El tormento y el éxtasis

Junto a "Birdman", posiblemente la mejor película de la cartelera actual

Junto a «Birdman», posiblemente la mejor película de la cartelera actual

La vieja fábula de Charlie Parker cerca de ser decapitado por un platillo rasante de Jo Jones para así despertar su genio y no ronronear con la mediocridad para siempre es el auténtico corazón que bombea «Whiplash». Sí, también tenemos la crueldad calvinista, el sacrificio ciego típicamente yanqui por alcanzar un sueño y demás pirotecnias que tan bien quedan en la gran pantalla y que, posiblemente, han servido para que esta fulminante ópera prima haya pescado cinco nominaciones al Oscar, incluyendo mejor película (por cierto, ¿qué pasó con «Perdida»? ¿No era tan requetebuena?). Pero lo que realmente planea entre la tormentosa relación entre un profesor de música con chaqueta metálica y su alumno-recluta (nada patoso, desde luego) es algo que no se veía en la gran pantalla desde hace bastante, tal vez desde la enorme «Once»: amor a la música, sin paliativos, incondicional, caiga quien caiga.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=TS-G4UQTfUo[/youtube]

Como prueba, baste ese impresionante, genial y conmovedor «Caravan» que cierra el filme, un prodigio no solo de interpretación (la sombra de Buddy Rich es alargada) sino de lenguaje cinematográfico: una escena en la que torturador y víctima firman la paz en pos de alcanzar un objetivo común y supremo: el jodido olimpo del jazz. Desde luego, también tenemos aderezos hollywoodienses, como la sangre (no en los surcos sino en la batería), el romance ñoño de pizzería, el lastre familiar (paterno y fracasado, por más señas), lo del accidente de tráfico surrealista, las mazas del gran J. K. Simmons y muchas escenas que nos recuerdan a estándares como «Fama» o «Rocky». Pero, ojo, quedaros con ese broche final, ese trance, ese éxtasis del protagonista haciendo lo único que le llena en la vida. Y, luego, ya podéis disfrutar de «Let’s get lost».

PD. Por cierto, también se estrenan hoy otras pelis majas como «La teoría del todo» (la del mejor imitador de Stephen Hawking desde Howie, de «Big Bang»), «Siempre Alice» (por la que Julianne Moore por fin va a pillar estatuilla) y «Babadook» (una de terror del bueno), así que ya se sabe: al cine sin excusas.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.