«Detective Conan: El puño de Zafiro Azul», animación japonesa de cinco estrellas

Una nueva y espectacular entrega de la famosa y reputada saga de manga

Mañana llega a las pantallas una auténtica joya de la animación japonesa: «Detective Conan: El puño de Zafiro Azul», distribuida por Alfa Pictures, largometraje número 23 de la saga, basada en la obra de Gosho Aoyama, y que supone el retorno dos personajes: Kaito Kid, quien no se le había visto en las películas de «Detective Conan» desde el año 2015 y Makoto Kyogoku, el maestro de karate que intentará que Kaito Kid no robe el Zafiro Azul, el objeto principal del caso de la película. Así, el filme nos lleva en esta ocasión a la ciudad estado de Singapur, donde Makoto Kyogoku participa en un prestigioso torneo de artes marciales. Ran y Sonoko se unen a él para animarle, pero Conan deberá quedarse en Japón, ya que al no «existir» como persona, no tiene pasaporte y por lo tanto no puede salir del país. Sin embargo, Kaito Kid le secuestra para poder resolver unos extraños delitos que se estarían cometiendo bajo su identidad, mientras él trata de ejecutar su plan de robar un preciado Zafiro Azul. Ante esta tesitura, Conan deberá esconderse bajo la nueva identidad de Arthur Hirai.

La calidad del filme le ha llevado a batir récords de taquilla en Japón

El filme supuso un auténtico éxito en su estreno en Japón, con nada menos que 313.724 espectadores en su día de estreno, recaudando un total de 30 millones de eurosen sus dos primeros fines de semana, siendo solamente destronada por blockbusters de la talla de «Vengadores: Endgame» y «Detective Pikachu». Finalmente, la taquilla del filme duplicó dicha cifra, convirtiéndose en la película más taquillera de la saga tras su antecesora «Detective Conan: El caso Cero». La película, todo un prodigio en calidad de animación y en narrativa de acción, supone el debut en la gran pantalla del cineasta Tomoka Nagaoka, una de las promesas más firmes del sector. La crítica alabó las cualidades del filme, sobre todo el esperado regreso de Kaito Kid, uno de los personajes más queridos de la cultura popular nipona, perfectamente respaldado por los personajes secundarios, una de las señas de la saga. También sobresale la calidad de las escenas de combate y los bellos escenarios, principalmente los paisajes de Singapur donde se desarrolla gran parte de la acción. Sin olvidar la espléndida banda sonora, destacando su tema final «Blue Sapphire» interpretado por Hiroomi Tosaka. En definitiva, una auténtica joya imprescindible para los amantes del manga en particular y los cinéfilos de pro en general.

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Que viene el coco

Kaya Scodelario, esperando el momento idóneo para hacerse unos zapatos de piel de cocodrilo

Prosigue el verano y, en cuanto a estrenos, la tónica sigue marcada por cine palomitero y terrorífico (véase la simpática y creepshowiana «Historias de miedo para contar en la oscuridad» o la tontaina y engreída «Midsommar»). Ahora le toca el turno a «Infierno bajo el agua», historia de angustia submarina en la línea «Tiburón» o «Megalodón» en la que una mujer se queda atrapada en su hogar de Florida tras intentar salvar a su padre de las consecuencias de un huracán de categoría 5. Al cambiar por completo la apariencia del inmueble y, por causa del cambio climático y la frecuencia de las tormentas en «la región del Sol», criaturas temibles comienzan a hacer de la casa de la joven su nuevo hogar. Esta deberá luchar contra los depredadores (sobre todo contra un cocodrilo del tamaño de un trolebús) para tener una oportunidad para sobrevivir. La cinta está dirigida por Alexandre Aja (Cobra: The Space Pirate, El otro lado de la puerta) y protagonizada por Kaya Scodelario (El Corredor del Laberinto: La cura mortal, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar) y Barry Pepper (Monster Trucks, Cosecha amarga). La verdad es que las críticas no han sido del todo terribles, así que igual está maja. Como complementos, también tenemos una de dibus para los más peques («Angry Birds 2») y un drama histórico-culinario a la japonesa («El cocinero de los últimos deseos», más información aquí), así que la cosa está surtidita.

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Enigmas fareros

El trío protagonista de "Keepers"

El trío protagonista de «Keepers»

Poco movimiento en la cartelera de hoy, tal vez por tanto festivo. Destacamos «Keepers, el misterio del faro», un thriller que arranca con un pequeño bote acercándose a una solitaria isla que no es mayor que un campo de fútbol. Una vez que llegan a su destino, su único cometido es reemplazar a los tres trabajadores del faro. Pronto comienzan a sucederse eventos extraños que culminan con la desaparición de los tres hombres, los llamados Thomas, James y Donald. Kristoffer Nyholm (Taboo) dirige esta película cuyo guión han redactado Joe Bone y Celyn Jones (Set Fire to the Stars). Gerard Butler (Dioses de Egipto), Peter Mullan (Trainspotting) y Ólafur Darri Ólafsson (Zoolander No. 2) son los protagonistas de la historia. También sobresale «Okko, el hostal y sus fantasmas», una pieza de animación japonesa que narra la historia de Okko quien, después de perder a sus padres en un accidente de coche, empieza a vivir en el campo con su abuela que lleva una posada japonesa tradicional. Mientras se prepara para ser la propietaria de la posada, empezará a ver fantasmas amistosos. El filme está dirigido por Kitaro Kosaka, autor selecto y poco prolífico, discípulo aventajado de la factoría Ghibli, y conocido por la adaptación del manga «Nasu: Verano en Andalucía», una joya del género dirigida hace 15 años y que logró colarse en el festival de Cannes, ahí queda eso.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Ralph vuelve a la carga

Una de las pelis de estas navidades, sin duda

Una de las pelis de estas navidades, sin duda

Para muchos, «¡Rompe Ralph!» es una película especial, gracias a su capacidad para teletransportarnos a los míticos salones recreativos de los 80. Seis años después llega la secuela, «¡Ralph rompe internet!», donde volveremos a ver a Ralph, el malo del videojuego que quiere ser un héroe, junto a otros personajes ya conocidos como Vanellope von Schweetz, la joven «error de programación» con un imparable espíritu ganador.
La historia se centrará en las aventuras de Ralph y sus compañeros en el mundo de Internet, a dónde irán para intentar salvar Sugar Rush. Allí se encontrarán con lo más temido de la Red: los pop ups, los anuncios, los memes y el spam; pero también con personajes tan míticos como las princesas Disney, Buzz Lightyear o C3PO. Por suerte no estarán solos, ya que el algoritmo azulado Yess ayudará a nuestros dos protagonistas a cumplir su objetivo. Rich Moore (Zootrópolis) repetirá como realizador junto a Phil Johnson, que fue uno de los guionistas de la película original. El actor John C. Reilly (Guardianes de la galaxia, Tenemos que hablar de Kevin) será el encargado de volver a poner voz al protagonista y Sarah Silverman (Mil maneras de morder el polvo, Popstar) repetirá como su amiga Vanellope, mientras que Taraji P Henson (Figuras ocultas, Sin escrúpulos) se incorpora como la voz de Yess. Promete, aunque algunos la han comparado con algo de mala baba con la nefasta «La emoji película». No será para tanto, hombre…

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Verde que te quiero verde

El Grinch, la apuesta animada, gruñona y navideña de estas fechas

El Grinch, la apuesta animada, gruñona y navideña de estas fechas

Hace unos años, a más de uno se le atragantaron las fiestas con Jim Carrey forrado de verde (no, no hablamos de «La máscara»). Ahora, tenemos otra versión de «El Grinch», pero por suerte en dibujos animados y de la mano de Illumination Studios, los de «Gru» o «Lluvia de albóndigas». Así, nos toparemos con este ser gruñón y peludo de color verde que vive en una cueva oculta en lo alto de la montaña. Él mismo asegura que su corazón es muy pequeño y que ese es el motivo por el cual es un cascarrabias que siempre está quejándose de todo y no hay nada que le parezca bien. Su único amigo es un perrito llamado Max, y esto para el Grinch es más que suficiente porque él no necesita a nadie. Un día, desde su guarida, en lo alto del Monte Crumpit, empieza a escuchar ruidos procedentes de la ciudad de Villaquien, donde sus habitantes, los Quien, se encuentran entusiasmados organizando los preparativos para celebrar la Navidad. A él tanta alegría le provoca una rabia y una envidia que es incapaz de controlar. Pero, pronto descubrirá qué puede hacer para que ese sentimiento desaparezca: bajar a la localidad y allí robar todos los adornos y los regalos navideños. Así nadie podrá disfrutar de esa festividad. Esta película de animación es una adaptación del cuento infantil ¡Cómo el Grinch robó la Navidad! (1957), escrito por el autor Theodor Seuss Geisel, más conocido como el Dr. Seuss. Peter Candeland debuta en la dirección de largometrajes con este filme que co-dirige junto a Yarrow Cheney (Mascotas), y que cuenta con un guión de Michael LeSieur (Las apariencias engañan, El atraco). El reparto de voces de la versión original está encabezado por Benedict Cumberbatch (Vengadores: Infinity War, Sherlock) como el mítico Grinch.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Guau

Los perretes serán los protagonistas absolutos de esta nueva marcianada divina y puntillista de Wes Anderson

Los perretes serán los protagonistas absolutos de esta nueva marcianada divina y puntillista de Wes Anderson

Después del éxito de su «Gran Hotel Budapest», Wes Anderson (una de nuestras debilidades, lo confesamos) regresa a la animación, que tan buenos frutos le dio con «Fantastic Mr. Fox», con «Isla de perros», una joya stop-motion con sabor japo que cuenta la historia de Megasaki en estado de pánico después de que una epidemia canina haya invadido la ciudad. El Alcalde toma la decisión de evacuar a todos los perros y trasladarles a una isla vertedero situada a las afueras. Chief, líder de la manada perruna, ha perdido toda esperanza de volver con sus dueños hasta que un día aparezca Atari Kobayashi, un niño de la ciudad que decidirá a toda costa buscar a su querida mascota contra todo pronóstico. Con un diseño tan cuidadoso y ultradetallado como todas las obras de este director (recuérdense «Moonrise Kingdom», «Los Tenenbaums. Una familia de genios» o mi preferida, «Life aquatic»), y ese humor marciano no apto para todos los paladares, otro de los atractivos de la cinta son las voces de los protagonistas, interpretadas por figuras como Scarlett Johansson, Bryan Cranston, Tilda Swinton, Edward Norton y, cómo no, Bill Murray, actor fetiche del cineasta. Eso, más intervenciones especiales como la mismísima Yoko Ono (con o sin ladridos y aullidos). Una delicia, o delicatessen, para ser más exactos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=51fnOy8XEW4[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Mundo muy viejuno

Los cracks de Aardman vuelven a la carga con la divertida "Cavernícola"

Los cracks de Aardman vuelven a la carga con la divertida «Cavernícola»

Aunque el año pasado no fue del todo bueno para la animación (alternando joyas como «Coco» o «Loving Vincent» con bodrios como «La emoji película»), 2018 empieza bien gracias a la factoría Aardman, los geniecillos de plastilina responsables de «Wallace and Gromit» o «Chicken run», que ahora presentan «Cavernícola», una descacharrante comedia situada en los albores del tiempo, cuando los dinosaurios y los mamuts lanudos vagaban a sus anchas, un valiente hombre de las cavernas llamado Dug debe unir a su tribu para enfrentarse a un poderoso enemigo, el Lord Nooth, que pretende instaurar la Edad de Bronce. Mientras tanto, inventan de manera inintencionada el fútbol. Numerosos gags visuales, anacronismo inteligente y una técnica de lo más depurada para darle salsa y caña a un argumento siempre eficaz. Aunque, si queremos algo más serio y enjundioso, tenemos «El hilo invisible», nuevo filme del ambicioso Paul Thomas Anderson situado en el Londres de los años 50, época en el que el famoso modisto Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville) son el centro de la moda británica con más glamour. Woodcock viste  con su estilo distintivo a la realeza, estrellas de cine y demás damas de la alta sociedad. Las mujeres pasan por su vida sin dejar huella, hasta que aparece una bella y temperamental joven llamada Alma (Vicky Krieps), una camarera que se convertirá en su musa y amante. Sin embargo, la perfectamente estructurada vida de Reynolds se verá alterada por la llegada de la joven, y eso es algo que el modisto no había contemplado. Una peli con clase que, además, es la despedida de uno de los mejores actores de la historia, Daniel Day-Lewis, que podría alzarse con su cuarto Oscar al mejor intérprete si no fuera por Gary Oldman y su Churchill.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter y Facebook).

Sin vuelta al ruedo

"Ferdinand" es el nuevo filme del director de "Ice Age" y "Blue"

«Ferdinand» es el nuevo filme del director de «Ice Age», «Robots»  y «Río»

Aparentemente destinado a demostrar su valentía en un ruedo como todos los de su especie, Ferdinand no comparte esa idea. Él es un torito amante de las flores y dotado de gran sensibilidad. Cuando intuye cuál puede ser su trágico destino, huye del cortijo donde estaba encerrado y recala en la granja de una dulce niña y su padre. Aquí crecerá como un miembro más de la familia, pero un accidentado episodio lo devolverá ya adulto a su lugar de origen. La lucha contra el más afamado torero le espera, aunque no se resignará a cambiar, junto con sus compañeros, el curso de los acontecimientos con el arma más poderosa: su gran corazón.

El cine de animación tiene la posibilidad de dotar a las historias y a sus protagonistas lo que se proponga. Realismo, fantasía o imaginación desbordante y sin límites, cualquier cosa es susceptible de ser reflejado en pantalla, también en el terreno de las emociones. Acaso la humanización de los sentimientos en personajes animales es moneda común y generadora de vínculos y conexiones con el espectador, de forma especial en el público infantil. De ahí, ciertos temas deben ser abordados con cuidado de no condicionar la conciencia tierna de un niño, sobre todo cuando en la vida real el asunto en cuestión suscita cierta polémica. Y la tauromaquia lo provoca.

La cinta opta a dos Globos de Oro: mejor filme de animación y mejor canción original

La cinta opta a dos Globos de Oro: mejor filme de animación y mejor canción original

No es «Ferdinand» precisamente un ataque visceral a la llamada fiesta nacional, pero siguiendo la trayectoria vital del susodicho, no se escapa que la defensa a la vida del protagonista y amigos astados supone eludir una muerte segura en la plaza, porque “el toro nunca gana”. Esta frase lapidaria tiene un mensaje subyacente y una toma de postura clara: todos querremos ayudar al pobre Ferdinand a no ponerse delante de esas amenazantes espada y banderillas brillando en primer plano que reducirían su existencia a unos cuernos más colgados en la pared de una truculenta sala. Esto es así, aunque se juegue al despiste con la disyuntiva en términos taurinos de morir con bravura o sin opciones en el matadero. No obstante, el film sólo alude y no muestra nada cruento, ningún humano queda demonizado, ni siquiera el matador, ni dará queja alguna de provocar mínimamente un trauma a la parroquia menuda.

Disquisiciones e intenciones aparte, ¿y de la película qué? Resumirla como discreta sería injusto, porque contrae ciertos méritos y ofrece algunos momentos resaltables, como un divertido rescate y un inaudito intercambio de papeles otra vez para la reflexión. Sin embargo del responsable de la saga «Ice Age», Carlos Saldahna, se esperaba más, y eso que partía del clásico libro infantil de Munro Leaf y de su adaptación al cine por Walt Disney con un corto ganador de Oscar. La historia tarda un tanto en arrancar y enganchar de verdad, pululan inconexos y desdibujados algunos elementos -el papel de la niña ni fu ni fa- y al protagonista le falta un carisma mayor y tampoco está rodeado por otros personajes que le hagan un gran coro, salvo un trío de caballos megapijos que funcionan estupendamente en algunos gags. Por cierto, que a éstos les falta en general esa chispa descacharrante de otros largometrajes de Saldanha.

«Ferdinand» entretiene, tiene una buena factura en la recreación digital de lugares reconocibles como la plaza de Las Ventas y el Tajo de Ronda,  y cumple con las preceptivas dosis de emoción, pero le falta alma para dejar huella y entusiasmar.

Texto: José María Fillol

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter y Facebook).

Jugando a los ninjas

Los alegres muñequitos de Lego vuelve a inundar las pantallas (y, el viernes que viene, las consolas)

Los alegres muñequitos de Lego vuelve a inundar las pantallas (y, el viernes que viene, las consolas)

Los chicos de Lego siguen animando el algo lánguido cotarro de la animación, valga la redundancia. Si en primavera se lucieron con su «Batman», ahora le toca el turno a «La LEGO Ninjago película», un divertimento de lo más salado basado en la famosa línea de construcciones que, por cierto, la semana que viene tendrá su gozosa conversión multiconsolera. La historia nos sitúa en una tierra lejana amenazada por la oscuridad. En este lugar llamado Ninjago, las fuerzas del bien y del mal tendrán que enfrentarse en una épica y divertida aventura. Dispuestos a arriesgar sus vidas para defender la ciudad con honor, un equipo de seis indisciplinados jóvenes va a tener que demostrar que no son adolescentes corrientes de la escuela secundaria, sino que son guerreros secretos dotados de grandes habilidades, como la de ser Maestros Constructores. Instruidos por el veterano y sabio instructor Sensei Wu, y liderados por Lloyd (aka Ninja Verde), Jay, Kai, Cole, Zane y Nya intentarán proteger su ciudad de monstruos, robots gigantescos, dragones cibernéticos y demás villanos. Lo malo es que entre sus enemigos se encuentra el maligno señor de la guerra Garmadon (no confundir con Gallardón, ojo), que también resulta ser el padre del joven Ninja Verde, y un gigantesco gato llamado Meowthra. El director Charlie Bean («Tron: La resistencia», «Robotboy») toma la batuta del showtime, ayudado por las voces originales de Dave Franco como Lloyd, Olivia Munn como KoKo, Justin Theroux como Garmadon, Michael Peña como Kai y el mismísimo Jackie Chan como Sensei Wu. Y, si preferimos carne y hueso, tampoco es manca la secuela de «Kingsman», llamada «El Círculo Dorado», con más aventuras y acción que su antecesora.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter y Facebook).

Capitán Calzoncillos: su primer peliculón

He aquí la nueva propuesta animada de DreamWorks, creadores de "Shrek" y "Madagascar"

He aquí la nueva propuesta animada de DreamWorks, creadores de «Shrek» y «Madagascar»

Hace ya bastante de aquella época en la que el ritmo del cine de animación lo marcaba un nuevo estreno Disney. El paso del tiempo abrió el espacio a las 3D y ahí entró con fuerza inusitada Pixar. Y tras ella vinieron otras compañías para elevar el género con originalidad y calidad, como DreamWorks. El caso de este estudio -titular de «Shrek», «Kung Fu Panda» y «Madagascar»- es paradigmático en cuanto ha buscado siempre la libertad creativa en sus películas. Por eso no es de extrañar que fijara objetivo en la cómica serie de libros «Capitán Calzoncillos», una parodia del universo de los superhéroes desde la imaginación de los niños.

«Capitán Calzoncillos: su primer peliculón» cuenta con ingredientes de sobra para que los chavales se lo pasen bomba durante hora y media con el buen rollo de sus protagonistas. Igualmente el adulto compartirá carcajadas y disfrutará entre líneas, seguida de una sonrisa amplia, de agudos diálogos con carga de profundidad. En el trasfondo de la historia, dos inseparables amigos que evaden la estricta disciplina del colegio a base de gamberradas y a través del superhéroe creado por ellos en las páginas de un cómic que luego cobra increíble realidad; hay una crítica velada a un sistema educativo antiguo y obsoleto. La puesta en solfa del método de enseñanza basado en la memorización y en una letanía de repetición infinita contrasta (por ausencia) con una visión moderna y lúdica de aprender divirtiéndose, con la que no podemos estar más de acuerdo. Añadido al tirón de orejas, se pone en valor la iniciativa y el espíritu creativo del alumno representados en las figuras de Jorge y Berto, los «piezas» de la descacharrante aventura.

La parodia de universo de los superhéroes es la clave de esta comedia para todos los públicos

La parodia de universo de los superhéroes es la clave de esta comedia para todos los públicos

No obstante el filme es fundamentalmente una locura animada, salpicada de gags -algunos escatológicos, ya habituales para «contentar» a la parroquia infantil- y rebosante de ritmo. Sin duda hipnotizar al severo y despiadado director del colegio y convertirlo en el Capitán Calzoncillos es el gran centro de la diversión. Con un simple chasquido de dedos su amenazadora verborrea se convertirá en el «¡¡Tata-Tacháaaan!!» (grito de guerra) del descabellado superhéroe y la situación dará un giro de 360 grados trufado de momentos geniales; y viceversa, cuando rociándolo de agua el personaje vuelve a la normalidad de su despreciable y auténtica existencia. El juego de doble personalidad antitética funciona de forma eficaz en un argumento de desmadre en barrena, alcanzando su grado máximo con la aparición en escena del profesor acomplejado Pipicaca, un Mad Doctor clásico, empeñado en eliminar del cerebro humano el sentido del humor. Ni que decir que el malvado plan será de imposible ejecución teniendo enfrente a dos «cachondos» XXL como Jorge y Berto, por otro lado encarnación de una inquebrantable amistad exaltada durante todo el metraje.

Es de agradecer al responsable del show, David Soren, el respeto a la esencia de la materia prima. El director nos obsequia con varios tipos de animación, 2D, fliporamas (ilustraciones en páginas consecutivas que generan sensación de movimiento) y 3D, para trasladarnos al origen literario de Capitán Calzoncillos de forma alternativa y brillante. Una mezcla de técnicas que arropan a una comedia familiar donde resalta la alegría de ese niño libre en imaginar lo inimaginable en la casa de un árbol o para hacer travesuras capaces de romper con el aburrimiento establecido por los adultos.

Texto: José María Fillol

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).