Sustos y/o disgustos

Colin y su becario, agitando y removiendo una semana tontaina

Colin y su becario, agitando y removiendo una semana tontaina

Otro viernes más y otro puñadito de estrenos que llevarse a la boca, venga, va. Empezando por “Kingsman: servicio secreto”, una pieza más de ese ingente subgénero que forman las parodias más o menos apócrifas de la saga Bond, y donde ha cabido toda suerte de actores, desde David Niven a Woody Allen pasando por nuestro Cassen, James Coburn o “Austin Powers”. Ahora le toca el turno a Colin Firth, que tiene una percha divina, el muy ladrón, y que está perfecto como maestro de un aprendiz de espía. Le acompañan Samuel L. Jackson y el gran e incombustible Michael Caine, así que la apuesta parece segura, aunque también tire de sisa por algún rincón, quizá por su naturaleza comiquera (qué extraño es el primer tráiler de “Anacleto”, por cierto, si Vázquez levantara la cabeza…).

Mucho menos que otras propuestas de la cartelera de hoy, como “Samba“, lo nuevo de los directores de la exitosísima “Intocable”, que proponen una crítica social blandiblú y bastante tramposa (ese final feliz que rasgará las vestiduras a más de uno) sobre la situación de los emigrantes en un país tan racista como Francia (eso sí, en España vamos de guay riendo las gracias a los tele-gitanillos de “Gipsy Kings”, aunque ellos tan orgullosos de mostrarse inadaptados y horteras con sus sofás y peras dorados y pollastres embadurnados en yates de recreo), a pesar de que su dúo protagonista siempre está de buen ver y sentir. O “La mujer de negro 2”, una astracanada de terror en la peor tradición de la Hammer, y con fantasmones, huerfanitos y otros sustos de todo a cien dentro. Penosa. Algo mejor es “Ex-machina”, nueva vuelta de tuerca de la búsqueda de la mujer perfecta, aunque sea a base de tornillos y circuitos. En fin, que ante el panorama lo mejor es engancharase al maratón de la tercera temporada de “House of cards”, que echan mañana de cabo a rabo en el plus.

Ecos de "Metrópolis" en esta nueva pieza de sci-fi sofisticada y más fría que un pingüino

Ecos de “Metrópolis” en esta nueva pieza de sci-fi sofisticada y más fría que un pingüino

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Monstruos victorianos

El cuarteto protagonista del juego, en pose de alerta centinela (ojo a los trabucos que se gastan)

El cuarteto protagonista del juego, en pose de alerta centinela (ojo a los trabucos que se gastan)

He aquí un juego de los que nos gustan, una propuesta elegante, retrofuturista y brumosa, un título de acción que no desdeña los detallazos históricos, la ambientación cuidadosa y los personajes bien trabados y trabajados. Hablamos de “The Order 1886”, una joyita para PS4 de la que nos ocurren muchas y muy buenas razones para disfrutar. Por ejemplo, su pedrigrí desarrollador, ya que sus responsables son Ready At Dawn, desarrolladora formada por antiguos integrantes de Naughty Dog y que ya dieron buena muestra de su talento con sus versiones de “God of War” para PSP. Pero aquí es donde dan el do de pecho, urdiendo un argumento artúrico y sugerente a más no poder que es por sí solo uno de los grandes logros del juego es su historia, que presenta a unos descendientes del mismísimo Rey Arturo luchando contra una extraña y letal raza de hombres-bestia. Elementos mitológicos y decimonónicos en feliz combinación para una aventura emocionante.

La espectacular ambientación callejera y de interiores es uno de los atractivos fundamentales de "The Order 1886"

La espectacular ambientación callejera y de interiores es uno de los atractivos fundamentales de “The Order 1886”

Otro de los puntos fuertes de la historia es su “London calling”:  la espléndida ambientación victoriana es otro de los atractivos capitales del juego. No falta ni un detalle ni un jirón de niebla entre las calles ni un poso de atmósfera viciada entre sus calles repletas de callejones salomónicos. Incluso parece que Jack el Destripador nos va a pedir fuego en cualquier momento. Un impacto que se prologa con unas cinemáticas igual de espléndidas, merced a un motor gráfico que trabaja a pleno rendimiento en nuestra PS4, dando lugar a escenas cinemáticas que quitan el hipo, con una belleza de escenarios y una espectacularidad de combates pocas veces vista. En cuanto a la jugabilidad, estamos ante un título donde la selección de caminos y vericuetos de la trama será esencial para poder disfrutarlo en todo su esplendor. La interactividad es otro de los elementos estrella dentro de la aventura, y nuestras decisiones y actos irán conduciendo la historia hacia un camino u otro, dando lugar a abanico de desenlaces no predefinidos.

Las criaturas feroces a las que nos enfrentaremos nos pararán los pulsos en seco más de una vez

Las criaturas feroces a las que nos enfrentaremos nos pararán los pulsos en seco más de una vez

Pero, a pesar de (o gracias a) su cuidadosa ambientación, mejor no dormirse en los laureles y los paisajes, ya que estamos ante un shooter con todas las letras, plagado de armas, enemigos aguerridos y mucha acción explosiva. Aquí es donde la vena retrofuturista sale por felices peteneras con una armería espléndidamente nutrida, ingeniosamente ensamblada y contundentemente explosiva. Y qué decir de los monstruos a lo que nos tendremos que enfrentar, salidos de la chistera de cualquier escritor de novela gótica en pleno delirium tremens. Por si fuera poco, y para redondear la jugada, un detallazo para el público español: Álex de la Iglesia, jugón antes que cineasta, se ha encargado de adaptar el guión y las sesiones de doblaje. Un broche de película para un título que debe paladearse sin prisas pero sin pausas (tal vez algunos incautos esperaban uno de tiros corriente y moliente) y que desde ya es firme candidato a game of the year. No es de extrañar que en nuestro país ya lleve despachadas 20.000 copias en unos días y que la secuela esté en marcha.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Vuela alto, cuate

Iñárritu, con sus tres premios gordos (peli, dire y guión original)

Iñárritu, con sus tres premios gordos (peli, dire y guión original)

No nos engañemos: a pesar de los lanzamientos jugones recientes (de los que publicaremos análisis pormenorizados en breve), hoy todo el mundo se ha levantado con resaca de Oscar. Haya o no haya aguantado la ceremonia, que empezó brillantemente con un número musical muy apañado y chinesco, pero que se fue desinflando por la sosería del presentador, ese “médico precoz” al que se le veía más suelto en sus cameos en “Dos colgaos muy fumaos”. Pero, en fin, el notición fue la catapulta a los altares de Hollywood de Alejandro González Iñárritu (ojo que el cine tex-mex sigue en alza, recordamos “Gravity” el año pasado), un tipo que ha pasado de dormir a la fresca en El Retiro a coleccionar estatuillas a mansalva. Además, es bastante campechano y fan de Hugo Sánchez, como pude comprobar entrevistándole por “21 gramos” hace ya unos añitos. Todo gracias a “Birdman”, una de esas películas que los listillos llaman “tour de force” y que, como dijimos el viernes, tiene más trampas que una de chinos (o que “Biutiful”, ejem), empezando por el tan cacareado travelling infinito (a la altura de la suela de los zapatos de “Sed de mal”) y a una visión muy cándida de la figura del crítico, teatral en este caso. Pero, en fin, en el Hollywood moderno es un puntazo que este tipo de filmes llegue a la pantalla final y gane al gran jefe “Boyhood”. Lo que de verdad no entiendo es que, siendo la película del año, y siendo una exhibición de su actor protagonista, el bueno de Michael Keaton se haya quedado sin Oscar. Está claro que, si después de esto no ha mojado, ya se puede olvidar de premio (igual que el veteranísimo Robert Duvall, al que encima le tocó pasillo). Del resto de pedreas, bien por las cuatro de “El Gran Hotel Budapest”, bien por las tres de “Whiplash” (nuestras favoritas), bien por las actrices y bien por “Ida”, aunque le quitase la gloria a “Relatos salvajes”. Hala, hasta el año que viene si dios quiere.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Tiro al Oscar

Ea, ea, que no se me despierte mi bebé reborn entre tantos disparos

Ea, ea, que no se me despierte mi bebé reborn entre tantos disparos

Pocas novedades en la cartelera de estrenos hoy. La más destacada, cómo no, “El francotirador”, vuelta al redil épico, humanista y con tufillo fascistoide del octogenario Clint Eastwood tras la cantarina y debilucha “Jersey Boys”. Y tiene gracia que, a sus casi 85 años, el amigo se haya pasado al género del videojuego con un shooter en toda regla sobre un tirador de élite que se hinchó de matar a enemigos en Irak. En cualquier otra parte del mundo sería un matarife, pero en la cultura paranoica y pistolera USA es una leyenda. Pues, ea, biopic de dos horas y pico al canto, taquillazo brutal y media docena de nominaciones al Oscar. Hablando del tema, este domingo se reparten las estatuillas, así que allá van nuestras favoritas, o las que nos gustaría que ganasen:

Película: “Whiplash” (aunque ganará “Boyhood”, clarinete).

Director: Wes Anderson (aunque ganará Linklater, que se lo ha currado, eso sí).

Actor principal: Michael Keaton (aquí hay poca duda, aunque “Birdman” se vuelva más irritante y tramposa según pasa el tiempo).

Actriz principal: Julianne Moore, que también se lo ha currado.

Actor secundario: JK Simmons, ahora es su “tempo”.

Actriz secundaria: Patricia Arquette, con tal de que no moje la plasta de la Streep, cualquier cosa.

Película de habla no inglesa: “Relatos salvajes” forever.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Aquí, Atila

Todos los guerreros jugones sonríen igual

Todos los guerreros jugones sonríen igual

Ahora que quieren incorporar un juego de mesa como el ajedrez (sí, nada de deporte, lo sentimos) en los planes de estudios de nuestros tiernos infantes -será para que no se aburran cuando emigren a Rusia para ser camareros de alguna vodka-taberna-, ¿no sería igual de lógico y conveniente hacerlo con algunos videojuegos? Por ejemplo, “Total War: Attila”, un título para PC recién salido del horno y que, directamente, podría convalidar algún temario guerrero de Historia Antigua. Al habitual virtuosismo gráfico, estatégico y de combate por turnos y a tiempo real de la franquicia hay que añadir algo mucho más sutil y poderoso: la figura del rey de los hunos en pleno esplendor, con fuego en la mirada y capitaneando a los suyos para alcanzar la gloria en la noche de los tiempos. Una épica embarrada que se resume en algunas frases que enmarcan esta aventura:

“Mi arco y mi espada envolvieron vuestro sol en una oscuridad eterna. Prendí fuego a vuestros pueblos y me calenté las manos. Decían que era un salvaje, que ansiaba sangre. Hombres de la palabra… daban nombre a aquellos que llenarían las páginas de la historia con el olvido de los hombres. Miré y vi un caballo amarillo. Y quién lo montaba tenía por nombre Muerte. Y el Hades le seguía… No temo a ser juzgado. Abrid vuestros libros, hombres cultos, y escribid con sangre que soy Atila, el azote de Dios. ¿Con qué nombre te conocerán a ti?”.

Pelos como escarpias, ¿eh? Pues allá va el tráiler, para que se animen las tropas:

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Rico, rico

Nada como la doma de aviones para abrir boca antes de la hora del vermú

Nada como la doma de aviones para abrir boca antes de la hora del vermú

Necesitamos gente como él, sobre todo en estos tiempos convulsos y cazurros. Tipos duros, echaos p’alante, canallas, encantados de haberse conocido, que no hagan ascos a nada. Pro players macho alphas, vamos. Gente como Rico Rodríguez, el héroe más dicharachero, el Mohamed Ali del cotarro, que volverá a la acción a finales de año en “Just Cause 3”. Posiblemente el juego no esté entre el cogollito de lo mejor del año, ese que publicamos en el último número de Megaconsolas compuesto por perlas indiscutibles como “Final Fantasy XV”, “Rime”, Halo 5″, “MGS 5”, “Batman Arkham Knight”, “Code Name STEAM”, “Uncharted 4”, “Zelda”, “The witcher 3” y “Dead Island 2”, pero sí que es uno de los animadores de la fiesta, tanto en PS4 como en Xbox One. Y, quien lo dude, que eche un ojo a su primer tráiler, “Firestarter”, donde sus habilidades y machadas quedan al descubierto. Más chulo que un ocho el chaval.

PD. También chula, y hasta muy chula, es la idea de algún fanático de la NBA y los videojuegos de transformar los logos de los equipos de la mejor liga de baloncesto del mundo en motivos jugones. Así aparecen perlas como los Orlando Sonic, los New York Kongs o Mario sustituyendo al leprechaun de los Celtics, que el hombre ya merece una prejubilación. La verdad, viendo el último y fantástico All-Star casi no hacía falta que los cracks mutaran en jugadores de videojuego (o dibujo animado), pero el asunto tiene su arte y su imaginación:

I love this (video)game...

I love this (video)game…

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El imperio de los tontitos

La ex hijastra de Banderas, con problemas de insomnio y picores

La ex hijastra de Banderas, con problemas de insomnio y picores

Que “50 sombras de Grey” sea, según cacarea la distribuidora, la “película más esperada de la década” confirma nuestras peores sospechas: nos toman por tontos. O, al menos, esperan que su público potencial sea tan garrulo y pacato como para acudir con la ropa interior empapada (no diremos con qué fluidos) a escandalizarse con esta adaptación couché de uno de los fenómenos literarios más penosos de la década (ahí sí). ¿En pleno siglo XXI aún andamos así? Que “El imperio de los sentidos” -mucho más que sus explícitas escenas, desde luego- provocara ese efecto hace cuarenta y tantos años, vale. Pero, con todo lo que hemos visto, chateado y navegado por internet, pretender que una historieta sobre un guaperas rico aficionado al sado light y una pazguata sumisa se convierta en la gran esperanza blanca taquillera (en el fondo ese es el auténtico orgasmo) da que pensar. Pero, en fin, si sirve para que se encienda alguna fosilizada llama por San Valentín y el siempre patético sábado sabadete se vista de cuero y seda, bienvenida sea.

Por suerte, la cartelera también nos reserva buenas pelis. Por ejemplo, “Red Army”, espléndido documental sobre la mítica y venerada selección de hockey sobre hielo soviética en la quebradiza época de la Guerra Fría. O “La señal”, un retorcido e inteligente juego de espejos hacker que le busca las cosquillas a la ciencia-ficción más exigente y poco complaciente. Aunque, la verdad, lo mejor del viernes de estreno es la vuelta a la cartelera de “La isla mínima” después de su obvio triunfo en los Goya: 203 salas (más que en su estreno) volverán a albergar este thriller marismeño y ejemplar. Lástima que “Magical Girl” no haya corrido la misma suerte, pero nunca llueve a gusto de todos, o nunca hay agua suficiente para todos.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Jugar a los monstruos

Una de las lindas crituritas de "Evolve", en pleno estirón

Una de las lindas crituritas de “Evolve”, en pleno estirón

Una de las recreativas heroicas más recordadas era “Rampage”, ese glorioso y divertido entretenimiento donde encarnábamos a un trío de monstruos traviesos, destrozones y devora-ciudadanos. Un juego básico e inofensivo (aunque igual no hizo mucha gracia tras el 11-S, por aquello de dejar rascacielos como quesos de gruyére) que nos ha venido a la cabeza al echar unas también gozosas partidas a “Evolve”. ¿Cómo resistirse a ponerse en la piel y las escamas de un bicharraco del tamaño de un trolebús y hacer que evolucione con toda clase de perrerías sobre la fauna y flora que le rodea? Las siempre calenturientas mentes -en el mejor de los sentidos, naturalmente- de 2K, en comandita con Turtle Studios (creadores de “Left 4 Dead”) han dado un puñetazo en la mesa del shooter con este multijugador “asimétrico” para cinco usuarios: cuatro cazadores y uno presa. Pero menuda presa: unos “pablorromeros” de cuidado, pesadillescos y lovecraftianos, que se dividen en cuatro tipos: Goliat escupefuego (el primero de la tarde), Kraken eléctrico, Wraith asesino silencioso y Behemoth rápido y fortachón. Cada uno, además, con sus propios ataques, mañas y evoluciones, para que el combate sea épico.

El fragor de la batalla es espectacular y hasta épico

El fragor de la batalla es espectacular y hasta épico

Afortunadamente, el bando humano no se queda atrás, adaptándose a nuestro estilo de juego merced a los roles de Trampero, Apoyo, Asalto o Médico: cada personaje desempeña un papel imprescindible y el trabajo en equipo es fundamental para los enfrentamientos contra un monstruo que es, en esencia, un macho alpha y jefe de la batalla especialista en sembrar el caos y hacerse el depredador dominante, así que bromas las justas. “Evolve” atesora esa cualidad que tanto nos encandila en mitad de tanto juego “intelectual” y “moral”: no andarse por las ramas. Nos plantamos en un escenario asilvestrado (el planeta de Shear, repleto de trampas, desastres naturales y exabruptos varios), vemos a un godzilla con cara de cobrador del frac o suegra en ayunas, y allá que nos lanzamos con todas nuestras armas y colmillos. Ni más ni menos.

¿Cazador o cazado? Ese es el dilema (no muy moral, eso sí)

¿Cazador o cazado? Ese es el dilema (no muy moral, eso sí)

Aunque también tenemos matices dentro del juego, como misiones de protección (las crías de los bichos, aún metiditas en huevos), rescate de colonos, etc, que le dan variedad y color a la cosa, aparte de una amplia tajada de personalización y edición desbloqueable. En definitiva, uno de los primeros títulos de raza y pedrigrí del año: una experiencia provechosa tanto online como sin conexión, con sus tres monstruos jugables, doce cazadores, cuatro modos de juego, 16 mapas y esa campaña Evacuación, dividida en bloques de cinco partidas, y que nos proporciona un total de 800.000 combinaciones posibles de juego para una máxima rejugabilidad. Desde ya uno de nuestros cabroncetes favoritos, sí señor. 

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

3D y la propina

La nueva perla de Nintendo y sus carcasas intercambiables (siempre mirando al monedero del friki)

La nueva perla de Nintendo y sus carcasas intercambiables (siempre mirando al monedero del friki)

Atención, pregunta: ¿cuándo se puede dejar de considerar algo un objeto de bolsillo? Tratándose de un libro, ¿tal vez cuando se superan las mil páginas (ojo, los “Diarios” de Warhol editados por Anagrama se quedan en 979, así que…)? Y, en el caso de las consolas, ¿es la New Nintendo 3DS (y no digamos la New Nintendo 3DS XL) realmente una portátil? Mirando a los ojos de su pantalla, un 20% más grande que sus predecesoras, y con imágenes que literalmente se salen de la misma y nos saltan a la cara, como en una peli de terror cósmico, uno tiene sus dudas. Tal vez estemos ante la “superconsola portátil” definitiva (hasta que salga el próximo modelo, claro), un ingenio con el que la fábrica apuesta por su mejor línea de negocios, a la espera de darle caña a su Wii U. Porque, la verdad, el artilugio es una maravilla: procesador mejorado, función 3D superestable, nuevos botones (incluyendo un segundo stick y dos botones adicionales sobre los gatillos), y compatibilidad con amiibo y con el catálogo clásico DS… Y demás prestaciones que desmenuzamos este mes en el reportaje especial de Megaconsolas.

El primer veredicto sobre las mejoras de las nuevas consolas lo ha proporcionado el mercado nipón: New Nintendo 3DS y New Nintendo 3DS XL son la remodelación de hardware más rápidamente vendida en la historia de Japón (con más de 200.000 unidades vendidas en su primera semana en el mercado). A día de hoy, las nuevas consolas portátiles de Nintendo ya han vendido más de 1,4 millones de unidades en el país del Sol Naciente. En estos lares habrá que esperar al viernes 13 para catar sus delicias, en Negro Metálico y Azul Metálico, además de las Ediciones Especiales de “The Legend of Zelda: Majora’s Mask” y “Monster Hunter 4 Ultimate” (también analizados en nuestra revista), perfectos sparrings para una consola que podrá personalizarse con una amplia gama de cubiertas y carcasas. En el momento del lanzamiento saldrán 12 modelos diferentes pero les seguirán muchas más en el futuro. Lo dicho, que eres grande, pequeña (aunque ya lo sabías, ¿verdad?).

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Varietés

"The interview": ¿tanta tabarra para esto?

“The interview”: ¿tanta tabarra para esto?

Finde movidito, cinéfilamente hablando. En una esquina, los Goya, con gala-club de la comedia (mejor que gala-pegata, como hace 12 años, qué recuerdos más agridulces…), ministro-gárgola Wert soportando otro chaparrón, paranoias mediáticas (hoy el panfleto facha de Marhuenda habla de hackeo de Podemos y otras conspiranoides) y, presumiblemente, nuevo pleno al 15 para “La isla mínima”, que desde luego se lo merece pero tanta unanimidad hace replantearse el discurso de año patrio histórico y surtido. En fin, que hasta la dichosa gala bien podremos pasar la tarde de hoy con alguno de los estrenos, vistosos y chistosos, que caen en la cartelera. Por ejemplo, “El destino de Júpiter”, nuevo onanismo mental de los hermanos Wachowski (“Matrix”, por si a alguien se le ha olvidado) que pretende darle un soponcio a la ciencia-ficción pero que resulta tan farragosa y pirotécnica como “El atlas de las nubes”, por mucha parejita mona prota dentro.

Como casi siempre, lo mejor, el cromo

Como casi siempre, lo mejor, el cromo

Hablando de parejas, Seth Rogen y James Franco, que alcanzan su cénit con la celebérrima “The interview”, posiblemente la campaña de publicidad mejor orquestada a nivel planetario. Lástima que la peli en sí parezca una de Ozores, Esteso y Pajares versión nerd, con chistes sobre Stalin y Stallone (ese es el nivel) y que convierte en obra maestra a “Team America”, aquella otra sátira con marionetas y norcoreanos nazis. Y con ambientación también coreana (del Sur, concretamente la olímpica Seúl) aterriza “Foxcatcher”, otra sorpresa de cara a los Oscar, empezando con la nominación de Steve Carrell como mejor actor, que realmente da la campanada en su papel de excéntrico mecenas de un campo de alto rendimiento que a veces parece un campo de (alta) concentración. Curiosa, la verdad. Y, de propina, el regreso de Kevin Smith con “Tusk”, una excentricidad de cabo a rabo sobre un mad doctor que convierte a un pardillo en morsa. Así, como suena. A parida, ¿verdad? Pues eso. Casi tanto como ver a Bob Esponja de secano y con musculatura de tronista. A cantar todos “Los idiotas”, venga.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).