La batalla más galáctica

El espectáculo "Star Wars", como nunca lo habíamos visto en territorio consolero

El espectáculo «Star Wars», como nunca lo habíamos visto en territorio consolero

Es, posiblemente, el último gran juego del año, aunque su lanzamiento se ha visto algo empañado por un quítame allá esas microtransacciones. Pero, de cualquier manera, «Star Wars Battlefront II» es canela fina. Un espectáculo continuo y enorme que nos sitúa en un momento crítico tras la destrucción de la segunda estrella de la muerte y con la galaxia viviendo la situación más inestable de su historia. La alianza rebelde ha conseguido lo que parecía imposible, el Emperador y Darth Vader han caído en la batalla de Endor. Es un momento decisivo para ambos bandos y deberás lidiar con las consecuencias de la desaparición del arma definitiva del imperio. Resumiendo: que antes dominábamos la galaxia, y ahora tendremos que luchar por su supremacía, ya que la verdadera guerra empieza hoy. Una historia apasionante que se prolonga a lo largo de 30 años, tiempo más que suficiente para recorrer algunos de los escenarios más míticos de la saga y de acumular momentazos de impresión: desde enfrentamientos directos contra Darth Maul o el maestro Yoda (sin olvidar a Luke o Han Solo) hasta exploración pura y dura, sintiendo el frio de la nieve de la base Starkiller bajo nuestras botas, surcando las frondosas junglas de Yavin 4 o pilotando en el espacio a través de los restos de naves de combate, sin olvidar épicos episodios como el descubrimiento en primera persona de los secretos de la Fuerza y el legado de los Skywalker con Rey, posibilitando que la primera orden ascienda con Kylo Ren. Mucha miga, y encima con un protagonista inédito en la saga: Iden, un soldado imperial de élite de las fuerzas especiales con el que tendremos que dominar al dedillo tanto el combate en tierra como el combate en el espacio. Precisamente este es uno de los grandes avances del juego, con escenas aéreas completamente rediseñadas con multitud de opciones de armas y personalización que nos permitirán destruir naves capitales del tamaño de ciudades, pilotar naves legendarias (el Halcón Milenario, el Esclavo I, el Ala-A o N-1 de Naboo, entre una cuarentena de naves hasta para 24 jugadores), maniobrar entre campos de asteroides y pelear entre muelles imperiales. En definitiva, una exhibición de talento, nostalgia, acción y belleza (darse un garbeo por los bosques de Endor o el palacio de Theed. Todo, con un brutal modo multijugador hasta para 40 jugadores que multiplica el show hasta niveles realmente galácticos. Lo dicho, un juegazo de tomo y lomo.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter y Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.