De alu-cine

¿Cine? ¿Videojuego? Simplemente arte con mayúsculas

¿Cine? ¿Videojuego? Simplemente arte con mayúsculas

En uno de los primerísimos post de Fatality Western, al hilo de la muerte del crítico de cine Roger Ebert (el enemigo público número 1 de los videojuegos, recordemos), mareábamos un poco la perdiz sobre la naturaleza «artística» del ocio electrónico, y de su dependencia o no de su «hermano mayor» el cine. Hablar por hablar, como suele suceder en estos casos. Lógicamente, un blog que lleva el sambenito de «videojuegos de película» en el ojal, no puede hacer otra cosa que la ola a la llegada de «Beyond: Dos almas», uno de esos títulos que diluye fronteras y derriba prejuicios. No solo por lo evidente y «fácil», que es la presencia de dos estrellas de Hollywood como Willem Dafoe y Ellen Page dando vida (nunca mejor dicho) a sus protagonistas, sino por la naturaleza y el alma de la nueva creación de David Cage («Fahrenheit» y, sobre todo, «Heavy rain»): mantener una calidad y una temperatura cinematográfica, tanto en guión como en puesta en escena, y llegar más allá de donde nunca llegará el séptimo arte: a que sea el espectador quien lleve las riendas de la historia y decida su desarrollo y desenlace. ¿No dijo alguien que las grandes películas siempre tienen finales abiertos?

La total implicación de Dafoe y Page fue clave para el éxito de este ambicioso proyecto

La total implicación de Dafoe y Page fue clave para el éxito de este ambicioso proyecto

Es curioso que el apellido de Cage («jaula») se aplique a un tipo tan enemigo de los barrotes como el que presentó su última obra (maestra) en Madrid (cine Callao, además), hace un par de semanas. De entusiasmo contagioso, el gurú de Quantic Dream nos fue introduciendo en los entresijos concéntricos de un juego con dos mil páginas de guión inicial, que eleva la técnica de «captura de movimientos» a una nueva dimensión casi sobrenatural, y que logra mantener un suspense y un ritmo que, inevitablemente, nos recuerda a «El sexto sentido». De hecho, el argumento gira alrededor de los poderes psíquicos de una niña con capacidades telequinéticas, espiritistas y astrales. El tiempo va pasando (reflejándose de forma magistral en la textura de los personajes) y nuestra heroína tendrá que encauzar sus poderes con la ayuda de científicos y agentes especiales del gobierno, lo que dará lugar a una serie de conflictos y subtramas que nosotros daremos luz verde o roja con nuestro joystick en mano.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=QGLtmp1LUqU[/youtube]

Además de la toma de decisiones y los intríngulis morales de «Beyond», también resulta original la manera en que se presenta la jugabilidad y el avance de la acción, con un puntero blanco en forma de bolita que nos irá guiando para realizar tal o cual movimiento. Aunque siempre con nuestro libre albedrío como director de orquesta sumo. No faltará la faceta conversacional ni los quick time events, tan socorridos en estos casos, pero aquí más elegantes que nunca. Todo ello define y da esplendor a uno de los productos más cuidadosos (ojo a su banda sonora), redondos y perfectos con que nos hemos topado últimamente, constituyendo, esta vez sí, un brillante canto del cisne para la PS3. ¿Cine? ¿Videojuego? ¿Aventura interactiva? Qué más da. El caso es que, si esto no es arte, que venga Picasso y lo vea.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.