El domador monstruoso

Unos bichos la mar de curiosos nos esperan en este entretenidísimo episodio de la franquicia de Capcom

Unos bichos la mar de curiosos nos esperan en este entretenidísimo episodio de la franquicia de Capcom

No necesita presentaciones. La saga «Monster Hunter» es una de las más veteranas y con mayor recorrido del universo Nintendo. Por eso su aterrizaje en 3DS, bajo el título «Monster Hunter Stories», es todo un acontecimiento. Y no es para menos, porque se trata de un fetén spin-off donde tendremos que convertirnos en un Rider legendario, al tiempo que formamos vínculos con bestias salvajes y nos alzamos a los cielos en una aventura con toda la épica y la pompa de la saga de Capcom. Así, nos encontraremos con un título basado principalmente en la exploración de un vasto mundo repleto de los habituales monstruos a los que tendremos que domar, aleccionar y agrupar en formaciones poderosas. Porque, al igual que en “Monster Hunter Spirits”, los monstruos (o “monsties”) y los cazadores harán buenas migas para derrotar a otras fieras más corrupias. Precisamente la abundancia de criaturas mitológicas es una de las características sobresalientes del juego, con una fauna procedente de casi toda la saga, aunque con ausencias notables como Lunastra o Jhen Mohran. Eso sí, son todos los que están, incluyendo nuevos como el jefe final Verusa Nowa, el Gran Dracobicho o el Gran Poogie.
Como decíamos, los bellos y detallados escenarios son otro de los atractivos indiscutibles del juego. Tendremos regiones y poblaciones para dar, tomar y explorar a nuestro antojo, y así toparnos y reclutar a nuestros monstruos. Lugares tan espléndidos como Gilegaran (la ciudad de los cazadores), Villa Hakum (la aldea de los Riders), Albrakus (la aldea del desierto) o el misterioso y frondoso Bosque de Kakuse. Y, por supuesto, también destaca en su modo combate, no solo por la variedad e ingenio de las misiones secundarias sino por las desafiantes batallas a las que nos enfrentamos, encima con la mecánica de por turnos estilo “piedra, papel y tijera”, por primera vez en la historia de la saga. Ah, y también podremos conectar los genes de varios monstruos para personalizar los nuestros, e incluso obtener bonus y objetos mágicos con los amiibo compatibles. Una mecánica de juego muy fluida y emocionante, un nivel sonoro notable y unos controles sencillos pero contundentes redondean un juego a la altura de los mejores de la franquicia, que no es moco de pavo.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter y Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.