Dioses y monstruitos

Ra, Ra, Rasputín... la mitología egipcia, por los suelos

Ra, Ra, Rasputín… la mitología egipcia, por los suelos

Se supone que un estreno como «Dioses de Egipto» tendría que ser celebrado por la comunidad cinéfilo-jugona con aplausos y vítores: es, una vez más, un híbrido perfecto de ambos ámbitos que proporciona la sensación de «jugar» en la gran pantalla grande a la manera de, por ejemplo, «God of War», con sus plataformas, sus puzles, sus titanes… Lamentablemente, los experimentos, con gaseosa. Porque, en la práctica, estamos ante el enésimo desastre de un Hollywood obsesionado por hacerle la rosca al emergente mercado chino (véanse los casos de «Warcraft» o «Tortugas Ninja») antes que intentar resucitar en espíritu del péplum fantástico que tanto honraron artesanos como Ray Harryhausen con su Simbad, su Jasón, su «Furia de titanes» y demás maravillas. Pero no, Alex Proyas (qué lejanos los tiempos de «Dark City») ofrece un show ferretero y transformista con un ojo puesto en «300» y otro en la egiptología camp por fascículos, y el choteo es generalizado. Ocasión perdida, en fin.

No, lamentablemente las ediciones en LáserDisc y VHS no están disponibles. Cachondo este Deadpool...

No, lamentablemente las ediciones en LáserDisc y VHS no están disponibles. Cachondo este Deadpool…

Por suerte, para quitarnos el mal sabor de boca, podemos acudir al videoclub (si queda alguno) más cercano para disfrutar de «Deadpool» en formato doméstico y comprobar que aún es posible conciliar cine adolescente y gamberrete con talento y mala leche, sin tanta oscuridad ni tanto transformismo faraónico. Basada en el antihéroe menos convencional de Marvel Comics, el filme cuenta los orígenes del antiguo agente de las Fuerzas Especiales reconvertido en mercenario Wade Wilson (Ryan Reynolds), quien, tras ser sometido a un cruel experimento que le confiere poderes de curación rápida, adopta el alter ego de Deadpool. Armado con sus nuevas habilidades y un retorcido sentido del humor, persigue al hombre que casi acabó con su vida, Ajax, interpretado por Ed Skrein («Transporter Legacy»). El debutante director, Tim Miller, proporciona a la encarnación cinematográfica de semejante pájaro una narrativa fragmentada que se precipita hacia adelante y hacia atrás en el tiempo. La película es todo menos predecible, aunque también resulta accesible para los que nunca antes se hayan topado con el “Mercenario Bocazas”. Consigue generar empatía hacia todos los protagonistas, particularmente, en el caso de la conmovedora historia de amor entre Wade y Vanessa Carlysle (Morena Baccarin), que se enamoran debido a sus defectos más que a pesar de ellos. El resultado ha sido demoledor, puesto que las aventuras del antihéroe encarnado por Reynolds han sido una de las sorpresas más agradables de la temporada, por lo que edición en Blu-ray y DVD está llena de extras y gadgets tan jugosos como escenas añadidas, tomas falsas sin censura, dos audiocomentarios con mucha marcha, galerías la mar de curradas, un tráiler de «X-Men: Apocalipsis» y reportajes varios sobre la producción del filme, a veces no tan divertida como cabría esperar. En fin, una gozada para espectadores sin pelos en la lengua, perfecto aperitivo para la secuela, que ya está en marcha.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.