¿Saturación?

"Star Wars Battlefront", uno de los presuntos damnificados por el empacho de juegazos en el mercado

“Star Wars Battlefront”, uno de los presuntos damnificados por el empacho de juegazos en el mercado

Suele pasar todos los años por esta fecha, pero es que esta temporada parece que se han alineado los astros y los juegazos: “Assassin’s Creed: Syndicate”, “Halo 5 Guardians”, “Star Wars Battlefront”, “Fallout 4”, “Call of Duty Black Ops III”, los deportivos pisando más fuerte que nunca… Cantidad y calidad, como vertemos en algunos análisis del número de diciembre de Megaconsolas, a punto de caramelo. Total, que ante tal panorama, y a pesar del Black Friday, han saltado algunas voces de alerta sobre una saturación del mercado jugón como nunca antes se había dado. Y, encima, salidas de bocas expertas y que cortan el bacalao: por ejemplo, Tony Bartel, hombre fuerte de las tiendas GameStop, que ha declarado que las ventas de algunos pesos pesados no han superado las expectativas. Sobre todo, las referentes al título de Electronic Arts, el mayor lanzamiento en la historia de la saga “Star Wars”, y cuyos resultados no han sido tan brillantes como esperaban todos. Tal vez el empacho de la saga galáctica, por tierra, mar y aire, ha hecho mella en un título cuya brillantez está fuera de toda duda. Cuesta creerlo, sobre todo conociéndose datos de 400 y hasta 500 millones de dólares recaudados en los tres primeros días en casos como “Black Ops III” o “Halo 5” (a años-luz de las taquillas cinematográficas), pero cuando el río suena, agua lleva. Y más cuando algunos han sentido la necesidad de justificarse, como en el caso del juego de Microsoft, que asegura que casi la mitad de sus ventas provienen del formato digital (ojo al Cyber Monday celebrado hoy mismo, penúltimo invento sacaperras con descuentos en tiendas online). Sea como fuere, no hay que alarmarse: el sector aún es un titán, pero tampoco hay que forzar la maquinaria ni la caja registradora. Eso sí, el invierno es largo y seguramente las ventas de algunos de estos titulazos vivirán una segunda y tercera juventud de aquí a primavera. La cosa es hablar de uno, aunque sea regular.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Bluff Friday

La "Jenny Choni", hecha una reinona, sí señor

La “Jenny Choni”, hecha una reinona, sí señor

Cual perretes de Pavlov ante el toque de campanilla del Gran Hermano, hoy es Black Friday, el día para salivar consumismo estúpido, desmedido, cariacontecido. Da igual la calidad, la cantidad o la necesidad. El sistema toca el cuerno de la abundancia y sus acólitos bailan a su son, qué más da para qué o con qué sentido. Una tontuna que encaja como anillo al dedo al estreno estrella del día: “Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 2”, una peli que da pereza ya desde su enrevesado título, salomónica operación de marketing para alargar perversa y obscenamente una saga que, en su primera entrega (esa que nos descubrió a una Jennifer Lawrence semidesconocida contestando las preguntas de la prensa como una colegiala tímida, batallita que creo ya conté en su día), nos despertó el interés y hasta la curiosidad. Pero, en vez de quedarse con el buen sabor de boca, tururú, a darle a la manivela de la caja registradora y a inventarse entregas casi basadas en las notas a pie de página del libro. Así que aquí tenemos la cuarta y definitiva, con la brava y casi juanadearconiana Katniss luchando contra el malvado presidente Snow (un Donald Sutherland que parece el Rey Hielo de “Hora de aventuras”) en mitad de una traca final de aúpa. 140 minutitos en canal, ea. No es de extrañar que, ante tal sofoco, a cualquiera le entren ganas de tomarse un almax tipo “El viaje de Arlo”, segunda perlita de Pixar en este año (y algunos memos protestan por ello y todo), y de una inocencia, belleza y hasta poesía que resulta ser la ideal cara B de la gran “Del revés”. Genios. Y, para darse un buen chute de realidad sucia, arrabalesca y buñueliana, lo mejor es pasear por “La calle de la amargura”, de un tal Arturo Ripstein que, a lo tonto, lleva medio siglo haciendo cine insobornable e inconfundible. Chúpate esa, Jenny Choni.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Con mucho arte

Zascandilear en una pinacoteca de altura es la fetén propuesta de esta joyita marca España

Zascandilear en una pinacoteca de altura es la fetén propuesta de esta joyita marca España

Los habituales “cicutas” que acusan despectivamente al mundo del videojuego de tener menos arte en sus venas que un finlandés por tarantos han recibido un bonito “zas, en toda la boca”. Encima, made in Spain, ya que acaba de salir al mercado “Nubla”, un título con sangre española que ha sido presentado ayer mismo en el Mirador del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid con mucha intención, ya que narra una onírica historia que basa sus escenarios en algunos de los cuadros de su colección permanente. Tras dos años de intenso trabajo por parte de su equipo de desarrollo, capitaneado por Gammera Nest y Oz Lane, con la colaboración de la carismática pinacoteca de Tita Cervera, el título, exclusivo para PlayStation 4, ya está disponible en formato digital para descarga a través de Play Station Store, a un precio de 9,99 euros. Calderilla para las maravillas que ofrece: nada menos que acercar el mundo de la pintura (sobre todo la colección permanente del susodicho Thyssen) a los jugadores más jóvenes, de una forma original y lúdica: a través de su consola recreando obras de Picasso, Hopper, Klee, Ernst o Chagall. Más que recrear, reinterpretar o “deformar” hasta ponerlas a danzar en un universo peculiar y sinfónico, tipo “Fantasía” de Disney. Veamos cómo se las gasta:

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este "Black Ops III" brutal y directo al hueso

Acción, zafarrancho e inmersión, las tres líneas maestras de este “Black Ops III” brutal

Lo ha vuelto a hacer. Por si alguien lo dudaba, “Call of Duty: Black Ops III” ha saltado la banca una vez más, convirtiéndose en el mayor lanzamiento de un producto de entretenimiento del año: en sus tres primeros días en el mercado, ha superado los 550 millones de dólares en ventas en todo el mundo, según han anunciado con clarines y trompetas fuentes de Activision colocándose como mejor estreno de entretenimiento de 2015, incluyendo la recaudación en cines, música y libros. Ni los dinos de “Jurassic World” ni los “Vengadores” ni gaitas, vamos. Por si fuera poco, el nivel de juego por usuario también ha marcado un nuevo récord en la franquicia, y los fans han jugado online durante más de 75 millones de horas durante sus tres primeros días. ¿Y a qué se debe esta barbaridad? A que, seguramente, estamos ante el “Call of Duty” más “Call of Duty” de todos. Sí, el “Advance Warfare” del año pasado molaba bastante, con Kevin Spacey en plan “old sport”-“varón dandy” y esa trama africana tipo 007 2.0, pero es que este año han tirado la casa por la ventana. Por algo “Black Ops” es la subsaga más cañera y venerada por los fans de la saga, y Treyarch lo sabe: 300 curritos dejándose las cejas durante tres años han dado como resultado esta bomba de relojería (ya, en estos días la comparación no es muy adecuada), donde no se anda por las ramas y nos presenta un futuro biotecnológico con una nueva raza de soldados Black Ops, la repanocha.

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Los zombies también se apuntan a la fiesta, más arregladitos y animados que nunca

Con unos gráficos descomunales, y la acción marca de fábrica, el modo campaña deja sin aliento al más pintado, encima con la capacidad de jugar cooperativamente con hasta cuatro jugadores online. Todo esto usando la misma red de infraestructuras ya probadas en las batallas y los sistemas sociales que se emplean en sus modos Multijugador y Zombies. Cinemática a tope, guiños al ilustre legado de la saga, sandbox estratégico y personalización sin fin son tres de las características que elevan este juego al nivel de épico. Por si fuera poco, también contaremos con un nuevo sistema de movimiento encadenado basado en la potencia, que permite movernos de forma fluida por todo el escenario con elegancia, mediante saltos propulsados, deslizamientos y desplegando tus habilidades con múltiples combinaciones, todo esto mientras se mantiene el total control sobre el arma en todo momento. También los mapas se han creado desde cero y adaptado a este sistema, para que los movimientos tradicionales, tácticas avanzadas y maniobras sean más suaves que nunca. Un sistema de personajes Especialistas para clasificar y dominar las capacidades curtidas en la batalla de cada personaje, y el modo Zombies más inmersivo y ambicioso hasta la fecha, con un sistema de progresión completo basado en XP para los jugadores. Lo dicho: un juegazo que no se anda por las ramas ni con chiquitas. Se acabó la tontería.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La última cruzada

Solid Snake, el parche en el ojo más épico después del de Ford

Solid Snake, el parche en el ojo más épico después del de Ford

Se ha hecho de rogar, pero “Metal Gear Solid V: The Phantom Pain” ya habita entre nosotros, y lo va a hacer durante mucho tiempo, no solo porque, posiblemente, sea la última cruzada de Venom Snake (si hacemos caso a Hideo Kojima) sino porque es un juego como la copa de un pino y con un recorrido más largo que el Transiberiano. Toda una oda al héroe crepuscular que tantas tardes de gloria nos ha dado desde tiempos casi inmemoriales, y que aquí regresa con un nuevo capítulo en el que viviremos directamente las consecuencias directas de la guerra y lo que pueden hacerle a la salud mental de los combatientes, aunque tengan el callo del mismísimo Snake. Estamos en el orwelliano 1984, una época con la Guerra Fría viviendo su último hervor. Después de nueve años de los acontecimientos narrados en el episodio anterior “Ground Zeroes” y la caída de la Mother Base, Big Boss despierta de un coma de casi una década y se sigue encontrando una crisis global de tres pares. Por tanto, el viaje de Snake le lleva a un mundo donde se guía por una necesidad de venganza y la persecución de un oscuro grupo, XOF.

Gracias a la tecnología innovadora del motor Fox Engine, el título nos ofrece toda una experiencia de juego sandbox, con plena libertad táctica para realizar misiones en un mundo abierto plagado por gráficos fotorrealistas, detallado diseño de juego y calidad de producción de un auténtico juego de nueva generación. Por supuesto, la adrenalina y la metralla no podían faltar en un coda al héroe como ésta, con armas y vehículos aguerridos para todos los gustos y, de propina, compañía variada para Snake: un caballo, un perro-lobo, un robot y una chica de bandera para guiar y prestar servicio según qué misión y necesidad. Y toda ayuda será poca en las misiones a las que nos enfrentaremos, de las de cuchillo entre los dientes y con elementos que aportan un plus de épica a la cosa. Por ejemplo, la lluvia bladerunneresca, ya que otro de los atractivos del juego es la presencia dominante e insólita de la climatología a la hora de elegir nuestro camino y definir nuestra estrategia. Un factor muy a tener en cuenta, ojo. Aparte, su conectividad online lleva la experiencia más allá de las consolas a otros aparatos para aumentar la funcionalidad total y el acceso al juego. En fin, que Famitsu tuvo razón al cascarle un 40/40 a esta joya: la despedida de Snake es prácticamente igual a la de Raúl, por la puerta grande y ganando trofeos peinando canas. Grande.

Como nuestro héroe empieza a sufrir los achaques de la edad, nada mejor que una escudera ligerita para llevarle de la mano de vez en cuando

Como nuestro héroe empieza a sufrir los achaques de la edad, nada mejor que una escudera ligerita para llevarle de la mano de vez en cuando

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Pez plátano

Irene Escolar, soplo de aire fresco venido de Berlín, o de donde ella quiera

Irene Escolar, soplo de aire fresco venido de Berlín, o de donde ella quiera

He aquí una de esas películas que sienta bien recomendar y que hasta justifican la labor de un opinador cinéfilo (lo de crítico está definitivamente demodé, sobre todo ahora que cualquiera puede acceder a dicha categoría con un blog entre las piernas): “Un otoño sin Berlín”, ópera prima de Lara Izagirre. La labor más grata, se entiende, que no es otra que la de descubrir perlas ocultas y hasta sepultadas por la vorágine de estrenos de cada semana y de los “abusones” musculitos que intentan amedrentar a las producciones pequeñas y delicadas como ésta. Lleva buena racha el cine norteño, el de “Loreak” y “Amama”, y ese espíritu detallista y melancólico cala como un chirimiri en este drama romántico, juvenil y literario que, en realidad, no acaba de tocar ninguna de esas cuatro esquinas. La historia se centra en la vuelta a casa de una chica aún soñadora y esperanzada (mágica Irene Escolar, progresando muy adecuadamente), a pesar de que le ha tocado en suerte un novio, o noviete (Tamar Novas, tres cuartas de lo mismo), escritor claustrofóbico con más inseguridades que cuadernos manuscritos (a lápiz, no te creas) en su cajón. Más allá del temible tira y afloja tour de force entre cuatro paredes mohosas y ocres, la directora sabe ventilar y eliminar cualquier atisbo de olor a cerrado del largometraje, gracias a la presencia de otros dos focos de atención: la familia de la moza (ese Ramón Barea hidalgo y hasta algo pedorro) y un asombroso chavalín al que da clases de francés (en teoría) la protagonista, auténtica revelación de la velada. Película de matices enroscados en jerseys de lana gorda, de fatum confortable y, evidentemente, de promesas incumplidas que caen como hojas de temporada, “Un otoño sin Berlín” merece que le vaya bonito, ahora y en los Goya. Y es que las historias sobre algún que otro Salinger de bolsillo siempre tendrán hueco en nuestro corazoncito de pez plátano, con perdón por la cursilería.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Reiniciando motores

El espíritu de las carreras más legendarias regresa a este clásico de EA

El espíritu de las carreras más legendarias regresa a este clásico de EA

Cuando una saga sobradamente ilustre y veterana decide librarse de apellidos y lanzar su nuevo capítulo sencillamente con su nombre de pila estamos ante toda una declaración de intenciones y purezas. Algo así se puede extraer de “Need for Speed”, último episodio de la franquicia más tunera y tunante de Electronic Arts, que se deja de mutaciones y maqueos para volver a lo esencial: bólidos rugientes cruzando la noche de Ventura Bay como si no hubiera un amanecer. Por supuesto, también están presentes los dos clásicos de la serie: personalizaciones de cabo a rabo, desde llantas hasta motor, y las persecuciones policiales a cara de perro (o ratón y gato). Todo, a lo largo de cinco historias entrelazadas con aroma a asfalto y a chulería callejera. Puro “Need For Speed”, vamos. Así, descubriremos el nuevo mundo abierto nocturno de la auténtica cultura de coches urbana con media decena de nuevas formas de jugar en esta experiencia definitiva de “NFS”, mejorando nuestra reputación y convirtiéndonos en el icono definitivo de las carreras urbanas.

Las calles y afueras de Ventura Bay serán nuestro circuito perfecto para echar piques épicos o salir por patas de la pasma

Las calles y afueras de Ventura Bay serán nuestro circuito perfecto para echar piques épicos o salir por patas de la pasma

Lo primero que tendremos que conocer al dedillo es el callejero de Ventura Bay, nuestro patio de recreo urbano, desde empinadas colinas con vistas a la ciudad hasta barrios urbanos con curvas cerradas. Este es el hogar de cinco iconos de la conducción del mundo real, cinco héroes de la cultura automovilística que nos inspirarán mientras escribimos la historia de nuestro propio triunfo. Ya metidos en materia, tendremos cinco modos de jugar y pilotar: Velocidad, Estilo, Diseño, Equipo y Forajido. Podremos combinarlos a nuestro antojo para crear nuestro estilo de conducción ideal y tan particular como nuestro propio coche, auténtico reflejo de nuestro personaje gracias a las miles de opciones de personalización estética y de las prestaciones más completas de los entresijos y el alma de nuestros coches, que manarán a decenas de los garajes de la ciudad. Todas las marcas punteras de la industria se dan cita en este episodio, con modelos clásicos, prototipos y bólidos únicos que tendremos que domar como si fueran purasangres.

La conducción se presenta más vibrante y suave que nunca, incluso en las condiciones meteorológicas más adversas

La conducción se presenta más vibrante y suave que nunca, incluso en las condiciones meteorológicas más adversas

Una sensación de velocidad real gracias a una jugabilidad y pericia en la conducción de muchos quilates, que nos hará sentir la potencia de los cientos de caballos y la emoción vibrante de ser perseguidos por las autoridades, que tampoco son mancas ni cojas precisamente. Como decimos, aparte de las carreras y desafíos, aquí destaca especialmente la narrativa de cada historia, donde un verdadero icono mundial sirve de inspiración a cinco historias únicas entrelazadas entre sí. Cada decisión, cada segundo y cada minuto impulsa tu experiencia como jugador hacia una aventura que nos convertirá en el icono definitivo. Como remate, tendremos el espíritu de la Costa Oeste a nuestros pies, pudiendo pasar el día recorriendo el mundo abierto y nocturno de una cultura de coches urbanos que desconocías. Este nuevo y asombroso mundo combina la potencia de las nuevas consolas con el “sobrealimentado” motor de juego Frostbite y ofrece un mundo muy variado y abierto, con el doble de carreteras transitables que “Need for Speed Rivals”. En fin, un capítulo que puede suponer un punto y aparte a una saga histórica.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Martini con gaseosa

Viajes 007, a pleno rendimiento en la temporada otoño/invierno

Viajes 007, a pleno rendimiento en la temporada otoño/invierno

A Bond, James Bond, se le quiere como a una madre o como a un torero favorito. Vamos, que se le perdona todo, desde los lapsus a las rabietas, pasando por las espantás o los pequeños disgustos cotidianos. Y “Spectre” es uno de estos últimos. Y eso que, en teoría, al guiso no le falta de nada: un arranque marca de la casa, entre gatuno, wellesiano (ese travelling a lo “Sed de mal” con mexicanos y todo) y keatoniano (la fachada del edificio cayendo y ese ventanuco que casi, casi escanea a nuestro héroe); una trama bastante analógica y setentera, con guiños malignos a felinos acolchados y cicatrices faciales; un villano con un par de Oscar como dos soles; dos chicas Bond cada una de su padre y de su madre; unos secundarios cada vez menos comparsas; un director fetén y, sobre todo, un Daniel Craig al que ya le va apretando cada vez menos el traje de 007 -a buenas horas, sí- y que se toma las cosas con más relax y hasta humor (con los cabreos que se agarraba en “Quantum of Solace”). Pero, curiosamente o no, el martini no se mezcla ni fusiona suavemente sino que se agita con poco arte: la sensación de refrito o déjà vu -que queda más fino- impera en las casi dos horazas y media de metraje, a la Bellucci solo le da tiempo para cambiarse las lentillas -sigamos con las finuras-, Seydoux sigue buscando a Adelita desesperadamente, Waltz se queda en fandanguillo a la altura del tobillo de Bardem, Fiennes se ha tragado el palo de una escoba y, en fin, el tono cómplice y autoparódico a veces se pasa de frenada, y en vez de escuchar la inmortal tonada bondiana parece que suena de fondo la charanga de “Superagente 86” de vez en cuando. O “Austin Powers”. Pero como 007 siempre cae de pie -o en un sofá, como en una de las memorables secuencias del principio- al final la peli entretiene y se cuela en el pelotón de la saga sin quedarse descolgada. Algo que no tendría la menor importancia si no fuese porque el precedente inmediato es “Skyfall”, también obra y gracia de Sam Mendes, que dejó el listón casi por las nubes. Y eso pesa un par de toneladas, la verdad.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El Hitman de verdad

El agente 47 vuelve a su salsa jugona, después de su coqueteo cinematográfico

El agente 47 vuelve a su salsa jugona, después de su coqueteo cinematográfico

Después de desfogarse un poco en la gran pantalla, el bueno de “Hitman” regresa a su territorio natural. Aunque habrá que esperar un poco, concretamente hasta el próximo 11 de marzo, fecha decidida por Io-Interactive y Square Enix para lanzar la última aventura de su jugador franquicia. Y, si no fuera por su rasurado lirondo, podríamos decir que lo están peinando, ya que al principio iba a desembarcar en diciembre. Pero ya se sabe: las cosas bien hechas, mejor parecen (o las cosas de palacio van despacio, como se prefiera). Y es que las nuevas correrías del agente 47 apuntan alto: tres localizaciones enormes en plan sandbox -París, Sapienza y Marrakesh-, media docena de misiones en el modo campaña, 800 targets y, sobre todo, una actualización constante semanal, hasta el punto de añadir una nueva localización los meses siguientes a su estreno: Tailandia en abril, Estados Unidos en mayo y Japón en junio, aparte de numeroso material extra de propina. Un plan ambicioso. Como aperitivo, en la reciente París Games Week se lanzó un tráiler de la localización italiana de Sapienza, con lujosas mansiones, iglesias medievales y callejuelas atestadas de tiendas. Un lugar ideal para toparse con oscuros secretos y retos que harán sudar la gota gorda a nuestro héroe. He aquí el avance, aliñado con el tema “Between two points”, de la banda electrónica Glitch Mob:

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

London calling

Jacob y su banda, a luchar por la paz social victoriana. Sí se puede

Jacob y su banda, a luchar por la paz social victoriana. Sí se puede

Que el agridulce sabor de boca dejado por su última entrega y que el estajanovismo a veces insano que preside la saga no nos despisten: “Assassin´s Creed: Syndicate” es el juego que necesitaba la saga para revitalizarse y mineralizarse. Y lo hace con su mejor baja: los viajes en el tiempo a épocas con mucho tomate. Si en el anterior “Unity” visitábamos la Francia revolucionaria, en esta ocasión le toca el turno a Londres, año 1868, una era donde bullían ideas y oportunidades de todo tipo, aunque no todos pudieron beneficiarse por igual de aquella energía positiva. Un caldo de cultivo perfecto para que brotasen bandas clandestinas luchando por una mejora en las condiciones de vida o por su simple supervivencia, y que contaron con un aliado inesperado: nada menos que los Assassins, capitaneados por Jacob Frye y su hermana Evie, cuyo personaje controlable y mañoso es uno de los atractivos de un título que, al margen de soflamas proletarias, de lo que se trata es de vivir una aventura llena de acción, intriga y combates sin cuartel ejecutados a la velocidad del rayo. Claro que también podemos tirar de las tácticas de sigilo francamente mejoradas para eludir a nuestros oponentes, y también el arsenal de nuevas armas, incluyendo el cuchillo kukri, los puños de acero y el bastón estoque.

Un Londres brumoso, ilustre y enorme es uno de los grandes activos de esta entrega

Un Londres brumoso, ilustre y enorme es uno de los grandes activos de esta entrega

No solo eso, sino que las nuevas tecnologías de la época juegan a nuestro favor, con ingenios mecánicos, garfios, lanzaderas y hasta barcos a vapor y carruajes purasangres para movernos por el impresionante Londres como Pedro por su casa. Desde Buckingham Palace a Whitechapel, pasando por las orillas del Támesis y los callejones oscuros donde tal vez aceche Jack el Destripador, los escenarios son sencillamente apabullantes para que nos movamos estilo “Assassin”, brincando a lo parkour y recorriendo los tejados de la City. Distrito a distrito, y golpe a golpe, tomaremos el control de la ciudad y haremos justicia social y hasta poética. Y ojo porque otro de los puntazos del juego consiste en cruzarse con aliados ilustres que nos echarán un cable a lo largo de nuestras misiones. Tipos del calibre de Alexander Graham Bell con hilo (telefónico, claro) directo con el espíritu de Da Vinci, Karl Marx para arengar a las masas proletarias, Charles Dickens en plan cazafantasmas, científicos como Charles Darwin o Florence Nightingale y hasta la mismísima Reina Victoria. Lo dicho, una entrega que le da nuevos aires y vuelos a la saga de Ubisoft, que buena falta le hacía.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).