Restos de temporada

Jake Gyllenhaal en "Nighcrawler", desenladrillando el cielo enladrillado

Jake Gyllenhaal en “Nightcrawler”, desenladrillando el cielo enladrillado

Ya estamos como quien dice en febrero, temporada de caza mayor de premios, y prácticamente todo el pescado cinéfilo está vendido. Aún así, entre los estrenos de hoy todavía queda algún descolgado con alguna nominación suelta, como “Nightcrawler”, poderosa aunque algo engañosa ópera prima candidata al Oscar a mejor guión original, y que muestra las cloacas del periodismo más carroñero en Los Ángeles. Interesante. O “Alma salvaje”, con la Whiterspoon de mochilera por el desierto de Mojave, lo que le permitirá (igual que su compi de reparto Laura Dern) disfrutar de la cesta de regalos y cohechos con que la Academia obsequia a sus nominados. Qué maja, ¿eh?

Si Coque Malla quería irse a Cuenca, Arévalo y Cuesta se largan a Segovia, que pilla más cerca

Si Coque Malla quería irse a Cuenca, Arévalo y Cuesta se largan a Segovia, que pilla más cerca

En cuanto a cine español, recomendamos “Las ovejas no pierden el tren”, regreso de Álvaro Fernández Armero a la comedia urbana, aunque ésta le ha salido un poco agro-pop, de estribillo fácil y de revival noventero. Pero sus encantadores protas, Inma Cuesta y Raúl Arévalo, pueden con lo que les echen. Que viva “Cachitos”, ea. En el fondo de armario tenemos “Annie” (bochornosillo remake del clásico musical infantil, con cancionero solapado, argumento tontaina y una Cameron Díaz hecha un adefesio) y dos reguleras para la muchachada: la jaranera y viajera “Project Almanac” y la thrillera-sobaco de grillo “Blackhart”. Usté sabrá.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El tormento y el éxtasis

Junto a "Birdman", posiblemente la mejor película de la cartelera actual

Junto a “Birdman”, posiblemente la mejor película de la cartelera actual

La vieja fábula de Charlie Parker cerca de ser decapitado por un platillo rasante de Jo Jones para así despertar su genio y no ronronear con la mediocridad para siempre es el auténtico corazón que bombea “Whiplash”. Sí, también tenemos la crueldad calvinista, el sacrificio ciego típicamente yanqui por alcanzar un sueño y demás pirotecnias que tan bien quedan en la gran pantalla y que, posiblemente, han servido para que esta fulminante ópera prima haya pescado cinco nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película (por cierto, ¿qué pasó con “Perdida”? ¿No era tan requetebuena?). Pero lo que realmente planea entre la tormentosa relación entre un profesor de música con chaqueta metálica y su alumno-recluta (nada patoso, desde luego) es algo que no se veía en la gran pantalla desde hace bastante, tal vez desde la enorme “Once”: amor a la música, sin paliativos, incondicional, caiga quien caiga.

Como prueba, baste ese impresionante, genial y conmovedor “Caravan” que cierra el filme, un prodigio no solo de interpretación (la sombra de Buddy Rich es alargada) sino de lenguaje cinematográfico: una escena en la que torturador y víctima firman la paz en pos de alcanzar un objetivo común y supremo: el jodido olimpo del jazz. Desde luego, también tenemos aderezos hollywoodienses, como la sangre (no en los surcos sino en la batería), el romance ñoño de pizzería, el lastre familiar (paterno y fracasado, por más señas), lo del accidente de tráfico surrealista, las mazas del gran J. K. Simmons y muchas escenas que nos recuerdan a estándares como “Fama” o “Rocky”. Pero, ojo, quedaros con ese broche final, ese trance, ese éxtasis del protagonista haciendo lo único que le llena en la vida. Y, luego, ya podéis disfrutar de “Let’s get lost”.

PD. Por cierto, también se estrenan hoy otras pelis majas como “La teoría del todo” (la del mejor imitador de Stephen Hawking desde Howie, de “Big Bang”), “Siempre Alice” (por la que Julianne Moore por fin va a pillar estatuilla) y “Babadook” (una de terror del bueno), así que ya se sabe: al cine sin excusas.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Turrón y peyote

No es Mr. Scrooge sino Mr. Turner (grande Timothy Spall, sí señor)

No es Mr. Scrooge sino Mr. Turner (grande Timothy Spall, sí señor)

Último paso antes de hibernar felizmente unas semanas, y para ello vamos allá con el cine que veremos entre turrón y refrito navideño. Empezando por la oferta de esta semana, que en realidad arrancó anteayer con la mesopotámica “El Hobbit: La batalla de los Cinco Ejércitos”, con la que Peter Jackson revive la esencia de “su” Tierra Media peleona para poner el broche a una trilogía regulera, desbordada y que debía haber dirigido otro (Guillermo del Toro, claro). Los rebotes no siempre son buenos, salvo los de Rodman. Hoy mismo llega a la cartelera un surtido de mazapanes variado, desde la fruta exótica escarchada de Disney (“Big Hero 6”) hasta el polvorón XXL de Mike Leigh (“Mr. Turner”) sobre brochazos ebrios, malditos y algo pulgosos, o incluso la comedia francesa moderadamente racista (“Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?”) pero cómplice y “cuñada”, muy apropiada para los ágapes y malos rollos familiares que esperan a algunos en la mesa los próximos días.

De Batman a Birdman, has ganado con el cambio, Michael Keaton

De Batman a Birdman, has ganado con el cambio, Michael Keaton

Para las próximas semanas, la cosa sigue similares derroteros: en Navidad, caldito desengrasante de la abuela (Angelina Jolie y su “Invencible”, aunque también Tim Burton, que está hecho una madre, con “Big Eyes”, sin olvidar el terror indoor y zumbado de “Musarañas”, con la lolagaosiana Macarena Gómez); en Año Nuevo unos cuantos biopics digamos que curiosos (“Messi”, “Walesa” o el pitagorín Alan Turing en “Descifrando Enigma”) y, para después de Reyes, una de las sorpresas del año, el “Birdman” de Iñárritu con un gran Michael Keaton mirando de reojo su propio retrovisor superheroico. Atención a esta que puede amargarle la noche de premios a más de un gallito. En fin, que se nos escurre de los dedos otro año extraño, desencantado y seguramente absurdo, y en un periquete tendremos a otro encaramado en la chepa y mordiéndonos la oreja. Así que solo queda desear felices fiestas, feliz 2015 (con o sin coleta) y, ah, la listita de mejores pelis del 2014, que no se nos olvide:

El gran Hotel Budapest
A propósito de Llewyn Davis
Interstellar
Locke
Nebraska
La Lego Película
Magical Girl
Boyhood
La isla mínima
El secuestro de Michel Houellebecq
Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo
La sal de la Tierra
Viva la libertad
Dos días, una noche
La entrega
Relatos salvajes
Perdida
El viento se levanta
El hombre más buscado
Ida

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Pablo, Pablito, Pablete

Escobar siempre disparaba primero y preguntaba después, ¿verdad Benicio?

Escobar siempre disparaba primero y preguntaba después, ¿verdad Benicio?

Los que adoramos la serie “El séquito” (menos su tontaina final, que al menos dejaba la puerta abierta para un spin-off con Ari Gold, crucemos los dedos) recordamos la jugosa trama argumental del protagonista para interpretar a Pablo Escobar. Lógico, porque el personaje del narco por excelencia es todo un caramelo: mesiánico, complejo, megalómano, diabólico, carismático… Por eso, no es de extrañar que en “Escobar: paraíso perdido” Benicio del Toro haya dado lo mejor de sí para bordar uno de esos papeles-bisonte que le vienen al pelo. Lo mejor del filme es que no intenta copiar otros estándares del género, sobre todo el “Scarface” de Pacino, sino que presenta a un Escobar omnipotente pero también crepuscular, cual Saturno devorando a sus hijos (o sobrinos, o lo que pille) para dejarlo todo atado y bien atado antes de ingresar en prisión, previo acojone al cura de turno incluido. Eso, más una trama a lo “Romeo y Julieta” con el chaval de “Los juegos del hambre”, que demuestra que también encierra un buen actor debajo de esa tierna apariencia (ojo a la escena, algo estirada, donde intenta dar su merecido a un granjero adolescente). Una peli bastante maja, o bastante mejor de lo esperado, que ése suele ser el baremo de exigencia más habitual hoy día.

Jeremy Renner, reporter Tribulete en apuros en "Matar al mensajero"

Jeremy Renner, reporter Tribulete en apuros en “Matar al mensajero”

Aparte, también se estrenan dos pelis con sabor veterano (no digamos clásico, que eso es otro cantar) y que dejan buen regusto al paladar: “Matar al mensajero”, un thriller periodístico tipo “Todos los hombres del presidente” (aunque ambientada en los 90) con un espléndido Jeremy Renner con problemas tras haberle pisado la cola de un dragón demasiado gordo y podrido. Ojo a las intervenciones de Paz Vega (a lo femme fatale con chorreras) y Andy García, al que teníamos algo perdido últimamente. Y, por otro lado, “Diplomacia”, una de esas partidas de ajedrez que tanto nos gustan (aunque a servidor los juegos de mesa, ni fu ni fa) con dos únicos intérpretes, estilo “La huella”. Aquí, un generalote nazi y un diplomático suizo que intenta convencerle para que no haga arder París en plan broche de fuegos artificiales para la Segunda Guerra Mundial. Un duelo al sol, o a la sombra de la Historia, francamente estimable gracias a la batuta sagaz del director de “El tambor de hojalata”. En fin, una sesión triple de cine de calidad para olvidarse de este fin de semana lluvioso y presuntamente deprimente que nos espera.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Minimus maximus

No son McConaughey y Harrelson, pero para el caso...

No son McConaughey y Harrelson, pero para el caso…

¿Estaremos viendo cine español por encima de nuestras posibilidades? Más bien tele-cine, porque a nadie se le escapa que, si este año está siendo el más exitoso de la historia para nuestra industria (cerca del 24% de cuota de pantalla) es gracias al apoyo machacón del duopolio televisivo: Mediaset (“Ocho apellidos vascos” y “El Niño”) y Atresmedia, con “La isla mínima” y la cochambre torrentiana de la semana que viene. Días de vino y rosas, o tal vez vísperas de mucho, días de nada, que dicen en mi pueblo. Sea como fuere, este 2014 ya es histórico para nuestro cinecito, aunque la Academia haya decidido ningunearlo presentando para los Oscar de 2015 a una producción de 2013, la estupenda “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, que a partir de hoy vuelve a terner una tercera oportunidad en taquilla. Si es que lo tiramos de generosos, para que luego digan:

“La isla mínima”. Tras “Grupo 7”, Alberto Rodríguez se doctora en thriller andalusí con esta libre versión marismeña de “True detective”. ¿Cómo? Con imágenes poderosas, eludiendo tópicos del género y sacando partido a su dúo protagonista, los irregulares Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo. Para algunos, la mejor película española del año. ★★★1/2

Cómo te echaremos de menos, gordo

Cómo te echaremos de menos, gordo

“La entrega”. La misma puñaladita de dolor sentida al disfrutar del gran e irrepetible Seymour Hoffman en “El hombre más buscado” se repite aquí con James Gandolfini, actor que estaba dando casi sus primeros pasos de gigante en el cine cuando nos dijo adiós para siempre. El inolvidable Tony Soprano brilla por última vez enfangado en una telaraña criminal made in Brooklyn donde también se luce otro de los actores del año: Tom Hardy. ★★★

“La danza de la realidad”. Para la tercera recomendación de la semana, pasamos olímpicamente del pesado de Lasse Hallström y el enésimo choque cultural vía gastronómica (“Un viaje de diez metros”) y nos centramos en la vuelta al ruedo cinéfilo de Alejandro Jodorowsky, gurú de la psicomagia y hacedor de películas tan alucinantes como “La montaña mágica” y “El topo”, que volvía turulato a Lennon. Aquí rinde cuentas con su pasado en un delirio fantástico inclasificable. Para valientes. ★★★

“Loquilandia”. Y si mañana sábado andáis por Madrid, a la Filmo derechos porque, a eso de las 18.00, la sala 1 se convertirá en una divina catarsis de tartazos, confetti deluxe y locuras de la abuelita con mucho swing. Si no habéis visto esta obra maestra del Hollywood clásico, acercaros al Doré y flipad. Una terapia casi obligatoria en mitad de esta mierda gris, sorda y ciega que nos invade a diario. ★★★★★

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Dentro del laberinto

Película mala, póster chulo. Prueba 1

Película mala, póster chulo. Prueba 1

¿Qué, ya habéis visto “Boyhood”? ¿Cuántas veces? ¿Cuántas sonrisas y lágrimas? ¿Cuántas críticas hiperbólicas, detalles geniales (ese “Álbum negro” de los post-Beatles) y guiños jugones (curioso que la evolución de las consolas del niño no pase de la Wii, tras recorrer la GBA y la Xbox)? ¿Será la película del año definitivamente? Puede ser, en mi opinión le falta algo (si seguís “The Leftovers” sabréis a lo que me refiero, o no), pero cosas así te reconcilian con el cine. Justo lo contrario que los estrenos de hoy, con los que te dan ganas de volver a la sesión continua de la Filmo o de leer “La noche desquiciada de pasos”, nuevo “buceo” por los restos poéticos de Bukowski, a ver si hay algo inédito, aunque el primer poema, el del entierro de Fante, ya es cromo repe:

“El corredor del laberinto”. Tanto jueguecito apocalíptico teen (los del hambre, el de Ender) empieza a resultar más cargante que el debate sobre la portería del Madrid. Ahora le toca el turno a este tole-tole a galope tendido, también basado en un bestseller desconocido para servidor, y al que la crítica pone a caldo. Para laberintos, el del arranque de “La huella” o el de Bowie y los teleñecos. ★★

¿Críquet o hockey sobre hieo? He ahí el dilema

¿Críquet o hockey sobre hielo? He ahí el dilema

“La gran seducción”. Una simpática comedia rural, emparentada con “Doctor en Alaska”, y con ese manojito de encontronazos culturales entre urbanitas y paletos que siempre resultan. Además, los protas están sembrados. Para ampliar datos, mi crítica en Cinemanía. ★★★

“Joe”. Tanto nos ha espantado Nicolas Cage que, para una vez que nos recuerda lo buen actor que fue en un pasado lejano, le damos hasta tres estrellitas y todo. Aunque la peli de marras tampoco es para tirar cohetes, sobre todo porque evoca a la gran “Mud”, y las comparaciones son odiosas, pero el cambio de look y peluca costrosa-sureña le quedan curiosamente al sobrino de Coppola. Aún estás a tiempo de volver al redil. ★★★

Nic Cage cambia de tercio, o eso asegura él...

Nic Cage cambia de tercio, o eso asegura él…

“Así en la tierra como en el infierno”. Para acabar, un nuevo ejemplo perfecto de película espantosa pero con un cartel bien majo. Así que no digamos nada más sobre su calidad verbenera y disfrutemos del diseño del póster un ratito. Y un pasatiempo para el lunes: ¿cuánto habrá recaudado el biopic (regulera) de “Yves Saint Laurent” a pesar de, o gracias a, la masiva campaña publicitaria en marquesinas de autobuses, carteles, etc? Suerte, Vértigo Films. ★

Peli mala, póster chulo. Prueba 2

Peli mala, póster chulo. Prueba 2

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El otro niño

"Boyhood", la epopeya infantil y juvenil más ambiciosa jamás rodada

“Boyhood”, la epopeya infantil y juvenil más ambiciosa jamás rodada

A menudo a los críticos de cine se nos llena la boca piando sobre la supuesta naturaleza única de tal o cual película cuando, ya se sabe, prácticamente todo está inventado en el cine, en el arte y en esa tienda de la esquina que nos parece lo más. Prácticamente. Porque, de vez en cuando, surge un Big Bang en sí mismo que nos recuerda que aún hay everest por alcanzar y valientes que se atreven a hacerlo con las manos desnudas. Por ejemplo, el estreno de esta semana que, tal vez, sea el estreno del año:

“Boyhood”. De Richard Linklater sabíamos varias cosas: que es un tipo cachondo (“Pelotas en juego”), que es un tipo raro (“A Skanner Darkly”), que es un tipo sin pelos en la lengua (“Fast Food Nation”), que es alguien que tendría que hacer la siguiente reforma educativa (“Escuela de rock”) pero, sobre todo, que es un cineasta constante y con ojo clínico para fotografiar las relaciones humanas en pequeño gran angular (véase su celebrada y romántica trilogía “Antes de…”). Pero tales logros palidecen ante esta titánica empresa, que retrata la vida de un niño desde los 6 a los 18 años sin conservantes ni colorantes. Es decir, con la cámara grabándole desde 2002 hasta hace unos meses. Lo mejor del caso es que el filme no se queda en la anécdota, sino que derrocha sensibilidad, diálogos perfectos y bella capacidad de observación de lo cotidiano. En fin, una película irrepetible, histórica y arriesgada. De otra dimensión, vaya. ★★★★1/2

Una despedida a lo grande para el mejor actor de los últimos 15 años

Una despedida a lo grande para el mejor actor de los últimos 15 años

“El hombre más buscado”. Aún está en cartel la única película dirigida por Philip Seymour Hoffman, la agridulce, “neoyorquer” y teatral “Una cita para el verano” (el pasado miércoles la vi en una de las entrañables salas minúsculas, casi llena para la ocasión, del Renoir Plaza de España), así que aún se puede hacer doblete con el último papel que el gran actor bordó antes de morir. Además, bajo la dirección de Anton Corbijn (“El americano”), todo un especialista en thrillers buscaminas, con el libreto original de John le Carré (espionaje islámico en Alemania y demás material sensible) y unos buenos actores (Dafoe, McAdams, Brühl…) de aliño. Un partido homenaje póstumo de lo más recomendable, sí señor. ★★★

“Betibú”. Y, como guarnición ante los dos bistecs de la semana, algo ligero pero contundente: un policiaco (hispano)argentino dirigido por Miguel Cohan (“Sin retorno”), con un crimen “social” rodeado de lujo y misterio, una escritora de novela negra en plan sabueso y unos actores de primera preferente (José Coronado, Alberto Ammann, Mercedes Morán, Daniel Fanego). En la línea maestra, y puesta en escena clásica, de “El secreto de sus ojos” y, en un escalón más bajo, “Tesis sobre un homicidio”, aunque sin Darín poniendo cara de mosca tras la oreja. ★★★

Estos argentinos también han aprendido a hacer policiacos, los muy bribones

Estos argentinos también han aprendido a hacer policiacos, los muy bribones

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Epidemia de peste en el Oeste

El de "Padre de familia" ha cambiado al osito "Ted" por Charlize Theron; tonto no es

El de “Padre de familia” ha cambiado al osito “Ted” por Charlize Theron; tonto no es

Hoy, 4 de julio, siempre ha sido una de las fechas a marcar en rojo para el cinéfilo palomitero: En tan patriótico día, Hollywood solía sacar su artillería pesada, casi siempre capitaneada por Will Smith, y lanzaba al mundo algunos de sus blockbusters más esperados de la temporada. Ahora, como todo, las cosas han cambiado: Will Smith no levanta cabeza tras la desastrosa “After Earth” y las majors sacan los tanques a la calle cuando les da la gana (véase “Transformers 4”, arrasando actualmente). En España, que es lo que nos interesa, también tenemos estrenos majos, sobre todo uno que resulta de lo más apropiado para la filosofía forajida de este blog:

“Mil maneras de morder el polvo”. Aprovechando el 40 aniversario de “Sillas de montar calientes”, Seth MacFarlane rinde homenaje al gran Mel Brooks con este “ganso-western” en el que también se reserva el papel protagonista (ay, ese ego), aunque lo mejor de la función es ver a Liam Neeson en plan Liberty Valance y a Charlize Theron como Juanita Calamidad oxigenada. Eso, y los gags y chistes anacrónicos ininterrumpidos. Para echar unas risas y hasta carcajadas. ★★★

Ojos infantiles, trenes con movimiento perpetuo y objetos imposibles: puro Jeunet, puro placer

Ojos infantiles, trenes con movimiento perpetuo y objetos imposibles: puro Jeunet, puro placer

“El extraordinario viaje de T.S. Spivet”. El Jeunet que nos mola, el que descubrimos en la fila 1 del Alphaville con la cacharrería de “Delicatessen”, vuelve aquí con una road movie iniciática (como toda road movie) y algo pitagorina. Genuinamente “americana” (aunque sin abusar de las estampas friquis y decadentes de libros como “Roadside America”) y sutilmente europea, es una de las películas más recomendables del veranito que nos espera. Ampliamos detalles aquí, por cierto. ★★★

“Open Windows”. Nacho Vigalondo deslumbró en casa con “Los cronocrímenes” y pinchó en hueso con “Extraterrestre”. Así que, tras una de cal y otra de arena, obra en consecuencia y hace lo que tiene que hacer: un tecno-thriller “que no parece español” con algo de Hitchcock y más de Brian De Palma, elenco internacional (con Frodo y la picarona Sasha Grey poniendo morritos) y un guión de esos que no sabes al final si te has enterado de todo, pero tampoco importa demasiado. Vistosa, pirotécnica y “efeclistilla”, el signo de los tiempos. ★★★

Elijah Wood, ante un panorama como para echar de menos a Gollum

Elijah Wood, ante un panorama como para echar de menos a Gollum

“Bajo la misma estrella”. Y esta semana estamos generosos, ea (quizá por los palos y horrores recientes). Incluso a un drama presuntamente lacrimómeno y que conjuga cáncer, infancia y romance adolescente (y bestseller internacional) le cogemos el puntillo, principalmente por el buen hacer del director (el de la maja “Un invierno en la playa”) para evitar el tono telefilmero y aprovechar las virtudes de una historia que pellizcará más de un corazón sin prejuicios. Así que, hala, este finde al cine. ★★★

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El brujo de Salem

Intriga detectivesca y tostada sobrenatural se dan la mano (cadavérica) en este vistoso juego

Intriga detectivesca y tostada sobrenatural se dan la mano (cadavérica) en este vistoso juego

En el cine suele ser un recurso habitual que un muerto se encargue del papel de narrador. Habitual y a veces brillante, sobre todo cuando el fiambre está a remojo en el fondo de una piscina (recuérdese “El crepúsculo de los dioses”). En el videojuego, mundo no tan prosaico y con inevitable tendencia a lo sobrenatural y aspaventeros, las posibilidades y ramificaciones son variadas. Por ejemplo, toparse con un sabueso despistado en el limbo y que resuelve su propio asesinato con la guisa de un fantasma con varios ases extra en la manga. Tal es la premisa de “Murdered: Soul Suspect” este curioso juego abanderado por Square Enix, con el que la compañía nipona intenta amoldarse y aclimatarse a los estándares “noir” occidentales, ofreciendo una ración extra inquietante aprovechando el éxito de series como “True detective”. De hecho, el protagonista es Ronan O’Connor, un tipo tan atormentado como la pareja de investigadores a la caza del Rey Amarillo, aunque con motivos de peso: le han pasaportado al otro barrio y tendrá que chivar a su otro yo “vivo”, a la policía y a sus colaboradores (mininos incluso) las pistas e investigaciones para dar con el misterioso Asesino de la Campana.

El detective O'Conor exhibe una personalidad tan atormentada y cínica como Marlowe y Max Payne juntos

El detective O’Connor exhibe una personalidad tan atormentada y cínica como Marlowe y Max Payne juntos

¿Cómo? Pues ahí está la madre del cordero, ya que tendremos que explorar ambos mundos gracias a nuestras habilidades sobrenaturales, desde la telepatía a influir en el comportamiento de los vivos, pasando por atravesar paredes, teletransportarnos, revelar recuerdos ocultos del Umbral, interrogar a los muertos y un largo etcétera de opciones que, por la vía de lo conversacional y la observación de pistas ocultas, van liberando la madeja del género detectivesco más clásico y trenzado. También tendremos nuestro componente de acción, con esos demonios en el jardín que nos harán sudar tinta, o ectoplasma mejor dicho, pero la exploración e investigación sobre el terreno son los fuertes de este juego: encontrar múltiples objetos perdidos y desperdigados por los rincones, abordar misiones secundarias para multiplicar la duración de la partida principal (algo lineal en ocasiones, todo hay que decirlo), mejorar nuestro olfato y virtudes de ultratumba…

Los escenarios, interiores y callejeros, son de lo mejorcito del juego

Los escenarios, interiores y callejeros, son de lo mejorcito del juego

Todo ello se quedaría en agua de borrajas sin la gran aportación de “Murderer”: el escenario natural, la mítica y embrujada ciudad de Salem, que nos abre de par en par sus puertas y portezuelas para poder buscarle las cosquillas a fondo, desde las iglesias góticas a las casas de madera rechinante típicas de Nueva Inglaterra, pasando por manicomios, callejuelas, rincones secretos y malditos como Gallows Hill, aquelarres en cada esquina… en fin, un auténtico festín para amantes de lo prohibido y regomeyo. Solamente por la gozada que supone un viaje a lo más profundo de la América hechizada merece la pena disfrutar de un juego que bien podría ser una mezcla entre “L.A. Noire” y “Ghost” pero con un horneado mucho más maldito y currado. Para amenizar unas cuantas noches de verano a la luz de la luna, más que suficiente.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El dios salvaje

Bryan Cranston, el auténtico monstruo de "Godzilla"

Bryan Cranston, el auténtico monstruo de “Godzilla”

Hace tiempo que decidí que la mejor opción para entender (es un decir) este absurdo mundo es el nihilismo. Y cada vez me mantengo más firme en mis trece, no solo cuando me toca releer a Céline (“Muerte a crédito” es mejor que “Viaje al fin de la noche”, hacedme caso). No pasa un día sin que el resto de la humanidad me dé la razón: ¿cómo se entiende sino que un cineasta como Malik Bendjelloul, director de uno de las escasas alegrías del año pasado, “Searching for Sugar Man”, y después de ganar todos los premios habidos y por haber y hacer felices a millones de personas, entrara en una depresión galopante que le llevó a suicidarse hace unos días, solamente con 36 años? ¿Misterios de la mente humana, borrachera de éxito, miedo ante el abismo del siguiente paso, o simplemente que el hombre era sueco y ya sabemos que a esa gente el cerebro le funciona de otra manera (mejor que el resto, casi siempre)? En fin, solo toca recordar una vez más el gran documental sobre Sixto Rodríguez, ponerle una velita al “dios salvaje” del suicidio por si las moscas y pasar a otras cosas más mundanas. Por ejemplo, un bicharraco japo del tamaño de un trolebús resucitado por enésima vez.

“Godzilla”. Pues vamos allá con el monstruito de turno, como si no tuviéramos reciente el remake de Emmerich de hace unos años (16, pero como si fuese ayer). Gareth Edwards, que en la maja y pequeñita “Monsters” no mostró ni una patita de las criaturas feroces, se toma aquí la revancha con un estropicio urbano a gran escala, ahora en la Costa Oeste y sin pizca de coñas marineras, para disfrute del espectador poco exigente. Algunos echan en falta algo de “drama humano”… ¿pero qué drama humano ni qué niño muerto, hombre? ¡Si se trata de un lagarto gigante dando coletazos a diestro y siniestro a dos pajarracos titánicos! Eso sí, el ambiente apocalíptico en ocasiones es de sombrerazo, aunque despachar a los dos minutos a la pobre Juliette Binoche no tiene nombre. Gane usted un Oscar para acabar gaseada de manera muy poco heroica. ★★

Los tortolitos, antes de poner "10.000 KM" de por medio

Los tortolitos, antes de poner “10.000 KM” de por medio

“10.000 KM”. Y en las antípodas (o los antípodas) de “Godzilla”, este aspirante a rookie del año español, multipremiado en Málaga y recibido como el nuevo “Stockholm” de la temporada. Dos amantes distanciados (tú en Barcelona y yo en Los Ángeles), un naturalismo total (a veces algo pedante y cargantemente hipster) y un fino estudio de las mentalidades de pareja (él, calzonazos y llorica; ella, egoísta y mentirosilla). Otra perlita indie para nuestro cine, que le va cogiendo el tranquillo a rodar con cuatro duros y Skype. ★★★

“Nueva vida en Nueva York”. Otro romance con tierra y océano de por medio, sabor mediterráneo y cosmopolita y actores entregados a la causa, que además resulta ser el fin de la “trilogía Erasmus” de Cédric Klapisch (tras “Una casa de locos” y “Las muñecas rusas”). El toque neoyorquino le sienta fenomenal a los chavales, ya casi cuarentones, que siguen con sus gazpachos sentimentales resueltos con salero, buen rollo y final feliz (nada sexual, ¿eh). Gags inspirados, pellizco Chinatown para completar el enjuague y Audrey Tautou renacida. Para salir del cine con una sonrisa en la boca, que es de lo que se trata. ★★★

Marchando un western moderno casi a traición

Marchando un western moderno casi a traición

“En un lugar sin ley”. La avalancha de estrenos de la semana pasada hizo que se nos pasara por alto un señor western moderno, y en un blog como éste el olvido no tiene perdón. Así que he aquí la recomendación de rigor para un drama pegado al suelo setentero y malickiano, con un Casey Affleck fantástico como forajido en fuga intentando recuperar el amor perdido y hasta marchitado, y con toda la parafernalia del western postcrepuscular: el saloon desvencijado, los cazarrecompensas, el sheriff bondadoso, el tendero metafísico (gran Keith Carradine)… Todo en su punto y en su sitio. Ah, y Rooney Mara nos encanta, pero eso de coronarla automáticamente como “mejor actriz de su generación”… ¿no dijeron lo mismo de Jessica Chastain el año pasado, Amy Adams el anterior o Jennifer Lawrence hace un rato? Un poco de coherencia, por favor. Además, nosotros preferimos a la hermana, Kate Mara, ea. ★★★

PD. Por cierto, recordemos que hoy a las 17.30, dentro de las Jornadas de puertas abiertas de Creanavarra (Open your mind to desing) tendrá la lugar la clase magistral del CEO de Bitoon Fernando Piquer “Contenidos de entretenimiento basados en el modelo Free to play y Gamificación”, que tiene la finalidad de explicar las ventajas del proceso de gamificación para alcanzar distintos objetivos mejorando la producción de las empresas, además de introducir las particularidades del modelo Free to play y sus oportunidades profesionales. Para seguir las evoluciones de la master class, y de las Jornadas, recomendamos conectarse a Twitter (cuenta @Creanavarra y etiqueta #OpentoDesing).

Fernando Piquer impartirá una clase magistral en Creanavarra

Fernando Piquer impartirá una clase magistral en Creanavarra

 

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).