Al agua, patos

Blake Lively, abonada a los deportes acuáticos de riesgo

Blake Lively, abonada a los deportes acuáticos de riesgo

Se acabó lo que se daba. Cerramos el chiscón un mes, aprovechando la sequía en nuestro negociado (sobre todo videojuegos, salvo excepciones como “Monster Hunter Generations”, desde hoy en tiendas, igual que el fenómeno móvil “Pokémon GO”, del que hablaremos tranquilamente a la vuelta) aunque el cine sigue a lo suyo, un no parar de estrenos, secuelas, reboots y demás charcutería). Pero, antes de echar el cierre, es obligatorio comentar las novedades de la cartelera de hoy, y entre la morralla elegimos “Infierno azul”, una de terror de Jaume Collet-Serra (de sobras conocido por los fans del género gracias al remake de “La casa de cera” y un par de machadas con Liam Neeson dentro) que ha sido celebrada como el “Tiburón” para la nueva generación. Ya será menos, aunque mantiene ciertos puntos de serie B y de mala baba que lo emparentan con el blockbuster de Spielberg. Nancy (Blake Lively) es una joven que trata de superar la pérdida de su madre. Un día está haciendo surf en una playa solitaria cuando se queda atrapada en un islote a apenas unos metros de la costa y, aunque está a solo 100 metros de la salvación, para alcanzarla tendrá que tirar de todos sus recursos y su voluntad, pues un enorme tiburón blanco se interpone entre ella y la costa. Unos paisajes impresionantes, algunos secundarios de lujo (Óscar Jaenada, ándale), efectivos efectos especiales y el fetén surtido de bañadores de Blake Lively le dan salero a la función. Y, quien prefiera algo de suspense “medium-pensionista”, que se abone a “Premonición”, con un Anthony Hopkins en su enésima reencarnación de Hannibal Lecter (por nosotros, encantados), aunque la cosa se olvida más rápido que se derrite un cubito de hielo en la plaza de Callao a las cuatro de la tarde de agosto -menos el chistaco que cuenta de las hormonas, atentos-. Ah, y ojo al reestreno bizarro y cañí del verano: “¡Bruja, más que bruja!”, zarzuela cazurra, marciana y genial de Fernán-Gómez que, de paso, sirve como homenaje a Emma Cohen, que aquí está guapa a rabiar. Lo dicho, nos vemos en un periquete e id por la sombra, por si acaso.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Redondeces

Kirby vuelve más cañero que nunca en nuestro plataformas preferido del verano

Kirby vuelve más cañero que nunca en nuestro plataformas preferido del verano

Seguramente los más afortunados estarán disfrutando de vacaciones en algún idílico paraje, de playa, montaña o similares, por lo que nada mejor que recomendar un par de juegos redondos y de lo más apropiados para dejarse llevar y divertirse activando la neurona de guardia. Por ejemplo, “Kirby: Planet Robobot”, gozosa aventura plataformera para 3DS de nuestro personaje sonrosado preferido. En esta ocasión, tendremos que visitar media docena de niveles (algunos, de lo más imaginativos y musicales) con la particularidad de poder volvernos un “transformer” cualquiera gracias a los poderes robóticos del bicho. Una monada con todo el ADN jugón y adictivo de Nintendo (aunque unos jefes finales algo más contundentes no harían daño a nadie). Aunque, si de iconos orondos hablamos, el crack auténtico es el Comecocos, que salta a territorio consolero con “Pac-Man 256”, versión de uno de sus juegos más recientes y divertidos en territorio móvil. Aquí, el crack amarillo y el Glitch invaden nuestros hogares con el soporte multijugador hasta para cuatro colegas, que sudarán sangre para que les engulla el temible nivel 256, territorio mítico y comanche donde los haya en el mundo de los videojuegos clásicos. A partir de ya mismo, los fans del inimitable Pac-Man podrán compartir juegos y aventuras con sus compañeros. Lo dicho, una dupla de muchos quilates y redondeces.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Robots on fire

Diseño divertido y energía ferretera son dos de las claves de este fetén título

Diseño divertido y energía ferretera son dos de las claves de este fetén título

La temporada jugona va tocando a su fin, pero antes de cerrar por vacaciones este finde no podemos pasar por alto la recomendación de uno de los juegos que mejor rima con ocio veraniego: “Mighty No. 9”, una maravilla creada por la fértil imaginación de Keiji Inafune, el padre de “Mega Man”, y que recoge la mejor tradición de los juegos de acción japos de desplazamiento lateral en 2D que tantas tardes de gloria nos dieron en los heroicos años de 8 y 16 bits. Esto es, un perfecto surtido de acción, adrenalina, velocidad y astucia ambientado en un mundo futurista donde los púgiles robóticos creados por el Dr. White tendrán que dar el do de pecho, y de tuerca, en los coliseos más vanguardistas de la galaxia. Pero un virus informático traicionero ha hecho sembrar el caos, por lo que tendremos que reiniciar todo el entramado para que no se arme a de San Quintín. Por eso, nuestro héroe Beck, el noveno de un linaje de poderosos androides, es el elegido para correr, saltar y disparar a lo largo de nueve fases iniciales, más tres de propina, con las armas y habilidades “distraídas” de nuestros enemigos hasta frenar el mal que amenaza el planeta.

La más genuina y pura esencia nipona en 8 y 16 bits se recoge en la docena de niveles del título

La más genuina y pura esencia nipona en 8 y 16 bits se recoge en la docena de niveles del título

Todo, como vemos, muy “Akira” o “Mazinger Z”, pero con un toque moderno a la hora de enfrentarnos a los ocho “hermanos” plenos de energía y ases en la manga. Tendremos varios niveles de dificultad y numerosos desafíos para poner a prueba nuestra astucia y habilidades, así como unos jefes finales a los que podremos derrotar en el modo Acometidas. Aparte, ojo a la tajada multijugadora, tanto en la carrera online para dos jugadores como en el desafío cooperativo. Por si fuera poco, también tenemos personajes jugables extra como la secretaria Call, con nivel especial en compañía (aunque el prota será Beck y sus ocho tipos de ataque diferentes). Una banda sonora de lujo y unos DLC que ya empiezan a dar caña hacen de este juegazo uno de los must de este verano, qué duda cabe. Adelante con la rebelión de las máquinas.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Steven el Gigante

He aquí el regreso al cine familiar del gran Spielberg

He aquí el regreso al cine familiar del gran Spielberg

Si alguien merece llevar el apellido de “titán” (lo de Rey Midas ya está un poco visto, ¿no?) en el Hollywood de los últimos 40 años es, sin duda, Steven Spielberg. Desde que revolucionó la industria con “Tiburón”, no ha parado de currar a ritmo frenético alternando el cine de autor con los blockbusters más rotundos, aunque ya se sabe que cualquier tiempo taquillero pasado fue mejor (sobre todo cuando no existía Pixar). Pero, ¿qué demonios hacemos hablando de Spielberg a estas alturas? Lo mejor es dejarse de prejuicios y disfrutar de su último estreno, “Mi amigo el gigante”, una preciosa adaptación del cuento de Roald Dahl sobre una niña que une fuerzas con la Reina de Inglaterra y con un gigante bonachón, conocido como el BFG, para detener una invasión de malvados gigantes que se preparan para comerse a todos los niños del país. Claro que, si preferimos un drama más pegado a la realidad más gris, nada mejor que lo último de Jodie Foster como directora (tras la raruna pero bastante interesante “El castor”): “Money Monster”, que cuenta la historia de Lee Gates (George Clooney), un famoso charlatán televisivo, conocido por ser uno de los gurús de Wall Street. Pero cuando el joven Kyle Budwell (Jack O’Connell) pierde todo el dinero de su mamaíta en una mala inversión por consejo de Gates, decide secuestrar al bocachancla durante su emisión en directo del programa y ponerle un bonito chaleco de explosivos a juego con la corbata. Buen ritmo, buenos actores (incluyendo a Julita Roberts) y pirotecnia de primera para una fábula contemporánea sobre la eterna duda de quién fue primero, el codicioso rico o el codicioso pobre. En fin, un par de pelis bastante potables. No está mal para un 8 de julio.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Zombies de arte y ensayo

Randall, el protagonista de "Deadlight. Director's cut", solo ante el peligro

Randall, el protagonista de “Deadlight. Director’s Cut”, solo ante el peligro

¿Qué, hacen unos zombies fresquitos para animar el verano? La verdad es que aún no sabemos por qué no se anima alguna empresa heladera en sacar el “polo de zombi”  o algo así, porque canícula y no muertos hacen bastante buena pareja (recordemos la saga “Dead Island” o la memorable promo playera del inicio de “Fear the walking dead” el año pasado por estas fechas). Sea como fuere, en verano o en el crudo invierno, cualquier estación es buena para disfrutar de “Deadlight: Director’s Cut”, perla terrorífica salida de la mente calenturienta de Tequila Works y Abstraction Games que ya se encuentra disponible para PS4, Xbox One y PC. Y la cosa promete lo suyo, ya que estamos en pleno 1986, año Chernóbil, en un mundo apocalíptico donde encarnamos a Randall Wayne, un superviviente que intenta contactar con sus seres queridos en mitad de un infierno de tres pares. Así que nos espera un buen cóctel con los elementos clásicos del tema: exploración en mitad de parajes desolados, combates a mordiscos o zarpazos con seres luciferinos (conocidos aquí como “sombras”), puzles y plataformas ingeniosos y ese toque de humanidad desesperada de obras como “La carretera”, de McCarthy.

El depurado arte y diseño es uno de los elementos más alabados de este juego

El depurado arte y diseño gráfico es uno de los elementos más alabados de este juego

Hay que recordar que “Deadlight” vio la luz hace cuatro años en XBLA y en Steam, cosechando grandes alabanzas y laureles gracias, sobre todo, a su inspirado look 2D, que dio lugar a un diseño impactante y saturado que hacía aún más pavorosa la experiencia de nuestro héroe. Ahora, la mejora es evidente gracias a su subidón 1080p, que abrillanta animaciones y contenidos en el modo Supervivencia, la perla de la corona de esta edición. Como siempre, el instinto de conservación y la maña a la hora de fabricar nuestro arsenal serán dos de las claves del juego, así como el sigilo entre las ruinas de una Seattle devastada e infectada de monstruos, que nos llegarán a oleadas. Para detenerlos vale todo: ametralladoras, cócteles molotov, rifles de francotirador, explosivos o hasta palos y ganchos construidos artesanalmente. Aparte de la acción, también hay sitio para los gourmets jugones, gracias al libro de arte que podemos consultar en mitad de la aventura, y a los sucesivos diarios del bueno de Randall. Y, si queremos acción de la buena, ojo al modo Pesadilla, que hace honor a su nombre. En definitiva, una maravilla a un precio reducido y que garantiza escalofríos casi de arte y ensayo. Dos pulgares arriba.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

De buen ver

Dos de las "escandalosas" pin-ups del juego

Dos de las “escandalosas” pin-ups del juego

Ya se sabe, con la llegada del calor las mentes suelen mostrar un grado de derretimiento y de sofoco (acumulado o no) que las llevan a pasar la realidad por los espejos cóncavos del callejón del gato, que diría Don Ramón María. Por ejemplo, ver estampas calenturientas por doquier, sobre todo en algunos videojuegos japoneses que nos pillan algo desprevenidos y con el paso cambiado. Si hace unos días reseñábamos el último de “Odin Sphere”, que ha sido objeto de no pocas “acusaciones” sobre la vestimenta y postureo provocativo de sus personajes femeninos, ahora acaba de salir “Star Ocean: Integrity and Faithlessness” y la historia se repite. Que dónde van con esas anatomías y volúmenes, que también son ganas de provocar sin ton ni son y demás chorradas. Hombre, cierto que algunas de las japonesitas no van de monjas de clausura precisamente, pero ya se sabe cómo es la iconografía nipona y no es cuestión de escandalizarse a estas alturas, ¿no? Sobre todo cuando el juego, típicamente Square Enix, es uno de los episodios más esperados de la saga, que ya alcanza su quinta entrega, y que aborda la complicada misión de la Federación de extender la paz a lo largo de toda la galaxia está a punto de ser una realidad, pero profundo en el océano de estrellas, a seis mil años luz de la Tierra, en el planeta Faykreed las vidas sencillas de un muchacho y su amiga de la infancia se enlazarán con un peligroso conflicto que amenaza con destruir el esfuerzo de la Federación durante todos estos años.

Los combates multitudinarios son unas de las piezas maestras del juego

Los combates multitudinarios son unas de las piezas maestras del juego

Así, la serie de rol del célebre estudio tri-Ace, que mezcla rol fantástico con ciencia ficción, regresa para PlayStation 4 narrando los acontecimientos entre la segunda y tercera entrega de la saga (“The Second Story” y “Till the End of Time”). Producido por Shuichi Kobayashi (que ha formado parte del equipo de títulos como “Grandia II y III” o la serie “Valkyrie Profile”) y con diseños de Akiman, “Integrity and Faithlessness” trascurre en el año 537, siglos después de que la humanidad abandonase la Tierra en busca de un nuevo hogar. Fidel Camuze, hijo de un consejero militar y experto con la espada, y Miki Sauvester, una chica con poderes mágicos, explorarán un mundo sin interrupciones en el que los videos, exploración y batallas de rol y acción en tiempo real fluyen sin cortes mientras reclutan nuevos aliados a su misión de proteger su pueblo. Combates a gran escala con hasta siete personajes en nuestro grupo batallando simultáneamente, sistema de roles personalizados en plena batalla, gran variedad de mecánicas de juego y una gran profundidad en la historia definen una aventura con muchos galones y mucho arte. Aunque mejor disfrutarla después de haberse pegado una ducha fría.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Palomitas marcianas

¿Qué, hace una partida de marcianitos con genuino sabor noventero?

¿Qué, hace una partida de matamoscas con genuino sabor noventero?

¿Qué hacías tú hace 20 veranos? Posiblemente ver “Independence Day”, uno de esos sanos despiporres de un Roland Emmerich más desmadrado que nunca y que colocó a Will Smith como “rey del 4 de julio” (en alusión al día D de la taquilla yanqui) gracias a escenas tan rotundas como ese directo a la mandíbula del alien-calamar de turno. Los locos años 90, ay. Y, claro, como Hollywood está sobrado de ideas y talento, pues ¿qué mejor que una secuelita para celebrar su vigésimo aniversario? Y dicho y hecho: “Independence Day: Contraataque”, con una sinopsis fetén: utilizando tecnología obtenida de los extraterrestres 20 años atrás, las naciones de la Tierra, que temen el regreso de los invasores, han colaborado en la elaboración de un gigantesco programa de defensa para proteger el planeta. Pero no es seguro que ese programa sirva para hacer frente a los avanzados e inauditos recursos de los atacantes. Quizá sólo la inventiva de unos pocos valientes pueda evitar la destrucción del mundo, que se encuentra de nuevo al borde de la extinción. Lamentablemente, el Príncipe de Bel-Air no se ha sumado al revival, pero sí Bill Pullman (otro desaparecido en combate de la última década del siglo XX) y el bueno de Jeff Goldblum (aunque se le ha puesto cara de catedrático de lenguas muertas). Si a eso le añadimos un fichaje para las nenas (Liam Hemsworth, el cuñao de la Pataki, vamos) y toneladas de efectos especiales de esos que no se los salta un gitano, pues ya tenemos el primer blockbuster palomitero del verano y no se hable más. Aunque, si buscamos celuloide con alguna neurona en la quijotera, la cartelera viene generosa con dos títulos majos: “Demolición”, del intensito Jean-Marc Vallée con un cada vez más interesante Jake Gyllenhaal en plan cara B de “Enemy”, más una morbosa Naomi Watts anti-girl next door, y “Todos queremos algo”, del gran Richard Linklater, también auto-secuela de otro hit noventero como “Movida del 76”. Ah, la nostalgia…

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).