Experiencia brutal

Dos de los angelitos con los que nos toparemos en «Borderlands 3»

He aquí uno de los juegos más esperados del año, que ya es decir: «Borderlands 3» es una de las experiencias más ruidosas y asilvestradas de los últimos tiempos: nada menos que la tercera entrega de la saga de 2K y Gearbox, que puso patas arriba el panorama jugón hace una década, y volvió a rizar el rizo de lo apocalíptico-lisérgico en 2012. Ahora, regresa el padre de los shooter-looter, con una aventura llena de caos y tropecientas mil armas donde tendremos que arrasar tan ricamente a nuestros enemigos y descubrir mundos inéditos con uno de los cuatro nuevos buscacámaras, los cazatesoros más duros de Borderlands, que podremos personalizar y desarrollar a través de sus distintos árboles de habilidades. Hablando en plata, una auténtica pasada llena hasta los topes de incorrección, humor cafre, violencia gratuita y demás delicatessen pero servidas con mucho arte y estilo y con una jugabilidad irresistible. El caos ante todo es la norma que domina “Borderlands 3”, ya que en nuestra aventura tendremos que vencer a la secta de los siameses Calypso para evitar que unan a los clanes de bandidos y se hagan con el poder supremo de la galaxia. Solo nuestro protagonista, un buscacámaras que quiere emociones fuertes, tiene el arsenal y los aliados que hacen falta para acabar con ellos. Ay los buscacámaras, qué recuerdos más imborrables…

Un estilo salvaje y una acción a todo trapo son las características principales de este juego de no te menees

Estos angelitos son el alma de la fiesta Borderland, y en esta ocasión no se quedan atrás: podremos ponernos en la piel de uno de los cuatro increíbles buscadores de la cámara, cada uno con sus poderes, estilo de juego, árbol de habilidades, y cientos de opciones de personalización. Todos los buscacámaras pueden desatar el pitote supremo por sí solos, pero son imparables juntos. Así, tendremos a Moze la artillera con su fiel escudero el oso férreo, que ayuda a conseguir potencia de fuego adicional; también está Amara la sirena, una hábil guerrera muy segura de sí misma, tiene la habilidad de invocar unos puños etéreos y emplear sus poderes de sirena para machacar a sus enemigos; seguidamente está FL4K el domabestias, un tipo que vive para cazar, igual que sus fieles bestias, que obedecen todas las órdenes de su amo, siendo su presa favorita los bandidos más confiados y ufanos de la región, pobrecicos; y no olvidemos a Zane el agente, un fiera especializado en los cachivaches de combate, y que es experto en colarse en la batalla, sembrar el caos y salir por patas sin siquiera llamar la atención. Entre todos armarán la marimorena más memorable que se recuerda en un juegazo lleno de misiones, escenarios enormes (Pandora es más grande y peligrosa que nunca), un cooperativo excepcional y mucha mala baba. Nos encanta, la verdad.

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.