Turrón y peyote

No es Mr. Scrooge sino Mr. Turner (grande Timothy Spall, sí señor)

No es Mr. Scrooge sino Mr. Turner (grande Timothy Spall, sí señor)

Último paso antes de hibernar felizmente unas semanas, y para ello vamos allá con el cine que veremos entre turrón y refrito navideño. Empezando por la oferta de esta semana, que en realidad arrancó anteayer con la mesopotámica “El Hobbit: La batalla de los Cinco Ejércitos”, con la que Peter Jackson revive la esencia de “su” Tierra Media peleona para poner el broche a una trilogía regulera, desbordada y que debía haber dirigido otro (Guillermo del Toro, claro). Los rebotes no siempre son buenos, salvo los de Rodman. Hoy mismo llega a la cartelera un surtido de mazapanes variado, desde la fruta exótica escarchada de Disney (“Big Hero 6”) hasta el polvorón XXL de Mike Leigh (“Mr. Turner”) sobre brochazos ebrios, malditos y algo pulgosos, o incluso la comedia francesa moderadamente racista (“Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?”) pero cómplice y “cuñada”, muy apropiada para los ágapes y malos rollos familiares que esperan a algunos en la mesa los próximos días.

De Batman a Birdman, has ganado con el cambio, Michael Keaton

De Batman a Birdman, has ganado con el cambio, Michael Keaton

Para las próximas semanas, la cosa sigue similares derroteros: en Navidad, caldito desengrasante de la abuela (Angelina Jolie y su “Invencible”, aunque también Tim Burton, que está hecho una madre, con “Big Eyes”, sin olvidar el terror indoor y zumbado de “Musarañas”, con la lolagaosiana Macarena Gómez); en Año Nuevo unos cuantos biopics digamos que curiosos (“Messi”, “Walesa” o el pitagorín Alan Turing en “Descifrando Enigma”) y, para después de Reyes, una de las sorpresas del año, el “Birdman” de Iñárritu con un gran Michael Keaton mirando de reojo su propio retrovisor superheroico. Atención a esta que puede amargarle la noche de premios a más de un gallito. En fin, que se nos escurre de los dedos otro año extraño, desencantado y seguramente absurdo, y en un periquete tendremos a otro encaramado en la chepa y mordiéndonos la oreja. Así que solo queda desear felices fiestas, feliz 2015 (con o sin coleta) y, ah, la listita de mejores pelis del 2014, que no se nos olvide:

El gran Hotel Budapest
A propósito de Llewyn Davis
Interstellar
Locke
Nebraska
La Lego Película
Magical Girl
Boyhood
La isla mínima
El secuestro de Michel Houellebecq
Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo
La sal de la Tierra
Viva la libertad
Dos días, una noche
La entrega
Relatos salvajes
Perdida
El viento se levanta
El hombre más buscado
Ida

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Praliné supremo

Sackboy y sus tres nuevos compinches, a comerse el mundo (o los millones de mundos)

Sackboy y sus tres nuevos compinches, a comerse el mundo (o los millones de mundos)

Sinceramente, no nos entra en la cabeza que haya otro juego más apropiado para las fechas que se avecinan que no sea “Little Big Planet 3”. Y no solo por el chulísimo mundo “Frozen” que acaban de sacarse de la manga, sino porque resume como ningún otro los etéreos y eternos conceptos (imaginación, creatividad, afán por compartir, ilusión infantil, fe ciega en los sueños hechos realidad…) que revolotean sobre las almas más puras y navideñas. Encima, y sobre todo, esta tercera entrega supone el salto a la cuarta dimensión de la franquicia de Sony: su estreno en PS4 no podía ser más feliz y oportuno, ya que exprime a las mil maravillas las posibilidades gráficas y de almacenamiento de la consola, y utiliza con mano maestra herramientas tales como el mando Dualshock 4 y el botón SHARE, con el que podremos publicar y compartir nuestras creaciones y vídeos para formar parte de un universo compuesto por 8,5 millones de niveles generados por los usuarios, que se dice pronto.

El diseño de los escenarios, sencillamente brillante en PS4, es el gran atractivo del juego

El diseño de los escenarios, sencillamente brillante en PS4, es el gran atractivo del juego

Un mundo infinito que es el pórtico ideal para las nuevas habilidades de Sackboy, Calzarrara, Alternador y Barrido (sí, nuestro héroe de trapo no estará solo sino que le acompañan tres escuderos a cual más dicharachero y que nos echarán más de un cable salvador en tareas específicas y peliagudas como atrapar objetos escurridizos, volar a los lugares más inaccesibles o descender a toda mecha) para explorar todos los rincones del cielo de las imágenes y desentrañar el misterio del planeta Paparruchas. Gracias a sus potentes herramientas de personalización y a la imaginación más desbordante, podremos hacer evolucionar el mundo que nos rodea, crearlo del barro primordial y hacer que cobre vida de la manera más brillante posible. Todo ello, gracias a centenares de herramientas (70 nuevas y 39 mejoradas), pegatinas, gadgets y pop-ups desperdigados sabiamente y algunas armas (bombeador, botas-turbo…) para combatir contra el malo de la aventura, el monstruoso Newton y sus titanes.

El mundo "Frozen", último y sugerente fichaje de la franquicia

El mundo “Frozen”, último y sugerente fichaje de la franquicia

Aparte, también podremos disfrutar de un modo multijugador para cuatro usuarios, enormes posibilidades de personalización y edición de personajes, mil sorpresas burbujeantes en cada rincón y ese espíritu artesanal (ojo a las 16 capas, cinco veces más que en anteriores entregas, con que están dibujados en profundidad los escenarios) y encantadoramente naíf que caracteriza a una saga que sigue su camino de reinventar la forma de acercarse a un videojuego a pasos agigantados. Un puntazo más para Sony que, por cierto, el otro día se apuntó otro muy especial con la primera entrega de los PlayStation Awards, premios nacidos con la sana idea de apoyar la industria en nuestro país, y que coronó a “Dogchild”, de Animatoon Studios, como mejor juego de 2014 (y ojo también a otros galardonados como “Adam”, “Project Martin” o “Mutant Meat City”). Enhorabuena a todos.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El fantasma del mejor juego del año pasado

Cualquiera le discute a Trevor su segunda medalla de oro

Cualquiera le discute a Trevor su segunda medalla de oro

Tal y como ha pintado 2014, y sin haber consultado ninguna de los millones de listas que los listos de turno se sacan de la chistera estos días, podríamos afirmar que el mejor juego del año es el mejor juego del año pasado. Sí, la cosa tiene truco, burdo pero truco. Quizá el problema sea que falta un candidato con auténtico peso (“Destiny”, demasiado estrella fugaz; “CoD Advanced Warfare” demasiado fugaz a secas..), pero si cometemos la pequeña boutade de elegir a “Grand Theft Auto V” (versiones Xbox One y PS4, naturalmente) es para poner sobre el tapete la, posiblemente, tendencia del año: la obsesión -también monetaria- por lavar la cara y las tripas de grandes figuras de 2013 (o incluso temporadas pasadas) para amoldarlas a las exigencias next-gen. Y no solo gráficas, sino también de jugabilidad, fluidez y, sobre todo, tajada online. Y esto es lo que les ha ocurrido a nuestro viejo trío calavera de Los Santos: Mike, Franklin y el loco Trevor reviven sus peripecias de forma más extrema, más exhaustiva, más HD.

Su revolucionaria perspectiva en primera persona demuestra que esta versión no es solo una operación de chapa y pintura

Su revolucionaria perspectiva en primera persona demuestra que esta versión no es solo una operación de chapa y pintura

Volver la burra al trigo y cantar de nuevo los prodigios de este último episodio de la saga puede sonar repetitivo: desde este blog, y desde la revista Megaconsolas, lo hemos exprimido, analizado y alabado hasta la extenuación. Pero no podemos por menos lanzar los dados y apuntar su detallismo majestuoso cual cuadro de Antonio López (en un certámen de pintura rápida, valga la quimera), su cambio de eje en primera persona, su gramola fortificada y oceánica, su amplitud del campo de batalla, su nuevas actividades y diabluras desperdigadas por San Andreas, su constante evolución y ramificación online… Sí, tal vez pidamos más misiones, más novedades, más cortos en los cines y menos cochecillos Smart pululando por doquier. Pero un juego capaz de evocar a Burroughs, Walter White y el arranque de “Historia de dos ciudades” solo puede estar destinado a una cosa: a la grandeza, sea el año que sea y en la plataforma que le dé la gana.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La faraona

Lara y sus tres amigos, a arrasar en el Templo de Osiris

Lara y sus tres amigos, a arrasar en el Templo de Osiris

Enfilamos la última semana antes del receso navideño, y qué mejor para ir caldeando el ambiente que una de nuestras musas de ayer y de siempre, con juego nuevo bajo el brazo: hablamos de “Lara Croft and the Temple of Osiris”, feliz continuación de uno de los últimos hits de la saga (“The Guardians of Light”) y primera experiencia cooperativa para cuatro jugadores de la misma. Así que tendremos a Lara muy bien acompañada de un trío de ases faraónicos (Carter, Isis y Horus, presentes en el modo historia en cooperativo, offline y online) con los que deberá currar codo con codo para explorar el templo hasta el último palmo, aniquilar a los enemigos del inframundo, resolver jeroglíficos y rompecabezas retorcidos y sortear las mil trampas mortales que esconden unos escenarios con mucho sabor clásico. Como en los viejos tiempos pero multiplicado por cuatro, ni más ni menos.

Tendremos que trabajar en equipo y aunar fuerzas para vencer a los titánicos enemigos del inframundo

Tendremos que trabajar en equipo y aunar fuerzas para vencer a los titánicos enemigos del inframundo

Veamos la historia, situada en pleno desierto de Egipto, donde un antiguo Templo de Set, dios del caos y negrero de dioses que se esfumó a la tierra de los muertos para formar un ejército megalómano, acaba de ser descubierto. Y ahí entra en escena Larita, a la que su colega el arqueólogo Carter Bell le ganó la mano y entró el primero por la puerta del templo para encontrar el mítico Bastón de Osiris. Ya dentro, ambos desencadenan y liberan a Horus e Isis, los últimos de los antiguos dioses que no cayeron en el poder de Set. Como agradecimiento, prometen a Carter y a Lara ayudarles a resucitar a Osiris, el único dios capaz de salvarles, y el único que puede derrotar a Set. Mientras se abren camino en las arenas, tendrán que enfrentarse a dioses y monstruos controlados por Set. El destino del mundo está en juego, mientras Set reúne sus fuerzas para recobrar su trono en el mundo de los vivos, con un ejército pesadillesco a su mando que promete muerte, condenación y yuyu del bueno.

Intrincadas estancias y puzles puñeteros también estarán presentes, como en todo buen juego de la franquicia

Intrincadas estancias y puzles puñeteros también estarán presentes, como en todo buen juego de la franquicia

Como vemos, una intriga de bigotes estilo arcade “old style” donde el trabajo en equipo y el pique sano con el grupo se ensamblan a las mil maravillas (la “competición cooperativa amigable”) para ir desentrañando un modo historia emocionante y lleno de sorpresas. Además, los gráficos next gen también se alían con la experiencia jugona dando lugar a unos escenarios deslumbrantes sin tiempos de cargas y cientos de reliquias, armas y artefactos por descubrir. Una personalización entera y verdadera de nuestros personajes, incluyendo armas, anillos y amuletos para mejorar nuestras habilidades, periódicos Desafíos de Comunidad para desbloquear objetos únicos a base de tareas y misiones puntuales, nuevo sistema de botín a la hora de recolectar gemas y cofres, diversos estados de tiempo atmosférico dinámico que cambiarán nuestra experiencia dentro del templo y, en fin, combates y puzles tan intensos como cabía experar en un juego de Lara Croft hacen de esta visita a la Cámara de Osiris un destino obligatorio para despedir como se merece el año. Ah, y ojo a la Edición Gold, llena también de tesoros (figurita de Lara, libro de arte, mapa plegable…) por si aún no has echado la carta a los Reyes Magos. Ah, Larita, flor de mi vida, no nos abandones nunca, aunque nos compartas con otros tres…

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Murray Christmas

Vicentín y su "dama de la noche", de picos pardos

Vicentín y su “dama de la noche”, de picos pardos

Seguramente el mejor invento navideño, Jesucristo aparte, sea mister Scrooge. Sobre todo en la primera parte del inmortal cuento de Dickens, sin contar su “rehabilitación” para la galería y el club de fans. Porque, ¿cabe otra postura que el cabreo o la desidia ácrata ante el bombardeo capitalista e hipócrita de estas fechas? Por eso, Bill Murray es uno de los iconos en este tipo de posturas vitales. De hecho, ya hizo de Scrooge en “Los fantasmas atacan al jefe”, y si mezclamos tal papel con su guarrete de “Osmosis Jones”, tendremos su personaje en “St. Vincent”, un one-man show que sería totalmente impensable sin la presencia del crack de “Atrapado en el tiempo”. Flamantemente nominado a los Globos de Oro (menudos globitos, por cierto) por su fetén trabajo, Murray combina como nunca su faceta gansa vista desde sus tiempos en “SNL” con ese rol de icono indie adquirido gracias a directores como Anderson, la Coppola o Jarmusch.

La historia es lo de menos: un vecino insoportable, amargado, putero (ojo al personaje de Naomi Watts) y sociópata accede a ser “niñera” del crío de su desvencijada vecina a razón de once pavos la hora. El ogro, claro, se irá ablandando, y hasta elevando a los altares gracias al afán del chaval y del curilla (a años luz de los ultras de “Camino de la cruz”, otro estreno recomendable de hoy) de su cole. Pura melaza de temporada, como vemos, típica de confiterías Weinstein, pero que adquiere otra dimensión gracias al “factor Murray”: sus gestos, sus caretos, sus pintas,sus ocurrencias (ese sushi sardinero), sus visitas al hipódromo o a su enfermita esposa, hasta sus ictus son de traca y sus chistes malos irlandeses, condescendientemente soportables. Aunque, desde luego, lo mejor llega al final, así que nada de largarse a toda prisa en los títulos de crédito o te perderás ESTO:

https://www.youtube.com/watch?v=Dgz88voETRM

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El desván de la fantasía

El fértil universo "Kingdom Hearts" nos trae unas cuantas delicatessen venidas de Japón

El fértil universo “Kingdom Hearts” nos trae unas cuantas delicatessen venidas de Japón

El primer “Kingdom Hearts”, aparecido hace ya doce añazos para la incombustible “negra” de Sony, fue recibido como un auténtico acontecimiento, un magno súpergrupo a la antigua, un crossover excéntrico e irresistible, como el fichaje de los Harlem Globetrotters por Scooby-Doo en los setenta. También fue una muestra de la imparable voracidad de Disney, que no tardó en devorar cual Pac-Man todo lo que se le pusiera a tiro: Marvel, “Star Wars”, la NBA… El caso es que, después de ese hit, la brillante idea se transformó en franquicia, con media docena de entregas y 20 millones de unidades vendidas. Y la franquicia adquirió hechuras de objeto de culto, lo que ha posibilitado la existencia de su último y reciente lanzamiento: “Kingdom Hearts HD 2.5 Remix”, un título que sigue la senda del “1.5 Remix” justo donde la dejó, y donde podremos explorar los orígenes de la serie con Terra, Aqua y Ventus, así como reanudar nuestra aventura con Sora, Donald y Goofy.

Nuevos contenidos, armas, territorios y cinemáticas amplían gozosamente el sentido de la aventura de esta franquicia ya histórica

Nuevos contenidos, armas, territorios y cinemáticas amplían gozosamente el sentido de la aventura de esta franquicia ya histórica

Y es que estamos ante una recopilación remasterizada en HD de”KH II Final Mix” y “KH Birth by Sleep Final Mix”, dos títulos exclusivos en Japón y aquí disponibles por primera vez en Europa y las regiones PAL para PlayStation 3. Aparte, las cinemáticas remasterizadas en HD de “Kingdom Hearts Re:coded” también estarán incluidas en el recopilatorio, que sirve de pórtico hacia el esperadísimo “Kingdom Hearts III”. Así que no hay duda: estamos ante un festín con todas las letras para la legión de incondicionales de la saga de Square Enix. Un mágico mundo de colores y fantasía cartoon donde viajaremos a nuestras anchas por los territorios tales como País de Nunca-Jamás, Coliseo del Olimpo, Bosque los Cien Acres, Tierras del Reino, Espacio Paranoico (de “Tron”), Río Eterno, Espacio Profundo, Port Royal, y muchos más. Y acompañaremos a cracks de “Final Fantasy” como Setzer, Aeris, Cloud, Tifa, Squall o Auron, junto a los personajes (unos cien, nada menos) más carismáricos de Disney como Pluto, Mickey, Winnie, Lilo y Stitch, Jack Sparrow...

La Edición Coleccionista, puro lujo asiático ideal para regalar estas fiestas

La Edición Coleccionista, puro lujo asiático ideal para regalar estas fiestas

Por tanto, podremos elegir entre tres maestros de la llave espada: Terra, Ventus, o Aqua, que nos conducirán al principio de la saga, ocasión ideal para que los neófitos se enganchen y los veteranos descubran nuevos secretos gracias a contenidos extra tales como cinemática adicional, minijuegos, armas, banda sonora reinterpretada y, sobre todo, unos gráficos remasterizados en HD que subrayan aún más la brillantez de su calidad. Si a esto le añadimos una Edición Coleccionista fantástica en elegante caja que incluye un libro de arte, un boceto de Tetsuya Nomura, un pin de Sora y Mickey y un peliche del sincorazón Sombra, ya tenemos regalo perfecto para estas Navidades. Y es que, en realidad, este episodio es todo un detallazo para cualquiera que se haya emocionado con esta saga tan especial a lo largo de los últimos años. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Señores mayores

Christian Bale, separando cráneos en vez de aguas del Mar Muerto en "Exodus"

Christian Bale, separando cráneos en vez de aguas del Mar Muerto en “Exodus”

Cumplidos los 70, Billy Wilder tuvo que jubilarse forzosamente porque ninguna aseguradora quería cubrirle las espaldas. De esa forma, Hollywood se permitió el lujo de desaprovechar 20 años más de uno de los mayores talentos de la historia del cine. Apúntate una, sí señor. Ahora las cosas son distintas: la maquinaria pesada y los egos aún más plomizos hacen que los septuagenarios estén hechos unos chavales, y hasta estrenen pelis cada año como churros. Hoy llegan a la cartelera dos buenos ejemplos. El primero, Ridley Scott, que después de torturarnos con “Prometheus” y “El consejero”, se pone la túnica peplum (el hombre sigue siendo en los carteles promocionales “el director de Gladiator”) en “Exodus: Dioses y reyes”, una epopeya bigger than life con Moisés y Ramsés como si fuesen Ali y Frazier. Christopher Bale le pone planta y ceceo a una superproducción vistosa, claro, pero algo rancia cual vestuario de Cornejo, y de dos horazas y media de eslora, así que a aprovisionarse de polvorones para la tarde del domingo. Personalmente, con “Noé” ya he tenido bastante mundo bíblico viejuno y aguerrido, pero en fin.

Emma Stone, relajándose al saber que no va tener la suerte de Cate Blanchett el año pasado

Emma Stone, relajándose al saber que no va tener la suerte de Cate Blanchett el año pasado

Y, en la otra acera, otro “tito yayo” de campanillas: Woody Allen, que después de su estupenda “Blue Jasmine” despacha “Magia a la luz de la luna”, una golosina de esas que escribe entre tiempo muerto y tiempo muerto de un partido de los Knicks. La chispa es conocida de sobra (París, años 20, un mago detective, una médium carota…), y a Allen le basta con un par de pases, un dúo protagonista solvente (Emma Stone y Colin Firth) y algunos retales de otras pelis anteriores (“Scoop”, “La maldición del Escorpión de Jade”, “Midnight in Paris”…) para cumplir la papeleta. En fin, mucho mundo viejuno y batallitas del abuelo Cebolleta esta semana. Aunque, tiene gracia, el mejor estreno lo firma un “veterano” de 25 años llamado Xavier Dolan: “Mommy”. Juventud, divino vete a saber qué. De todas formas, no es mal fin de semana para pasar por el cine. O semi-puente, ya que el lunes tenemos fiesta, así que a aprovechar la libranza.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El caballero del dragón

Alta épica y gráficos impactantes presiden la nueva aventura de la saga "Dragon Age"

Alta épica y gráficos impactantes presiden la nueva aventura de la saga “Dragon Age”

La verdad es que “Juego de tronos” ha hecho mucho por la dignidad social de los dragones. Al menos en cine y televisión, donde su reputación andaba un poco por los suelos a fuerza de paparruchadas Disney estilo “Pedro y el dragón Elliott” o macarradas como esa peliculilla protagonizada por un lirondo Matthew McConaughey de la que se supone no querrá oír ahora, en su etapa de “Brando texano” o así. Pero, en materia jugona, la cosa siempre ha ido mucho mejor, gracias al padrecito “Dragon’s Lair” y a sagas como “Baldur’s Gate”, cuyo alumno aventajado presenta su último y tremebundo episodio: “Dragon Age: Inquisition”. Seguramente muchos fans de la saga esperaban como agua de mayo su fichaje por las consolas de última generación, salivando ante las posibilidades técnicas y épicas aportadas por Xbox One y PS4.

¿Qué sería un RPG fantástico sin criaturas como ésta?

¿Qué sería un RPG fantástico sin criaturas como ésta?

Pues no habrán quedado ni mucho menos decepcionados, ya que el juego es de lo mejorcito que hemos visto últimamente. El retorno a Thedas para ponernos al mando de la Inquisición (“¡aquí viene la Inquisición Española!”, que decían los Python) y tomar el control de unas tierras chamuscadas por los pérfidos dragones es sencillamente memorable. Magos, templarios, guerreros y cazadores de escupefuegos entran en danza macabra para intentar poner en orden una situación geopolítica que echa humo, valga la redundancia. Ahí entramos nosotros para restablecer el orden como líderes de la Inquisición, cazando a los agentes del caos y desarbolando conspiraciones con pestazo a azufre. Bioware y Electronic Arts echan el resto con una aventura como las de ahora y siempre ambientada en un paisaje vasto y variable en el que la exploración es una de sus bazas proncipales.

Por suerte, también nos acompañarán personajes con aspecto más saludable

Por suerte, también nos acompañarán personajes con aspecto más saludable

Cuevas ocultas, caminos infernales, pueblos arrasados y cien escenarios más sirven de teatro de operaciones para nuestras batallas con unas criaturas gigantescas y malencaradas (y no siempre con alas). Nuestro protagonista tendrá que codearse con personajes rocambolescos y leyendas milenarias para ir escalando peldaños en el organigrama social de la Inquisición, y así tomar decisiones, acciones y elecciones que cambiarán su mundo drásticamente. Un amplio abanico de edición, tanto física como moral, nos sirve en bandeja de plata lo realmente jugoso: batallas fascinantes y bellas con unos seres mitológicos y terribles, a los que tendremos que atacar con fuerza pero también con maña estratégica. Gráficos impactantes y una atmósfera de gran aventura fantástica le ponen un marco florido a un juego perfecto para amenizar las largas tardes invernales. Y, mientras, que la chiquillería se trague en el DVD “Cómo entrenar a tu dragón 2” (que tampoco está mal, todo sea dicho).

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Attack the block

El encanto vintage de "Minecraft" llega a PS Vita tan ricamente

El encanto vintage de “Minecraft” llega a PS Vita tan ricamente

Golpe a golpe y píxel a píxel, ya tenemos “Minecraft” en todas las plataformas next-gen. Aunque la que destacamos aquí es su versión PSVita, un territorio ideal para que el ingenio ideado hace tres años por Mojang AB (de lo mejorcito que ha dado Suecia junto a ABBA, Ikea y Anita Ekberg) pueda desarrollarse y expandirse al alcance de nuestra mano. Y es que mucho han cambiado las cosas desde las primeras versiones de este revolucionario juego que lleva despachadas más de 54 millones de unidades, y que ha provocado un reciente “pelotazo” por parte de Microsoft. La portátil de Sony permanece fiel a los principios fundacionales sandbox de crear nuestro propio mundo de juego y explorar, construir y conquistar. Supervivencia pura y dura es la clave de esta aventura, así como saber codearse con las criaturas con que nos vayamos encontrando en cada mundo. Sobre todo, las hostiles ya que, cuando cae la noche, aparecen los monstruos, así que no tendremos que buscar un refugio antes de su llegada recurriendo a nuestra imaginación.

Mundos asombrosos, enemigos fieros y opciones de juego compartidas son algunas claves de esta burbujeante versión

Mundos asombrosos, enemigos fieros y opciones de juego compartidas son algunas claves de esta burbujeante versión

Pero el mundo abierto de “Minecraft” da para mucho: explorar innumerables territorios en cada momento o rato libre, o bien pasar horas construyendo estructuras increíbles, desde sencillos hogares a enormes paisajes urbanos. Solo o en compañía de amigos, claro. Tan solo hay que pensar en la creación o construcción que queramos y ponerse manos a la obra con las herramientas a nuestra disposición, que en la versión PS Vita se conservan y amplían a las mil maravillas. Variados modos de juegos (entre los que destacan el modo Creativo, lleno de recursos ilimitados, o el modo Supervivencia donde nos encontraremos con un mundo lleno de misterios y bestias mortíferas) y ese Inframundo de lo más animado le dan vida a un título imprescindible en nuestra consola portátil, donde se maneja como Pedro por su casa y con esos gráficos encantadores y cool al mismo tiempo. Ya tenemos pasatiempo navideño fetén, sí señor.

https://www.youtube.com/watch?v=60_KQW3OPC8

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).