La guerra más gorda

Adentrémonos en la Gran Guerra con "Battlefield V"

Adentrémonos en la Gran Guerra con “Battlefield V”

Otro juego con muy buena pinta es “Battlefield V”, que nos permite vivir el mayor conflicto de la humanidad gracias a este regreso de la saga a sus orígenes con una representación inédita de la 2ª Guerra Mundial, la buena, la gorda, la fetén. Así que habrá que ponerse al frente de la patrulla y llevarla a la victoria con nuevas formas de cambiar el campo de batalla a nuestro antojo, formando nuestra propia compañía con vehículos, armas y soldados personalizados y así viviendo un viaje épico en Vientos de guerra. Esto es, el “Battlefield” más intenso y completo hasta la fecha gracias a unos gráficos impactantes y una acción bélica en la que repasaremos batallas inolvidables y también momentos desconocidos, aunque cruciales, de la guerra, dirigiendo a nuestra compañía en un multijugador sin cuartel y viviendo nuevas experiencias con el inmenso modo Grandes operaciones. También podremos jugar en modos clásicos como Conquista o aliarnos con amigos en el cooperativo Armas combinadas. Todo, con una libertad de acción de que nos permite maniobra por el campo de batalla con nuevos ajustes de movimiento para el soldado, fortificaciones y herramientas móviles de destrucción. Con ello, podremos vivir el drama humano con el combate global de fondo en las Historias de guerra de la campaña, deslizándonos por las montañas noruegas y luchando por el control de las líneas de suministro nucleares, además de presentarnos en primera línea con las tropas coloniales francesas o atravesando las líneas enemigas en el norte de África con una banda de renegados con el fin de crear el caos. Lo dicho, una guerra sin cuartel de lo más épica y monumental.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Mel se fue a la guerra

Gibson renace desde su mejor trinchera: la silla de director

Gibson renace desde su mejor trinchera: la silla de director

Recuerdo cuando me mandaron a entrevistar a Mel Gibson a París por “El patriota”. Bueno, entrevistar es mucho decir, porque el tipo solo acertaba a mascullar un par de frases entre eructo y gargajo, con la mirada gacha y la actitud errática, por decirlo suavemente. No tuve más remedio que corresponder su “gentileza” callándome con cara de Buster Keaton mientras que el resto del grupito de gacetilleros continentales se atropellaban cosiéndole a preguntas, los muy membrillos. De esto hace unos quince años -sí, cuando servidor aún era periodista “de verdad”- y Mad Max todavía no había caído en la espiral de autodestrucción, dipsomanía y fachería racista que le condenarían al ostracismo. Aunque, desde luego, algo oscuro se barruntaba más allá del azul oceánico de sus ojos. Para que no se diga que Hollywood no perdona a sus hijos pródigos, el bueno de Mel ha vuelto al redil y, tras diez años sin dirigir (qué buena era “Apocalypto”), vuelve a ponerse detrás de las cámaras con una nueva lección de sangre, víscera y heroísmo a borbotones con “Hasta el último hombre”, un drama bélico que narra la historia de Desmond Doss, un joven médico militar que participó en la Batalla de Okinawa en la II Guerra Mundial y se convirtió en el primer objetor de conciencia en la historia estadounidense en recibir la Medalla de Honor del Congreso. La crítica le ha recibido con los brazos abiertos, y el público también, considerando que no sale ningún friqui de Marvel soltando pedorretas. Bienvenido, chavalote. Para quien busque otra cosa en los estrenos de hoy, recomendamos “El editor de libros”, aunque solo sea para lanzarse a leer como cosacos al gran Thomas Wolfe, uno de los novelistas más injustamente olvidados de la historia, y para reivindicar la figura del editor-corrector-padre, a años-luz de los tiburones tecnócratas que pueblan las actuales torres de marfil literarias.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).