Cartelera boticaria

Pequeñeces animadas de ayer y de hoy

Pequeñeces animadas de ayer y de hoy

Último viernes de agosto, con bata de cola y tendedero de hierro para albergar la reentré de la nueva temporada de cine, de proyectos, de lo que se tercie. Como en botica, hay de todo un poco en la cartelera de estrenos, así que hagamos un surtido picadito. Por orden cronológico tenemos, pá los niños, que diría la gran Gloria Fuertes, “Epic”, lo nuevo de la división animada de Fox, un producto simpático y sencillito que mezcla “La abeja Maya” con “Pequeños guerreros” y que funciona más o menos si no recordamos la magistral “Arrietty y el mundo de los diminutos”. Los adolescentes-zangolotinos gozarán con cosas como “Cazadores de sombras”, que casi hace buena a la saga “Crepúsculo” (que ya es decir) y “One direction: this is us”, documental sobre el grupillo superpop del momento dirigido por Morgan Spurlock, responsable de las notables “Super Size Me” o “La historia más grande jamás vendida” (lo que hay que hacer para pagar las facturas).

Subiendo en la franja de edad (real y mental) nos topamos con “Kick-Ass 2”, mejor de lo previsto teniendo en cuenta que sale Jim Carrey y que, inevitablemente, el efecto sorpresa de la entrega original desaparece y “Dolor y dinero”, una curiosa y anabolizada sátira sobre el mondo bíceps en la que Marky Mark sale triunfante, aunque sea porque su partenaire es “The Rock”. Al menos es mejor que “Perfect!”, aquella cochambre ochentera de Travolta alrededor del fitness más sudoroso (mira que acordarnos de cosas así a estas alturas… lo que hace la cinefilia trash). Hablando de cachas, o ex cachas, Matthew McConaughey sigue progresando adecuadamente (aunque a fuerza de afearse, ya se sabe el canon de belleza-calidad que rige en Jolibú) con “Mud”, una fábula estilo “americana” con ecos de Cormac McCarthy con trazas de “La noche del cazador” y donde sobresale otro de nuestros iconos por antonomasia: Sam Shepard.

Matthew Mc, cuanto más tiñoso, más hermoso (y buen actor)

Matthew Mc, cuanto más tiñoso, más hermoso (y buen actor)

Rematamos con la zona “adultos con reservas” con dos filmes para paladares acorazados: “Paraíso: Esperanza”, remate de la complicadita trilogía de Ulrich Seidl centrada en las fatigas y los traumas de un grupo de adolescentes obesas -y obsesas- en un patético campamento para adelgazar. Cine en ayunas, bulímico, parcialmente potativo. Y, de remate, “The act of killing”, impactante documental sobre los incombustibles escuadrones de la muerte en Indonesia a cuyo lado “Apocalypse now” es “Bambi”. Cine noqueante, desbordante, completamente necesario. Lo dicho, de todo un poco. Que aproveche.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

El esplendor del neomatamarcianismo

Bonito planeta, nos lo quedamos

Bonito planeta, nos lo quedamos

A los marcianos les suele sentar bien el verde oliva retro. No hay más que ver lo hermosos que lucen en “The Bureau: XCOM Declassified”, como ya anticipábamos hace unos meses. Ahora, después de hincarle el diente y comprobar su carne tierna y contundente, cada vez insistimos más en nuestra primera impresión, que ya se sabe que es la que cuenta. Principalmente, por el acierto que localizar la acción a principios de 1962, con la Guerra Fría, Roswell, Castro, JFK y demás sospechosos habituales en danza y pelándose la nariz en un desierto de Nuevo México.

Adrenalina y sabor vintage son las claves maestras del juego

Adrenalina y sabor vintage son las claves maestras del juego

En ese caldo de cultivo florecen las pesquisas del agente especial del FBI William Carter, que tendrá que pararle los pies a una invasión extraterrestre en toda regla, aparte de ocuparse de otras problemáticas de la época, como la persecución de científicos con ideologías (y hasta orientación sexual) apartadas del “régimen” establecido. Porque el componente social, o sociológico de aquellos extraños años se aúpa en el ADN de este excelente juego, cuya tajada táctica a lo “Expediente X”, “Doctor Who” o “Fringe”, sobresale tanto o más que su escudo de shooter matamarcianos (aquí, literalmente). Para redondear la jugada, tenemos una de las ambientaciones históricas más cuidadas de los últimos tiempos, con un nivel de realismo y detallismo en calles, coches, vestuario y hasta movimientos y actitudes que nos dejan con la boca abierta en más de una ocasión.

El surtido "Battle Focus", un perfecto recurso ofensivo

El surtido “Battle Focus”, un perfecto recurso ofensivo

Otro punto fuerte de “The Bureau” es su “roscón” de ataque (Battle Focus), una rueda de opciones en forma de menú muy directo con la que podremos colocar a nuestros soldados, así como ordenar que desplieguen sus movimientos especiales y otras habilidades, como construir torretas ofensivas, activar minas o lanzar un campo magnético para dejar a los bichos como pajaritos fritos. Además, también nos podrán revivir si hemos caído en combate (y viceversa, claro). Una solución táctica fantástica para disfrutar de toda una guerra alien sin perder el sombrero ni la compostura tipo mad men. Lo dicho, una gema con genuino sabor vintage y que promete horas de disfrute batallador y galáctico.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Hasta el Infinity y más allá

 

Están todos los que son y son todos los que están

Están todos los que son y son todos los que están

De Disney a Disney y tiro porque me toca. Y lo que toca es ni más ni menos que “Disney Infinity”, una espectacular reunión de veteranos y nuevos alumnos de la factoría de entretenimiento más legendaria y caudalosa de los últimos cien años. Dicen que, cuando a John Lasseter (heredero natural del patriarca Walt) le propusieron la idea de un all-star de cracks de Pixar y Disney, juntos y hasta revueltos, torció levemente el gesto. Pero, ah amigo, cuando empezó a conocer con detalle la naturaleza y la estatura de este ambiciosísimo juego, la cosa cambió y su sonrisa campechana regresó a su generoso rostro. Porque “Disney Infinity” es la evolución natural de sagas como “Kingdom Hearts” y “Disney Universe”, solo que con un plus de imaginación y magia. ¿Qué pasaría si “El llanero solitario” tiene el capricho de pasarse por el campus de la “Monsters University” para encontrarse con Sulley y Mike en alguna fiesta de la primavera? ¿O si a la familia superheroica de “Los increíbles” le apetece echar unos coches de choque con los autos locos de “Cars”? ¿Y qué decir de Woody y Buzz escapándose por la gatera de “Toy Story” para colarse en los recreativos de “Rompe Ralph” y retarle a una partida de marcianitos? ¿Quién ganaría en un concurso de muecas, Jack Sparrow o Jack Skellington? ¿Hará buenas migas Perry el ornitorrinco con el pato Donald? Pues todo esto, y mucho más, es prácticamente posible aquí.

Figuritas, discos, base luminosa... complementos muy directos del juego

Figuritas, discos, base luminosa… complementos muy directos del juego

La clave, naturalmente, está en el cómo. Y ahí entra en escena el sofisticado entramado del juego: “play sets” para señalar tal o cual terreno de recreo, figuras reales a lo “Skylanders” para ampliar nuestra familia, “discos de poder” para aumentar las habilidades y prodigios de nuestros héroes… Y todo ello confluyendo en dos modos de juego troncales: Historia más o menos lineal y temática, y Toy Box, la auténtica atracción del parque: un sandbox donde podremos mezclar personajes y películas de la casa para aunar fuerzas, salvar obstáculos y derrocar a villanos inesperados. Pero no se vayan todavía porque aún hay más, ya que, por si fuera poca la oferta, también podremos crear nuestros escenarios y niveles gracias a un editor que mezcla “Minecraft” y “Little Big Planet”. No es de extrañar que, con semejante chistera a nuestra disposición, el maestro de ceremonias de “Disney Infinity” sea el mismísimo Mickey aprendiz de brujo.

Personajes de "Cars", "Los increíbles" y "Toy Story", en feliz armonía

Personajes de “Cars”, “Los increíbles” y “Toy Story”, en feliz armonía

Pocas veces se ha dado una confluencia entre visión de negocio y lectura de sueños colectivos como en este título, cuyas posibilidades son tan amplias que da hasta miedo (ya se habla del futuro fichaje de los superhéroes de Marvel y “Star Wars”). No hay que olvidar que, en esencia, este es un juego familiar y, por momentos, infantil, pero que tire la primera piedra quien no disfrute como Sulley en una partida de paintball con algunos de los highlights y mestizajes de esta genialoide e irresistible ocurrencia. ¿La gran familia animada? Divinamente, gracias.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

1000 aviones en el tejado

Aprende, "Top Gun"...

Aprende, “Top Gun”…

Aunque sea para llevar la contraria a cierto sector crítico tan “enteradillo” que asegura que la película es de PIXEL, “Aviones”, lo último de DISNEY, nos ha molado. Esos cielos tan limpios, esas carlingas (graciosa palabra) tan enceradas, ese toque ingenuo tan encantador, esa naturaleza de hermana pequeña y casi preescolar de las menospreciadas “Cars” y “Cars 2”… Otra cosa es que tenga alma (algo de cántaro) de estreno DVD y que, pese a todo, haya sido estrenada en salas comerciales. El ansia viva de algunos, ya se sabe. Así que esbozamos una indulgente sonrisa al meter en el buzón de la Wii U “Planes” (así, en VO y todo), videojuego basado en la susodicha cinta y que nos teletransporta de inmediato a algunos simpáticos y a veces gloriosos juegos de vuelo libre que se saltaron el corsé de la simulación aérea a finales de siglo pasado en territorio PC y PS One (en aquellos años, sencillamente, la “gris”). Ya se sabe, “Crimson skies” y demás ases de las alturas.

Vuelo libre, rasante y sin sobresaltos

Vuelo libre, rasante y sin sobresaltos

Porque aquí, no lo olvidemos, los avioncitos tienen cara y ojos, por lo que las misiones (más de 40) y desafíos propuestos están cortados a la medida de esta coyuntura: pilotar un aerotaxi mexicano para recoger pasajeros con un imán gigante, podar a base de vuelos rasantes un bonito jardín indio para la fiesta de las flores, explotar globos de colorines… Cosas así, aunque también hay combate, ojo. Jugando con diez de los personajes más carismáticos de la peli, y con otras tantas localizaciones en nuestra hoja de ruta, “Aviones” ofrece justamente lo que promete: un bonito viaje animado para los más jovencitos de la casa, a base de un control depurado, una historia entrañable y variados modos de juego (incluyendo el cooperativo) para hacer más llevadero el aterrizaje en el cole dentro de nada, por ejemplo. A los talluditos nos queda “XCOM The Bureau” (ese, el miércoles). Aunque, ¿quién sabe? Igual alguno se engancha con las aventurillas de Dusty, Bravo o El Chupacabras. Y es que, ¿quién no se ha embobado haciendo avioncitos de papel y echándolos a volar por una ventana? Ah, y lo de los “1000 aviones” viene por esto.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Quiero la cabeza de Matt Damon

Esta "almendra" vale su peso en oro...

Esta “almendra” vale su peso en oro…

Hace unos meses nos topábamos con Matt Damon, bien vestido, peinado y comprometido, en aquella “Tierra prometida” que no estaba mal del todo. Pues ahora, todo lo contrario. Bueno, menos lo último, ya que “Elysium” vuelve a combinar rollo apocalíptico y tufo mesiánico en una fábula futurista sobre ricos y pobres (nada que no contase el “Metrópolis” de Fritz Lang hace casi 90 tacos) donde el (ojo, spoiler) salvador/mártir muere por las ovejas descarriadas de la Tierra para que, al menos, tengan acceso a la sanidad pública galáctica y supersónica (atentos a cómo le arreglan la jeta al malo de tebeo de turno). Al menos, Damon no es Cruise (recordemos, con pereza, “Oblivion”), ni mucho menos Eminem (por lo visto, la primera opción protagonista, horreur) y su presencia -incluyendo su calva lironda y un vestuario digno de Bertín Osborne en “Scavengers”– es lo mejor de este salto (con red) a Hollywood de Neill Blomkamp, autor de la pelín sobrevalorada “Distrito 9”.

Ciertamente, en un género tan saturado como la ciencia-ficción es casi imposible encontrar voces originales y propias, así que de lo que se trata es que el tejido de retales te quede lo más apañado posible. Y aquí, al menos, se pasa el rato, aunque sea intentando recordar (ojo, spoiler bis) si Jodie Foster muere en alguna otra película de su filmografía. ¿Pregunta de Trivial al canto? Por cierto, sabemos de sobra que el estreno “estelar”, y encima en clave de western, de la semana es “El llanero solitario”, pero como el señorito Depp ha vuelto (como ya hizo con “Los diarios del ron”) a despotricar contra la prensa, culpándonos del fracaso de su obra, pues no vamos a darle más disgustos y nos ahorraremos adjetivos a la hora de valorar este bodrio indigesto y con menos gracia que la radiografía de un ornitorrinco (que igual sí tiene su chiste, vete a saber). Eso, sí, como tenemos buen corazón al menos incluimos un tráiler de su participación en “Disney Infinity”, uno de los lanzamientos jugones del día.

PD. Hombre, la que tiene bastante gracia chuscona y coña marinera es “Juerga hasta el fin”, un revuelto apocalíptico (pero apocalíptico de verdad) de egos y narcisismos por parte de los cachorros de Hollywood con momentos realmente inspirados, como el exorcismo de Jonah Hill, la tontuna artística de James Franco o ese final celestial. Además, descubrimos que Seth Rogen juega al “Killzone 3” en 3D y todo. Una pena que en el Cinesa Méndez Álvaro, sábado por la noche (después de ver el gran final de la estupenda “Fringe”), solo había tres personas en la grandota sala 17. Por cierto, en mitad de la proyección pasó, precisamente como alma que lleva el diablo, un grupito de chavales que se habían colado a los cines y era perseguido por los seguratas como en un episodio de Benny Hill. Por un momento parecía que la ficción había saltado de la pantalla, como en “La rosa púrpura de El Cairo”. Qué cosas…

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

I am a rock

Sois nuestros héroes, pequeñines

Sois nuestros héroes, pequeñines

Empieza el baile, amigos. Después de un verano tórrido y amodorrado, desde ya mismo (este viernes con títulos como “Saints Row IV” o “XCOM The Bureau”, y en menos que canta un gallo “GTA V”) arranca oficialmente la temporada jugona 13/14. Y, sin ir más lejos, sus primeros y segundos compases serán de impresión, con la PS4 y la Xbox One marcando una competencia feroz que demuestra que, en todos los ámbitos de la vida, la bipolaridad se impone (véase incluso la bestial “Two lovers”, que el otro día echaron en la tele además). Como siempre, los gateos iniciales de cualquier nueva consola son inciertos, y habrá que hilar muy fino para separar el diamante de la paja, igual que hace el inolvidable Geoffrey Rush en “La mejor oferta”, una de las mejores películas de los últimos meses (pese a sus meteduras de gamba, pero qué vamos a hacer, así está el patio).

Mientras llega todo este tumulto, seguimos echando unas gozosas partidas a “Pikmin 3”, última fantasía ecogaláctica del genio Miyamoto, de la que ya nos hicimos eco en este blog hace mes y medio, y que nos sigue pareciendo el mejor laboratorio y ring para afilar los guantes ante lo que se nos avecina (no solo en nuestro confortable mundillo virtual). Solidaridad, trabajo en equipo, compañerismo ciego, afán explorador, optimismo para tirar p’alante aunque nos cierre el paso una cucaracha gigante… Esa es la actitud, sí señor. Lo dicho, que no nos cansamos de pastorear a nuestros bichos prodigiosos, recolectar frutas y lo que se tercie, descubrir parajes bellos e insospechados y aumentar la camada Pikmin. Aunque nuestro preferido es el modelo carboncillo rocoso, capaz de desmenuzar estructuras enquistadas a fuerza de tesón y cabezonería. Ese es nuestro héroe, nuestro modelo de conducta. Avanti y a derribar prejuicios y barreras. Dale duro, pequeñín. I am a rock. I am a island

http://www.youtube.com/watch?v=YPfMvcV7bSI

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Con ocho no basta

¡Vamos chicos, al tostadero!

¡Vamos chicos, al tostadero!

Da subidón volver de vacaciones y encontrarte con un juego como “Dynasty Warriors 8”. Sobre todo, los que hayan tenido que sufrir el suplicio de un Benidorm, un Salou, un Gandía o similares, con playas abarrotadas hasta el último centímetro cuadrado de arena. ¿A quién no se le hubiese ocurrido, en algún momento de crisis claustrofóbica, liarse a zurriagazos con la sombrilla para hacerse hueco entre el personal, lo mismito que las hordas “repartidoras” de esta estupenda saga? Tal vez la propuesta de Tecmo Koei no sea del agrado de todos, sobre todo en tiempos puristas de juegos minimales y con mucho espacio libre para dejar sueltos algunos fantasmas apocalípticos interiores. Pero, en fin, la gozada de ver a unos guerreros engaladados con sus trajes de los domingos emprenderla a lanzazos, bastonazos y arponazos contra los extras de la filmografía completa de Kurosawa no tiene precio.

Y, qué diantres, por algo será que la saga ha llegado a su octava entrega en plena forma y con el fondo de armario más exquisito que nunca. Así, tenemos a los Reinos de Wei, Wu, Shu y Jin batallando como jabatos para conseguir el control sobre los Tres Reinos de China. La amplia experiencia y excelencia de la franquicia sobre el arte de la guerra a pie (y a caballo) ha servido para que, en este episodio, esté toda la carne en el asador, fusionando elementos y misiones de otras hazañas bélicas, ampliando su nómina (70 personajes, con nuevos valores como Zhang Chunhua, Wen Yang o Jia Chong) y sus escenarios, entre los que destacan los ucrónicos tipo “¿qué pasaría si…?”, que aportan una nueva dimensión y pasión al combate.

Gentil guerrera luciendo modelito campaña de otoño/invierno

Gentil guerrera luciendo modelito campaña de otoño/invierno

Un sistema de acción con innumerables ataques y ases en la manga (y aquí hay mangas de lo más anchas y floridas), con el Sistema de Tres Puntos y movimientos huracanados como el Storm Rush en vanguardia, un modo ira para desencadenar la ídem a fuerza de bien, y muchos bonus y gadgets especiales para completar el vestuario y los prodigios de nuestra muchachada redondean un juego contundente y directísimo. Eso sí, ojo con las agujetas dactilares de tanto darle a los botones con frenesí. Aunque para eso también inventaron estos chicos la acupuntura… Están en todo.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).