Minimus maximus

No son McConaughey y Harrelson, pero para el caso...

No son McConaughey y Harrelson, pero para el caso…

¿Estaremos viendo cine español por encima de nuestras posibilidades? Más bien tele-cine, porque a nadie se le escapa que, si este año está siendo el más exitoso de la historia para nuestra industria (cerca del 24% de cuota de pantalla) es gracias al apoyo machacón del duopolio televisivo: Mediaset («Ocho apellidos vascos» y «El Niño») y Atresmedia, con «La isla mínima» y la cochambre torrentiana de la semana que viene. Días de vino y rosas, o tal vez vísperas de mucho, días de nada, que dicen en mi pueblo. Sea como fuere, este 2014 ya es histórico para nuestro cinecito, aunque la Academia haya decidido ningunearlo presentando para los Oscar de 2015 a una producción de 2013, la estupenda «Vivir es fácil con los ojos cerrados», que a partir de hoy vuelve a terner una tercera oportunidad en taquilla. Si es que lo tiramos de generosos, para que luego digan:

“La isla mínima”. Tras «Grupo 7», Alberto Rodríguez se doctora en thriller andalusí con esta libre versión marismeña de «True detective». ¿Cómo? Con imágenes poderosas, eludiendo tópicos del género y sacando partido a su dúo protagonista, los irregulares Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo. Para algunos, la mejor película española del año. ★★★1/2

Cómo te echaremos de menos, gordo

Cómo te echaremos de menos, gordo

“La entrega”. La misma puñaladita de dolor sentida al disfrutar del gran e irrepetible Seymour Hoffman en «El hombre más buscado» se repite aquí con James Gandolfini, actor que estaba dando casi sus primeros pasos de gigante en el cine cuando nos dijo adiós para siempre. El inolvidable Tony Soprano brilla por última vez enfangado en una telaraña criminal made in Brooklyn donde también se luce otro de los actores del año: Tom Hardy. ★★★

“La danza de la realidad”. Para la tercera recomendación de la semana, pasamos olímpicamente del pesado de Lasse Hallström y el enésimo choque cultural vía gastronómica («Un viaje de diez metros») y nos centramos en la vuelta al ruedo cinéfilo de Alejandro Jodorowsky, gurú de la psicomagia y hacedor de películas tan alucinantes como «La montaña mágica» y «El topo», que volvía turulato a Lennon. Aquí rinde cuentas con su pasado en un delirio fantástico inclasificable. Para valientes. ★★★

“Loquilandia”. Y si mañana sábado andáis por Madrid, a la Filmo derechos porque, a eso de las 18.00, la sala 1 se convertirá en una divina catarsis de tartazos, confetti deluxe y locuras de la abuelita con mucho swing. Si no habéis visto esta obra maestra del Hollywood clásico, acercaros al Doré y flipad. Una terapia casi obligatoria en mitad de esta mierda gris, sorda y ciega que nos invade a diario. ★★★★★

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=EsxtGBMQGq4[/youtube]

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.