozado) terreno en busca de enemigos, actuar con sigilo y/o contundencia, derribar helicópteros, acribillar a docenas de enemigos… Un showtime adrenalínico y sin cuartel al que, como novedad, se le añade el fichaje de Riley, un pastor alemán con mucho olfato y que, como Chop en «GTA V», también tiene sus momentos de gloria ladradora y mordedora.

¿Una escena de "Gravity"? Qué va, es Activision, más cerca de las estrellas que nunca

¿Una escena de «Gravity»? Qué va, es Activision, más cerca de las estrellas que nunca

Siete intensas horas de juego en el modo historia, un fetén «modo extinción» donde tendremos que enfrentarnos a aliens, y unas posibilidades de personalización costumización de personajes con casi 10.000 opciones disponibles redondean un título que, personalmente, nos parece sobresaliente (teniendo en cuenta que aún no hemos dado el gran salto a las consolas «next-gen», ya falta poquito…). Aunque donde da realmente el do de pecho el juego es en su modo multijugador, con mapas dinámicos con terremotos, inundaciones y eventos provocados por el usuario que alterarán el curso y la estrategia de todos los combates. Eso, aparte de la edición de personajes ya comentada y de unas misiones (sobre todo la Guerra entre Clanes, enorme) que hará las delicias de hasta 16 jugadores enfrascados en un mismo desafío. Acción pura y dura en perfectos 60 FPS, motor gráfico impactante, localizaciones memorables, novedades cósmicas y un argumento épico. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, algunos echarán en falta alguna machada antiterrorista de antaño, o algún ataque a aeropuertos rusos, con masacre de civiles indiscriminada, pero cada cosa en su momento. Este año toca desolación, heroísmo y ciencia-ficción, y por nosotros, de mil amores. Parafraseando a Ray Bradbury, fantasmas de lo nuevo entre doradas manzanas del sol. Por cierto, ¿qué me decís de este tráiler, con Sinatra y Megan Fox? ¡A divertirse, chicos!

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-2oOXrvNl98[/youtube]

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La madre de todas las batallas

Un motor gráfico brutal hace de "Battlefield 4" una experiencia única en su género

Un motor gráfico brutal hace de «Battlefield 4» una experiencia única en su género

Noviembre promete ser uno de los meses más calentitos que se recuerdan en mucho tiempo, por varias y espectaculares razones: juegazos cuádruple A como quien dice, nuevas consolas next-gen, ferias y romerías… Como a quien madruga Dios le ayuda, el primero en romper filas ha sido «Battlefield 4», otra demostración de músculo y poderío de DICE, los T-Rex del cotarro (aunque al final no haya modo dinosaurio…). Pero lo que sí hay es un teatro bélico de operaciones más global e impactante que nunca, incluyendo la posibilidad de utilizar tablets o smartphones como segundas unidades, o esa trinchera-red social llamada Battlelog, una de las novedades más jugosas de una entrega que, evidentemente, mira de frente y marcialmente a la Xbox One y PS4 (no hay más que ver los requisitos de carga que requiere la versión 360).

Las misiones por aire y mar serán dos de los "must" de esta espectacular entrega

Las misiones por aire y mar serán dos de los «must» de esta espectacular entrega

Ya metidos en faena, el juego nos propone un zafarrancho brutal localizado en la bonita región de Azerbaiyán, donde han plantado su fuerte un escuadrón especializado del ejército de los Estados Unidos, llamados Tombstone. Eso sí, también haremos «turismo» por otras zonas tan moviditas como Rusia o China, donde nuestro protagonista, el soldado Recker, tendrá que salvar el pellejo en mitad de la polvareda levantada por el asesinato del futuro líder del país. Solo comprobando cómo arranca la maquinaria, con la dramática e intensa misión de evacuación de un puñado de VIPS yanquis de Shanghái, ya nos podemos hacernos una idea de por dónde irán los tiros subsiguientes.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=-D_KcctdR0M[/youtube]

El motor gráficos Frostbite 3 y la tecnología Levolution lucen sus mejores galas y galones para conseguir una experiencia combativa impresionante donde todo es posible, desde demoler edificios-pantalla del enemigo (increíbles las secuencias de destrucción arquitectónica, por así decirlo) hasta liderar un asalto táctico desde la parte trasera de una patrullera, pasando por intensas misiones por mar y aire, repletas de subidón de adrenalina. Eso, sin olvidar una de las joyas de la corona de cualquier «Battlefield» que se precie: el modo multijugador, con escenarios gigantescos e interactivos más diez mapas y cuatro modelos (asalto, ingeniero, reconocimiento y apoyo, cada uno con cuatro variantes y especializaciones), y un online para 24 jugadores en PS3 y ¡64! en PS4. Lo dicho, una barbaridad fastuosa. Y con Antonio Alcántara con voz de mando y bigote de mariscal. Cuerpo a tierra y que vuelen los obuses.

PD. Evidentemente, «Battlefield 4» será uno de los protagonistas de Madrid Games Week, E3 a la española que tendrá lugar en Ifema de jueves a domingo. Desde las redes sociales, Club Megaconsolas informará puntualmente de lo más destacado de esta ambiciosa y prometedora muestra.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Con ocho no basta

¡Vamos chicos, al tostadero!

¡Vamos chicos, al tostadero!

Da subidón volver de vacaciones y encontrarte con un juego como «Dynasty Warriors 8». Sobre todo, los que hayan tenido que sufrir el suplicio de un Benidorm, un Salou, un Gandía o similares, con playas abarrotadas hasta el último centímetro cuadrado de arena. ¿A quién no se le hubiese ocurrido, en algún momento de crisis claustrofóbica, liarse a zurriagazos con la sombrilla para hacerse hueco entre el personal, lo mismito que las hordas «repartidoras» de esta estupenda saga? Tal vez la propuesta de Tecmo Koei no sea del agrado de todos, sobre todo en tiempos puristas de juegos minimales y con mucho espacio libre para dejar sueltos algunos fantasmas apocalípticos interiores. Pero, en fin, la gozada de ver a unos guerreros engaladados con sus trajes de los domingos emprenderla a lanzazos, bastonazos y arponazos contra los extras de la filmografía completa de Kurosawa no tiene precio.

Y, qué diantres, por algo será que la saga ha llegado a su octava entrega en plena forma y con el fondo de armario más exquisito que nunca. Así, tenemos a los Reinos de Wei, Wu, Shu y Jin batallando como jabatos para conseguir el control sobre los Tres Reinos de China. La amplia experiencia y excelencia de la franquicia sobre el arte de la guerra a pie (y a caballo) ha servido para que, en este episodio, esté toda la carne en el asador, fusionando elementos y misiones de otras hazañas bélicas, ampliando su nómina (70 personajes, con nuevos valores como Zhang Chunhua, Wen Yang o Jia Chong) y sus escenarios, entre los que destacan los ucrónicos tipo «¿qué pasaría si…?», que aportan una nueva dimensión y pasión al combate.

Gentil guerrera luciendo modelito campaña de otoño/invierno

Gentil guerrera luciendo modelito campaña de otoño/invierno

Un sistema de acción con innumerables ataques y ases en la manga (y aquí hay mangas de lo más anchas y floridas), con el Sistema de Tres Puntos y movimientos huracanados como el Storm Rush en vanguardia, un modo ira para desencadenar la ídem a fuerza de bien, y muchos bonus y gadgets especiales para completar el vestuario y los prodigios de nuestra muchachada redondean un juego contundente y directísimo. Eso sí, ojo con las agujetas dactilares de tanto darle a los botones con frenesí. Aunque para eso también inventaron estos chicos la acupuntura… Están en todo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=JPZmop64PtY[/youtube]

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).