¡Purgandus populus!

Mejor pelar la pava con Julie Delpy que esto, ¿verdad Ethan?

Mejor pelar la pava con Julie Delpy que esto, ¿verdad Ethan?

Hubo un tiempo en el que la franja comprendida entre el 15 de julio y el 15 de agosto (día arriba, día abajo) era lo más parecido al Triángulo de las Bermudas para el ocioso de pro, tanto cinéfilo como videojugón. Poco a poco, el cine fue reforzando su oferta, quizá aprovechando la plácida siesta del sector del ocio electrónico, sobrado él (de hecho, los pocos lanzamientos en estas cuatro semanas venideras son cosas como un refrito de “Painkiller” o… el videojuego de “Los pitufos 2”). Y como justamente vamos a cerrar el blog ese lapso temporal, y hoy es viernes de estreno, repasemos lo que es capaz de ofrecernos la cartelera, que no es demasiado, desde luego.

Empezando hoy mismo con cosas como “The purge: la noche de las bestias”, enésima bazofia de terror-home movie que pretende ser nihilista pero se queda en fascista sin más (qué listo fue Haneke haciendo él mismo el remake yanqui de “Funny Games”, aunque le quedara regulera), y cuya única gracia es ver en semejante tomate a Ethan Hawke, el eterno tortolito de la romanticota trilogía “Antes de…”, cuyo última entrega puede estar en la minisala anexa a esto. Luego tenemos películas “ni fu ni fa” como “El hipnotista”, del sueco (de vuelta a Suecia) Lasse Hallström, definitivamente con alma de prejubilado nórdico en la Costa Brava, o “Perdidos en la nieve”, con bandera noruega y que, al menos, ofrece paisajes fresquitos y acentos british, que siempre agradan a la oreja. De remate, un poltergeist: “Niños grandes 2“. ¿Cómo hacer la secuela de una de las comedias más tontas de los últimos años? Ah, claro, porque anda detrás Adam Sandler. Punto en boca.

Brad Pitt, a punto de evacuar a zombis en pleno vuelo, en una de las escenas más ridículas de "Guerra Mundial Z" (y hay unas cuantas)

Brad Pitt, a punto de evacuar a zombis en pleno vuelo, en una de las escenas más ridículas de “Guerra Mundial Z” (y hay unas cuantas)

Y, del tirón, recordemos que, por ejemplo, el 24 de julio tenemos al hermanito de Masacre haciendo los Japones en “Lobezno inmortal”, el 2 de agosto comprobaremos cómo tirar por la borda 400 millones de dólares con la decepcionante “Guerra Mundial Z”, y a la semana siguiente Guillermo del Toro nos endilgará “Pacific Rim”, o cómo preferir una charlotada XXL con robots y lagartijas gigantes antes que “El Hobbit”. Ya te vale, cuate. Ah, y como quien no quiere la cosa también se estrenarán “Tú y yo”, de un tal Bertolucci, y “Cautiva”, de Brillante Mendoza, uno de los prefes de los modernuquis festivaleros. Probad a ligar en alguna terraza diciendo que habéis visto la última de Brillante Mendoza pero que preferís sus primeras obras filipinas, veréis qué risa… En fin, habrá que endiñarse en Blu-Ray algo de Peckinpah y de Leone, como está mandado. Feliz gazpachada y nos vemos en menos que canta un colibrí.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Uno de los nuestros

Aquí Masacre, aquí unos colegas (aprende, Superñoño)

Aquí Masacre, aquí unos colegas (aprende, Superñoño)

He aquí una buena pieza que tenía que estar sí o sí en nuestro blog. Porque, de hecho, sus señas de identidad casi están calcadas con el DNI de Fatality Western (canalla, pendenciero, etc). Y si, encima, se trata de la anhelada versión jugona de uno de los (anti)héroes Marvel más jugosos y carismáticos de su inabarcable catálogo, no hay más que decir: “Masacre” es uno de los nuestros. Como suele suceder en estos casos (y, en realidad, en todos) hay dos formas de acercarse a este angelito: siendo un fan y siendo un neófito. Cualquiera de las dos, tal vez más la segunda, garantiza el disfrute rijoso y algo mostrenco de una aventura firmada por High Moon (con la experta complicidad de Activision) pero que también podría tener notas a pie de página de Suda 51, el de “No more heroes”. Por ejemplo.

El decanso (pulgoso) del guerrero

El decanso (pulgoso) del guerrero

Aunque, en realidad, este Deadpool es único. ¿A qué otros paladín de la justicia hemos visto “plantar un pino” (sic), trasegar birras sin cuartel, repantingarse en el sofá o buscar por internet clips tipo “Cuerpos embarazosos y purulentos”? Pues de esa guisa nos lo encontramos en su apartamento (más bien madriguera piojosa) al arrancar su aventura. Una aventura, además, bastante original, ya que su desarrollo avant la lettre irá dando forma al hipotético videojuego de sus andanzas, con comentarios mordaces y ácidos sobre algunas tripas de esta industria, desde el guión hinchado hasta el presupuesto con caídas de tensión (genial su escorzo 8 bits evidenciando la llegada de las vacas flacas). Evidentemente, también sus compañeros de gremio son víctimas de la ira cachonda de Masacre: desde su hermanísimo Lobezno (fetén también la escena en que le abofetea durante cinco minutos, acompañando las galletas de estocadas verbales) hasta algunas pin-ups como Vértigo, la superheroína con poder de provocar vómitos en cascada. Solo falta algún dardo a Ryan “Gusiluz” Reynolds, su tibio alter ego en la gran pantalla. Bienvenidos al parque de atracciones underground y hardcore de este tiparraco encantador.

http://www.youtube.com/watch?v=0–OcGrpDZo

¿Y el argumento del juego? Bueno, haberlo haylo, claro. Ya se sabe: salvar al mundo, meter en vereda a villanos megalómanos, devolver el orden cósmico al universo… Esas cosas. Aunque, en realidad, lo más recomendable es soltar a nuestro héroe en mitad del fregao para que se líe a repartir estopa, sablazos y ráfagas de metralla (ojo a los combos y mejoras de sus armas) mientras recorre cloacas, tejados y tugurios de nada dudosa reputación. En su salsa, vamos. En fin, una bomba de relojería rebosante de polvos pica-pica que, la verdad, y a pesar de algún fallito (¿o alguien esperaba un juego pulido hasta la extenuación?) contiene todos los ingredientes para hacer más llevaderas las tórridas y aburridas tardes y noches veraniegas. Éste sí, ¿eh?

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Series of dreams

Luigi, de la mansión infernal al mundo de los sueños: menuda rachita

Luigi, de la mansión infernal al mundo de los sueños: menuda rachita

Como somos gente previsora, la semana antes de tomar las de Villadiego y cerrar el chiringuito por vacaciones, se impone dejar la maleta niquelada y bien organizadita, que si no no cabe en el cajetín de Ryanair. Y uno de los juegos imprescindibles para que viajen con nosotros a mil y un lugar es, sin duda, “Mario & Luigi: Dream Team Bros”. Una elección impepinable porque, por cuarta vez, tenemos a los cracks de Nintendo cooperando en feliz hermandad y, de propina, un argumento onírico y soñador pero que no descarta la imaginativa pesadilla y la creativa mala baba. Todo ello, vertebrado con una gozosa historia, con el sello (y los nombrecitos) inconfundibles de la casa, que arranca con una enigmática invitación dirigida a la Princesa Peach y todo su séquito, para visitar Isla Almohada de parte de su no menos misterioso propietario, el Doctor Modorra.

La bola de nieve "humana", junto a la catapulta-bigotuda, es uno de los recursos estrella del juego

La bola de nieve “humana”, junto a la catapulta-bigotuda, es uno de los recursos estrella del juego

En realidad la invitación es una trampa para que la cándida princesita, que no escarmienta, vuelva a ser víctima de un secuestro, aunque en esta ocasión su cautiverio tendrá lugar en el mundo de los sueños, dominado por un nuevo enemigo en la saga, Pesadillo, el fantasmagórico conde murciélago. Para pararle los pies a este bicharraco y rescatar a Peach, Mario deberá entrar en este mundo onírico a través de los sueños de su hermano Luigi, cuyo cerebro está en conexión directa con la población de la Isla. Con un pie en el mundo de los sueños de Luigi (que siempre ha tenido más pájaros y ovejas contando en la cabeza) y el mundo real, los “fratellos” deberán resolver variados puzles con sabor plataformero, luchar contra enemigos e incluso interactuar con las creaciones salidas de los sueños del propio Luigi.

A lo largo de una serie de mundos y escenarios que tienen cierto sabor con el último “Pokémon” (por lo de las mazmorras y demás), nuestro dúo dinámico tendrá que compenetrarse mejor que nunca para adaptar cada reto y cada villano al mundo de Morfeo o a la cruda realidad, para así darle boleto más eficaz. En las batallas que tienen lugar en el mundo de los sueños, el poder del Luigi Soñador vuelve a ponerse de manifiesto en forma de una horda de Luigis que ayudarán a Mario a crear los formidables ataques “luiginarios“, movimientos que nada tienen que ver con los ataques que Luigi y Mario realizan en el mundo real. Mucha diversión, creatividad y guiños clásicos hacen de esta entrega una auténtica gozada para el mariófilo de pro. A partir de este viernes, los sueños de más de uno se harán realidad. Y no solo hablamos de las merecidísimas vacaciones…

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Larga vida y metro Prosperidad

Rubia a babor...

Rubia a babor…

Esperemos que la simpática foto adjunta de “Star Trek: En la oscuridad” compense un titular tan “tontoveraniego” como el que corona este post. Aunque, hablando de estupideces, la más gorda es la disculpa del guionista de la peli por este “destape gratuito” de Alice Eve. Bueno, hay que comprender que a muchos trekkies, poco acostumbrados a toparse (virtualmente incluso) con una chica de carne y hueso (sus madres no están incluidas), la visión de semejante bendición carnal puede provocarles serios traumas y erupciones cutáneas. Claro que a otros les dio un patatús radicalmente opuesto al ver a Whoopi Golberg a los mandos de la Enterprise, así que…

A lo que vamos: la saga-fuga galáctica por excelencia sigue reciclándose y readaptándose a las nuevas tropas de fans, lo cual tiene mérito después de medio siglo de baile. Claro que para eso porta la batuta J. J. Abrams, uno de los tipos más listos de la industria del entertainment. Aquí, con un pie en la competencia, se marca dos horas y pico de espectáculo que no decae prácticamente en ningún momento, empezando por ese arranque tremendo y lleno de guiños, desde la saga 007 a “Dos hombres y un destino”, pasando por “El tiempo en sus manos”. Si a esto le añadimos un villano de los de nudo en la garganta (ojo a Benedict Cumberbatch, llamado a suceder a algunos gigantes de la escena británica, y no exageramos), la eterna química cómplice del binomio Kirk/Spock (más “Top Gun” que nunca) y un chorreón bien medido de ese componente siniestro que impregna todo el fantástico actual, tenemos una película bien maja para este atorrante mes de julio. La pregunta del millón es: ¿qué será de la franquicia sin el comandante Abrams?

...rubia a estribor

…rubia a estribor

Aparte, la parrilla de novedades también viene cargada de títulos interesantes: la cachonda “Gru 2”, la notable “La mejor oferta” y la gélida “El vendedor”. Gélida que no es lo mismo que refrescante, claro. Cualidad que, por ejemplo, posee la recientemente estrenada “Un invierno en la playa”, dramedia bastante maja que nos plantea algunas dudas e interrogantes: ¿por qué los escritores que salen en el cine (y en la tele, véase la gran “Californication”) casi siempre han parido una ópera prima magistral y, por hache o por be, no han sido capaces de superarla y viven a su sombra a regañadientes? ¿Cómo ha eludido la ley de costas el prota para tener una casa tan cuca prácticamente en la orilla? Y luego nos quejamos de especulación inmobiliaria y otras barrabasadas… ¿La voz telefónica de Stephen King que llama al hijo es Stephen King de verdad o Pedro Ruiz imitándole, como hizo con otro “king” en “Volver a empezar”? Y una personal: ¿ayuda a apreciar más a una película el hecho de que no aparezcan ni chuchos ni bicicletas (perdonamos a la vecinita haciendo footing)? De tonterías a tonterías y tiro porque me lleva la corriente…

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Los cien mil hijos de San Shigeru

¿Quién dijo que no tendríamos brotes verdes en agosto?

¿Quién dijo que no tendríamos brotes verdes en agosto?

Uno de los mejores momentos de la presentación de “Pikmin 3”, esta mañana en un velazqueño rincón de Madrid, fue la cara de felicidad que puso Miyamoto cuando, en un clip promocional, confesó que una niña le preguntó de qué conocía a los Pikmin que estaba dibujando en un papel. Incluso los padres de familias numerosas no pueden ocultar las preferencias con respecto a su prole: puede que Mario sea el hijo más aplicado, brillante y pluscuamperfecto de su camada, pero estos pequeños cebollinos de colores son las auténticas niñas de los benditos ojos del genio. Por eso la versión Wii U de sus nuevas aventuras son poco menos que un acontecimiento de los de confeti y fuegos artificiales. Un regalo que nos espera a la vuelta de la esquina, en pleno ferragosto, como un manantial fresquísimo y chapoteador.

Confirmado: la Wii U le sienta como un guante a estos gnomos de jardín de las delicias

Confirmado: la Wii U le sienta como un guante a estos gnomos de jardín de las delicias

La demo a la que hemos sido testigo nos ha dejado también una sonrisa de sandía en los labios. Una aventura espacial más galáctica que nunca, unos escenarios maravillosos y que lucen de manera asombrosa en la consola de sobremesa de Nintendo y, sobre todo, una estrategia combativa y minimalista (tanto para construir como para desenladrillar) que amplía los registros ya memorables de sus anteriores entregas. En esta ocasión tendremos a cinco tipos de Pikmin (ojo al crack Rock Pikmin) a nuestras órdenes, para luchar contra enemigos peliagudos y feroces, y recolectar toda una macedonia de frutas sideral. Tanto en el modo historia como en las misiones, el binomio combate-puzle sigue engrasado a la perfección, con reacciones más “humanas” por parte de los gregarios bichitos (menor índice de suicidios a lo lemmings o “El quimérico inquilino”) y un abanico de comportamientos y ocurrencias que alargan la vida del juego hasta límites insospechados (al menos, hasta que lo juguemos a conciencia).

Y todo, rebozado de ese sano ecologismo compartido por otros magos nipones como Hayao Miyazaki, y coronado por unos controles perfectamente adaptados a la filosofía y naturaleza del juego (atentos a las posibilidades de la GamePad). Lo de esta mañana ha sido solo un aperitivo, un sorbete sabroso y carnoso. En breve tendremos a toda la banda a pleno rendimiento. Y ya lo creo que merecerá la pena.

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).

Angelitos…

Más malos que la quina

Más malos que la quina

Las cosas, como son: tal vez porque se nos ha olvidado montar en bici (mentira cochina el mito popular de que nunca se olvida), el mundo motero nos parece una horterada de bolera. Pero entrañable, eso sí. En todos sus frentes: desde los kamikazes mensakas poligoneros a los amantes de las carreras, la gasofa y el carenado fino, pasando por los vespasianos romanos y, cómo no, las escandalosas bandadas de pajarracos américo-profundistas que responden al pomposo, y hortera, nombre de “ángeles del infierno”. Esos y su parafernalia nos matan. Algo compartido por muchos, desde luego (quizá con afán antropológico), desde Roger Corman y sus peliculillas mugrientas hasta la (fatal) anécdota de que los Rollling Stones utilizaron a una de estas tribus para que fuesen los encargados de seguridad de un concierto que acabó como el rosario de la aurora. Incluso “Los Simpson” tienen un capítulo consagrado a estos mendas y, ya en nuestro negociado, “Grand Theft Auto IV” hizo lo propio con su spin-off “Lost and Damned”.

Los abuelos de los pajarracos

Los abuelos de los pajarracos

Pero lo de “Ride to Hell: Retribution” es demasiado. Todos los códigos de conducta, honor y testosterona de esta pandilla se reflejan a la perfección en un juego ideal para trasegarse, junto a un pack de seis latas XL de cerveza del Lidl, en cualquier noche calurosa de verano. Desde el primer perdigonazo, con ese protagonista estilo Lorenzo Lamas en “Renegado” (¿o era “El halcón collejero”?), al que no le falta detalle ni cliché (melena con laca, tabaco en el hombro, tatuajes de escayola, diálogos apaches, argumento shakesperiano para vengar al hermano asesinado…), estamos dispuestos a asistir a una experiencia epatante y sin parangón. Nada de idealizar ni pontificar al “gremio” de “hijos de la anarquía” de marras: todo lo que se escupe y hasta vomita en este juego es puro neorrealismo macarra, desde las peleas sangrientas y torponas (¿o alguien se imagina a estos tiparracos cruzando guantes como Gentleman Jim?) al trato brutal con las mujeres/prostitutas, pasando por las persecuciones a coz limpia (o sucia) o los garitos infrahumanos y llenos de desconchones donde se relacionan estos cromañones con calcetines de cuero. Incluso la banda sonora es monocorde, como mandan los cánones.

Lo malo, con malo se paga. Desde luego, esta honestidad brutal no es del agrado de los románticos del universo pop yanqui. Quien busque greñas con suavizante, Penélopes Glamour o veteranos parecidos a Kris Kristofferson (aquí sale un viejo que en ocasiones se parece al Padre Abraham, el de los pitufos, toma metraje encontrado), que cambie el chip. Quien disfrute con una piara de cavernícolas sobreactuados y calorros exhibiendo sus ridículas motos-ciervos y pateando traseros y neuronas polvorientas, éste es su juego. Porque, amigos, hay cosas que no se pueden tomar de otra forma que no sea ésta. Si eres una caricatura con patas, tu medicina perfecta es este juego. Ea, a descorchar otra birra helada y a pasar el peaje de la Ruta 666 haciendo un simpa, claro…

Únete a FATALITY WESTERN en Twitter y Facebook.

fatalityw

FATALITY WESTERN es colaborador oficial de CLUB MEGACONSOLAS (síguenos en Twitter y Facebook).