Fly me to the moon

Chatarra espacial, mala baba y mucha caña de la buena son las propuestas de esta "precuela"

Chatarra espacial, mala baba y mucha caña de la buena son las propuestas de esta “precuela”

Sin duda, uno de los puntos más calientes de este otoño on fire tendrá lugar dentro de veinte días, más o menos, cuando aterrice, o mejor dicho alunice, “Borderlands. The pre-sequel”. Un título que recomendamos encarecidamente (y no solo en plan “mensaje del patrocinador” por la publi a nuestra vera) porque redondea el chasis de una de las propuestas más limítrofes y asilvestradas de los últimos tiempos, que además renovó como mandan los cánones un subgénero tan escayolado como el shooter.

Los cuatro fantásticos (aparte de Jack el Guapo) de esta alucinante, y alunizante, aventura

Los cuatro fantásticos (aparte de Jack el Guapo) de esta alucinante, y alunizante, aventura

Una entrega protagonizada por Jack el Guapo y cuatro nuevos compinches de escuderos: Wilheim, Nisha, Athena y Claptrap. Todos ellos, armando la marimorena en un escenario sin igual: la luna de Pandora. Todo un zafarrancho cyberpunk plagado de armas criogénicas, machadas antigravitatorias, escupitajos laser, pintas más propias de algún programa de “Cachitos de hierro y cromo”, humor cafre y mucha, pero que mucha diversión sin complejos ni escrúpulos. En fin, un juego de narices y pelotas que estamos deseando catar.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Minimus maximus

No son McConaughey y Harrelson, pero para el caso...

No son McConaughey y Harrelson, pero para el caso…

¿Estaremos viendo cine español por encima de nuestras posibilidades? Más bien tele-cine, porque a nadie se le escapa que, si este año está siendo el más exitoso de la historia para nuestra industria (cerca del 24% de cuota de pantalla) es gracias al apoyo machacón del duopolio televisivo: Mediaset (“Ocho apellidos vascos” y “El Niño”) y Atresmedia, con “La isla mínima” y la cochambre torrentiana de la semana que viene. Días de vino y rosas, o tal vez vísperas de mucho, días de nada, que dicen en mi pueblo. Sea como fuere, este 2014 ya es histórico para nuestro cinecito, aunque la Academia haya decidido ningunearlo presentando para los Oscar de 2015 a una producción de 2013, la estupenda “Vivir es fácil con los ojos cerrados”, que a partir de hoy vuelve a terner una tercera oportunidad en taquilla. Si es que lo tiramos de generosos, para que luego digan:

“La isla mínima”. Tras “Grupo 7”, Alberto Rodríguez se doctora en thriller andalusí con esta libre versión marismeña de “True detective”. ¿Cómo? Con imágenes poderosas, eludiendo tópicos del género y sacando partido a su dúo protagonista, los irregulares Javier Gutiérrez y Raúl Arévalo. Para algunos, la mejor película española del año. ★★★1/2

Cómo te echaremos de menos, gordo

Cómo te echaremos de menos, gordo

“La entrega”. La misma puñaladita de dolor sentida al disfrutar del gran e irrepetible Seymour Hoffman en “El hombre más buscado” se repite aquí con James Gandolfini, actor que estaba dando casi sus primeros pasos de gigante en el cine cuando nos dijo adiós para siempre. El inolvidable Tony Soprano brilla por última vez enfangado en una telaraña criminal made in Brooklyn donde también se luce otro de los actores del año: Tom Hardy. ★★★

“La danza de la realidad”. Para la tercera recomendación de la semana, pasamos olímpicamente del pesado de Lasse Hallström y el enésimo choque cultural vía gastronómica (“Un viaje de diez metros”) y nos centramos en la vuelta al ruedo cinéfilo de Alejandro Jodorowsky, gurú de la psicomagia y hacedor de películas tan alucinantes como “La montaña mágica” y “El topo”, que volvía turulato a Lennon. Aquí rinde cuentas con su pasado en un delirio fantástico inclasificable. Para valientes. ★★★

“Loquilandia”. Y si mañana sábado andáis por Madrid, a la Filmo derechos porque, a eso de las 18.00, la sala 1 se convertirá en una divina catarsis de tartazos, confetti deluxe y locuras de la abuelita con mucho swing. Si no habéis visto esta obra maestra del Hollywood clásico, acercaros al Doré y flipad. Una terapia casi obligatoria en mitad de esta mierda gris, sorda y ciega que nos invade a diario. ★★★★★

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Eso donde curra Blatter se llama igual que el juego

Un mayor dominio y mimo del balón y una jugabilidad galáctica son las piezas maestras de "FIFA 15"

Un mayor dominio y mimo del balón y una jugabilidad galáctica son las piezas maestras de “FIFA 15”

Bueno, tal vez exageramos con el titular, aunque no olvidemos que la realidad siempre supera a la ficción (¿verdad Mariló?). De todas formas, valga el chascarillo de arriba para loar la inminente llegada de “FIFA 15”, tal vez el videojuego más popular del circuito (lo de “¿nos echamos un fifa?” es vox populi). Este año, como no podía ser menos,la franquicia de Electronic Arts reina con paso firme en una entrega que supone, ante todo, la consagración y el salto definitivo a las nuevas consolas, no solo en majestuosidad gráfica sino en jugabilidad.De hecho, el leit motiv de este episodio es “feel the game”: mucho dinamismo, mucho realismo y mucho sabor festivo a césped recién cortado. Estamos, posiblemente, ante el mayor show-bussines del mundo deportivo, y de lo que se trata es de gozar desde el primer momento, con esas “presentaciones dinámicas”, esas gradas fervientes y ese derroche de Inteligencia Emocional de todos los jugadores sobre el terreno, que les permite reaccionar de 600 formas diferentes ante oponentes y compañeros según el contexto y el desarrollo del partido.

El virtuosismo gráfico adaptado a las nuevas consolas es el gran aporte de esta entrega

El virtuosismo gráfico adaptado a las nuevas consolas es el gran aporte de esta entrega

Aunque en lo que más se ha hecho hincapié es en el control de balón (esa física que ya disfrutamos en la pasada edición) y en un esquema lógico adaptado a cada circunstancia del lance, sin parámetros fijos y absurdos, y con jugadas ensayadas y tácticas como “el autobús“, “a la olla“ o “pérdida de tiempo“. Más desmarques, más cabeza y corazón, mejor gestión y una tecnología “pro instincs” que se derrama en los miles de jugadores disponibles (incluyendo licencias completas de la Serie A italiana y el Ultimate Team Legends) y en los torneos y modos de juego habituales (sombrerazo como siempre al multijugador y cooperativo).  Aunque si por algo puede pasar a la historia este “FIFA” es por el salto cualitativo gráfico y su adaptación al jardín de las delicias de las nuevas consolas. Solo hay que comparar algunos rostros (por ejemplo, el “difícil” jeto de Bale) de la versión 14 con esta 15 para darse cuenta del subidón. Pero no solo los jugadores lucen palmito como nunca, sino que las equipaciones, los terrenos, las gradas, la meteorología y cualquier detalle visual se ha cuidado al detalle, lo que deriva en un control más profundo y una lucha cuerpo a cuerpo casi épica. Paso a “o rei” (ah, y lo de los cánticos independentistas en el Nou Camp, una chorradilla para los buscadores de tres pies gatunos).

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

En casa del herrero

¿Quién dijo que no hay trabajo? Aquí hay hasta doce oficios, así que mueve el culo, joven ni-ni

¿Quién dijo que no hay trabajo? Aquí hay hasta doce oficios, así que mueve el culo, joven ni-ni

¿No deberíamos estar un poco hartos de tanto juego-reloj de cuco con muñequitos laboriosos fabricando su pueblecico, interactuando con el vecino y puteando mínimamente al enemigo? Seguramente, pero es que hay que admitir que tienen su miga y en la 3DS lucen como ningún otro. Después de “Animal Crossing New Leaf” y “Tomodachi Life”, la portátil de Nintendo vuelve a hacer (a partir del jueves) un alegato en contra de la sociopatía con “Fantasy Life”, un juego que, pese al título, no es de Square Enix sino de Level 5, a quien tenemos en un altar gracias a la saga “Profesor Layton”, y que también demostraron su buen oficio con “Inazuma Eleven”. Y precisamente de eso va “Fantasy Life”, de oficios. Concretamente, una docena de trabajos de los de antes (pescador, minero, cocinero, alquimista, herrero, sastre, carpintero, cazador…) y los de siempre (alquimista, mago, mercenario…), todos combinados sagazmente en una suerte de pluriempleo continuo a tiempo parcial y estajanovista. Toma reforma laboral, moreno.

El look rústico es sencillamente magistral, santo y seña de Level 5

El look rústico es sencillamente magistral, santo y seña de Level 5

Pero nada de deprimirse ante la precariedad currela, que para eso ya tenemos el mundo real. Aquí de lo que se trata es de arrancar de aprendiz e ir subiendo escalones para integrarse en la “fibra industrial” de nuestra coqueta villa chic-medieval y, si hay que “repartir” a los perturbadores del orden y el progreso, se saca la espada de madera y listos. Estamos, pues, ante un “reality” con amplias opciones de edición y personalización, gran banda sonora de Nobuo Uematsu, muchas misiones y desafíos cotidianos, mucho gadget y coleccionismo y un combate vintage por turnos de lo más entrañable. En suma, y tal como analizamos en el último número de Megaconsolas, un juego donde más vale maña que fuerza, ideal para que la “generación mejor preparada de la historia” se entretenga mientras viaja en tren a Alemania para currar de camareros o niñeras.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Dentro del laberinto

Película mala, póster chulo. Prueba 1

Película mala, póster chulo. Prueba 1

¿Qué, ya habéis visto “Boyhood”? ¿Cuántas veces? ¿Cuántas sonrisas y lágrimas? ¿Cuántas críticas hiperbólicas, detalles geniales (ese “Álbum negro” de los post-Beatles) y guiños jugones (curioso que la evolución de las consolas del niño no pase de la Wii, tras recorrer la GBA y la Xbox)? ¿Será la película del año definitivamente? Puede ser, en mi opinión le falta algo (si seguís “The Leftovers” sabréis a lo que me refiero, o no), pero cosas así te reconcilian con el cine. Justo lo contrario que los estrenos de hoy, con los que te dan ganas de volver a la sesión continua de la Filmo o de leer “La noche desquiciada de pasos”, nuevo “buceo” por los restos poéticos de Bukowski, a ver si hay algo inédito, aunque el primer poema, el del entierro de Fante, ya es cromo repe:

“El corredor del laberinto”. Tanto jueguecito apocalíptico teen (los del hambre, el de Ender) empieza a resultar más cargante que el debate sobre la portería del Madrid. Ahora le toca el turno a este tole-tole a galope tendido, también basado en un bestseller desconocido para servidor, y al que la crítica pone a caldo. Para laberintos, el del arranque de “La huella” o el de Bowie y los teleñecos. ★★

¿Críquet o hockey sobre hieo? He ahí el dilema

¿Críquet o hockey sobre hielo? He ahí el dilema

“La gran seducción”. Una simpática comedia rural, emparentada con “Doctor en Alaska”, y con ese manojito de encontronazos culturales entre urbanitas y paletos que siempre resultan. Además, los protas están sembrados. Para ampliar datos, mi crítica en Cinemanía. ★★★

“Joe”. Tanto nos ha espantado Nicolas Cage que, para una vez que nos recuerda lo buen actor que fue en un pasado lejano, le damos hasta tres estrellitas y todo. Aunque la peli de marras tampoco es para tirar cohetes, sobre todo porque evoca a la gran “Mud”, y las comparaciones son odiosas, pero el cambio de look y peluca costrosa-sureña le quedan curiosamente al sobrino de Coppola. Aún estás a tiempo de volver al redil. ★★★

Nic Cage cambia de tercio, o eso asegura él...

Nic Cage cambia de tercio, o eso asegura él…

“Así en la tierra como en el infierno”. Para acabar, un nuevo ejemplo perfecto de película espantosa pero con un cartel bien majo. Así que no digamos nada más sobre su calidad verbenera y disfrutemos del diseño del póster un ratito. Y un pasatiempo para el lunes: ¿cuánto habrá recaudado el biopic (regulera) de “Yves Saint Laurent” a pesar de, o gracias a, la masiva campaña publicitaria en marquesinas de autobuses, carteles, etc? Suerte, Vértigo Films. ★

Peli mala, póster chulo. Prueba 2

Peli mala, póster chulo. Prueba 2

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Jardinería extrema

La mejor ornamentación floral para uno de los episodios más cañeros de la saga

La mejor ornamentación floral para uno de los episodios más cañeros de la saga

Aunque ya empieza a hacer fresquito, no viene mal recordar alguno de los pasatiempos que nos ayudaron a matar el rato este verano. Por ejemplo, un poco de jardinería de interior y extrema de la mano de “Plants vs Zombies. Garden Warfare”, nuevo título de una de las sagas más superventas e irresistibles de los últimos tiempos, y que hace unas semanas germinó y hasta floreció en las consolas de Sony. Así, nos encontramos al cóctel monstruoso más locuelo habido y por haber en un combate definitivo: los zombies tratando de invadir el vecindario y con sólo una línea de defensa floral se interpone en su camino. Por tanto, tendremos que escoger una planta con alma de Rambo y unirnos a su ejército para detener la invasión. Que empiece el zafarrancho en el jardín.

La nómina de nuevos personajes en el bando zombi es para miccionar y no echar gota

La nómina de nuevos personajes en el bando zombi es para miccionar y no echar gota

Como buen juego con alma app, la acción más directa y explosiva se desparrama a gusto a lo largo de los niveles y fases de nuestra aventura. Zombis volando por los aires, plantas sembradas con frenesí sobrenatural, explosiones, miembros putrefactos, estambres y pistilos a tutiplén para una auténtica locura sin freno ni marcha atrás. Todo ello, amenizado con nuevos personajes que se unen a un escenario que nos proporciona la profundidad de un shooter online tradicional combinado con el humor refrescante de la  franquicia, con unos modos cooperativo y multijugador de rechupete.

El tuneo y personalización de personajes es uno de los puntos más originales y divertidos del juego

El tuneo y personalización de personajes es uno de los puntos más originales y divertidos del juego

Hasta 24 jugadores, en el bando de las plantas o de los zombis, no dejarán títere con cabeza en un combate fratricida donde podremos camuflar y modificar a nuestros soldados favoritos con cientos de artículos únicos y personalizaciones (una de las zonas más calientes y divertidas del juego). Especialmente destacado es el modo cooperativo online para 4 jugadores y cooperativo con pantalla partida, que nos permite peinar y sembrar el caos vegetal por los diez campos de batalla únicos y rebosantes de adrenalina y fertilizante. En definitiva, un enorme juego loco, loco para regarlo durante horas y, luego, a tomar una hamburguesa de brócoli en el vegetariano de la esquina para coger fuerzas.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La vida (virtual) es bella

El vecindario más dicharachero está de vuelta

El vecindario más dicharachero está de vuelta

Pero qué bonita sería nuestra existencia, y cómo bajarían drásticamente los índices de suicidio, si se pareciera a “Los Sims”. Ascenso social de buen rollo, fiesta continua, vecinos rocambolescos, vergüenzas pixeladas en el cuarto de baño… Electronic Arts ha hecho más por el sentido de la vida que Ortega y Gasset y los Monty Phyton, y la última entrega de su franquicia más jaranera, “Los Sims 4”, es sencillamente óptima. Por algo es uno de los juegos más esperados del otoño por la “masa social”, fiel como pocas, de una saga que lleva lo que llevamos de siglo alegrándonos la cotidianeidad y peleando contra la sociopatía con ingenio y buen humor. Así, en esta entrega podremos crear nuevos Sims, con inteligencia y emociones, y comprobar que todas sus acciones son relevantes y se ven afectadas por sus interacciones y estados emocionales.

A lucir cuerpo serrano gracias a las nuevas herramientas de edición

A lucir cuerpo serrano gracias a las nuevas herramientas de edición

Como siempre, las nuevas herramientas de edición son más creativas, intuitivas y divertidas que nunca, con una mejoras gráficas realmente notable, lo que permite perfilar cuerpos y almas con más maña y detalle. Además, la opción Crear un Sim permite contruir casas y residencias como las de antes de estallar la burbuja inmobiliaria gracias al modo Construir, ahora incorporado por habitaciones y con cómodo control táctil. Cómo no, también podremos elegir barriada entre diversos y radiantes solares y zonas residenciales o de extrarradio, decorándolas con nuestro toque personal y compartiendo unidades domésticas con toda la comunidad. ¿Quién es el rey del barrio? Pero el auténtico punto fuerte del juego está dentro de las cabecitas locas de nuestros vecinos, con más “inteligencia emocional” que nunca y con un corazón que no les cabe en el pecho.

Los recuerdos y emociones de los Sims estarán más a flor de piel que nunca

Los recuerdos y emociones de los Sims estarán más a flor de piel que nunca

Por primera vez, los Sims sienten y expresan emociones, pudiendo experimentar diversos estados de ánimo de distinta intensidad y verse influenciados por otros Sims, así como por acciones, sucesos, recuerdos o hasta por la ropa y los objetos seleccionados. Y es que nuestros Sims se mueven y actúan de forma más natural que nunca, realizando varias tareas a la vez, expresando sus emociones mediante su modo de caminar, sus aspiraciones, pensamientos, habilidades sociales, profesiones y recuerdos. Nuevas pruebas para conseguir recompensas, objetos, atuendos y rasgos y más elementos coleccionables y logros desbloqueables que nunca redondean toda una experiencia de empatía, diversión y convivencia feliz. ¿Qué tiene de malo que nuestra vida sea como un episodio de “Friends”? Bueno, mejor con un toque “Louie” para no empalagar demasiado.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El otro niño

"Boyhood", la epopeya infantil y juvenil más ambiciosa jamás rodada

“Boyhood”, la epopeya infantil y juvenil más ambiciosa jamás rodada

A menudo a los críticos de cine se nos llena la boca piando sobre la supuesta naturaleza única de tal o cual película cuando, ya se sabe, prácticamente todo está inventado en el cine, en el arte y en esa tienda de la esquina que nos parece lo más. Prácticamente. Porque, de vez en cuando, surge un Big Bang en sí mismo que nos recuerda que aún hay everest por alcanzar y valientes que se atreven a hacerlo con las manos desnudas. Por ejemplo, el estreno de esta semana que, tal vez, sea el estreno del año:

“Boyhood”. De Richard Linklater sabíamos varias cosas: que es un tipo cachondo (“Pelotas en juego”), que es un tipo raro (“A Skanner Darkly”), que es un tipo sin pelos en la lengua (“Fast Food Nation”), que es alguien que tendría que hacer la siguiente reforma educativa (“Escuela de rock”) pero, sobre todo, que es un cineasta constante y con ojo clínico para fotografiar las relaciones humanas en pequeño gran angular (véase su celebrada y romántica trilogía “Antes de…”). Pero tales logros palidecen ante esta titánica empresa, que retrata la vida de un niño desde los 6 a los 18 años sin conservantes ni colorantes. Es decir, con la cámara grabándole desde 2002 hasta hace unos meses. Lo mejor del caso es que el filme no se queda en la anécdota, sino que derrocha sensibilidad, diálogos perfectos y bella capacidad de observación de lo cotidiano. En fin, una película irrepetible, histórica y arriesgada. De otra dimensión, vaya. ★★★★1/2

Una despedida a lo grande para el mejor actor de los últimos 15 años

Una despedida a lo grande para el mejor actor de los últimos 15 años

“El hombre más buscado”. Aún está en cartel la única película dirigida por Philip Seymour Hoffman, la agridulce, “neoyorquer” y teatral “Una cita para el verano” (el pasado miércoles la vi en una de las entrañables salas minúsculas, casi llena para la ocasión, del Renoir Plaza de España), así que aún se puede hacer doblete con el último papel que el gran actor bordó antes de morir. Además, bajo la dirección de Anton Corbijn (“El americano”), todo un especialista en thrillers buscaminas, con el libreto original de John le Carré (espionaje islámico en Alemania y demás material sensible) y unos buenos actores (Dafoe, McAdams, Brühl…) de aliño. Un partido homenaje póstumo de lo más recomendable, sí señor. ★★★

“Betibú”. Y, como guarnición ante los dos bistecs de la semana, algo ligero pero contundente: un policiaco (hispano)argentino dirigido por Miguel Cohan (“Sin retorno”), con un crimen “social” rodeado de lujo y misterio, una escritora de novela negra en plan sabueso y unos actores de primera preferente (José Coronado, Alberto Ammann, Mercedes Morán, Daniel Fanego). En la línea maestra, y puesta en escena clásica, de “El secreto de sus ojos” y, en un escalón más bajo, “Tesis sobre un homicidio”, aunque sin Darín poniendo cara de mosca tras la oreja. ★★★

Estos argentinos también han aprendido a hacer policiacos, los muy bribones

Estos argentinos también han aprendido a hacer policiacos, los muy bribones

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

La fuerza del destino

Un juego llamado a marcar un punto y aparte en las consolas next-gen

Un juego llamado a marcar un punto y aparte en las consolas next-gen

El juego más caro de la historia ya habita entre nosotros. Concretamente, desde el lunes a eso de las 22.00, cuando en un coqueto local de Madrid le fue entregado al actor Álex González una edición especialísima y exclusiva de “Destiny”, ante la mirada de feroz envidia (nada de sana) del resto de los asistentes, que al menos se pudo consolar devorando minihamburguesas en el catering o haciéndose la carta astral, o natal, con un experto con corbata negra, otra de las atracciones de la velada. Anécdotas aparte, “Destiny” es mucho “Destiny”. Seguramente si Asimov y Carl Sagan hubiesen sido fanáticos de los videojuegos, no habrían pasado por alto la tentación de echarse unas partiditas a esta joya que, desde su presentación en el pasado E3, se ha convertido en una de las atracciones del año. Tal vez la clave está en su belleza, creatividad y ambición, tres factores aún por descubrir y probar en las consolas next-gen. Eso y una irresistible mezcla entre shooter tipo “Halo” y exploración galáctica a gran escala obran el milagro de hacer de este juego la apuesta más sugerente de Activision para el otoño, con permiso del nuevo “Call of Duty“. Eso, aparte de la esperada reválida de Bungie tras años a la larga sombra del Jefe Maestro.

La apabullante belleza visual es uno de los puntos fuertes de "Destiny"

La apabullante belleza visual es uno de los puntos fuertes de “Destiny”

Pero es que “Destiny“ es mucho “Destiny“. Empezando por su argumento, estilo edad de oro de la ciencia-ficción, y que nos sitúa al encuentro del misterioso Viajero, peregrino galáctico que extendió nuestra civilización por todo el sistema solar, tarea que prosiguieron los supervivientes de una catástrofe que sacudió sus cimientos y legados. Entre ellos, nuestro personaje, un Guardián de la última ciudad segura de la Tierra, con acceso a un poder increíble, y que tendrá que defenderla de unos enemigos fieros e implacables. Antes de pisar tierra, lo mejor es vigilar desde el cielo. Y justamente eso es lo que propone Destiny Planet View, una herramienta creada con tecnología Google que nos proporciona un envolvente garbeo por los escenarios del juego en lugares como Marte, Venus o la Luna. Esta primera toma de contacto, aparte de familiarizarnos con las hechuras de este proyecto, nos servirá para recorrer a nuestro capricho numerosos territorios, así como descubrir información, consejos e incentivos ocultos a lo largo del camino. Una idea brillante e insólita perfecta para un juego diferente y en expansión.

Pero, ante todo, estamos ante un FPS con los cañones muy bien puestos

Pero, ante todo, estamos ante un FPS con los cañones muy bien puestos

Pero, a pesar de sus gráficos asombrosos y un detallismo mimado al milímetro (véase la Edición Limitada, una de las más cuidadas de los últimos tiempos), “Destiny” tampoco se limita a mirar a las estrellas sino que nos propone una aventura épica única donde tendremos que ir descubriendo y “creando” mundos a través de nuestro protagonista, equipado de armas (en la Vanguardia), complementos y vehículos únicos y altamente personalizables. Y, como buen FPS con toques RPG y MMO, su multijugador es de traca, tanto cooperativo como competitivo, combinados ambos con generosas actividades públicas y sociales. Pero, sobre todo, toneladas de adrenalina, metralla y asombros interminables para toda una experiencia desde el minuto uno. En fin, un juego apasionante, histórico y hasta necesario.

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Sack attacks!

Sackboy y su tropa, preparando su tercer desembarco dentro de un par de meses

Sackboy y su tropa, preparando su tercer desembarco dentro de un par de meses

En este otoño-invierno más caliente que el asfalto de Memphis, hay una novedad que especialmente nos seduce y hasta sulibeya: “Little Big Planet 3”. Principalmente, porque cualquier nuevo capítulo de una de las ideas más brillantes que ha dado esta industria en lo que llevamos de siglo XXI debería ser recibido con sombrerazo y vuelta al ruedo, por aquello de reivindicar drástica y libremente la imaginación al poder, eso tan viejuno y tan de capa caída hoy en día.

Y, además, porque esta entrega supone el estreno del gran Sackboy y sus amigos en la PS4 (aunque también estará disponible para PS3), por lo que el número de escenarios, hallazgos y milagros se multiplica exponencialmente. Todo ello, localizado en un territorio que parece la escisión soberanista (de buen rollo, claro) del País de las Maravillas: el planeta Bunkum, primer candidato en la lista de cualquier guateque sideral memorable que se precie. El juego sale el 19 de noviembre pero, para abrir boca, Sony acaba de mandarnos este aperitivo que, desde luego, agarramos tan firme y alegremente como un perrete de aguas su frisbee:

fatalityw FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).