Caldeando la Guerra Fría

Sasha Luss da vida a una espía rusa de armas tomar

El cine Luc Besson siempre ha sido tan de fiar como un trilero de Benidorm, y su última peli, «Anna», no es una excepción. El argumento nos presenta a la susodicha Anna Poliatova, una modelo parisina bajo cuya apariencia glamurosa se esconde un secreto que la obligará a sacar toda su fuerza y habilidad en el crimen. Con una mente fría y calculadora y un entrenamiento militar que no deja lugar a error, la joven Anna terminará convirtiéndose en una de las asesinas al servicio del gobierno más temidas del mundo. Fiel a su estilo videoclipero y a sus argumentos delirantes (ver «Lucy», sin ir más lejos), Besson nos presenta un pastiche a la mayor gloria de Sasha Luss, una chica (de momento no se ha ganado el calificativo de actriz) a la que ya vimos en Valerian y la ciudad de mil planetas. El resto del reparto lo completan gente bastante más profesional como Helen Mirren, Cillian Murphy o Luke Evans. En fin, una peliculilla con un par de buenas secuencias de tortas y tiroteos, frufrú modistillo, birlibirloque de espionaje KGB-CIA y tibios ecos lejanos a «Nikita» pero poco más. Un palito algo más elaborado, aquí. Y, para amantes del cine español de raza, también llega «Quien a hierro mata», un thriller bastante bien cocinado por el oficio de género de Paco Plaza («REC») y con Luis Tosar luciéndose en mitad de un entramado de narcomafias gallegas y otras malas hierbas.

fatalityw

 FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (sí­guenos en Twitter Facebook).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.