Searching for John Lennon

Cámara, cabeza visible y cráneo privilegiado de "Vivir es fácil"

Cámara, cabeza visible y cráneo privilegiado de “Vivir es fácil”

Esta semana los estrenos se adelantan un peldañito por el rollo macabeo de Halloween aunque, en realidad, lo más recomendable de la cartelera nos propone un flashback de casi medio siglo, concretamente hasta la tierra baldía y cañí en la que John Lennon aterrizó para rodar una charlotada bélica y, de paso, limpiarse las gafas de rueda de bici para empezar a ver más claro, o desdibujado, el futuro de “the biggest band” (aunque, ya se sabe, la culpa de todo la tuvo Yoko Ono). “Vivir es fácil con los ojos cerrados” es, además del primer verso de la segunda estrofa (no de la primera, como dijo David Trueba ante un atónito Wyoming el otro día, parece mentira…) del inmortal y algo lánguido “Strawberry fields forever”, una película bonita, sencilla -aunque llena de matices sobre una España con olor a boñiga seca– y que obra el milagro de sortear numerosos escollos apriorísticos, empezando por un protagonista que roza la escuadra de lo patético, repipi y hasta grimoso (esos “conche” o “me cago en la os…curidad”) para acabar cuajando una faena emotiva, brillante y memorable.

Pero, claro, detrás de todo está Javier Cámara, un excelente actor que incluso elude la posible autocita de su papel rookie en la teleserie “Ay, Señor, Señor”, y se coloca, junto a De la Torre y Fernández, como gran favorito al próximo Goya al mejor actor, que promete estar más reñido que nunca (y el de mejor actriz no digamos). Tampoco es manco el trabajo de los chavales (buena noticia que el niño de “Pan negro” progrese adecuadamente) ni de secundarios como Ramón Fontserè o un Jorge Sanz renacido gracias a Trueba, cineasta que aquí se muestra de lo más inspirado y fluido, a diferencia de otros filmes donde parece que usaba corsé, por así decirlo. En fin, otra ocasión para darle un “zas, en toda la boca” al ministrillo Montoro. Aparte, tampoco hay que olvidar un par de estrenos majos, al menos para pegar en el álbum de cromos:

"Solo Dios perdona" nos hace preguntar si la flauta de "Drive" sonó por casualidad

“Solo Dios perdona” nos hace preguntar si la flauta de “Drive” sonó por casualidad

Al menos, en "Thor 2" los protas se lo toman un poco a chundarata, y sin plomo de Branagh, tiene su gracia

Al menos, en “Thor 2” los protas se lo toman un poco a chundarata, y sin plomo de Branagh, tiene su gracia

Y para los amantes del cine de terror, aprovechando la coyuntura, “Blackfish”, una de ballenas asesinas que pone los pelos más de punta que “Insidious 2”. Aunque solo sea porque es una historia real, y reciente:

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El jovencito Batman

Recorreremos los pasos de Batman antes de ser el Caballero Oscuro

Recorreremos los pasos de Batman antes de ser el Caballero Oscuro

Batman vuelve. Y a lo grande, coronando una de las trilogías más memorables del género superheroico: recordemos la fabulosa primera entrega, con ese manicomio de Arkham en pleno esplendor gótico y ese Joker con los tornillos más sueltos que nunca; aunque la segundo tampoco era moco de pavo, más sandbox y clasicota, y con una ingente nómina de personajes y secundarios marca de la casa. En fin, que el listón estaba a muy buena altura, por lo que Warner se ha sacado de la manga un buen truco en “Batman: Arkham Origins” para seguir enganchando y contentando a los fans: una precuela hecha y derecha. Así, el argumento de esta historia tiene lugar unos años antes de que se produjeran los acontecimientos narrados en “Arkham Asylum” y “Arkham City“, con un hombre murciélago más zagal y aún en faceta de aprendizaje, y unos Joker, Pingüino, Bane o Mr. Frost aún con trajes de paisanos. Pese a todo, los peligros acechan Gotham, y el barbilampiño Batman que deberá enfrentarse a uno de los momentos más críticos de su corta carrera como azote del crimen y que definirá su camino para convertirse en el Caballero Oscuro. Además, tendremos el atractivo añadido de ir conociendo a los villanos justo antes de empezar a torcerse y descarriarse.

La ingente nómina de villanos y enemigos nos hará sudar sangre

La ingente nómina de villanos y enemigos nos hará sudar sangre

Como vemos, una historia con múltiples facetas y atractivos, que necesitaba de plumas tan maestras como Dooma Wendschuh, Corey May y Geoff Johns, veteranos y condecorados en estos avatares, para desplegarse en toda su brillantez. Una historia que, además de su tronco argumental plagado de matices y dobleces, está conectada con la auténtica “chicha”: la caza a los villanos y a los enemigos de Batman, aunque con la particularidad que será el propio jugador quien decida cuando quiere completar estas misiones extra. Villanos casi inéditos como el “chispas“ Electrocutioner, y viejos conocidos como Máscara Negra, Pingüino, Deathstroke, Dane, Anarky y, por supuesto, el gran Joker, más peligroso, asilvestrado y alocado (cosas de la edad) que nunca. Porque, a pesar de ser medio “rookie”, el instinto sabueso de Batman ya funciona a pleno rendimiento, por lo que aquí tendremos un modo detective mejorado gracias al nuevo sistema para investigar la escena del crimen, que nos permitirá rastrear en busca de pistas clave y escondidas. Además, podremos utilizar la máscara de Batman y su Bat Ordenador para recrear digitalmente las escenas del crimen, permitiéndoles encontrar las pistas que normalmente escaparían al ojo humano.

Tampoco nos olvidamos de otra clave maestra de cualquier título del hombre murciélago que se precie: Gotham City, que aquí se muestra como nunca (y ya es complicado), con áreas insólitas antes de que se convirtiera en Arkham, antiguos locales en su esplendor, y zonas insospechadas y a la vez míticas. Un surtido de ricos y dinámicos entornos, llenos enemigos y crímenes en ebullición, que harán que la exploración se convierta en una concienzuda aventura. Lo dicho, un juego que no defraudará a los seguidores de Batman, que son legión.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

You’re the One (2ª parte)

"Forza 5", una máquina total para una consola galopante

“Forza 5”, una máquina total para una consola galopante

Ahora sí que sí. Después de que, allá por el florido mayo, nos quedásemos con la miel en los labios en la primera toma de contacto con la Xbox One, en el lluvioso octubre la cosa por fin se pudo consumar: ayer, en el marco incomparable de una de las terrazas más rotundas de la capital, en el fondo Sur de la plaza de Santa Ana (a veces aún se puede decir eso de “de Madrid al cielo”), pudimos catar, tocar y jugar con la nueva maravilla de Microsoft (aparte de merendar gratis y saludar a apreciados colegas de la casa). Y, la verdad, la sensación (o las sensaciones, como dicen los futboleros horteras) no han podido ser mejores. Empezando por el mando, pequeño, suave y plateresco, pero todo un cañón espléndidamente diseñado para lo bueno de verdad: matar zombis, volar con bólidos, afeitar en seco a gladiadores, etc.

Arrancamos la jam session con una de las perlas del lanzamiento de la consola (de aquí a un menos de un mes, recordemos): “Forza Motorsport 5”, un auténtico pura sangre que supone un punto y aparte en el subgénero automovilístico. La demo probada nos colocó en pleno Laguna Seca a los mandos de maravillas como un Mercedes del 54 o un Ferrari reluciente y, tanto los gráficos como la luminosidad o los efectos sonoros como la conducción propiamente dicha son de desencajar la mandíbula. Inconcebible mayor perfección, sinceramente. En el nuevo e inminente número de MEGACONSOLAS sacaremos un análisis más pormenorizado de este juegazo tremebundo. Aunque, para tremendo, “Dead Rising 3”, un apocalipsis zombi absolutamente brutal y con criaturas infernales hasta en la sopa. Aparte de lo apropiado del tema para Halloween, el juego (que a veces recuerda a la saga “Dynasty Warriors” pero con el vestuario más perjudicado) es un perfecto botón de muestra para que la Xbox One luzca su poderío y potencia, porque tropecientos mil zombies campando y atacando en un mismo escenario, y en un mundo abierto, dinámico e interactivo como pocos, no es tarea fácil.

http://www.youtube.com/watch?v=DYXGRu23QMQ

Y, como guinda, una de romanos. Nada menos que “Ryse: Hijo de Roma”, una de las sorpresas más agradables de la velada: un slash impecablemente ambientado donde nos pondremos en la piel y la coraza de un fiero gladiador que tendrá que sobrevivir en la arena a golpe de espada, puño y también ingenio. Solamente la entrada en escena del titán, con el rugido del coliseo y la sangre y arena en el aire (literalmente) pone los pelos como escarpias. Y, ya metidos en faena, las coreografías guerreras y la elegancia y contundencia de los movimientos y estocadas son de escalofrío. En fin, que esto es solo un aperitivo (para un jugador, claro, porque el multi es harina de otro costal) de lo que nos espera dentro de nada. Traguemos saliva y a gozar.

¿A quién no le gustan las películas de gladiadores?

¿A quién no le gustan las películas de gladiadores?

PD. Aunque la actualidad jugona mandaba, no nos olvidamos de que hoy es viernes de estreno, a pesar de que, entre la resaca de la Fiesta del Cine y el Madrid-Barça de mañana, la cartelera viene algo pobretona. Pese a todo, repasemos telegráficamente lo mejor que el séptimo arte nos ofrece como novedades:

“Insidius 2”. Da más miedo, es más despendolada (esos investigadores patafísicos) y provoca más respingos que la primera (que no estaba nada mal), que es ni más ni menos que lo que se le pide a una película de terror. ¿O no? ★★★

“Grand Piano”. Balada frenética de piano con sello de Rodrigo Cortés, ecos de Hitch, y ese toque “no parece española” que nos gusta tanto. Buen debut, aunque con hoja de calco. ★★★

“La vida de Adèle”. Flamante Palma de Oro en Cannes, con todo el amour fou, arrebato y hasta desacato que se le exige a un drama romántico a la francesa. Maravillosas sus intérpretes, en el filo del precipicio sentimental. ★★★★

“Cuerpos especiales”. Sandra Bullock demuestra que no todo el monte es orégano, ni el espacio “Gravity”, en esta comedieta boboncia pero ideal para un finde lluvioso y con los hombretones de la casa engorilados con Messi y Ronaldo. Suena fatal, lo sé. ★★

“El camino de vuelta”. Una dramedia de lo más agradable, con ese toque “Pequeña miss Sunshine” que no nos cansamos de ver, y esa amargura estilo “Los descendientes”. Fetén reparto, además. ★★★

“Todos queremos lo mejor para ella”. Y un poco (más) de cine español, para que no se diga. Mar Coll, después de sus “Tres días con la familia”, revalida su buenos fundamentos con una crónica de superación personal dura y suave a la vez. Ojo a la prota. ★★★

Suspense bien afinado y que "no parece español"

Suspense bien afinado y que “no parece español”

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Monstruos

La parada de los monstruos, versión reducida

La parada de los monstruos, versión reducida

Aprovechando que Halloween está a la vuelta de la esquina, más de uno andará estos días renovando su fondo de armario en busca de material para una buena mascarada. Y, para que no se diga, los videojuegos pueden acudir al rescate con su amplia nómina de monstruitos recientes, desde los de “Pokémon X/Y” (que también están destrozando récords de ventas) hasta “Sonic: Lost World” (¿no parece bastante sobrenatural un erizo azul?), sin olvidar, a finales de semana, los villanos de “Batman: Arkham Origins”. Pero, si de criaturas feroces hablamos, qué decir de “Skylanders SWAP Force”, ese all-star de animalitos rugientes y ampliamente mutantes gracias a un nuevo principio “activo” – swapability –, que ofrece a los más pequeños de la casa más opciones sobre las posibilidades de movimiento y poderes de los personajes. Como tuvimos ocasión de presenciar recientemente en su presentación en Madrid, esta nueva aventura viene con 40 nuevos personajes coleccionables debajo del brazo, a añadir a los más de 100 Skylanders ya existentes de “Spyro’s adventure” y “Giants”.

http://www.youtube.com/watch?v=RM79EC2gT_s

Así, esta flamante entrega cuenta con un motor gráfico de nueva generación, que ofrece un mayor nivel de detalle a los personajes, con decorados más ricos y destacados que nunca. El juego también ofrece nuevas habilidades a los Skylanders como volar, escalar y teletransportarse. Familiares y amigos podrán unirse a las aventuras gracias al modo cooperativo drop-in/drop-out, así como a los modos Batalla y Supervivencia, con nuevas Arenas de Combate. Ojo también a la versión para 3DS, con una historia y unos niveles exclusivos, y tres nuevos personajes –Rattle Shake, Volcanic Eruptor y Free Ranger- distintos a los que se incluyen en el resto de Packs de Inicio. En fin, unos monstruitos de aúpa para Halloween y para el resto del año, claro.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Todos al cine

Hanks, al abordaje de su tercer Oscar, como quien dice

Hanks, al abordaje de su tercer Oscar, como quien dice

No hay excusas. Ni que el subsidio de desempleo no me llega, ni que estoy ahorrando para comprar los nuevos “Pokémon” ni, sobre todo, que la cartelera es una birria. Porque este fin de semana se alinean los astros para que todo el mundo vaya al cine de una santa vez, aunque solo sea una vez al año, que no hace daño. Por un lado, la Fiesta del Cine garantiza entradas por menos de tres eurillos los próximos días 21, 22 y 23 de octubre. Y, por otro, hoy se estrenan un buen puñado de películas capaces de contentar al más exigente. Toma nota, cuerpo de jota: para los fans del thriller en alta mar y de los piratas sin parche ni amaneramientos a lo Sparrow, Paul Greengrass (responsable de un par de “Bournes” y de esa maravilla del suspense agónico que es “United 93”) dirige “Capitán Phillips”, con un Tom Hanks mucho más centrado que cuanto tuvo que multiplicarse en “El atlas de las nubes”. Todo un ejemplo de cine comercial etiqueta negra.

 

Assange, el de la lengua larga, ya tiene su peliculilla

Assange, el de la lengua larga, ya tiene su peliculilla

 

Hablando de intrigas casi palaciegas y pirateos a escala planetaria, “El quinto poder”, la cacareada película sobre los primeros coletazos y lengüetazos del culebrón WikiLeaks dirigida por un Bill Condon al que preferimos recordar por “Dioses y monstruos” que por el par de sapos de “Crepúsculo” que tuvo que tragarse. Mucho ruido para tan pocas nueces, pese al recital de Benedict Cumberbatch, uno de los mejores actores de la actualidad, y la presencia del camaleónico Daniel Brühl, un tipo que nos cae estupendamente. Y más estrenos para todos los gustos. ¿Que quieres llevar a tu pareja a una comedia romántica inteligente y con viajes (cortos) temporales dentro? Pues a por “Una cuestión de tiempo”, dirigida por el especialista Richard Curtis (“Love actually”) y con la chica de la sonrisa cautivadora, Rachel McAdams, dentro. ¿Que prefieres un plan con los sobrinos, hijos o criaturas de menos de metro y medio en general? Pues a derrapar sin complejos con “Turbo”, lo nuevo en animación relampagueante de DreamWorks, aunque este año casi nos quedamos con “Los Croods”.

A ver quién se zampa un plato de bígaros después de ver esta monada

A ver quién se zampa un plato de bígaros después de ver esta monada

Y, por encima de todas, nuestra preferida de la semana: otra española, para que Montoro se calle esa bocaza de señor Burns que tiene. “Todas las mujeres”, feliz vuelta de Mariano Barroso al redil que abandonó desde los tiempos de “Los lobos de Washington” y la inolvidable “Mi hermano del alma”. Eduard Fernández, otro gloriosamente recuperado para la causa, borda uno de esos tipejos canallas, miserables pero encantadores a los que invitar al primer licor de hierbas pero nunca al segundo. Un chapucero robo rural es la excusa para que el “notas” vaya pidiendo ayuda a las pobrecitas mujeres que tuvieron la desgracia de toparse con él a lo largo de los años. Diálogos a veces brutales y actrices muy guerreras redondean una de esas películas que, mientras las ves, ni te acuerdas si te has dejado el gas apagado, el coche en la zona azul o el niño con el pañal limpio. Pues, hala, desfilando al cine más cercano, que no me entere yo…

Eduard Fernández, lobo entre corderitas (o viceversa)

Eduard Fernández, lobo entre corderitas (o viceversa)

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El 2 y el 4, la cara de tu retrato

2DS, lowcost, retrojugona y sin problemas de lumbago

2DS, lowcost, retrojugona y sin problemas de lumbago

De consolas y hombres. O, si se prefiere, quien no se “consola” es porque no quiere. Porque el mundillo hardware, como la vida misma, aún te da sorpresas (ay, Dios). Por ejemplo, la flamante, por reciente, Nintendo 2DS, la “tiesa”, la que no tiene bisagra (antes se decía de cierto periódico que valía lo que su grapa; ahora, ni eso), la “lowcost” y retrocompatible, al admitir juegos de la 3DS y DS a secas. ¿El gigante asiático lanzando al mercado una consola anti-crisis? Pardiez, cosas veredes…Pero ojo porque, en Nintendo, el más tonto (si lo hubiera) hace relojes, y por supuesto videojuegos que se venden como churros, así que esta maquinita, sorprendente y, para algunos, patito feo de las redes sociales (chotea, que algo queda) puede convertirse en la “tapada” frente a sus hermanas mayores, y las “mayorzotas” de la competencia. Al tiempo y al catálogo de El Corte Inglés de Navidades.

La inminente PS4, el LeBron James del cotarro consolero

La inminente PS4, el LeBron James del cotarro consolero

Por otra parte, ya asoma en el horizonte la PlayStation 4, a la venta dentro de mes y medio, y que Sony tuvo el detalle de mostrárnosla la semana pasada en un original evento-gincana de habitación en habitación y tiro porque me toca, en el madrileño, y muy chic, hotel Room Mate Oscar. La máquina, desde luego, es un portento, aunque los juegos mostrados tenían un genuino sabor vintage, casi entrañable: uno de piratas, otro de carreras, otro de un caballero y una especie de “Shrek” soltando mandobles llamado “Knack” (como la peli mod y protobeat de Richard Lester)… También nos enseñaron las funciones de la cámara y el mando, con unos muñequitos que nos permitían “examinarlo” desde dentro, y echar una partida a una especie de, sopla, “Pong”. ¿2013 o 1972? Vete a saber, porque otro de los aperitivos mostrados, “Hohokum”, era una versión cool y fashion del viejuno “Snake”, con un toque de… “Mario’s Cement factory”, icono del modelo doble de Game & Watch, el padre espiritual de la 2DS. Si es que el mundo es un pañuelo, ¿a que sí?

"Hohokum", serpentinas y matasuegras made in Sony

“Hohokum”, serpentinas y matasuegras made in Sony

PD. Lugar: el madrileñísimo y castizo Rastro. Hora: alrededor del mediodía. Situación: en uno de los puestos de videojuegos (con un dueño que tiene tienda en el barrio de Salamanca, por cierto), un niño, o directamente mocoso, de unos diez años pide a su padre que le compre el “juego de moda”. “Grand Theft Auto V”, claro. El padre, de franela y oro, accede sin rechistar. Fue todo tan rápido que me temo no oyeron mi advertencia de que es para mayores de 18 años. ¿Quién tiene la culpa: crío, padre, tendero, marketing o mis débiles cuerdas vocales de un domingo por la mañana?

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Ñam, ñam

"Esta pájara le daba poco a la dieta mediterránea, me parece a mí"

“Esta pájara le daba poco a la dieta mediterránea, me parece a mí”

Desde que Pepe Sacristán llamara a Emma Cohen “antropófaga” en vez de “antropóloga” en “Solos en la madrugada”, el suculento tema del canibalismo prácticamente ha brillado por su ausencia en el cine español. Hasta que, como siempre, ¿no quieres caldo? Pues toma tres tazas: en un mes se han estrenado tres pelis que le hincan el diente con mayor o menor fruición, como son “Omnívoros”, “Las brujas de Zugarramurdi” y, a partir de hoy, “Caníbal”. Y de “Caníbal” se podría decir precisamente lo que exclama su protagonista absoluto Antonio de la Torre en la simétricamente opuesta “Balada triste de trompeta”: “Vaya tela, vaya tela”. Más tela que el albornoz de Orson Welles. Porque hay que tenerlos muy bien puestos para urdir una historia sobre un tipo que se merienda a señoras (de Granada y alrededores) sin mostrar un triste higadillo, una pierna en rodajas o unos sesitos a las finas hierbas y en su recipiente original, como Ray Liotta en “Hannibal”. Como mucho, una gota de sangre formando riachuelo, y ya.

"De tanto darle al corte y confección se me está abriendo el apetito, y me conozco"

“De tanto darle al corte y confección se me está abriendo el apetito, y me conozco”

Definitivamente, el sastrecillo mordiente que se saca de la manga el director Manuel Martín Cuenca poco tiene que ver con los estándares de Hollywood, y mucho menos con el gore giallo. Aquí la cosa va por derroteros más elegantes, minimalistas, sin llegar al arte y ensayo (estupendos los interludios costumbristas del protagonista con el único personaje femenino al que no quiere pegarle un bocado), con óptima puesta en escena y vestida y fotografiada (maravillosas las escenas en Sierra Nevada) como un pincel. Además, el triángulo sentimental (con “vaya par de gemelas” y todo), que también desengrasa lo suyo cual ensaladita ligera, le añade mayor carga y tensión dramática a la trama. Hasta el simbolismo geográfico (la Semana Santa y el Cuerpo de Cristo) no carga demasiadas tintas hacia lo que todos sabemos y tememos. Pero, desde luego, si “Caníbal” vale su peso es oro es gracias a Antonio de la Torre, que por algo su apelllido contiene las sílabas de “todoterreno”. Hace falta ser muy bueno para lidiar con una frase de guión (“las mato y me las como”) que, en boca de otro, podría alcanzar niveles de ridículo y vergüenza ajena a la altura del “soy Vicente” del final de “La piel que habito”. En fin, una película que gustará hasta a vegetarianos, y con eso decimos todo.

Tócala una vez más, Rodríguez

Tócala una vez más, Rodríguez

PD. Por cierto, el próximo jueves 17, a las 20.20 horas en el madrileño cine Renoir de Plaza España, y casi ocho meses después de su estreno comercial, será el último pase de nuestra película favorita de lo que va de año: “Searching for Sugar Man”. La proyección promete ser una fiesta, con actuación en directo y sorpresas y regalos para los asistentes. No es para menos, porque tal y como están las cosas, esta plusmarca te reconcilia con el mundo. In Rodríguez we trust!

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

De alu-cine

¿Cine? ¿Videojuego? Simplemente arte con mayúsculas

¿Cine? ¿Videojuego? Simplemente arte con mayúsculas

En uno de los primerísimos post de Fatality Western, al hilo de la muerte del crítico de cine Roger Ebert (el enemigo público número 1 de los videojuegos, recordemos), mareábamos un poco la perdiz sobre la naturaleza “artística” del ocio electrónico, y de su dependencia o no de su “hermano mayor” el cine. Hablar por hablar, como suele suceder en estos casos. Lógicamente, un blog que lleva el sambenito de “videojuegos de película” en el ojal, no puede hacer otra cosa que la ola a la llegada de “Beyond: Dos almas”, uno de esos títulos que diluye fronteras y derriba prejuicios. No solo por lo evidente y “fácil”, que es la presencia de dos estrellas de Hollywood como Willem Dafoe y Ellen Page dando vida (nunca mejor dicho) a sus protagonistas, sino por la naturaleza y el alma de la nueva creación de David Cage (“Fahrenheit” y, sobre todo, “Heavy rain”): mantener una calidad y una temperatura cinematográfica, tanto en guión como en puesta en escena, y llegar más allá de donde nunca llegará el séptimo arte: a que sea el espectador quien lleve las riendas de la historia y decida su desarrollo y desenlace. ¿No dijo alguien que las grandes películas siempre tienen finales abiertos?

La total implicación de Dafoe y Page fue clave para el éxito de este ambicioso proyecto

La total implicación de Dafoe y Page fue clave para el éxito de este ambicioso proyecto

Es curioso que el apellido de Cage (“jaula”) se aplique a un tipo tan enemigo de los barrotes como el que presentó su última obra (maestra) en Madrid (cine Callao, además), hace un par de semanas. De entusiasmo contagioso, el gurú de Quantic Dream nos fue introduciendo en los entresijos concéntricos de un juego con dos mil páginas de guión inicial, que eleva la técnica de “captura de movimientos” a una nueva dimensión casi sobrenatural, y que logra mantener un suspense y un ritmo que, inevitablemente, nos recuerda a “El sexto sentido”. De hecho, el argumento gira alrededor de los poderes psíquicos de una niña con capacidades telequinéticas, espiritistas y astrales. El tiempo va pasando (reflejándose de forma magistral en la textura de los personajes) y nuestra heroína tendrá que encauzar sus poderes con la ayuda de científicos y agentes especiales del gobierno, lo que dará lugar a una serie de conflictos y subtramas que nosotros daremos luz verde o roja con nuestro joystick en mano.

Además de la toma de decisiones y los intríngulis morales de “Beyond”, también resulta original la manera en que se presenta la jugabilidad y el avance de la acción, con un puntero blanco en forma de bolita que nos irá guiando para realizar tal o cual movimiento. Aunque siempre con nuestro libre albedrío como director de orquesta sumo. No faltará la faceta conversacional ni los quick time events, tan socorridos en estos casos, pero aquí más elegantes que nunca. Todo ello define y da esplendor a uno de los productos más cuidadosos (ojo a su banda sonora), redondos y perfectos con que nos hemos topado últimamente, constituyendo, esta vez sí, un brillante canto del cisne para la PS3. ¿Cine? ¿Videojuego? ¿Aventura interactiva? Qué más da. El caso es que, si esto no es arte, que venga Picasso y lo vea.

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Cómo seguir siendo el rey

 

El Elegido, a punto de zamparse el aro con patatas

El Elegido, a punto de zamparse el aro con patatas

Durante la presentación, el otro día en Madrid, de “NBA 2K14” (en la Casa de América menos), después de escuchar atentamente las explicaciones en la “pizarra” de técnicos y jugadores franquicia allí reunidos, decidí echar una partidita en una de las PS3 de prueba: los New Orleand Pelicans contra el Unicaja de Málaga. Pelícanos contra boquerones, segundos fuera. Curioso que es uno. Aunque, cuando nos enfrentamos a una nueva entrega de la mejor franquicia de baloncesto del planeta, cualquier motivación extra vale su peso en oro. Y, esta vez, aparte de los nuevos uniformes, rosters y bautismos de algunas de las franquicias de la NBA, la gran novedad es la presencia de la Euroliga con 14 equipos de la Euroliga, entre ellos los españoles Real Madrid, Barcelona, Unicaja y Laboral Vitoria. Aparte, cómo no, de cracks continentales como los griegos Olympiacos y Panathinaikos, los italianos Emporio Armani y Montepaschi, los turcos Fenerbahçe y Efes, el germano Alba de Berlín o clásicos como Zalgiris, Maccabi y CSKA de Moscú. Es curioso que, en el Año 1 después de David Stern (sin duda el gran globalizador de la mejor liga de baloncesto del planeta), nos llegue este suculento bufé internacional.

vitorianos y berlineses, invitados de lujo a la fiesta

vitorianos y berlineses, invitados de lujo a la fiesta

Aunque la mejor noticia es que 2K no se ha dormido en los laureles y sube un peldaño más su nivel de excelencia, presentándonos la versión más completa y rendida que cualquier jugón puede imaginarse sobre su deporte preferido. Aparte de las mejoras gráficas generales y particulares (las animaciones, más de 3.000) y el “retrato” casi hiperrealista de cada jugador), nos encontraremos con una mayor hondura en sus características técnicas y tácticas tales como el Pro Stick (que garantiza movimientos y acciones espectaculares y precisas), el botón 2K Smart Play para tenerlo todo al alcance de un dedo, y una serie de nuevas habilidades personalizadas para cada estrella de la liga. Así, el libro de jugadas es más bien la Biblioteca de Alejandría (sana y salva, claro), tanto en ataque (ojo al dribbling relampagueante, por ejemplo) como en defensa, con mayo IA, una física realista en las faltas y un nuevo sistema de “negociación de balón” para aportar más fluidez al juego. Todo ello, cómo no, más equipos y camisetas históricos, all-star fever, actualización a tiempo real con la competición “de carne y hueso”, más opciones online, comentarios en español de Daimiel y cía y, sobre todo, mucho showtime a diestro y siniestro.

Y aún hay más. Porque otro de los reclamos de la saga ha sido, desde siempre, su generosidad en cuanto a opciones y modos de juego: Mi Carrera, Asociación (offline y online), entrenamiento, temporada, playoffs, Blacktop… y un regreso muy especial: Mi Pandilla, uno de los modos más solicitados y veteranos, que en esta temporada está de vuelta para que podamos montar pachanguitas míticas hasta 5 contra 5, creando nuestro logo y “actitud” en la cancha e incluso enfrentarnos a otras pandillas online con Mi Jugador. Y que no falte el tono desenfadado y la picaresca callejera, cómo no. En fin, que la presencia como chico de portada de LeBron James está más que justificada: el rey sigue entre nosotros (y éste, sin necesidad de pasar por el taller).

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El fantasma de George Clooney

"¿Saben aquel que diu de un enano peludo en el Mardi Gras?"

“¿Saben aquel que diu de un enano peludo en el Mardi Gras?”

La verdad es que últimamente nos sentimos en este blog como los protas de “Gravity”: flotando por el espacio, parloteando al limbo cósmico y rodeados de silencio sepulcral. Pero, como decía Joe Rígoli, yo sigo. Pues eso, “Gravity”, un delicia visual (aunque mi religión cada vez me impide más ponerme las gafas 3D) y una no menos delicatessen de horror cósmico, ese del que piaba tanto Lovecraft (pero aquí sin bicharracos tentaculares, claro). De momento, la premisa es golosa: ¿quién no ha deseado en algún momento mandar a Sandra Bullock a la estratosfera y más allá? Por otra parte, ahora que de la NASA van a quedar las raspas, podríamos estar ante un filme retrofuturista sobre un par de astronautas a los que, mientras hacen cualquiera de las cosas que hacen los astronautas y que cuestan un potosí (¿qué pensaría alguna civilización alienígena ultra-avanzada al verlos así de afanosos y atareados?), se les rompe el “cordón umbilical” y se quedan como pompas de jabón con casco, aunque pronto mutan en bolas de billar francés (desde aquí escucho las carcajadas de Sheldon y el judío).

Si a Anita Obregón le estallaron las tetas en un avión, ¿cómo sobrevive el bótox de Sandra en el espacio, eh?

Si a Anita Obregón le estallaron las tetas en un avión, ¿cómo sobrevive el bótox de Sandra en el espacio, eh?

Evidentemente, sacar adelante una película (aunque dure solo hora y media) con esta premisa, primero agorafóbica y luego claustrofóbica, sin irse por ramas metafísicas “tarkowskianas” ni resucitar amenazas con dientes “ridleyscottianas”, tiene mucho mérito. Algo que Alfonso Cuarón ya demostró sobradamente, aunque algunos aún no le perdonamos las greñas que hizo lucir al gran Michael Caine en “Hijos de los hombres”. Pese a todo, lo más celebrado de la función es un George Clooney que, a tropecientos mil kilómetros de Las Vegas, se comporta como si estuviera fardando y vacilando entre ruleta y ruleta, y lingotazo y lingotazo de vodka. Este Jorgito es un caso… Pero solo por ver su última “aparición” merece la pena pagar la entrada (quien tenga que pagarla, claro). Y también molan detallitos como un póster de “Viaje a la Luna” de Méliès en la estación rusa, o el muñequito de Marty el Marciano flotando alegremente como quien no quiere la cosa. Por su parte, Sandra Bullock hace lo que puede (hasta aúlla con buena afinación y juega al “pinto, pinto, gorgorito” en los megamandos de una nave espacial), que no es poco, considerando que, tras sus últimos chutes de bótox se le ha quedado la cara como si hubiese pasado por la centrifugadora de “2001”. Pero a los compis de la crítica aún no se les ha secado la baba, así que avanti. Moraleja, que hay que tener cuidado porque el espacio, aunque parezca inofensivo, tiene muy mala gaita:

Únete a FATALITY WESTERN en Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).