La gran cloaca española

Doña Anita, en pleno relaxing podólogo (ojo al cuadro del fondo)

Doña Anita, en pleno relaxing podólogo (ojo al cuadro del fondo)

En una escena de la segunda temporada de la gran «House of cards» se ve al flamante vicepresidente de Estados Unidos (maquiavélico, irresistible Kevin Spacey) insólitamente frustrado al no poder echar una partida online al «God of War» al llegar a casa: los del servicio secreto le han capado la conexión doméstica a internet por cuestiones de seguridad. Enfurruñado, el hombre se consuela fumándose un porrito a escondidas. La segunda persona más poderosa del planeta, con algún que otro cadáver (político y real) a sus espaldas, rebajado al nivel de un quinceañero revoltoso y trasto.

Un gran espeJO DE lo que somos

Un gran espeJO DE lo que somos

Ignoro si nuestros políticos patrios le dan a la consola, aunque podría imaginarme a Soraya enviciada y con ojillos frenopáticos con algún episodio de «Animal Crossing»«Angry birds». También recuerdo que a algún diputado o senador meapilas le pillaron con el «Apalabrados» o similares en pleno pleno (valga la redundancia), invirtiendo así el valioso tiempo que, a precio de oro, le subvencionamos los pobrecitos pagadores de impuestos. Pero una cosa está clara: nuestras fuerzas vivas se moverían como peces en el agua en el mundillo enviciado y corrupto de Los Santos, San Andreas, Liberty City, Vice City y demás territorios de lo más familiares para el jugón de pro.

Gaviotas carroñeras y mediocres poderosos: viva la marca Ejjpaña

Gaviotas carroñeras y mediocres poderosos: viva la marca Ejjpaña

Con esa magistral premisa en la cabeza y en el pincel, Daniel S. Arranz ha creado una serie de ilustraciones bajo el epígrafe de «Grand Theft Democracy», donde se muestran a patéticos personajillos desenmascarados y sin trampa ni cartón. Una alcaldesa plenipotenciaria haciéndose la pedicura, un vetusto rey destronado, un grisáceo capitoste buscando un chapapote para esconder sus vergüenzas, un purpurado ocultando sus gracias divinas bajo cristales tintados, una aristócrata a punto de escupir azufre al pueblo llano y protestón…

Dos tontos muy tontos, en plan castizo

Dos tontos muy tontos, en plan castizo

Estampas casi costumbristas de un país fantasmagórico, carcomido, terminal, invertebrado y desmoralizador que solo ofrece dos opciones al personal: aguantar el chaparrón debajo del colchón donde guardas los ahorrillos o escapar lejos, bien lejos. A veces es mejor tomárselo con humor o como si fuera un juego en vez de una pesadilla. El autor de estas obras lo sabe y lo muestra con mucho arte y mala uva. Aunque la realidad siempre supera a la ficción: a pesar de su innegable talento, según confiesa en su Facebook, sigue sin encontrar trabajo.

Con lo campechano y calavera que era yo...

Con lo campechano y calavera que era yo…

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

2 comentarios en “La gran cloaca española

  1. Con la que está cayendo, si no le pusiéramos humor a ciertas cosas sería para abrirnos las venas. Y a quienes tienen un poquito (o un «muchito») de responsabilidad, por no decir directamente culpa, de vez en cuando hay que pintarles la cara (a elegir el color), a ver si se les cae de vergüenza al suelo que tanto han embarrado. Bravo Fatality Western, siempre agudo, bravo por el colega Daniel S. Arranz, pura (aunque lamentable) inspiración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.