“Furgolerías”

"Legendary Eleven", toda la emoción y el cachondeo de los años locos del fútbol

“Legendary Eleven”, toda la emoción y el cachondeo de los años locos del fútbol

Ya está aquí el Mundial de Rusia, ración XXL de opio del pueblo que sirve para que los quinientoseuristas compren televisores de tropecientas pulgadas endeudándose hasta los juanetes y que los pasillos de urgencias de los hospitales del país se despejen milagrosamente de gente que estaba muy malita en los tres años y once meses restantes. Así es Españistán, amigos. Aunque, para nuestro negociado, también hay golazos por la escuadra como esa actualización gratuita del “FIFA 18” ambientada en la cita mundialista, con todas las selecciones, estadios oficiales y torneos clasificatorios de rigor y, sobre todo, un juego que hará las delicias de los nostálgicos balompédicos: “Legendary Eleven”, un arcade jugón y caricaturesco para Nintendo Switch inspirado en los mundiales de la época dorada del fútbol entre los 70 y los 90. Esto es, una nueva forma de ver los juegos de fútbol, con un gameplay fluido y mecánicas únicas donde podremos trazar jugadas alucinantes y mantener la posesión del balón para ejecutar Super Tiros imparables. Tendremos 36 selecciones nacionales a nuestra disposición, incluyendo Argentina, Brasil, España o hasta la URSS, con esa estética bigotuda tan de la época y con cracks “inspirados” en nombres reales, aunque “tuneados” estilo “PES” vintage. El juego es puro cartoon, por lo que podremos robar el balón con entradas sin que el árbitro pite falta o hacer que los hooligans nos lleven en volandas hasta el gol. Esto es, un juego exagerado y gamberrete para que prime lo que siempre tendría que primar en el deporte rey: la diversión.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Cachitos de retro y cromo

Donkey Kong, a punto de emular a su alter ego King Kong

Donkey Kong, a punto de emular a su alter ego King Kong

En diciembre, ya se sabe, suelen brotar como níscalos las listas con las mejores pelis del año. Seguramente hagamos nosotros la nuestra, pero lo que sí es seguro es que la mejor película jugona de la temporada, o de varias temporadas, no es otra de “Pixels”, que acaba de salir en DVD y Blu-ray (y plataformas digitales) con abundancia de extras jugosos y burbujeantes, making-of y audiocomentarios más campechanos que el programa de Bertín. El filme se estrenó en pleno verano, y fue uno de los animadores de una temporada estival marcada por la majestuosidad de “Del revés” y por la bandeja de canapés superheroicos de siempre. Por si alguien no se acuerda, recordemos su argumento: poniendo en entredicho su teórica inteligencia superior, unos extraterrestres malinterpretan las imágenes de las máquinas recreativas como una declaración de guerra y deciden atacar la Tierra, empleando juegos como “Space Invaders”, “Arcanoid”, “Galaga”, “Pacman” o “Donkey Kong” como modelos para el asalto. Así, el presidente de Estados Unidos, Will Cooper, recurre entonces a su gran amigo de la infancia y as de los salones recreativos ochenteros Sam Brenner para encabezar un equipo de expertos jugadores de su época y acabar con los marcianitos malvados.

Adam Sandler, al frente de este proyecto nostálgico y con mucho humor

Adam Sandler, al frente de este proyecto nostálgico y con mucho humor

Con un toque de “Los cazafantasmas”, la película se beneficia de su estupendo elenco protagonista, con Adam Sandler a la cabeza (que también ejerce como guionista), y actores del calibre de Peter Dinklage (el enano de “Juego de tronos”), el gordito simpático Kevin James y la bella Michelle Monaghan. Como director, un Chris Columbus especialista en el género familiar (desde “Solo en casa” a un par de entregas de “Harry Potter”) que se confesó encantado con el proyecto: “Leer el guión de Pixels fue una sensación tan original, tan única que no tuve opción y dije que sí. Me encantó la combinación de comedia y acción, lo que me dio una oportunidad de hacer algo que no había podido hacer desde Harry Potter. Me permitió llevar la comedia tan lejos como quisiéramos, pero también crear una película de aventura y acción de mucha intensidad. Para mí es como una suma entre Gremlins, Los Goonies y Harry Potter. En verdad me dio la oportunidad de crear algo realmente novedoso utilizando las herramientas que había trabajado en todos estos años. Se trata de una original película de verano que te llevará de vuelta a los ochenta de una manera evocadora y nostálgica“. Cinefilia, cultura pop y salones recreativos efervercentes. ¿Quién se puede resistir a tal combinación?

Tom Hanks vuelve a ponerse a las órdenes de Spielberg en este peliculón ambientado en la Guerra Fría

Tom Hanks vuelve a ponerse a las órdenes de Spielberg en este peliculón ambientado en la Guerra Fría

PD. Si preferimos acercarnos al cine, este viernes de estreno tenemos un par de propuestas de fuste: por un lado, el gran Spielberg da otra lección magistral de oficio con su emocionante “El puente de los espías”, con Tom Hanks estelar, y por otro, Natalia de Molina hace lo propio con su papel en “Techo y comida”, un drama sangrante sobre los desahucios, los marginados y esa España nuestra que, según algunos, ya ha quedado atrás.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Verano pixelado

Ave Pac-Man, los que van a morir devorados te saludan (no nos defraudes demasiado, "Pixels")

Ave Pac-Man, los que van a morir devorados te saludan (no nos defraudes demasiado, “Pixels”)

Lo de “videojuegos de cine” que encabeza este blog se cumple a veces a rajatabla. Por ejemplo, con el reciente “Batman Arkham Knight”, el espectacular título que, con todo merecimiento, ocupa la portada de nuestra flamante Megaconsolas de verano. Así que, para ampliar datos, allí os remitimos. Hoy, aquí, toca hablar de cine a secas, aunque también con conexión jugona. Porque, aprovechando las fechas, repasemos lo mejor de la cartelera veraniega, que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Y, en primera línea de playa, sobresale “Pixels”, ese ajuste de cuentas de Hollywood con los legendarios arcades ochenteros con dos problemas principales: 1. nunca superará nuestras expectativas nostálgicas, y 2. Adam Sandler. El 24 de julio llegará a las pantallas, aunque suponemos que para entonces todos estaremos hablando maravillados del estreno de la semana anterior: “Del revés”, con Pixar volviendo felizmente al redil del prodigio animado después de un par de entregas mediocres. Una mezcla entre “Osmosis Jones” y “Érase una vez el cuerpo humano” con ese toque mágico de estos genios. Albricias. Y el resto de estrenos de julio/agosto, pues la tónica esperada: mucha chatarrería blockbuster de relleno (“Terminator Genesis”, “Misión imposible 5”, “Ted 2″…), algún superhéroe también de relleno (“Ant-Man”, “Cuatro Fantásticos”) y algún nombre ilustre (Oppenheimer, Resnais, Wenders, Bogdanovich, Linklater… y Bajo Ulloa, mira a ver) metido más o menos con calzador. ¿Y para hoy? Pues dos comedias con más similitudes de las esperadas: “Los Minions”“Aprendiendo a conducir”. ¿O no se le da un aire la Coixet a los simpáticos muñequitos amarillos? Ahí lo dejo.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Demonios en el jardín

Sir Arthur, antes de quedarse en paños menores alarmantemente

Sir Arthur, antes de quedarse en paños menores alarmantemente

A falta de novedades destacables, seguimos sumergidos en las páginas retro de “La invasión de los marcianitos”, de Amis, repescando una idea del prólogo: ¿y si el bueno de Martin hubiera aguantado un poco más y se hubiese enviciado del “Tetris”, paradigma de juego adictivo donde los haya? Posiblemente le hubiésemos perdido para siempre, pobre diablo. Justamente este año se cumplen 30 desde que Alexei Pajitnov lo alumbró en la Academia de Ciencia de Moscú, así que no tardarán en aparecer homenajes, reportajes y demás parafernalia onomástica. Pero, antes, no sería de recibo olvidar otro juegazo que también nació en 1985 y que, personalmente, podría estar en mi top-3 de los salones recreativos a mediados de los 80, junto a “Punch-out” y “Moon Cresta”: el fantástico y zombi “Ghosts’n goblins”. Honestamente, mi paciencia y mi economía me impidieron avanzar demasiado en los seis endiablados mundos, y no digamos oler de cerca la fragancia a lavanda de la secuestrada Princesa Ginebra.

De hecho, no solía pasar del apestoso hedor a carne podrida y azufre de los enemigos crueles que nos dejaban en calzoncillos, convirtiendo a Sir Arthur en el héroe más humillado de la historia arcade. Pero él, parafraseando al pobre Joe Rígoli, no paraba de entonar un “¡yo sigo!” y lanzar cuchillos, hachas, antorchas y lo que se pusiera a tiro para frenar a los espeluznantes zombis que emergían de sus tumbas en el momento más inoportuno, a los pajarracos que nos convertían en un saco de huesos o a los demonios cabroncetes que subían la dificultad de un juego pesadillesco y frustrante. Además, con esos pavorosos escenarios con empalados y crucificados de fondo, y esa música gótica estilo cuento de Poe que nos golpeaba igual que los sicarios del inframundo. Demasiado para un tierno infante de 12 años. Luego, en sus numerosas versiones domésticas, ajustábamos cuentas aunque el trauma seguía ahí. La dura vida del Homo Recreativus, ya se sabe.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El Homo Recreativus en Modo Monstruo

la-invasion-de-los-marcianitos

Gracias a “Experiencia” y otros libros solemnes, sabíamos que el jovencito Martin Amis se gastaba un pastón en colmar su ego callejero en fotomatones, y que de adulto llegó a arrepentirse de ciertos pasajes y metáforas “urinarias” de su ópera prima “El libro de Rachel”. Pero lo que se tenía muy calladito el muy truhán era su auténtica adicción, su pasatiempo absorbente y vergonzoso: las máquinas recreativas. No pasa nada, Martin, desde aquí te acompañamos en el sentimiento, aunque no es lo mismo caer en el vicio a los 14 años que a los 30, como fue tu caso. Porque, a finales de los 70/ comienzos de los 80, el venerado autor inglés era un yonqui de “Space Invaders” y compañía, como se refleja perfectamente en “La invasión de los marcianitos”, un ensayo novelado impagable que Amis intentó esconder debajo de la alfombra años y años pero que, felizmente y con una exquisita labor de edición, generosa en material gráfico, cuidadoso niquelado y tapa dura, y con estupendo prólogo de Juan Antonio Millán (y no menos atinada traducción de Ramón de España) acaba de publicar Malpaso.

Spielberg, compañero del metal y el joystick de Amis

Spielberg, compañero del metal y el joystick de Amis

Evidentemente, el volumen, breve pero intenso, es una golosina para los jugones veteranos, que sin duda se sentirán reflejados en la entrañable e hidalga figura de un escritor “serio” que insiste en que su prolongado pecado electrónico solo fue un “trabajo de campo” para el presente libro. Ja. Con lo fácil que sería asumir su adicción de forma sana, como Steven Spielberg, autor de la simpática introducción del libro. Pero, desde luego, hay que reconocerle a Amis (quien a su vez reconoce que tardó horas en pasarse la primera oleada del “Space Invaders”) su estilo tremendista e hiperbólico a la hora de analizar el “impacto” de los salones recreativos en la sociedad, como se refleja en la primera parte del libro, donde se hace eco de un fenómeno que prácticamente podría desencadenar la Tercera Guerra Mundial y poblar las calles de chaperos adolescentes semi-zombis en busca de moneditas para jugar al “Pac-Man” (esa “perfecta chuminada”, Amis dixit) sin descanso. Hombre, tampoco es para tanto. En la segunda parte se quita la máscara y desparrama su fanatismo jugón a tumba abierta: “Galaxian”, “Asteroids”, “Scramble”, “Missile Command”, “Frogger” (esa “boñiga monumental”)… solo falta en su recorrido “Phoenix”, el preferido de quien esto escribe y que, también, tiene sus trucos y emboscadas (para lograr 200.000 puntos en un periquete). Unos deliciosos DLC (videobebés, telejuegos, glosario y hasta “quién es quién” minimalista y galáctico) rematan un imprescindible libro de culto y un documento único sobre un vicio no siempre aceptado: el nuestro.

El Playland de Times Square, uno de los templos de perdición preferidos del autor

El Playland de Times Square, uno de los templos de perdición preferidos del autor

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Jardinería extrema

La mejor ornamentación floral para uno de los episodios más cañeros de la saga

La mejor ornamentación floral para uno de los episodios más cañeros de la saga

Aunque ya empieza a hacer fresquito, no viene mal recordar alguno de los pasatiempos que nos ayudaron a matar el rato este verano. Por ejemplo, un poco de jardinería de interior y extrema de la mano de “Plants vs Zombies. Garden Warfare”, nuevo título de una de las sagas más superventas e irresistibles de los últimos tiempos, y que hace unas semanas germinó y hasta floreció en las consolas de Sony. Así, nos encontramos al cóctel monstruoso más locuelo habido y por haber en un combate definitivo: los zombies tratando de invadir el vecindario y con sólo una línea de defensa floral se interpone en su camino. Por tanto, tendremos que escoger una planta con alma de Rambo y unirnos a su ejército para detener la invasión. Que empiece el zafarrancho en el jardín.

La nómina de nuevos personajes en el bando zombi es para miccionar y no echar gota

La nómina de nuevos personajes en el bando zombi es para miccionar y no echar gota

Como buen juego con alma app, la acción más directa y explosiva se desparrama a gusto a lo largo de los niveles y fases de nuestra aventura. Zombis volando por los aires, plantas sembradas con frenesí sobrenatural, explosiones, miembros putrefactos, estambres y pistilos a tutiplén para una auténtica locura sin freno ni marcha atrás. Todo ello, amenizado con nuevos personajes que se unen a un escenario que nos proporciona la profundidad de un shooter online tradicional combinado con el humor refrescante de la  franquicia, con unos modos cooperativo y multijugador de rechupete.

El tuneo y personalización de personajes es uno de los puntos más originales y divertidos del juego

El tuneo y personalización de personajes es uno de los puntos más originales y divertidos del juego

Hasta 24 jugadores, en el bando de las plantas o de los zombis, no dejarán títere con cabeza en un combate fratricida donde podremos camuflar y modificar a nuestros soldados favoritos con cientos de artículos únicos y personalizaciones (una de las zonas más calientes y divertidas del juego). Especialmente destacado es el modo cooperativo online para 4 jugadores y cooperativo con pantalla partida, que nos permite peinar y sembrar el caos vegetal por los diez campos de batalla únicos y rebosantes de adrenalina y fertilizante. En definitiva, un enorme juego loco, loco para regarlo durante horas y, luego, a tomar una hamburguesa de brócoli en el vegetariano de la esquina para coger fuerzas.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Re-Vita-lización

Kratos exportará sus tormentos y mal café en PS Vita

Kratos exportará sus tormentos y mal café en PS Vita

Desde su nacimiento hace un par de temporadas, la portátil de Sony suele sufrir el vulgarmente denominado “síndrome de la ceja izquierda de Ancelotti”: casi todas sus acciones, movimientos y lanzamientos son mirados con lupa escéptica y leve sensación de “moscatel”. Como tampoco las cifras de ventas han despegado definitivamente, y como la sombra de la PSP es alargada, pues no faltan los agoreros y malos augurios que vaticinen lo peor. Para evitarlo, Sony tiene previsto desde ya inyectar vitaminas a la PS Vita de la mejor forma posible: con un buen puñado de juegos adaptados a sus características y grandes posibilidades. Por ejemplo, con cracks de la casa que, tras arrancar sus periplos en la PS2 y pisar con garbo la PS3 y la PSP, recalan en la Vita con gráficos HD, controles personalizados y guiños cómplices para sus fans. Véase el caso doble de “The Sly Trilogy” (con las primeras tres aventuras de nuestro ladrón de guante blanco preferido) y “God of War Collection”, que este mes recrea los dos episodios iniciales del épico e incombustible Kratos.

Sly y sus compinches, dispuestos a "limpiar" la portátil de Sony

Sly y sus compinches, dispuestos a “limpiar” la portátil de Sony

Aparte, en mayo florecerá igualmente la “vitadaptación” de otro crack: el apocalíptico y coñón “Borderlands 2”, con nuevos personajes, habilidades y enemigos, modo cooperativo online de hasta cuatro jugadores y funcionalidad Cross-Save para completar las partidas iniciadas en PS3. Eso, aparte de un despliegue gráfico impresionante y seis packs de contenido adicional: “Capitana Scarlett y su Botín Pirata”, “La escabechina sangrienta del Señor Torgue”, el “Psicópata” y el paquete de clase “Mecanomante”, el “Pack Ultimate Vault Hunter Upgrade 1”, y el “Pack Edición Coleccionista”. Todo sea para honrar a uno de los juegazos más cañeros de los últimos tiempos.

Así de poderoso luce "Borderlands 2" en su versión PS Vita

Así de poderoso luce “Borderlands 2” en su versión PS Vita

Y, a la vuelta de la esquina, espera “PlayStation Pets”, jardín portátil para mascotas más monas que un corderito vestido por Ágatha Ruiz de la Prada. Ojo también al amangado “Nisekoi”, que en otoño promete poner patas arriba el mercado japo (de momento). De muy distinto pelaje será el también anhelado “Soul Sacrifice Delta”, y los descargables “Freedom Wars” y “Oreshika”, con mucha adrenalina y explosión por metro cuadrado. Más o menos como “Strike Suit Zero”, revisión futurista de los shooters matamarcianos que da gloria jugarlo. En fin, que no faltan ni rarezas como “Octodad: Dadliest Catch”, que nos propone meternos en la piel y los tentáculos de un pulpo disfrazado a su vez de padre de familia para cuidar a sus berberechitos. Y si prefieres rarezas deportivas, allá va el “MLB The Show 14”, que en PS Vita también batea que da gusto. Si a eso le añadimos la feliz interconexión con la PS4 (desde ya PS Vita TV permite el uso de Remote Play con la “hermana mayor” de la casa), está claro que la portátil de Sony aún tiene cuerda para rato. Al ataque, pues, que diría Tito Yayo.

Las pequeñas pero enormes batallas galácticas de "Strike Suit Zero"

Las pequeñas pero enormes batallas galácticas de “Strike Suit Zero”

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

iOS y Android, a la mesa

"Final Fantasy VI", uno de los mejores productos para móviles del año

“Final Fantasy VI”, uno de los mejores productos para móviles del año

No hace falta más que darse un garbeo en el metro para comprobar que los juegos en plataformas móviles siguen en pleno auge y expansión. Lógico: el subidón tecnológico es imparable, y el nivel de enganche provocado por algunos superventas hace que más de uno se haya pasado de parada y llegado tarde al trabajo (bueno, a sellar el paro). Por eso, repasemos algunos de los cracks del año para iOS y Android, juegos que no agigantan sus dimensiones reducidas hasta convertirse en auténticos estándares en su género. Por ejemplo, “Baldur’s gate II”, una gozada de RPG de una franquicia sobradamente conocida y que llega a territorio iPad fotocopiada y ampliada desde su versión PC. Mazmorras para todos. O, dando un paso hacia el género terrorífico, tenemos “Slender Rising 2”, un escalofrío continuado y plagado de almas en pena aunque con un toque humorístico, y la segunda temporada de “The walking dead“.

"Slender Rising 2", cuando el terror puro se sirve en frasco pequeño

“Slender Rising 2”, cuando el terror puro se sirve en frasco pequeño

Otra saga de campanillas en “Broken Sword”, que aterriza con “La maldición de las serpientes” con un ramillete de puzles, misterios sin resolver y un estupendo doblaje al castellano. Con sello de autor tenemos “Bloodstroke“, thriller hemoglobínico con la rúbrica de John Woo ambientado en un Hong Kong al filo de la navaja, o la katana. Ojo que mancha. Por supuesto, la vieja escuela no puede quedarse sin uno de sus alumnos veteranos: los matamarcianos bizarros de “R-Type II”, que con cuarto de siglo a sus espaldas aún demuestran su poderío. Aunque, para pedigrí clásico, el de “Final Fantasy VI“, aunque cueste casi 15 euros del ala. Pero muy bien invertidos, eso sí.

Sonic y sus amigos no podían faltar en cualquier circuito iOS y Android que se precie

Sonic y sus amigos no podían faltar en cualquier circuito iOS y Android que se precie

En el repaso no pueden faltar títulos de carreras (“Ridge Racer Slipstream“), acrobacias plataformeras (“Joe Danger infinity”), cóctel de cracks (“Sonic & All-star racing transformed”), volante futurista (“Flashout 2”), aventuras gráficas como “999”, hazañas bélicas como “Frontline Commando 2”, hits como “Bug heroes 2”, o endiabladamente minimalistas y hasta rompecocos como “Rocket Robo”, “Wave Wave“, “Tengami” o “Threes!”. Y hasta el “Surgeon simulator” para darle al bisturí con mucho arte. En fin, que incluso la entrañable peli de “Pancho, el perro millonario” también tiene desde ya su jueguecito estilo “Nintendogs” antes de su estreno el 6 de junio. Que no pare la fiebre móvil, aunque con moderación, siempre con moderación.

Pancho, más majo que las pesetas, solicitando ayuda y cariño desinteresados (aunque esté podrido de dinero, el muy perro)

Pancho, más majo que las pesetas, solicitando ayuda y cariño desinteresados (aunque esté podrido de dinero, el muy perro)

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

De una pieza

El píxel es bello, definitivamente

El píxel es bello, definitivamente

Para los que crecimos con la arquitectura de los sueños (perdón por la leve cursilada) impuesta por los Lego, Tente y similares -Lego para los de letras, Tente para los de ciencias, así andaba la frontera-, los juegos de construcciones siempre tendrán un hueco en nuestro corazoncito. Incluso los de deconstrucción, como el venerable “Breakout”. Máxime cuando, además, amasan un buen puñado de neuronas entre pieza y bloque, y un kilometraje generoso que les hace conocer perfectamente el terreno que pisan (porque, en este subgénero, el terreno y la parcela es esencial, claro). Ambas circunstancias se dan a las mil maravillas en “Minecraft”, una auténtica leyenda de Xbox Live que atesora seis millones de descargas (líder absoluto), más otras 14 en otras plataformas, aparte de ser el segundo título más jugado en la historia de dicha plataforma de Microsoft. Un acontecimiento planetario (de hecho, se calcula que sus dominios virtuales han alcanzado ocho veces el tamaño de la superficie de la Tierra) que, a partir de mañana, sube de nivel y dimensión al estrenarse en Xbox 360.

Tras reinar en Xbox Live, salta a la consola madre tan alegremente

Tras reinar en Xbox Live, salta a la consola madre tan alegremente

Como se suele decir en estos casos, el límite de “Minecraft” lo pone nuestra imaginación. Gracias a un tutorial generoso y paciente que nos explica todos los detalles de tan artesanal experiencia, y de la perfecta calibración del mando de Xbox 360 a las herramientas del juego, disfrutaremos de una renovada versión repleta de novedades y características exclusivas para que podamos fabricar mundos y escenarios insólitos y hasta grandiosos, tanto urbanos como rurales o fantásticos, ya que por la noche, los monstruos también saldrán de sus guaridas a darse un garbeo. Además, el juego nos permite construir en solitario, con el modo pantalla dividida para hasta 4 jugadores o, cómo no, a través de Xbox Live con el modo online para hasta 8 jugadores.

Unos gráficos inspirados y brillantes, siempre con su entrañable corazón de píxel dentro, una buena oferta de contenidos descargables, chat de voz, tablas de clasificación, opciones para jugar en plan “tranqui” contemplativo o en plan batallador y conquistador (siempre con el peculiar humor marca de la casa por bandera) y unas cuantas sorpresas más hacen de esta versión un auténtico regalo para los fans de la franquicia. A partir de mañana, “Minecraft” regresa con más fuerza que nunca… y con espíritu constructivo, que falta hace en estos tiempos tan destrozones.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Videojuegos que matan (a disgustos, al menos)

Cuidado, Bart, ¡a tu derecha!

Cuidado, Bart, ¡a tu derecha!

Siempre que enchufamos la caja tonta aguantamos el zapeo ante los programas humorísticos, tan necesarios en estos tiempos que corren. Por eso, cuando no estamos viendo alguna subasta de trasteros, allá que conectamos Cuarto Milenio casi en vena. Además, el pasado domingo con más motivo porque, junto con las paparruchas del Tío Camuñas de siempre (algunas, contadas por un ex colega pitagorín del periódico, metido a Tristanbaker de chichinabo), dedicaron unos minutillos a “videojuegos malditos”. Arrea. Con tono conspiranoide y careto de vaca lechera mirando a un zepelín por parte del bueno de Íker, fueron saliendo algunos ejemplos más o menos conocidos y chocantes, empezando por la leyenda de “E.T.”, cataclismo histórico que casi condena al abismo a la industria hace justo 30 años, y del que se dice que cientos de miles de copias sin vender fueron enterradas en el desierto de Nuevo México. Quien tenga pico y pala, que lo compruebe.

El videojuego maldito por excelencia (mareo asegurado, eso sí)

El videojuego maldito por excelencia (mareo asegurado, eso sí)

Más “regomeyos” fueron los siguientes ejemplos de juegos creados para, literalmente, enloquecer o matar al pobrecito jugón de los salones recreativos de los 80: “Polybius” (1981), hipotético ingenio luciferino que, con la piel de cordero de un shooter espacial al uso, encerraba todo un código subliminal de mareos, cefaleas y hasta intentos de suicidio en sus víctimas. Su existencia real nunca se comprobó (más o menos es como la fábula de Ricky Martin, el perro y el tarro de mermelada), pero abundaron las leyendas alrededor de su densa humareda: desde víctimas internadas en frenopáticos hasta “men in black” de la CIA encargados de depositar y recoger las unidades del juego en los recreativos. Ni “Juegos de guerra”, vamos. También tenemos “Killswitch” (ver clips al final del repor), salido del caldero con olor a azufre de unos desarrolladores rusos (la amenaza roja seguía palpitante en la era Reagan) y ambientado en una misteriosa mina poblada de fantasmas. Lo mejor del tema era que, como en los tebeos de Mortadelo, el juego se autodestruía nada más acabarlo, o tras un simple “game over”. Por lo visto un japonés pagó una fortuna por una de las 5.000 copias que se hicieron y, en vez de organizar un show para friquis ricos estilo “Hostel”, fue colgando en la red sus evoluciones. Ja. ¿Maldición o inocentada? Por último, en el programa se habló de “Berzerk” (1980), otro juego jurásico (esta vez real y creado por una major como Atari) cuyo estigma se debe a que un par de jugadores murieron fulminados nada más grabar sus iniciales en el “high score”. Amos, anda.

Pueblo Lavanda: entre el Flautista de Hamelin y el Heraldo de la Muerte

Pueblo Lavanda: entre el Flautista de Hamelin y el Heraldo de la Muerte

Aparte de estas “perlas” de la mitología (sub)urbana, también hay otras más escalofriantes no tratadas en el programa: por ejemplo, la que afectó a otro gigante como Nintendo en su línea “Pokémon”, concretamente las ediciones “Verde”, “Roja” y “Azul” (todas ellas, en sus versiones japonesas, que no llegaron a Occidente, por suerte). Por lo visto, mientras el jugador recorre Pueblo Lavanda, suena una estridente y machacona musiquilla que puede inducir a males y quebrantos parecidos a los de “Polybius”. Cierto o no, la realidad es que un total de 104 niños de entre 7 a 12 años se suicidaron en el país nipón en ese verano del 96 cuando todos los críos jugaban como posesos a “Pokémon”. Ahí queda eso…

Elige tu propia muerte con "Taboo", lechuguino

Elige tu propia muerte con “Taboo”, lechuguino

Otro juego de la casa, “Taboo”, también logró cierto revuelo cuando algunos fallecimientos reales de jugadores coincidían con lo que, en teoría, habían escrito en sus datos personales al comenzar la partida (ser atropellado por un camión, volverse loco, un accidente múltiple…). Como escarpias se nos ponen los pelos de las orejas. También a la competencia de Nintendo, Sega, le tocó la china y el cuervo negro cuando un crío murió en su casa por un ataque epiléptico (otra de las acusaciones tradicionales hacia la saga “Pokémon”, por cierto) tras lograr desbloquear a “Tails Doll” como personaje jugable en su “Sonic R” de Sega Saturn. Un accidente fatal que, por supuesto, bastó para encender un reguero de habladurías, maldiciones y búsqueda y captura del bicho en cuestión en más juegos de la saga. Qué morbosillos somos…

"Manhunt" nos los pone de corbata, las cosas como son

“Manhunt” nos los pone de corbata, las cosas como son

Por supuesto, los juegos de terror también tienen lo suyo: desde pasadizos secretos que conducen a sustos de muerte en varios “Silent Hill”, a la leyenda (difundida por su distribuidora de entonces a la prensa, sin ir más lejos) de que, al acabar el horripilante “Manhunt” con máxima dificultad y máxima puntuación, aparece una escena particularmente insoportable que puede provocar algún “corazón partío”, como diría Alejandrito Magno. Historietas y chanzas para contar a la luz de la hoguera en las largas noches de verano porque, en realidad, los únicos videojuegos que han causado la muerte de inocentes son los que previamente han pasado por la mente enferma del verdugo, sea el “asesino de la katana” de “Final Fantasy VIII” o algún pirado que se toma “Mortal Kombat” o “Call of Duty” demasiado en serio. Eso, sin contar aquel taiwanés que se tiró 10 horas jugando al “World of Warcraft” en un cibercafé, le dio un tabardillo letal y el resto de viciados, como si tal cosa. Consejo básico y cabal: consumir siempre con moderación y con cabeza, sobre todo con cabeza. Y los cuentos de brujas y duendes, mejor para los niños que no quieren comerse las lentejas.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).