Cuatro y acción

Su majestad "Call of Duty" desembarcará este viernes con toda su artillería pesada

Su majestad «Call of Duty» desembarcará este viernes con toda su artillería pesada

Como suele suceder cada año por estas fechas, la actualidad jugona tiene un nombre: «Call of Duty». Y este año Activision apuesta fuerte por su franquicia de referencia con «Infinite Warfare», un episodio sensacional que ofrece experiencias para todos los fans de Call of Duty, en tres modos de juego diferentes: Campaña, Multijugador y Zombis. Como viene siendo habitual, el juego ofrece una épica historia de guerra en la que la narrativa ocupa un papel primordial. Una experiencia repleta de los espectaculares momentos que caracterizan a la franquicia y, al mismo tiempo, un emocionante retrato de una guerra que nos transporta a las raíces de la franquicia, donde adoptaremos el papel del Capitán Reyes, un piloto de Operaciones Especiales que tomará el mando de la Retribution, una de las últimas naves de guerra de la Tierra. Lideraremos los restos de las fuerzas de la coalición contra un enemigo implacable, en una guerra que se expandirá a lo largo de nuestro Sistema Solar. Con un nivel gráfico impresionante que integra el fluido sistema de movimientos encadenados, el juego da el do de pecho en su innovadora experiencia multijugadora, que premia más que nunca a aquellos jugadores que sepan emplear el entorno en su favor y aplicar estrategias en el fragor de la batalla. Los mapas están diseñados para aprovechar aún más el sistema de movimientos encadenados y sumergir a los jugadores en la jugabilidad rápida, divertida y frenética que esperan de «Call of Duty». Con este novedoso planteamiento, el multijugador ofrece a los jugadores el reto de lograr sus objetivos de formas creativas y adaptadas a su estilo de juego. Y, de remate, la nueva tajada cooperativa Zombi, en la que disfrutaremos de una nueva historia y una jugabilidad y diversión únicas para regocijo de los fans. En definitiva, otra vuelta de tuerca más para una franquicia que sigue siendo sinónimo de videojuego (así, en general) para más de uno.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Crash veinteañero

Uno de los personajes más carismáticos de los últimos lustros regresa por la puerta grande

Uno de los personajes más carismáticos de los últimos lustros regresa por la puerta grande

Parece que fue ayer pero el entrañable Crash Bandicoot ya ha cumplido 20 añazos. Dos décadas donde ha recorrido todas las consolas de Sony, por ejemplo, desde la «gris» PSOne a la PS4 (falló la PS3, si no nos patinan las neuronas), y en las que ha vendido 40 millones de copias de sus 18 juegos oficiales. Toda una proeza para un personaje inspirado en el diablo de Tasmania cuyas alocadas aventuras suelen transcurrir en las llamadas Islas Wumpa, un archipiélago ficticio situado al sur de Australia, aunque a lo largo y ancho de su vida también ha disfrutado de otras localizaciones exóticas. Desde su creación en el 96, Crash ha sido un auténtico renovador del género plataformero, imprimiéndole un plus de locura e imaginación que se echaba bastante de manos. Buena culpa de su éxito lo tienen sus personajes secundarios, sobre todo el villano Doctor Neo Cortex, encargado de modificar genéticamente a nuestro héroe años atrás y que, desde entonces, busca acabar con éste a toda costa. Después de un paréntesis de seis años, y ya bajo los auspicios de Activision, Crash vuelve a las andadas este año con «Skylanders Imaginators», antesala de su «Crash Bandicoot Remastered», su gran resurrección para 2017. Para celebrar sus veinte primaveras, nada mejor que este vídeo conmemorativo:

Imagen de previsualización de YouTube.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Soldados infinitos

El nuevo "Call of Duty" presenta sus galones y medallitas

El nuevo «Call of Duty» presenta sus galones y medallitas

Como no podía ser menos, el anuncio del nuevo episodio de «Call of Duty» es una noticia para enmarcar. O, al menos, publicar en un blog como éste, y eso es lo que vamos a hacer. Porque Activision nos ha hecho apuntar en rojo una fecha: el 4 de noviembre, día en que lanzará «Call of Duty: Infinite Warfare», un título de lo más especial ya que le da una relevancia más que notable a la historia, con una narrativa rica e inmersiva. Infinity Ward abre un nuevo camino explorando el peso del liderazgo y sus responsabilidades. En un momento de desesperación y ante una adversidad abrumadora, el jugador, como Capitán de su propia nave de guerra, deberá tomar el mando en el ataque contra un enemigo implacable. Soldados experimentados serán empujados a vivir circunstancias extraordinarias que pondrán a prueba su formación, y que revelarán su verdadero carácter a medida que aprenderán a tomar duras y necesarias decisiones, para alcanzar la victoria.El juego también presenta impresionantes ambientaciones, nuevo armamento y habilidades nunca antes vistas en la saga. Toda la campaña – desde las misiones que se desarrollarán en tierra, como las que tendrán lugar a los mandos de vehículos de combate aéreo – se presenta como una experiencia sin tiempos de descarga, contando en todo momento con el sello característico de la exitosa franquicia aclamada por los fans. En lo que a la acción online se refiere, promete sorprender de forma impactante, con un mundo en el que cada segundo cuenta. El multijugador presenta una evolución en lo que al sistema de movimiento se refiere, con especial énfasis en lo que sucede en primera línea. Además, el juego incluirá un original modo Zombies cooperativo, que traslada a los jugadores a un viaje salvaje a través de una nueva historia con características y mecánicas de juego únicas. Lo dicho, un notición. Comienza la cuenta atrás, tropa.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Más leña al zombie

La nueva tajada sobrenatural de "Black Ops III", a punto de caramelo

La nueva tajada sobrenatural de «Black Ops III», a punto de caramelo

Recomendar cualquier cosa relacionada con «Call of Duty» es apostar sobre seguro, lo sabemos. Pero esta vez la cosa está plenamente justificada, ya que a finales de semana llega el último DLC de «Black Ops III»: nada menos que el Pack «Eclipse: Zetsubou No Shima» para PS4. O, lo que es lo mismo, un nuevo arreón para completar la tajada más sobre natural y terrorífica de uno de los mejores episodios de la saga de Activision. Veamos su sinopsis: tras los acontecimientos sucedidos en Der Eisendrache, los héroes de Origins se encuentran perdidos en una remota isla del Pacífico, hogar de un secreto laboratorio de investigación biológica, que experimenta con el Elemento 115. Los jugadores deberán enfrentarse a nuevos y terroríficos enemigos, trampas devastadoras y a los ya clásicos Zombies, para continuar la narrativa de Origins. Esto es, un zafarrancho de no-muertos, tiros y adrenalina que no se la salta un gitano (ni siquiera los millonetis horteras del programucho ese de «Gipsy Kings»). Además, el Pack de mapas Eclipse incluye cuatro nuevos niveles multijugador – Verge, Rift, Spire y Knockout – así como el nuevo capítulo de la aventura Zombies Black Ops III de Treyarch, Zetsubou No Shima. Ahí va el tráiler, para que empecemos bien la semanita:

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este "Black Ops III" brutal y directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este «Black Ops III» brutal

Lo ha vuelto a hacer. Por si alguien lo dudaba, «Call of Duty: Black Ops III» ha saltado la banca una vez más, convirtiéndose en el mayor lanzamiento de un producto de entretenimiento del año: en sus tres primeros días en el mercado, ha superado los 550 millones de dólares en ventas en todo el mundo, según han anunciado con clarines y trompetas fuentes de Activision colocándose como mejor estreno de entretenimiento de 2015, incluyendo la recaudación en cines, música y libros. Ni los dinos de «Jurassic World» ni los «Vengadores» ni gaitas, vamos. Por si fuera poco, el nivel de juego por usuario también ha marcado un nuevo récord en la franquicia, y los fans han jugado online durante más de 75 millones de horas durante sus tres primeros días. ¿Y a qué se debe esta barbaridad? A que, seguramente, estamos ante el «Call of Duty» más «Call of Duty» de todos. Sí, el «Advance Warfare» del año pasado molaba bastante, con Kevin Spacey en plan «old sport»-«varón dandy» y esa trama africana tipo 007 2.0, pero es que este año han tirado la casa por la ventana. Por algo «Black Ops» es la subsaga más cañera y venerada por los fans de la saga, y Treyarch lo sabe: 300 curritos dejándose las cejas durante tres años han dado como resultado esta bomba de relojería (ya, en estos días la comparación no es muy adecuada), donde no se anda por las ramas y nos presenta un futuro biotecnológico con una nueva raza de soldados Black Ops, la repanocha.

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Con unos gráficos descomunales, y la acción marca de fábrica, el modo campaña deja sin aliento al más pintado, encima con la capacidad de jugar cooperativamente con hasta cuatro jugadores online. Todo esto usando la misma red de infraestructuras ya probadas en las batallas y los sistemas sociales que se emplean en sus modos Multijugador y Zombies. Cinemática a tope, guiños al ilustre legado de la saga, sandbox estratégico y personalización sin fin son tres de las características que elevan este juego al nivel de épico. Por si fuera poco, también contaremos con un nuevo sistema de movimiento encadenado basado en la potencia, que permite movernos de forma fluida por todo el escenario con elegancia, mediante saltos propulsados, deslizamientos y desplegando tus habilidades con múltiples combinaciones, todo esto mientras se mantiene el total control sobre el arma en todo momento. También los mapas se han creado desde cero y adaptado a este sistema, para que los movimientos tradicionales, tácticas avanzadas y maniobras sean más suaves que nunca. Un sistema de personajes Especialistas para clasificar y dominar las capacidades curtidas en la batalla de cada personaje, y el modo Zombies más inmersivo y ambicioso hasta la fecha, con un sistema de progresión completo basado en XP para los jugadores. Lo dicho: un juegazo que no se anda por las ramas ni con chiquitas. Se acabó la tontería.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

He reunido a la banda

El modo GH Live nos permite vivir un conciertazo desde el mismísimo escenario en plan first person

El modo GH Live nos permite vivir un conciertazo desde el mismísimo escenario en plan first person

En un mundo tan efímero y olvidadizo como éste, el regreso de viejos clásicos siempre es una noticia esperanzadora. Y, desde luego, «Guitar Hero» es eso y mucho más: todo un icono en la cultura pop del siglo XXI. Pero cayó en el error habitual de muchos ídolos del rock: repetirse hasta en la sopa y, después de 14 títulos en un lustro (incluyendo especiales consagrados a Van Halen, Aerosmith y Metallica), echaron el cierre y colgaron las púas allá por 2010 con ese “last waltz“ titulado “Warriors of rock“. Pero ya se sabe, los viejos roqueros y toreros nunca mueren ni se jubilan, y ahora Activision ha reactivado la saga a base de decibelios, estrellas y cientos de hits de ayer y de hoy con «Guitar Hero: Live». La primera sensación al ponerse a los mandos y los mástiles del juego es la de realismo rabioso, como si estuviéramos encima del escenario de un macro-festival lleno de groupies y fans enfervorecidos. Gracias a la nueva vista en primera persona del modo GH Live, nos sentiremos héroes del rock, pudiendo elegir plazas míticas y palpando la adrenalina que desprende el público para hacer más épica nuestra actuación. Al diablo el miedo escénico.

El mando guitarrero goza de unas prestaciones y un grado de perfección a la altura de las consolas next-gen

El mando guitarrero goza de unas prestaciones y un grado de perfección a la altura de las consolas next-gen

Pero, por supuesto, una resurrección como esta tiene que traer algo grande bajo el brazo. Por un lado, su gramola, amplia y ecléctica: desde la premiada Demons de Imagine Dragons a The Kill de 30 seconds to Mars, pasando por Mind your manners de Pearl Jam, Paint it black de los Rolling Stones y cientos de actualizaciones diarias de ayer y de hoy (Bowie, Dylan, Alice in Chains, Lenny Kravitz…) vía Spotify de la mano del modo GHTV. Y, por otro, la guitarra, rediseñada gloriosamente con una configuración de botones 2X3 más fácil para novatos, pero más difícil para iniciados, que nos permite acceder a acordes insólitos, sacarle el máximo jugo a la barra de toque, al sensor de inclinación, al nuevo botón de Poder de Héroe o hasta a la barra de vibrato. Todo eso, aparte de los sellos de la casa: unos gráficos pegadizos y con su punto grandilocuente (sensacional su salto a las consolas de nueva generación) y la posibilidad de conectarse gracias a todos los dispositivos compatibles de Apple a través de Bluetooth, y darle caña a la guitarra de seis botones en cualquier lugar. En fin, un retorno triunfal. Big band al canto.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Otro «cagarruti» habemus

Ojo, que lo de "cagarruti" es cariñosamente hablando y con guiño a "Rompe Ralph", ¿eh?

Ojo, que lo de «cagarruti» es cariñosamente hablando y con guiño a «Rompe Ralph», ¿eh?

No hay hortera sin transistor ni primavera sin pildorita de «Call of Duty». Como siempre, Activision nos obliga a marcar una fecha en el calendario otoñal (en este caso, el 6 de noviembre, que por algo coincide con el Black Friday en los USA, no son listos ni ná) para presentarnos su avance de «Call of Duty: Black Ops III», su apuesta para 2015 después de dejarnos un buen sabor de boca el año pasado. Esta vez la cosa va de «oscuro y complejo futuro» (no, no se trata de España, como diría el poeta), en el que una nueva generación de soldados Black Ops se abre camino entre los borrosos límites que separan a la humanidad de la robótica militar vanguardista, que define el futuro de los enfrentamientos. He aquí el tráiler de marras, que desde ayer corre como la pólvora por todos los rincones de internet:

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Soldado universal

"CoD" vuelve por sus fueros, con una acción sin límites y unos escenarios tan impactantes como San Francisco hecho un cisco

«CoD» vuelve por sus fueros, con una acción sin límites y unos escenarios tan impactantes como San Francisco hecho un cisco

Sin duda el lanzamiento de la semana (o del mes, o del semestre), ese que provoca que el resto se aparte del camino y mire para otro lado aguantando el chaparrón, es «Call of Duty: Advanced Warfare». De hecho, es uno de los all-stars del último número de Megaconsolas (ya flamante y crujjiente en la sección de videojuegos de El Corte Inglés, al ladito del catálogo de juguetes, ya sabéis), y desde aquí no podemos hacer otra cosa que continuar alabando sus tres aprovechadísimos años de desarrollo y niquelado por parte de Sledgehammer Games, su argumento alrededor del arte de la guerra convertido en un negocio puro y duro dominado por corporaciones militares y los mercenarios de superélite y lobos solitario a la caza de piezas valiosas por todo el mundo, su sobrecarga de acción y adrenalina sin descanso, gran andamiaje tecnológico y cierta llamada de atención a la escalada militar que amenaza con dejar el mundo como un colador de espaguetis y, ante todo, y como contaron sus desarrolladores en su visita a Madrid hace cosa de un mes, la filosofía “true next gen” imponiéndose en el asombroso aspecto gráfico, con detalles minuciosos y una fluidez casi sinfónica en los combates, como lo demuestra, por ejemplo, la espectacular misión de combate y rescate presidencial en Lagos (Nigeria), toda una demostración de que el modo single también es canela fina.

Las enormes posibilidades de edición y customización son unos de los factores destacados del juego

Las enormes posibilidades de edición y customización son unos de los factores destacados del juego

Todo sea para hacer justicia al lema del título, “you are the advance soldier”, lo que se traduce en un salto generacional sin red para la saga, así como en un “egotismo” más marcado que nunca. De hecho, nuestro héroe tendrá una variedad enorme de posibilidades de customización y personalización de la cabeza a los pies, lo que acentuará la sensación de experiencia única y a nuestro capricho en el campo de batalla. También hay que recordar la existencia de más de medio centenar de logros, desde liquidar a enemigos de las más variadas formas hasta terminar la campaña en diversos grados de dificultad, para ampliar aún más el horizonte de un juego que se viste por los pies y cuyo multijugador es simplemente brutal. Sobre todo, el reluciente modo Exo Survival, coop de hasta cuatro soldados donde la colaboración y la habilidad conjunta es esencial para no quedar reducido a papilla de continuación.

Imagen de previsualización de YouTube

También la armería es para darla de comer aparte, con torretas, granadas, rifles de asalto, ametralladoras con mira variable, drones… Toda una sopa de letras y números para el soldado universal más exigente. Y eso, sin contar los vehículos, también de impresión futurista (motos de vanguardia, tanques, pitbulls…) y que entran en escena con una presencia y una prestancia sobrecogedoras. Aunque la mejor arma somos nosotros mismos y nuestras tácticas de combate, desde técnicas de sigilo y rastreo a base de rayos infrarrojos hasta escudos electrificados “tamaño folio” y, sobre todo, los exoesqueletos diseñados para convertir a los soldados en perfectas ingenierías letales andantes dotadas de movimientos mejorados y verticalidad casi de Spiderman gracias a los saltos con impulso y cuerdas de arpeo. Y nada de quitarse el guante, que esto no es “Gilda”. En fin, dos pulgares arriba, o dos nudillazos en la mesa como haría Kevin Spacey (fantástico fichaje de Activision para el villano de la función, como sabemos) en «House of Cards».

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La fuerza del destino

Un juego llamado a marcar un punto y aparte en las consolas next-gen

Un juego llamado a marcar un punto y aparte en las consolas next-gen

El juego más caro de la historia ya habita entre nosotros. Concretamente, desde el lunes a eso de las 22.00, cuando en un coqueto local de Madrid le fue entregado al actor Álex González una edición especialísima y exclusiva de «Destiny», ante la mirada de feroz envidia (nada de sana) del resto de los asistentes, que al menos se pudo consolar devorando minihamburguesas en el catering o haciéndose la carta astral, o natal, con un experto con corbata negra, otra de las atracciones de la velada. Anécdotas aparte, «Destiny» es mucho «Destiny». Seguramente si Asimov y Carl Sagan hubiesen sido fanáticos de los videojuegos, no habrían pasado por alto la tentación de echarse unas partiditas a esta joya que, desde su presentación en el pasado E3, se ha convertido en una de las atracciones del año. Tal vez la clave está en su belleza, creatividad y ambición, tres factores aún por descubrir y probar en las consolas next-gen. Eso y una irresistible mezcla entre shooter tipo “Halo” y exploración galáctica a gran escala obran el milagro de hacer de este juego la apuesta más sugerente de Activision para el otoño, con permiso del nuevo “Call of Duty“. Eso, aparte de la esperada reválida de Bungie tras años a la larga sombra del Jefe Maestro.

La apabullante belleza visual es uno de los puntos fuertes de "Destiny"

La apabullante belleza visual es uno de los puntos fuertes de «Destiny»

Pero es que “Destiny“ es mucho “Destiny“. Empezando por su argumento, estilo edad de oro de la ciencia-ficción, y que nos sitúa al encuentro del misterioso Viajero, peregrino galáctico que extendió nuestra civilización por todo el sistema solar, tarea que prosiguieron los supervivientes de una catástrofe que sacudió sus cimientos y legados. Entre ellos, nuestro personaje, un Guardián de la última ciudad segura de la Tierra, con acceso a un poder increíble, y que tendrá que defenderla de unos enemigos fieros e implacables. Antes de pisar tierra, lo mejor es vigilar desde el cielo. Y justamente eso es lo que propone Destiny Planet View, una herramienta creada con tecnología Google que nos proporciona un envolvente garbeo por los escenarios del juego en lugares como Marte, Venus o la Luna. Esta primera toma de contacto, aparte de familiarizarnos con las hechuras de este proyecto, nos servirá para recorrer a nuestro capricho numerosos territorios, así como descubrir información, consejos e incentivos ocultos a lo largo del camino. Una idea brillante e insólita perfecta para un juego diferente y en expansión.

Pero, ante todo, estamos ante un FPS con los cañones muy bien puestos

Pero, ante todo, estamos ante un FPS con los cañones muy bien puestos

Pero, a pesar de sus gráficos asombrosos y un detallismo mimado al milímetro (véase la Edición Limitada, una de las más cuidadas de los últimos tiempos), “Destiny” tampoco se limita a mirar a las estrellas sino que nos propone una aventura épica única donde tendremos que ir descubriendo y “creando” mundos a través de nuestro protagonista, equipado de armas (en la Vanguardia), complementos y vehículos únicos y altamente personalizables. Y, como buen FPS con toques RPG y MMO, su multijugador es de traca, tanto cooperativo como competitivo, combinados ambos con generosas actividades públicas y sociales. Pero, sobre todo, toneladas de adrenalina, metralla y asombros interminables para toda una experiencia desde el minuto uno. En fin, un juego apasionante, histórico y hasta necesario.

Imagen de previsualización de YouTube

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Fantasmas de lo nuevo

Los "ghosts", al rescate de un planeta hecho añicos

Los «ghosts», al rescate de un planeta hecho añicos

En medio de la vorágine en la que el sector videojugón está inmersa durante las últimas semanas (y lo que queda hasta final de año), no podemos pasar por alto un auténtico «highlight» -valga la redundancia- de cada mes de noviembre: un nuevo episodio de la saga más esperada, más cañera y, a veces, más polémica. Hablamos, cómo no, de «Call of Duty: Ghosts», oro puro para más de 40 millones de fans que, temporada tras temporada, esperan su dosis de ardor guerrero como agua de mayo. Y, como en los mejores casos, no ha dejado indiferente a nadie. Empezando por su argumento, donde nos pondremos del lado del «eslabón más débil» en mitad de una masacre planetaria que nos sitúa una década después de un acontecimiento devastador, que provocó que el equilibrio de poder mundial y las fronteras nacionales han cambiado de manera permanente. Y ahí entran en escena los «ghosts», un grupo de élite liderado por el soldado Logan que tendrá que luchar contra un enemigo tecnológicamente superior.

Aparte de la Guerra entre Clanes, también tendremos la "guerra de los canes"...

Aparte de la Guerra entre Clanes, también tendremos la «guerra de los canes»…

Ya en los primeros compases del juego queda claro que la cosa ha cambiado: más que irse por las ramas terroristas, o incluso las nubes, damos un salto directamente al espacio, protagonizando una misión antigravitatoria (un hallazgo ir cogiendo armamento flotando dentro de nuestra nave) enfundados en traje de astronauta y con la Tierra de fondo, en unas imágenes cuya espectacularidad y belleza remiten directamente a «Gravity». ¿Quién fue primero, Cuarón o Activision? Dejémoslo en un empate técnico. Ya con los pies en el suelo, la pura esencia shooter «CoD» se derrama en todo su esplendor cuando tenemos que inspeccionar el (destrozado) terreno en busca de enemigos, actuar con sigilo y/o contundencia, derribar helicópteros, acribillar a docenas de enemigos… Un showtime adrenalínico y sin cuartel al que, como novedad, se le añade el fichaje de Riley, un pastor alemán con mucho olfato y que, como Chop en «GTA V», también tiene sus momentos de gloria ladradora y mordedora.

¿Una escena de "Gravity"? Qué va, es Activision, más cerca de las estrellas que nunca

¿Una escena de «Gravity»? Qué va, es Activision, más cerca de las estrellas que nunca

Siete intensas horas de juego en el modo historia, un fetén «modo extinción» donde tendremos que enfrentarnos a aliens, y unas posibilidades de personalización costumización de personajes con casi 10.000 opciones disponibles redondean un título que, personalmente, nos parece sobresaliente (teniendo en cuenta que aún no hemos dado el gran salto a las consolas «next-gen», ya falta poquito…). Aunque donde da realmente el do de pecho el juego es en su modo multijugador, con mapas dinámicos con terremotos, inundaciones y eventos provocados por el usuario que alterarán el curso y la estrategia de todos los combates. Eso, aparte de la edición de personajes ya comentada y de unas misiones (sobre todo la Guerra entre Clanes, enorme) que hará las delicias de hasta 16 jugadores enfrascados en un mismo desafío. Acción pura y dura en perfectos 60 FPS, motor gráfico impactante, localizaciones memorables, novedades cósmicas y un argumento épico. ¿Qué más se puede pedir? Bueno, algunos echarán en falta alguna machada antiterrorista de antaño, o algún ataque a aeropuertos rusos, con masacre de civiles indiscriminada, pero cada cosa en su momento. Este año toca desolación, heroísmo y ciencia-ficción, y por nosotros, de mil amores. Parafraseando a Ray Bradbury, fantasmas de lo nuevo entre doradas manzanas del sol. Por cierto, ¿qué me decís de este tráiler, con Sinatra y Megan Fox? ¡A divertirse, chicos!

Imagen de previsualización de YouTube

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).