Superchicas, al salón

La secuela de este título de lucha con los superhéroes de DC ya está a punto de caramelo

La secuela de este título de lucha con los superhéroes de DC ya está a punto de caramelo

Es otro de los títulos que animarán el cotarro primaveral a base de bien: «Injustice 2» ya está en el horno listo para salir el 19 de mayo para PS4 y Xbox One.  Bajo un planteamiento distópico y de lucha sin cuartel, esta continuación de «Injustice: Gods Among Us», contará con un sistema de combate más espectacular y un elenco de personajes de lujo, entre los que se encontrarán desde los clásicos Superman o Batman, pasando por Wonder Woman, a los que se sumarán Bane, Hiedra Venenosa, o Darkseid. El juego continuará la épica historia de «Injustice: Gods Among Us» en la que Batman y sus aliados colaboraban para reconstruir la sociedad mientras luchan contra aquellos que quieren restaurar el régimen dictatorial de Superman. Y, en medio del caos, ha surgido una nueva amenaza que pondrá en peligro la existencia de la Tierra. En cuanto al planteamiento, cada batalla será definida por los jugadores gracias a las opciones de personalización de los héroes y villanos del universo de DC con elementos únicos que se podrán adquirir a lo largo del juego. Por primera vez los jugadores podrán decidir sobre la apariencia de sus personajes, sus técnicas de lucha y su desarrollo a lo largo de una gran variedad de modos de lucha. Y, para abrir boca, nada mejor que este tráiler protagonizado por Hidra Venenosa, junto a otras damas como Catwoman o Cheetah. A disfrutar:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=GoWne1yshJQ[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Animando la Batcueva

Batman, en plena "hora de las tortas", protagonista de la segunda peli animada de Lego

Batman, en plena «hora de las tortas», protagonista de la segunda peli animada de Lego

Hoy llega calentita la cartelera, y no solo por el estreno de «Cincuenta sombras más oscuras» (que también), sino además perlas como «Moonlight» (según algunos, la principal competidora de «La La Land» para los Oscar), reboots como «Rings» (sí, otra vez con la tabarra de la cinta endemoniada, qué pesadez) y demás cosillas. Pero lo que más nos llama la atención, además para un blog como este, es «Lego Batman: la película», simpatiquísimo spin-off de la casi mítica y genial «La Lego Película», pero en esta ocasión protagonizado por el hombre murciélago. Por supuesto, nada que ver con los rollos traumáticos de «El Caballero Oscuro», ya que aquí, el irreverente Batman, que también tiene algo de artista frustrado, intentará salvar la ciudad de Gotham de su peligroso ultravillano, el Joker. Pero no podrá hacerlo solo, y tendrá que aprender a trabajar con sus demás aliados de la Liga de la Justicia (con Superman al frente, que parece que ya han hecho las paces), y de muchas estrellas invitadas que convertirán el show en todo un desfile de cameos y rostros, o piezas, de lo más conocidas. Dirige la brillante orquesta Chris McKay, también responsable de la anterior, y que ya está manos a la obra para la secuela, así que tendremos muñequitos Lego para rato en la gran pantalla. Por nosotros, encantados.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=rZKGmvijSBE[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Demonios en el jardín psiquiátrico

Batman, de dulce en esta doble remasterización

Batman, de dulce en esta doble remasterización

Nada mejor que seguir calentando Halloween con un viaje a uno de los lugares más locuelos de los últimos años: el manicomio de Arkham, debidamente remodelado, junto a la cárcel, en «Batman: Return to Arkham», un doble pack donde Warner echa la vista atrás y remasteriza sus dos primeros episodios, “Arkham Asylum” y “Arkham City”, para PS4 y Xbox One, lo que constituye una nueva ración de emociones fuertes y vitaminadas para su legión de fans. Hay que decir que este título tenía que haberse lanzado el pasado mes de julio, pero los desarrolladores han preferido hacer las cosas bien y mimar esta doble maravilla unos meses más, para que luzca poderoso y pintón. Por el camino se ha quedado “Arkham Origins”, otra de las perlas de la franquicia, que literalmente no ha tenido cabida entre tanto poderío y disco duro. Por tanto, nos centramos en los dos primeros episodios de la serie, esos que nos dejaron la boca abierta de par en par. Recopilando, recordar que “Arkham Asylum” nos presentaba a un Joker completamente desatado y desarmado, después de su intento de destruir Gotham City a bombazo limpio. Para intentar encajarle alguna tuerca, nuestro héroe firma el ingreso del “pájaro” en el manicomio de Arkham,  aunque en realidad todo es una estratagema del propio Joker para, desde sus muros, encontrar una potente droga llamada Titán que transformaba a los pacientes del frenopático en monstruos imparables. Una premisa fabulosa que fue la excusa para un viaje al final de la noche más oscura de la mente comiquera, con lunáticos y seres extraños pululando por las pesadillescas estancias y sorpresas y “regalitos” marca de la casa a cada paso. Inolvidable, la verdad.

La nómina de villanos, como siempre, se lleva la palma

La nómina de villanos, como siempre, se lleva la palma

Una sensación que se repitió en la secuela, “Arkham City”, que nos sitúa un año después de los sucesos del juego anterior, y nos traslada a la prisión local, en realidad una trampa mortal urdida por la mente perversa de Ra’s Al Ghul, donde Batman y Joker tendrán que pelear casi codo con codo para que los efectos del Titán no acaben con ellos para siempre. Esto es, dos juegos como dos castillos que recibieron notas increíbles en todos los medios especializados, laureles de Juego del Año por doquier y muchas emociones fuertes que esta nueva reedición amplía y corrige. Aparte del virtuosismo gráfico, esta versión también destaca generosamente por incluir todos los contenidos descargables de los títulos originales, destacando a Catwoman como personaje jugable o la jugosa expansión “Harley Quinn’s Revenge”.  Aparte, el sonido aparece mucho más cuidado y atronador, llegando a niveles escalofriantes en el episodio “Asylum”, donde escuchamos hasta los gritos de agonía de los internos o el murmullo de las cucarachas entre las paredes del manicomio. Evidentemente, una de las claves de esta edición es la mejora en su apartado gráfico y técnico. Y es que la saga de Rocksteady nunca ha lucido mejor que aquí, gracias al trabajo del equipo Virtuos, que lleva el uso del Unreal Engine 4 a unos límites impresionantes. Un acelerón que se nota principalmente en el nivel de texturas, la saturación de color, el realismo de las animaciones y, sobre todo, la iluminación y los claroscuros de los interiores del manicomio y la prisión. Un trabajo impecable para añadir más épica al asunto y redondear uno de los juegos más gozosos y nostálgicos (en el buen sentido) del otoño.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Torrijas con criptonita

Hala, ya los tenemos frente a frente. Y total, ¿pa qué?

Hala, ya los tenemos frente a frente. Y total, ¿pa qué?

Si el cine es el juguete más caro del mundo, películas como «Los Vengadores» o este «Batman v. Superman» deberían ser su quintaesencia: ¿qué mejor celebración de un patio de recreo infantil que la posibilidad de ver en la gran pantalla el mismo espectáculo que disfrutamos de críos, cuando atizábamos entre sí a superhéroes, villanos y los muñecos que pillásemos por el camino? Esa es la teoría. La práctica es bien distinta. Concretamente, en palabras del crítico de Telegraph, «un jaleo idiota y sin gracia». Cierto que es el mayor palo de los que hemos leído, pero el resto de reseñas no se quedan a la zaga. La verdad es que nos temíamos lo peor viendo a Fatman Ben Affleck con los ojos encendidos cual Mazinger Z punkarra, o al figurín de «El hombre de acero» con pinta de participar en algún programa coplero de Canal Sur. Fatiga, mucha fatiga made in Zack Snyder, a lo largo de dos horas y media que se resumen en un telegrama. Y ojo porque esto es solo el aperitivo a otros dos ladrillos que se avecinan sobre La Liga de la Justicia de marras. Pero, en fin, que siga funcionando la maquinaria y que Hollywood continúe cebándonos de superhéroes en solitario, manada, juntos, revueltos o lo que les venga en gana. Y, como aparte de esto la oferta de estrenos no es que sea muy halagüeña («Mi gran boda griega 2″, «Resucitado» y demás material de escombro) lo mejor es repescar alguna de las grandes películas de lo que va de año, aún en cartel. Perlas como «La habitación», «Spotlight», «Brooklyn», «El renacido» o «El regalo» que aún nos hacen creer en eso tan manido pero necesario como es la magia del cine.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Ese señor de negro

El Hombre Murciélago vuela alto en el quinto y espectacular episodio de la saga "Arkham"

El Hombre Murciélago vuela alto en el quinto y espectacular episodio de la saga «Arkham»

A pesar de los calores y sofocos, este verano se llevará indiscutiblemente el negro. El de «Batman Arkham Kight», claro. Uno de los mejores títulos de lo que llevamos de año y la consagración definitiva de una saga memorable y que nos ha devuelto la esperanza y la ilusión en el género superheroico. Empezando por la historia, con tintes mitológicos y que nos traslada a una Gotham City respirando aire fresco un año después de la muerte del Joker. Pero la calma no tarda mucho en ser rota por culpa de otros villanos de la casa, sobre todo Pingüino, Dos Caras, y Harley Quinn, que unen sus fuerzas malignas con el fin de acabar con Batman, eligiendo para ello la noche de Halloween y la garra del Espantapájaros, que pondrá en jaque a la población con la cepa de una toxina letal y un puñado de bombas distribuidas en los rincones. Así, con los seis millones de habitantes haciendo mutis por el foto, la batalla apocalíptica se plantea entre el eje del mal y Batman acompañado por el comisario Gordon y sus chicos. El show está servido. Y vaya show, desde luego. Toda la riqueza y poderío de la nueva generación de consolas se conjuga para cuajar una aventura memorable, con un poderío gráfico siempre soñado por los fans, para los cuales está pensado y servido en bandeja de plata: no hay más que ver las apariciones, aclamadas como si fueran estrellas invitadas apareciendo en el salón de una sitcom, que salpican la historia: los villanos arriba mencionados más Enigma, Poison Ivy y el peligroso mercenario Caballero de Arkham. Por suerte, entre la nómina de “buenos” tendremos un equipo igualmente reforzado y compuesto por cracks como Robin, Catwoman, Nightwing, Azrael y la sugerente Oráculo. Además, con la posibilidad de intercambiar el control de todos ellos y Batman a lo largo del juego.

El Batmóvil, pieza fundamental de esta aventura majestuosa

El Batmóvil, pieza fundamental de esta aventura majestuosa

¿Y qué sería de Batman sin su Batmóvil? Una pregunta tonta que aquí se resuelve del mejor modo: convirtiendo al vehículo por excelencia del universo comiquero en unutilitario de lujo conducible, antibalas, steampunk y pieza clave en el desarrollo de la acción, ya que puede ser invocado en cualquier momento de la misma por su dueño. Aparte de sus habilidades de manejo y de ataque (esos lanzamisiles pepineros), el Batmóvil contará con dos modos especiales, Persecución y Batalla, que nos permitirán conducirlo con control remoto y hasta resolver puzles. Otra de las claves indiscutibles del juego es, cómo no, la propia ciudad de Gotham, en cuyo diseño y callejero han echado literalmente el resto los desarrolladores. El resultado deja boquiabierto: un entorno urbano enorme y majestuoso, cinco veces más grande que en Arkham Origins y con las calles más anchas para que pueda circular el Batmóvil cual carroza en desfile. Lugares tan míticos como Chinatown, el Reloj de Gotham o una espectacular Batcueva harán las delicias de los aficionados y hasta de los aparejadores. Una ambientación prodigiosa y extensa, modos de juego inmaculados, una armería de aúpa y una música gloriosa redondean un juego imprescindible, aunque los tanques sean una pesadez, ejem.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Lego al cuadrado

Más estrellas que en el cielo tienen el juego y la peli de Lego

Más estrellas que en el cielo tienen el juego y la peli de Lego

Hoy es un día redondo para los fans de Lego, que desde luego son legión: tenemos peli y videojuego de una tacada. Tanto monta, monta tanto. Todo, vertebrado en «The Lego movie», una verbena animada de muchos quilates, con un argumento y definición que no tienen nada que envidiar al Pixar de los mejores tiempos y una nómina de superhéroes que sería la envidia de las películas de carne y hueso. Una esperada y agradable sorpresa, que está cosechando unas críticas fabulosas, y que desde ya se perfila como favorita como mejor filme cartoon de un año repleto de secuelas y adaptaciones algo pilladas con alfileres. Desde luego, la mejor oferta cinéfila de la semana, junto con la espléndida «Nebraska», road-movie humana y humanista (e incuso algo humanitaria) de Alexander Payne («Entre copas», «Los descendientes») con un maravilloso y crepuscular Bruce Dern como un viejo que bien podría ser el compañero de barra de James Coburn en «Aflicción», aunque luego la imagen se vuelve más borrosa, más triste, más verdadera.

Lego sigue mostrando su excelencia gráfica y su ingeniosa imaginación en un videojuego "bigger than life"

Lego sigue mostrando su excelencia gráfica y su ingeniosa imaginación en un videojuego «bigger than life»

Y, por otro, tenemos su versión multiconsolera, que nos invita a entrar con más generosidad y hasta la cocina en el mágico mundo del prota Emmet, un ciudadano medio, formal y algo gris cuya vida da un vuelco al ser confundido con una de las personas más extraordinarias del mundo y la clave para salvar al mundo. Así, los jugadores deberemos guiarle en una épica aventura, repleta del sentido del humor característico en la franquicia, para detener a un malvado tirano, un viaje para el que Emmet no está preparado. Ya sabemos lo bien que se las gasta Lego con los superhéoes, pero aquí tira la casa por la ventana con más de 90 personajes diferentes que también aparecen en la película, incluyendo a Batman, Superman y Gandalf (aunque también asoman cameos tan estratosféricos como Cleopatra o Shakespeare) en más de 15 niveles y mundos como Ladriburgo, La Nube Cucolandia o muchos más, espléndidamente diseñados donde, además, podremos construir casi todo lo imaginable gracias a las páginas de instrucciones a recolectar y coleccionar y la ayuda de los Maestros Constructores.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=rHUZSMDPToo[/youtube]

Todo ello, con una nueva filosofía de la animación visual y un movimiento insólito en su género, y que brilla tanto en las consolas «clásicas» como en la PS3 y Xbox One, donde sale dentro de un par de semanas. Y es que este título es un gran compendio del presente y pasado de la casa, arrancando en la época de las cajas (más bien cofres) repletos de piezas mágicas y paneles donde, en la dulce infancia, construíamos desde chalés adosados con abeto y valla hasta parques de bomberos o carros de combates. De hecho, en los primeros compases del juego guiaremos a una cuadrilla de trabajadores de la construcción (¿quién dijo crisis inmobiliaria?) para destruir y levantar diferentes estructuras eligiendo los bloques exactos, como toda la vida. Un bello flashback y autohomenaje que da paso al concepto de «ciudad viva» y casi de estampa de Norman Rockwell que Lego fue creando al cabo del tiempo, para luego seguir con esa épica historia de ciencia-ficción y personajes de cómic y celuloide que marca su despegue definitivo en el ocio electrónico. En fin, un videojuego muy especial para los adoradores de la fábrica de sueños enladrillados, parte esencial de la cultura popular de los últimos decenios.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Escotazos y cortinillas

Adams y Lawrence, a punto para la pelea de gatas despechugadas

Adams y Lawrence, a punto para la pelea de gatas despechugadas

Si algo hay que alabarle a David O. Russell en «La gran estafa americana» es su capacidad de que, durante dos horas y cuarto, miremos a los ojos de su historia en vez de a su peinado o a su canalillo. Y cuesta lo suyo, porque el vestuario y la peluquería del filme pueden perfectamente pasar a la historia del cine como los más rocambolescos, aparatosos, estrambóticos y pelín patéticos habidos y por haber. Algo que, por otro lado, también podría aplicarse a los personajes de una farsa mayormente socarrona e inteligente, y sin las aspiraciones a ser «bigger than life» en las que cae Scorsese en «El lobo de Wall Street», sin ir más lejos. Porque, hombre, la historia tampoco lleva la firma de un David Mamet o hasta unos hermanos Coen: la vieja parábola de doble hélice del timador timado y viceversa, con un poco de FBI, un poco de mafiosos de casino (de provincias más bien) y otro chorreón de política parda (servida por el alcalde de Nueva Jersey, para más escarnio). Hasta ahí, todo normal.

Cooper, dándole donde más le duele al cartoniano Bale

Cooper, dándole donde más le duele al cartoniano Bale

Pero donde realmente da el do de pecho (nunca mejor dicho, sobre todo en el caso de una Amy Adams que ya pide a gritos un Oscar; por cierto, el filme opta a diez estatuillas, nada menos) es en la nómina de personajillos que desfila por una pasarela tardosetentera repleta de cretona, moqueta, esmalte podrido y lacas estratosféricas. No solo el cuarteto protagonista -destacando un ternesco Christian Bale que podría servir de villano para Batman sin despeinarse-, sino algunos secundarios de lujo como Jeremy Renner (ese tupé modelo Atlantic City), Louie CK (lo que el cine se estaba perdiendo), Jack Huston (aunque sin la máscara de «Boardwalk empire» queda raro) y hasta un Robert De Niro que tampoco se libra de la escabechina capilar de un director que sigue afianzándose en el cogollito de Hollywood tras «The fighter» y «El lado bueno de las cosas» (por cierto, Jennifer Lawrence va a acabar con camisa de fuerza si sigue por ese camino). A pesar de sus pequeñas caídas de tensión y de algún recurso cogido con alfileres (¿un macarroni hablando árabe como si estuviera charlando con su mamma en la cocina?), la peli mola bastante. Y la banda sonora, también. Aunque, sinceramente, cualquier filme donde no aparezcan ciclistas, móviles ni perros gana muchos enteros. Manías que tiene uno.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=4U9flixyp4I[/youtube]

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El jovencito Batman

Recorreremos los pasos de Batman antes de ser el Caballero Oscuro

Recorreremos los pasos de Batman antes de ser el Caballero Oscuro

Batman vuelve. Y a lo grande, coronando una de las trilogías más memorables del género superheroico: recordemos la fabulosa primera entrega, con ese manicomio de Arkham en pleno esplendor gótico y ese Joker con los tornillos más sueltos que nunca; aunque la segundo tampoco era moco de pavo, más sandbox y clasicota, y con una ingente nómina de personajes y secundarios marca de la casa. En fin, que el listón estaba a muy buena altura, por lo que Warner se ha sacado de la manga un buen truco en «Batman: Arkham Origins» para seguir enganchando y contentando a los fans: una precuela hecha y derecha. Así, el argumento de esta historia tiene lugar unos años antes de que se produjeran los acontecimientos narrados en “Arkham Asylum” y “Arkham City“, con un hombre murciélago más zagal y aún en faceta de aprendizaje, y unos Joker, Pingüino, Bane o Mr. Frost aún con trajes de paisanos. Pese a todo, los peligros acechan Gotham, y el barbilampiño Batman que deberá enfrentarse a uno de los momentos más críticos de su corta carrera como azote del crimen y que definirá su camino para convertirse en el Caballero Oscuro. Además, tendremos el atractivo añadido de ir conociendo a los villanos justo antes de empezar a torcerse y descarriarse.

La ingente nómina de villanos y enemigos nos hará sudar sangre

La ingente nómina de villanos y enemigos nos hará sudar sangre

Como vemos, una historia con múltiples facetas y atractivos, que necesitaba de plumas tan maestras como Dooma Wendschuh, Corey May y Geoff Johns, veteranos y condecorados en estos avatares, para desplegarse en toda su brillantez. Una historia que, además de su tronco argumental plagado de matices y dobleces, está conectada con la auténtica “chicha”: la caza a los villanos y a los enemigos de Batman, aunque con la particularidad que será el propio jugador quien decida cuando quiere completar estas misiones extra. Villanos casi inéditos como el “chispas“ Electrocutioner, y viejos conocidos como Máscara Negra, Pingüino, Deathstroke, Dane, Anarky y, por supuesto, el gran Joker, más peligroso, asilvestrado y alocado (cosas de la edad) que nunca. Porque, a pesar de ser medio “rookie”, el instinto sabueso de Batman ya funciona a pleno rendimiento, por lo que aquí tendremos un modo detective mejorado gracias al nuevo sistema para investigar la escena del crimen, que nos permitirá rastrear en busca de pistas clave y escondidas. Además, podremos utilizar la máscara de Batman y su Bat Ordenador para recrear digitalmente las escenas del crimen, permitiéndoles encontrar las pistas que normalmente escaparían al ojo humano.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=9pnK8akbd2M[/youtube]

Tampoco nos olvidamos de otra clave maestra de cualquier título del hombre murciélago que se precie: Gotham City, que aquí se muestra como nunca (y ya es complicado), con áreas insólitas antes de que se convirtiera en Arkham, antiguos locales en su esplendor, y zonas insospechadas y a la vez míticas. Un surtido de ricos y dinámicos entornos, llenos enemigos y crímenes en ebullición, que harán que la exploración se convierta en una concienzuda aventura. Lo dicho, un juego que no defraudará a los seguidores de Batman, que son legión.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La coctelera (superheroica) agitando

Si todas las "injusticias" fuesen así...

Si todas las «injusticias» fuesen así…

Las cosas, como son: en realidad, tipos sencillos y noblotes como nosotros no necesitamos demasiadas florituras para ser felices. ¿Que tenemos en la bandeja de entrada a unos superhéroes prácticamente mitológicos repartiéndose estopa de la buena hasta en las pestañas? Pues adelante con los faroles. Además, qué demonios, en un buen saloon como éste las peleas y trifulcas entre forajidos de leyenda siempre son bienvenidas, y si es con rotura de mobiliario y de osamentas, mucho mejor. Por eso, un juego como «Injustice: Gods among us» nos tiene ganados de antemano. Y si encima resulta que es un juegazo como la copa de un pino (que lo es), pues para qué te quiero contar. Y no solo nosotros pensamos así: de hecho, este «angelito» acaba de desbancar a «Bioshock Infinite» de lo más alto en las listas de ventas británicas, así que algo tendrá, ¿no?

¿Algo? Ja. Va sobradito más bien. Principalmente, y perdón por invocar la vena nostálgica de nuevo, un genuino espíritu arcade, con ese 2D brillantemente extendido sobre el lienzo, esa menestra de golpes y supergolpes (incluso megagolpes) tan noventera y, en fin, ese desfile de cracks de DC Comics que Ed Boon y Netherrealm han tenido a bien aglutinar en un solo juego. Sí, sabemos que ya ha habido alguna que otra intentona (sin ir más lejos, «Mortal Kombat vs DC Universe», otra joyita del mismo gurú), pero aquí las tintas y las barras de energía se han cargado a tope para disfrute del personal con ganas de gresca. El arranque es sencillamente genial: Joker ha camelado a su estilo a Superman para mandar al otro barrio a su querida Lois (y al hijo que esperaba), por lo que la furia del Hombre de Acero prende como la yesca a lo largo de unos escenarios fantásticos y con todo lujo de detalles comiqueros.

Más estrellas que en el cielo

Más estrellas que en el cielo

A partir de ahí es un no parar de enfrentamientos al más alto nivel: Lex Luthor, Batman, Flash, Linterna Verde, Wonder Woman, Aquaman (sí, el de «El séquito»), Catwoman… Todos ellos, con la adrenalina a tope y con muchas cuentas pendientes. Con una notable fluidez y múltiples highlights para fans y neófitos, el juego proporciona un tonelaje tal de momentos memorables que a más de uno se le caerán los lagrimones de la emoción. Cierto que los capítulos principales se pasan en un suspiro, pero la batería de minijuegos, extras, desafíos, modos multis y demás zarandajas garantiza horas de emoción a flor de puño (qué raro queda eso, ¿no?). Y esos gráficos aerografiados y aerodinámicos, y ese mimo por cada personaje y su intríngulis (y ataques especiales, claro), son de sombrerazo. En fin, una joyita old school para enmarcar y sacar brillo de vez en cuando. Larga vida a los machacadedos con fundamento.

Por cierto, esto del cóctel de fenómenos veteranos nos recuerda, más que a «Los vengadores» o «La liga de la justicia», a una peli de reciente estreno como «Tipos legales», con un trío de irreductibles como Al Pacino, Christopher Walken y Alan Arkin rejuveneciendo a base de nuevos quilombos y nueva química de color azul, ejem. Hombre, el filme tampoco vale mucho, y a veces es algo grotesco, pero la silueta de estanquero de Walken y la esnifada de pastillas contra las cataratas que se mete «Patxi» merece la pena. En el fondo huele a «estreno VHS», por lo que puede seguir el guateque revival…

Los viejos forajidos nunca se cansan

Los viejos forajidos nunca se cansan

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).