Que viene el coco

Kaya Scodelario, esperando el momento idóneo para hacerse unos zapatos de piel de cocodrilo

Prosigue el verano y, en cuanto a estrenos, la tónica sigue marcada por cine palomitero y terrorífico (véase la simpática y creepshowiana «Historias de miedo para contar en la oscuridad» o la tontaina y engreída «Midsommar»). Ahora le toca el turno a «Infierno bajo el agua», historia de angustia submarina en la línea «Tiburón» o «Megalodón» en la que una mujer se queda atrapada en su hogar de Florida tras intentar salvar a su padre de las consecuencias de un huracán de categoría 5. Al cambiar por completo la apariencia del inmueble y, por causa del cambio climático y la frecuencia de las tormentas en «la región del Sol», criaturas temibles comienzan a hacer de la casa de la joven su nuevo hogar. Esta deberá luchar contra los depredadores (sobre todo contra un cocodrilo del tamaño de un trolebús) para tener una oportunidad para sobrevivir. La cinta está dirigida por Alexandre Aja (Cobra: The Space Pirate, El otro lado de la puerta) y protagonizada por Kaya Scodelario (El Corredor del Laberinto: La cura mortal, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar) y Barry Pepper (Monster Trucks, Cosecha amarga). La verdad es que las críticas no han sido del todo terribles, así que igual está maja. Como complementos, también tenemos una de dibus para los más peques («Angry Birds 2») y un drama histórico-culinario a la japonesa («El cocinero de los últimos deseos», más información aquí), así que la cosa está surtidita.

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Muñequito lindo

Chucky, de nuevo entre nosotros

Uno de los iconos del cine de terror más gamberro regresa con fuerza. Hablamos de Chucky, el «Muñeco diabólico», con nueva pinta (ya no se parece tanto a Pedro Piqueras) y un argumento que nos presenta a Karen Barclay, una madre que busca el regalo perfecto para Andy, su hijo. La mujer cree haberlo encontrado cuando descubre a un muñeco que parece ser el objeto de deseo de todos los chicos del barrio. Sin embargo, Karen no sospecha que lo que aparentemente debería ser un juguete es, en realidad, un ser diabólico que está listo para sembrar el caos por la ciudad. La cinta está dirigida por Lars Klevberg (Polaroid) y está protagonizada por Mark Hamill (Knightfall, Star Wars: Episode IX), Aubrey Plaza (Easy, Legion), Brian Tyree Henry (Atlanta, El blues de Beale Street), Gabriel Bateman (Playmobil: La película, Benji) y Carlease Burke (Dirty John, El tirador). Y, para los amantes de terror de autor, el inimitable Jim Jarmusch estrena «Los muertos no mueren», una extravagante historia localizada en la pequeña localidad de Centerville, donde los muertos vuelven a la vida y un variopinto grupo de personajes tendrá que hacerles frente. Solamente hay que decir una cosa: sale Bill Murray. ¿Hace falta añadir algo más?

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

So long, Marion

Pitt y Cotillard, pelando la pava con mucho estilo "old school"

Pitt y Cotillard, pelando la pava con mucho estilo «old school»

Llega uno de los títulos con más morbo del año: ya se sabe, el presunto responsable de la ruptura de «Bradgelina», esa pareja demasiado perfecta para no acabar como el rosario de la Aurora. Y es que, en «Aliados», Brad Pitt y Marion Cotillard vivieron algo más que una relación profesional estricta, según las malas lenguas. Así que, a escudriñar cada escena juntos con lupa se ha dicho. Aparte de esto, estamos ante un drama histórico y romanticón de los de antes, localizado en plena Segunda Guerra Mundial, con los cañonazos del corazón estallando más fuerte: Max (Pitt) es un espía del bando aliado que se enamora de Marianne (Cotillard), una compañera francesa, tras una peligrosa misión en el norte de África. La pareja comienza una relación amorosa hasta que a él le notifican que Marianne puede que sea una agente doble que trabaja para los nazis. El «melo» lo dirige Robert Zemeckis («Forrest Gump», «Naúfrago», «El vuelo»…), uno de esos artesanos del Hollywood más clásico y académico, así que la cosa promete. Aparte, también se estrenan títulos más o menos apetecibles como «La reina de España», continuación de «La niña de tus ojos» con mismo director (Fernando Trueba) y misma «niña» (Penélope Cruz), «The neon demon», lo nuevo y fashion del director de la gran «Drive», «Pastoral americana», ambiciosa ópera prima de Ewan McGregor, o «Gimme Danger», documental del gran Jim Jarmusch sobre el no menos zascandil Iggy Pop. Hasta cae una de Albert Serra sobre Luis XIV, para los que les guste el rock realmente duro. En fin, mucha variedad. Que aproveche.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Palomitas marcianas

¿Qué, hace una partida de marcianitos con genuino sabor noventero?

¿Qué, hace una partida de matamoscas con genuino sabor noventero?

¿Qué hacías tú hace 20 veranos? Posiblemente ver «Independence Day», uno de esos sanos despiporres de un Roland Emmerich más desmadrado que nunca y que colocó a Will Smith como «rey del 4 de julio» (en alusión al día D de la taquilla yanqui) gracias a escenas tan rotundas como ese directo a la mandíbula del alien-calamar de turno. Los locos años 90, ay. Y, claro, como Hollywood está sobrado de ideas y talento, pues ¿qué mejor que una secuelita para celebrar su vigésimo aniversario? Y dicho y hecho: «Independence Day: Contraataque», con una sinopsis fetén: utilizando tecnología obtenida de los extraterrestres 20 años atrás, las naciones de la Tierra, que temen el regreso de los invasores, han colaborado en la elaboración de un gigantesco programa de defensa para proteger el planeta. Pero no es seguro que ese programa sirva para hacer frente a los avanzados e inauditos recursos de los atacantes. Quizá sólo la inventiva de unos pocos valientes pueda evitar la destrucción del mundo, que se encuentra de nuevo al borde de la extinción. Lamentablemente, el Príncipe de Bel-Air no se ha sumado al revival, pero sí Bill Pullman (otro desaparecido en combate de la última década del siglo XX) y el bueno de Jeff Goldblum (aunque se le ha puesto cara de catedrático de lenguas muertas). Si a eso le añadimos un fichaje para las nenas (Liam Hemsworth, el cuñao de la Pataki, vamos) y toneladas de efectos especiales de esos que no se los salta un gitano, pues ya tenemos el primer blockbuster palomitero del verano y no se hable más. Aunque, si buscamos celuloide con alguna neurona en la quijotera, la cartelera viene generosa con dos títulos majos: «Demolición», del intensito Jean-Marc Vallée con un cada vez más interesante Jake Gyllenhaal en plan cara B de «Enemy», más una morbosa Naomi Watts anti-girl next door, y «Todos queremos algo», del gran Richard Linklater, también auto-secuela de otro hit noventero como «Movida del 76». Ah, la nostalgia…

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Más allá del espejo

El tío Alfred, marcándole las pautas al franchute este que iba de sobrado... qué grande es el cine a veces

El tío Alfred, marcándole las pautas al franchute este que iba de sobrado… qué grande es el cine a veces

Al ver la parrilla de estreno de hoy uno puede exclamar, parafraseando a «Aterriza como puedas», eso de «elegí mal día para empezar a ser cinéfilo»: Antonio Banderas de baratillo (doblaje incluido) en «Altamira», Paco León y sus gracietas picaronas en «Kiki, el amor se hace», podredumbres variadas en «Orgullo + Prejuicio + Zombies»… De mal en peor, vamos. Pero, como no hay que perder la esperanza, en el fondo asoma un documental que nos reconcilia con el Séptimo Arte y con la vida en general: «Hitchcock/Truffaut», nada menos que la puesta en escena original de la mítica conversación que dio lugar al no menos mítico libro «El cine según Hitchcock», escrito por el autor de la infinita «Los 400 golpes» y que ayudó a cimentar y consolidar la sagrada forma del cineasta inglés, al que algunos memos tachaban de simple prestidigitador de imágenes del tres al cuatro. Personalmente, creo que fue el primer libro de cine que leí, cuando aún era un chaval semi-imberbe y sin una PlayStation (One, claro) que llevarme a la boca. Y si el libro era un auténtico manantial de sabiduría, el documental no se queda atrás gracias a la intervención de gigantes del calibre de Scorsese, Wes Anderson, David Fincher, Richard Linklater y otros discípulos más o menos aventajados de Hitch (a Truffaut es imposible imitarle, aunque se haya intentado, a veces en masa y con un par de generaciones implicadas, ¿verdad Trueba bros.?). Son solo 80 minutos pero saben a gloria bendita, sobre todo si alguien quiere saber un poco más de esta cosa cada vez más decrépita y pachucha llamada cine. El que avisa no es traidor.

Faith, de nuevo campando por sus anchas en este juegazo

Faith, de nuevo campando por sus anchas en este juegazo

PD. Y, hablando de «Vértigo», no está de más ir apuntando en la memoria el 26 de mayo, fecha en la que Electronic Arts y DICE lanzarán el muy esperado «Mirror’s Edge Catalyst», la ansiada continuación de las aventuras y correrías de la runner Faith. Como sucedió en su primera entrega, el diseño y la perspectiva son esenciales en un título imprescindible y que nos ofrece la sensación de «vivir al límite» para conseguir aquello por lo que está dispuesta a luchar. Faith representa bien todos estos valores. Qué mejor forma de hacerse una buena idea que con el reciente vídeo sobre el proceso de creación del personaje y de Glass, la ciudad industrial y futurista de Mirror’s Edge Catalyst, que en esta ocasión contará con distritos que serán capaces de transmitir su propia historia. Uno de los nuevos añadidos es la incorporación de ciclos de noche que dan una mayor belleza a los escenarios. Enjoy:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=fJEBkAb97_U[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El Octavo de Caballería

Samuel L. Jackson, Kurt Russell y Jennifer Jason Leigh, gloriosamente odiosos

Samuel L. Jackson, Kurt Russell y Jennifer Jason Leigh, gloriosamente odiosos

Vuelve Tarantino. Y lo hace con todo el Séptimo de Caballería. O el Octavo. Porque de ochos va la cosa: «Los odiosos ocho» por título, un felliniano «8 1/2» de espíritu y corpus y, sobre todo, un «número ocho» (ya se sabe, un estrangulamiento lento pero placentero) para el espectador, apabullado y abotargado tras tres horas, tres, de sinfonía western llena de nieve sucia, pólvora nada mojada y tipos infames (fugitivos, cazarrecompensas, forajidos, y de ahí para arriba) enfrascados en una trama laberíntica y salomónica donde el viejo Quentin echa todo su mejor bistec en el asador, guiado por uno de sus cómplices de siempre (Samuel L. Jackson): diálogos, diálogos y más diálogos. Y música de Ennio Morricone, desde luego. Un chute XXL gozosamente irregular y desproporcionado, sin la brillantez de «Kill Bill» o «Reservoir dogs» pero con la mala baba de «Django desencadenado» o «Malditos bastardos». Pero, sea como sea, vale cada céntimo de su entrada, y eso ya es un detalle. Detalle que no ha tenido la Academia al nominarla únicamente a tres estatuillas para los inminentes Oscar (música original, actriz de reparto y fotografía), pasando olímpicamente del libreto y, en general, de una de las perlas de la factoría Weinstein de esta temporada (la otra es «Macbeth», que no ha rascado bola). Unos Oscar que pueden marcar un hito al consagrar al mexicano Iñárritu por segundo año consecutivo, aunque me da a mí que la cosa va a adquirir derroteros «marcianos», aunque DiCaprio cazará su pieza más cotizada. Porque coronar a «Mad Max» parece pasarse varios pueblos, ¿no? Veremos, en fin. Esto es Jolibú, ya se sabe (por cierto, hoy también se estrenan dos joyas, «El hijo de Saúl», virtual ganadora del Oscar al mejor filme de habla no inglesa, y «La chica danesa», candidata a cuatro premios, entre ellos el de mejor actor para el asombroso Eddie Redmayne).

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Bluff Friday

La "Jenny Choni", hecha una reinona, sí señor

La «Jenny Choni», hecha una reinona, sí señor

Cual perretes de Pavlov ante el toque de campanilla del Gran Hermano, hoy es Black Friday, el día para salivar consumismo estúpido, desmedido, cariacontecido. Da igual la calidad, la cantidad o la necesidad. El sistema toca el cuerno de la abundancia y sus acólitos bailan a su son, qué más da para qué o con qué sentido. Una tontuna que encaja como anillo al dedo al estreno estrella del día: «Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 2», una peli que da pereza ya desde su enrevesado título, salomónica operación de marketing para alargar perversa y obscenamente una saga que, en su primera entrega (esa que nos descubrió a una Jennifer Lawrence semidesconocida contestando las preguntas de la prensa como una colegiala tímida, batallita que creo ya conté en su día), nos despertó el interés y hasta la curiosidad. Pero, en vez de quedarse con el buen sabor de boca, tururú, a darle a la manivela de la caja registradora y a inventarse entregas casi basadas en las notas a pie de página del libro. Así que aquí tenemos la cuarta y definitiva, con la brava y casi juanadearconiana Katniss luchando contra el malvado presidente Snow (un Donald Sutherland que parece el Rey Hielo de «Hora de aventuras») en mitad de una traca final de aúpa. 140 minutitos en canal, ea. No es de extrañar que, ante tal sofoco, a cualquiera le entren ganas de tomarse un almax tipo «El viaje de Arlo», segunda perlita de Pixar en este año (y algunos memos protestan por ello y todo), y de una inocencia, belleza y hasta poesía que resulta ser la ideal cara B de la gran «Del revés». Genios. Y, para darse un buen chute de realidad sucia, arrabalesca y buñueliana, lo mejor es pasear por «La calle de la amargura», de un tal Arturo Ripstein que, a lo tonto, lleva medio siglo haciendo cine insobornable e inconfundible. Chúpate esa, Jenny Choni.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).